Reflexiones

Barack Obama, Presidente Demócrata

Desde siempre, mi presidente favorito de EEUU fue John F. Kennedy: alto, lindo, glamoroso, inteligentísimo, demócrata y (lo mejor para muchos) católico. Crecimos con esa propaganda, incluso la imagen de la familia Kennedy, siempre sentados vestidos de blanco, los patriarcas John y Rose rodeados de su infinidad de hijos y nietos, todos con esos dientes blancos, tan parecidos a los Osmond… En fin…

Para colmo, John y Robert murieron asesinados, más para cargarle santidad a la familia. Por eso fue un shock leer una biografía, bastante gordita, de JFK y descubrir que casi todo era cartón pintado, sobre todo Bobby Kennedy!!! Era terrible! Por demás ambicioso, por demás inescrupuloso!

Bueno, igual, todos sabemos que es así y siempre es así. Pero ésto que escribo, quiero aclarar, está más allá de las ideologías que cada uno pueda tener y la opinión personal y formada que cada uno tenga del país del norte. No me interesa trenzarme en discusiones de café.

Bush, sus bushisms, su ineficiencia, su cara de nada, su poco poder de concentración (como está descripto en un libro que leí hace poco) es a América lo que fueron Menem y De La Rúa juntos a Argentina. Proporcionalmente, me atrevería a decir.

Entonces con un ejemplar así, te alegrás de que se vayan los belicosos republicanos y asuma Barack Obama. Aunque sea nomás, como proponía en su campaña, para un cambio.

Y bueno, ganó. Demás está decir que ya me cansaron esos titulares de que la gran noticia es que asume un presidente negro. Wow, che, después dicen que no son racistas. Qué diario ha publicado un titular sin ese adjetivo? La noticia fue que ganó un candidato demócrata. Punto.

Desde hoy, Barack Obama es mi presidente favorito porque me gustó su infomercial de 30 minutos (está en Youtube y con subtítulos en español, en 4 partes, parte 1, parte 2, parte 3, parte 4) aunque, obvio, estaba en campaña.

Además de ser profesional, serio y elocuente, también es mi favorito porque es el abanderado del cambio. Y cada vez que hay cambio, hay esperanza.

Welcome, Mr President, Barack Hussein Obama. Que le vaya bien, así nos va bien a todos.

De todas formas, mi presidente americano favorito siempre será David Palmer y ya 24, en ésto que a muchos sorprende, fue un pionero. Con ustedes:

Se me pianta un lagrimón…

Mirábamos de pie por la ventana al sol,
al cielo, las nubes y a Dios.
Sabía yo creer el cuento sin razón
al hada, la bruja y a vos.
(Dime quién me lo robó – Sui Géneris)


Ey! Hoy te multarían!

Chicos, hubo una época, les comento, que los discos eran negros y de plástico, y los cassettes eran de colores. Ambos se escuchaban de un lado y después los dabas vueltas y seguías escuchando el otro lado, el lado B.

Odio la nostalgia pero no la puedo evitar al ver esta tapa que me hermana con mi ser adolescente.

Me recuerda a mis 14 años: Este disco/cassette me encantaba. Me recuerda al colegio y a los domingos cuando (tan inocentes!) íbamos a misa y rezábamos, éramos re místicas.

Me recuerda al Gabe, al que casi siempre encontrábamos a la salida del cole esperando a alguna chica (casi siempre una distinta); modelo de alma, posando casi recostado sobre su bicicleta, con su camisa de jean Fiorucci.

Me recuerda a Araceli y a los poemas cómicos y dibujitos tipo monigotes que hacíamos y con los cuales nos moríamos de risa porque tenían chistes sobre lo que nos pasara en esos momentos. Me recuerda a Sandra, mi compañera de banco y nuestros apodos, nos llamábamos una a otra Bingo (ella) y Bongo (yo).

Puede ser, digo, pucha, protesto, que del año 84 hayan pasado 24 años y yo tenga memoria de esa época?!?!

Creo que mi mejor forma de celebrar el día del estudiante que alguna vez fui es clickeando sobre cada canción para acceder a su respectivo video.

