Nueva Zelanda – Día 10

portada10

El paisaje se va poniendo más patagónico.

Anoche llegamos tarde a donde nos teníamos que alojar y como vemos que viene siendo costumbre acá, la gente de recepción se va tipo 5pm y te deja la llave de entrada bajo el felpudo.

CREEME.

Entonces llegamos a este hotel a pura naturaleza y de lo más divino!

p1190091

Esto se veía desde afuera, cuando llegamos.

Adoré esa cama!

p1190102

Y adoré a la mañana cuando me levanté y vi cómo era todo alrededor.

p1220371

Encantada, no me quiero ir.

Pero sí, adivinaste bien, nos teníamos que ir y después de desayunar, nos fuimos.

Lo bueno es que esta vez las distancias iban a ser cortas y por eso teníamos planeado hacer dos excursiones por nuestra cuenta:

Dos glaciares dos, el glaciar Franz Josef y el Fox.

Primero fuimos a avistar el Franz Josef.

p1190134

Después de una caminata que no fue difícil y tampoco fue tan larga, llegamos.

p1190138

Lo encontramos, lo miramos.

p1220392Gracias Ale por tu zoom!

Había unos carteles que mostraban lo mucho que había retrocedido el glaciar. Si mal no recuerdo, el último año en que se mostraba cómo estaba era el 2007 y se preveía que para el 2100 el glaciar iba a estar… donde está ahora! Así que date cuenta lo que influye  el cambio climático!

Y pensando en eso, pegamos la vuelta.

Qué sorpresa cuando volvíamos! 😛

Viajé en el tiempo y me encontré al rubio de Camel.

A photo posted by Alicia’s Own (@aliciasown) on

Tomamos la camioneta otra vez porque para llegar al Fox se requería cubrir cierta distancia.

p1190106

Por la ruta.

p1190114

Llegabas al estacionamiento y a partir de ahí, a caminar!

collage1

Avistamos toda la naturaleza posible!

p1190140

Pero yo me estaba empezando a inquietar por los carteles que veía.

La caminata hasta llegar al glaciar lleva algo así como 1 hora y el camino no es tan amigable como el anterior. Hay varios tramos que señalan que de ese punto hasta unos cuantos metros adelante no hay que parar nunca porque hay riesgo de que se caigan piedras.

Ay sí, horrible! Entiendo que es por prevención que están esos carteles pero no es muy agradable encontrarlos, te diré!

Acá, en 24 segundos, te brindo una explicación bíblica de cómo me sentía:

En ningún momento se movió ni se cayó ninguna piedra y esto te lo cuento desde la tranquilidad de estar sentada sobre un sofá. Mientras estuve allí, estuve insoportable, me quería volver!

Pero como no lo pude convencer a Ale, seguí.

El último tramo era muy empinado, qué cansancio!

p1220448

Ale siguió un poco más arriba y sacó fotos.

La vuelta la caminé lo más rápido posible y como era todo cuesta abajo, no resultó tan cansadora pero sí estresante.

p1190168

A la ruta! No se parece a Rex ese árbol?

Y sí! Llegamos a la noche a nuestro destino final, donde estaremos los últimos tres días…

Pero eso en nuestro próximo y último post!

Gracias por estar!