(No me hago cargo de las consecuencias que traigan las carcajadas que van a largar cuando vean tanto pelo con gel, hombreras y pantalones de cintura alta hasta el ombligo!)

Felices recuerdos!

LADO A

1 THE ROMANTICS • Talking In Yor Sleep
2 BONNIE TYLER • Total Eclipse Of The Heart
3 BILLY JOEL • Uptown Girl
4 NENA • 99 Red Ballons (English Version)
5 MEN AT WORK • It’s A Mistake
6 THE POLICE • Every Breath You Take


LADO B

1 QUIET RIOT • Cum On Feel The Noize
2 SUPERTRAMP • Crazy
3 BOB DYLAN • Neighborhood Bully
4 GO-GO’s • Vacation
5 STYX • Mr. Roboto
6 ELECTRIC LIGHT ORCHESTRA • Rock ‘N’ Roll Is King

La Señorita Gladys

Y tuve muchos maestros de qué aprender,
Sólo conocían su ciencia y el deber.
Nadie se animó a decir una verdad,
Siempre el miedo fue tonto.
(Aprendizaje – Sui Géneris)

La Señorita Teresita y la Señorita Gladys, guardianas del saber.

Cuando uno dice maestro imagina un docente con guardapolvo blanco enseñando en una escuela del Estado. Al menos los de mi generación para atrás.

Y los de mi generación para atrás concurrimos a la escuela en época de dictadura (Sepa, caro lector, que terminé la primaria en el 82) y ese régimen se vivía no sólo en la sociedad sino también en las aulas.

Quisiera recordar en este día especial a cierta maestra que tuve y que medio barrio de Quilmes donde viví debe conocerla.

Tuve maestras locas, buenas, trabajadoras, autoritarias, batalladoras, sádicas, graciosas, finas y mitómanas. Alguna que otra con más de estas «cualidades».

Pero si tuviera que describir una típica maestra del Estado en la época de la dictadura, es ella: La Señorita Gladys.

O «La Gladys» como la llamaba mi hermana que la odiaba con toda la furia.

La Señorita Gladys (como la llamaba yo) tenía fama, en la escuela 28 Hilario Ascasubi, de ser la mala. Todos le temíamos, nos paralizaban sus gritos y su mirada fija de ojos saltones delineados. Tenía el pelo negro corto y cuando era invierno y hacía mucho frío aparecía con un poncho salteño, igual al de Los Chalchaleros.

Sexto y séptimo grado turno mañana la tenían como maestra enseñando Matemática y Estudios Sociales.

El primer día que apareció en el aula nos dijo «No soy un monstruo». E inmediatamente nos enseñó sus reglas de cómo escribir en una hoja cuadriculada. («No escribir cuadradito seguido.»)

Desde el segundo día, ya empezó a comportarse como era sabido y temido: si veía que habías escrito cuadradito seguido, te arrancaba la hoja y te hacía volver a escribir. Si por algún motivo algún día se había levantado cruzada, te gritaba «NOOOOOOOO!!!!!!!!!!» y te arrancaba la hoja como si le quemara y, si su histrionismo lo permitía, te la hacía un bollito y lo tiraba al suelo.

(Conmigo fue una dulce, una vez me arrancó una hoja pero fue con un movimiento muy suave. Me dijo en voz baja «Hacelo otra vez». Y la humillación que yo sentí en ese momento no la olvidé jamás).

Era común terminar de resolver un problema y hacer cola para ir a corregir. La Señorita Gladys (Qué seño ni qué seño! No existía tanta confianza!) corregía con fibra negra trazo fino y te ponía «Rehacer» si estaba mal y si estaba muuuuuuuuuy mal gritaba que no habías entendido, te arrancaba la hoja otra vez y, como hizo con un chico que se ve que hizo todo horrible, le estampó su hoja contra la cara diciendo «Esta hoja es cualquier cosa!!! Tomá, cométela».

Mientras estoy escribiendo ésto no paro de reírme y de horrorizarme a la vez: cómo puede ser que tan niños hayamos sido víctimas de semejantes modales! Y era en la época en que ningún padre salía a defenderte, la palabra de la señorita era ley! Hoy, por el sólo hecho de arrancarte una hoja, ya la hubiesen sumariado!

La Señorita Gladys era temible pero explicando era un as! Nos enseñó a razonar y lo que aprendí con ella en matemática me sirvió para todo el secundario. Claro que, como habrán apreciado, sus métodos eran un poco cuestionables.

Por ejemplo, si terminaba de explicar algo, empezaba a hacer preguntas o a hacernos pasar al pizarrón para practicar y si alguien se equivocaba vociferaba «Pero ésto es como tirarle margaritas a los chanchos!». O estrellaba la tiza contra el piso y les juro que era muy difícil despegarla!

También era generosa: cuando tuvimos que prepararnos para el examen de ingreso al secundario, ella nos preparaba en su casa y no nos cobraba.

Y fue la encargada de averiguar todo para que nos fuéramos gratis a Córdoba, de viaje de egresados. Ella hizo todos los trámites y nos acompañó.

No sé si será masoquismo o qué, pero estoy segura de que otros que hayan sido sus alumnos jamás la olvidaron y te pueden hablar de lo mucho que aprendieron con ella.

Se ve que lo que acabo de contar es un ejemplo de que el fin justifica los medios.

O de que la letra, con sangre, entra.

Las Blancas Palomitas de la 28, 7mo. grado A turno mañana, año 1982.
(Todavía me acuerdo de los nombres y apellidos de todos!)

El Tano Bongiovi

Los pelos, los aros, la campera de cuero con cierre…Ochentoso a full!

La buena música y las fotos me inspiran y aquí me pongo a teclear.

Escuchar el disco New Jersey me transportó a los 80, me hizo acordar al viaje de egresados a Bariloche, a todas nosotras cantando a los gritos los estribillos de Bon Jovi en el micro a la vuelta de alguna excursión, a los videos que se trataban de amores adolescentes y a los jeans nevados.

Ufa, qué tanguera, pero en realidad yo quisiera escribir algo de Mr John Francis Bongiovi Jr. alias Jon Bon Jovi. Yo no recuerdo haberme sentido particularmente atraída por él durante mi adolescencia ni haberme escuchado decir «está re-fuerte», siempre le ví cara de degenerado pero las canciones me en-can-ta-ban, me pareció siempre una banda de rock muy sólida.

Con los años me olvidé de Bon Jovi mientras me ahogaba con más pop que rock y casi sin darme cuenta, ya era adulta y me entero en una clase de que mis alumnas adolescentes morían por Jon.

«Por quién?!?!?! Por Bon Jovi!?!?», preguntaba incrédula. Y a riesgo de catalogarme como vieja chot, les dije «…Pero, chicas, Bon Jovi es … de mi generación… Es de los ochenta…» «AY, ES DIVIIIIIIIINOOOO!!», me contestaron.

Les juro, no lo podía creer! Empecé a prestar atención y descubro al Jon con cabello corto, rubio, operadíiiiiisimo, cantando baladas y más baladas… Y recordando su cara de antaño, no entendía cómo las niñas podían morir por un señor tan recauchutado!

«Chicas, pero vieron las fotos y los videos de antes?» «AY, SI, ES DIVIIIIIIIINOOOO!!»

(Y después lo escuché cantando en español! «Alumno Bongiovi, tiene cero en fonética».)

Habría que felicitar a Bongiovi por haber tenido muñeca suficiente para trascender más allá de una generación y seguir siendo admirado y/o seguido por gente mucho más joven, bah, chicas sobre todo. Ahora es como una especie de Luis Miguel sajón, se lo conoce más por las baladas que por los temas rockeros de antaño (que, ok, escuchándolos con el oído crítico de una casi cuarentona, algunos suenan muy parecidos entre sí, pero… manto de piedad por aquí).

Dejate de joder!

Marmota

– Ay, pero tu novia parece una marmota!
(Ex suegra, comentando sobre mi facilidad
para quedarme dormida en cualquier lado)

A lo largo de mi vida me he quedado dormida (y sin haber tomado alcohol nunca):

– En un reservado en un boliche, con el novio al lado.

– Sentada y con la cabeza apoyada sobre la mesa.

– En los viajes de ida de egresados, tanto el de primaria como el de secundaria, con todos cantando alrededor.

– En un tren en invierno, con las ventanas rotas.

– En un concierto de música de cámara.

– En recitales de heavy metal, en dos oportunidades.

– En el teatro, en dos oportunidades.

– En el cine cuando fui a ver la primera película de Harry Potter, la segunda y tercera de El Señor De Los Anillos, la última de Star Wars.

– Durante el despegue del avión, en una oportunidad.

– Durante el aterrizaje del avión, la mayoría de las veces.

Un romántico mi marido, las fotos que me saca.

Thank you, Marian

Mi foto favorita con Marian, del 2006 cuando cumplió 80 años.
This is my favourite Marian photo, from 2006, at her 80th birthday do.

Estas fotos son de hace un mes y medio, cuando fue su cumpleaños y le llevé como regalo una torta de limón.

These photos are a month and a half old, when it was her birthday and I took her a lemon cake as a present.


La torta.

The cake.

Aquí con su hermana Kate. Les estaba mostrando unas fotos en la laptop de Jonathan.
Here she is with her sister Kate. I was showing her some photos on Jonathan’s laptop.


Marian es la mamá de mi amigo Jonathan. La conocí en 1999 cuando vine al Reino Unido por segunda vez. Me quedé en su casa y nunca me cansaba de su ingenio, inteligencia y sentido del humor. Cuando me tuve que ir, pensé que nunca la iba a ver otra vez (porque nunca me hubiera imaginado que iba a volver a Inglaterra – y menos a vivir!) entonces antes de despedirme le dije que había sido un placer hablar con ella, escucharla y aprender de ella. Recuerdo las palabras vívidamente porque salían de mi corazón, no era un discurso que había preparado. Pero seguimos en contacto a través de alguna llamada telefónica o tarjeta.

Honestamente, me puse contenta enterarme de que teníamos la oportunidad de volver a Inglaterra porque eso significaba que iba a poder ver a Marian otra vez!

Una de las primeras cosas que hice fue ir a visitarla y hasta hoy trato de ir cuando es posible (aunque no quiero aburrirla! – en serio!)

Lo raro es que ella es la que a veces me dice «Alicia, te debo estar aburriendo con todo lo que hablo», a lo que yo siempre le aseguro que no es el caso.

Marian es cálida y afectuosa, atenta y muy activa. Además, siempre tiene algo interesante para contar. Escucharla es, para mí, como viajar a través del tiempo y aprender historia. Es culta e instruída y si hay algo que no se acuerda o de lo que no está segura, agarra un libro o lo chequea en internet enseguida.

Si uno tiene una duda acerca del origen de una palabra o frase o se pregunta la razón de algo, ella te lo explica pero también trae libros, enciclopedias, de todo!

Y siempre es como ir a una clase de inglés académico avanzado por las palabras y expresiones que usa, aprendo todo el tiempo!

Por éso, el título de este post.

Marian is my friend Jonathan’s mum. I met her back in 1999 when I came to the UK for the second time. I stayed at their home and never tired of her wit, intelligence and sense of humour. When I had to leave, I thought I was never going to see her again (because I would have never thought I would come back to England – let alone to live here!) so before I said goodbye I told her that it had been a pleasure to talk to her, to listen to her and to learn from her. I remember the words very vividly as they came out of my heart; it wasn’t a speech I had prepared. But we kept in touch through a phone call or a card.

So I honestly say that I was really pleased to learn that we had the chance to go back to England because that meant I would get to see Marian again!

One of the first things I did was to visit her and to this day I try to call whenever possible (although I don’t want to bore her! – really!)

Funnily enough, she’s the one who sometimes says «Alicia, I must be boring you with all I say», and I always assure her it’s not the case.

Marian is warm and affectionate, attentive and very active. Besides, she always has something interesting to tell. Listening to her is, for me, like travelling through time and learning history. She’s learned and educated and if there’s something she doesn’t remember or she’s not sure about, she gets a book or checks it on the internet right away.

If you have a doubt about the origin of a word or phrase or wonder about the reason of something, she explains that to you but she also brings along books, encyclopaedias, anything!

And it’s always like attending an advanced academic English class because of the words and expressions she uses, I learn all the time!

So that’s why the title of this post.

De Rumores y Versos


Hoy encontré un DVD que compramos cuando estuvimos en Buenos Aires y todavía no habíamos visto, una película que Ale y yo recordamos haber visto en nuestra infancia, Can’t Stop The Music, con Village People.

Mientras preparábamos un sandwich Ale me dijo: «Me acuerdo que en esa época se comentaba que la mina (o sea, la protagonista) salía en topless pero que habían cortado la escena.»

«Sí,» respondí. «Y Kiss pisaban pollitos en el escenario.»

Vimos la película y, efectivamente, en una escena aparecía la mina en topless. Era verdad el rumor!

Y después de tanta canción y coreografía ochentosa y de aguantarnos la sobreactuación de TODOS, empezamos a reírnos de algunos rumores que escuchamos cuando éramos chicos y cuando fuimos más grandes pero en época pre-internet, cuando no había nada a nuestro alcance para chequear datos.

Se acuerdan, amigos, de cuando se rumoreaba que…

– Kiss pisaban pollitos sobre el escenario.

– Guns N’ Roses habían dicho que después de llegar a Argentina se iban a limpiar las botas sucias de barro.

– Que la rubia de ABBA se había muerto.

– Que la rubia de ABBA era la cantante de Roxette.

– Que la cantante de Roxette se había muerto.

Y una tarde escuchando la Rock & Pop con mi hermana, a-no-na-da-das escuchamos a Mario Daniel entablar conversación telefónica con alguien que hablaba inglés, confirmando la muerte de Phil Collins!!!

Y sin todavía poder creerlo, me fui porque tenía que ir a estudiar, y mientras esperaba el colectivo, veo a mi hermana que viene corriendo a las carcajadas y me dice «Lo de la muerte de Phil Collins era un verso de Pergolini!!! Enseguida la gorda de FM Hit salió llorando por la radio y puso música de Génesis!»

Esa vez el rumor pudo ser chequeado al instante!

(Les dejo la canción de Tato -«imca», como se pronunciaba entonces. El video es el original, no es de la película.)

De Mujer a Mujer


Se ha escrito mucho sobre el tema pero yo no lo hice nunca: amistad entre mujeres.

A mí siempre me fue más fácil hacerme amiga de varones, tal vez porque me sentía más cómoda discutiendo cosas con ellos que con ellas. Tan acostumbrada toda la vida estuve (y estoy) a discutir y plantear cosas con mi padre, que para mí era (y es) lo más normal y cómodo hablar mano a mano con cualquier muchacho.

Pero durante la secundaria, colegio de chicas mediante, tuve amigas y/o compañeras con quienes compartía salidas a bailar o me quedaba a dormir en sus casas y escribíamos, nos intercambiábamos libros, etc. (Qué nerdas!)

Durante los 20, facultad, trabajo y novios mediante, ya me era más difícil sostener una amistad femenina.

Y un día, en la universidad (mi licenciatura, snif! cuándo la retomaré!?!?) no sé qué estuvimos conversando con unas chicas, que un comentario de Dorita me llenó de ternura. Y me hizo pensar que la verdadera amistad entre mujeres se basa en la ternura, sobre todo. En algo que yo nunca había explorado.

Entonces ahora me permito ser más abierta con las chicas, tengo para practicar, somos varias aquí. Y me siento muy cómoda y si bien a veces nuestras vidas son muy distintas y, por ende, los temas de conversación se centran por el momento en niños y embarazos, trato de disfrutarlo.

Todo ésto por qué? Porque a mí Sex and the City (la serie) siempre me pareció una pel*tudez atómica. Bah, todavía sostengo esa opinión pero, sin embargo, la película me resultó bárbara, entretenida, divertida y tierna! Sentí que reflejaba muy bien ese costado de la amistad entre mujeres y de la lealtad incondicional que somos capaces de tener.

Me dio más empuje y confianza. Y para seguir practicando, el jueves nos vamos todas a tomar un té bien inglés para festejar el cumple de Vale.

Nos vemos, chicas.

Tradición y Familia

Es sorprendente cómo las vivencias o simplemente el camino que una elige te van llevando a las fuentes y un día te das cuenta de que eso que te molestaba que te dijeran cuando eras chica («Ay, igual que tu mamá!») a cierta edad es motivo de orgullo.

Cómo se explica que yo, que trabajé y estudié desde los 18 años y que soy un ejemplo perfecto de lo más remotamente lejano a un ama de casa, ahora me encuentre cocinando con placer, llevando tortas y tartas a los cumpleaños y pensando en hacer pastelitos para el 25 de mayo para celebrar la fiesta patria con amigos aquí en Londres?

La respuesta está en el ejemplo que me dio mamá sin saberlo: cocinar algo rico y que te salga bien por la atención y el esfuerzo puesto es la forma perfecta de demostrar que los demás te importan. Y de que querés que te quieran.

Gilligan Recargado

Cuando era chica miraba La Isla de Gilligan encantada, me gustaba cada capítulo porque me daba la ilusión de que por fin se irían de esa isla pero siempre pasaba algo al final y allí se quedaban.

Me preguntaba cómo hacía Ginger para no repetir vestidos de un capítulo a otro y cómo El Profesor sabía TANTO como para inventar TODO lo que se necesitara en algún momento.

Me intrigaban Los Millonarios, que a pesar de vivir igual que los demás, hacían lo imposible para seguir viviendo como ricos y tomaban el té en tacita. Y adoraba a Gilligan y su inocente torpeza y no me gustaba cuando El Capitán lo retaba. Y yo quería que Gilligan se pusiera de novio con Mary-Ann.

Y un día La Isla de Gilligan se fusionó con Lord Of The Flies (El Señor de las Moscas) y dio como resultado:

No juzgo a quienes ven la serie con tanta devoción ni a los que siguen debates por foros como si estuvieran discutiendo física cuántica (Hello! Es una serie de televisión!).

Yo vi, creo, dos temporadas. Ni terminé de ver el capítulo final. Me cansaba tanto «gancho». Tengo que reconocer que para crear misterios hacia el final y para los flashbacks, los escritores la tienen clara. Pero me dí cuenta de que Lost es éso: gancho hasta el próximo capítulo. Y flashbacks. Y ahora flashforwards.

Cuando el otro día Ale estaba viendo un capítulo y vi de ojito que Jack aparecía de traje, le pregunté «Eh! Cuándo se fueron de la isla?» y Ale me explicó lo de los flashforwards.

Ay, no se imaginan la carcajada diabólica que se me escapó! «De-ja-te-de-jo-der!» me escuché decir.

Bueh, disculpen. Pero lo que pasa es que nunca le tuve paciencia a las series. Y cuando veo algo me gusta creérmelo, que la historia que me presentan es posible.

Y ver en Lost que las chicas no tienen nunca el pelo enredado, que no se queman con el sol a pesar de ser tan blancas, que nunca les crecen las raíces negras, que el gordo siga tan gordo como cuando recién naufragaron… Ale dice que es por el misterio de la isla misma… Sí, para todo ésa parece ser la explicación.

Vieron que las casitas que armaron con ramas y juncos en la playa son perfectas y prolijas? Que siempre hay gente dando vueltas por atrás de los protagonistas? Que cada vez hay más protagonistas? Que cada vez hay más extras?

Cuánta gente viajaba en ese avión!!?!?!?!

(Oh no, tampoco me olvido de Los Otros, los malos re re malos…)

Cuánta gente vive en esa isla!!?!?!?!

Sé que los que miran la serie son casi devotos. No quiero ofender a nadie, les comento, estoy abriendo el paraguas. Yo simplemente describo lo que me produce Lost.

Habiendo visto la serie por dos temporadas para mí fue suficiente para llegar a la conclusión de que las series largas, problemáticas, complicadas porque sí, no son lo mío. Prefiero leer un libro.

Resumiendo: (clickeando los nombres se accede a las fotos)

Gilligan y/o Hurley

El Capitán y/o Jack

El Profesor y/o Locke

Mary-Ann y Ginger juntas: Kate

Los Millonarios y/o matrimonio de los coreanos Jin y Sun

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: