Halloween

Esqueletos De Chocolate

 Para comer sin miedo!

A mí me encanta Halloween. Me encantaba celebrarlo con mis alumnos (hacíamos una fiesta en un salón y nos disfrazábamos y organizaba juegos) y me encantó aquella única vez que vinieron niños a mi puerta, aquí, a pedir golosinas. Después me mudé y como vivo en departamento, no viene nadie!

Me da pena que sólo sea un día y encima, como yo no tengo chicos, no tengo a quien malcriar!

Sin embargo, eso no quita que me guste la celebración y para esta época siempre me doy un gusto Halloween.

No lo pensé dos veces cuando vi este cortador de galletitas:

Es un Hombrecito de Jengibre pero con el esqueleto marcado.

El reverso.

No quise hacer la receta típica de la masa del Hombrecito de Jengibre. Quise hacerla de chocolate para que el contraste con la decoración sea más notorio

Elegí esta receta pero les recomiendo otra que contenga menos manteca si van a hornear con niños. Esta masa es muy delicada, hay que dejarla más de media hora en la heladera y amasarla cuesta si toma temperatura ambiente.

Ingredientes

170g de harina común
85g de cacao en polvo
1 cucharadita de canela en polvo
170g de manteca a temperatura ambiente
170g de azúcar fino
1 huevo grande, batido

Procedimiento

– Prender el horno a 180°C

– Mezclar y tamizar los ingredientes secos.

– Batir la manteca con el azúcar hasta que se incorporen ambos ingredientes.

– Agregar el huevo batido.

– Agregar de a poco, los ingredientes secos.

– Cubrir la masa con plástico adherente o meter en una bolsa de nylon y enfriar por media hora o un poco más hasta que esté firme.

Recomiendo amasar la masa con un grosor de unos 5mm o un poquitín más.

Una vez que están cortadas, apoyar sobre una fuente.

Recién ahí hay que marcar el esqueleto porque al tener que presionar, la masa se expande

Como la masa tiene mucha manteca, se puede llegar a pegar al dibujo del esqueleto así es mejor espolvorear con harina el molde.

Hornear unos 6 minutos y dejar enfriar.

Cuando los esqueletitos estén fríos, hacer un glas con azúcar impalpable con jugo de limón o agua.

Elegí hacer un glas con jugo de limón para un buen contraste de sabores.

 No sé si se aprecia, pero son galletitas grandes!

 Me dicen quienes los comieron que salieron ricos. Yo como me estoy cuidando, miré y olí.

Pero quedé contenta con este primer resultado!

Halloween

Hola cómo están todos?

Contentos porque por fin tenemos teléfono; estamos en el primer mundo pero se toman su tiempo para instalarte una línea telefónica!

Por mi parte estoy contenta también porque vino mi primo Sergio de España y se queda un tiempo con nosotros así que charlamos, buscamos trabajo juntos, y comemos!

Obviamente llegó el otoño y con él el cambio de horario, ahora hay 3 horas de diferencia y a las 4 y media de la tarde ya es de noche, ya hace frío, ya llueve, ya hay viento… Falta la nieve. Dicen que este invierno va a ser el más crudo en años, se esperan temperaturas muy bajas, cuando lo normal aquí son quince grados bajo cero en invierno, para enero y/o febrero.

Ale está bien, trabaja todo el tiempo y supongo que está contento, mucho no cuenta pero si no protesta, quiere decir que está bien.

Esta semana hice un postre con un vegetal que hay acá que se llama rhubarb y es riquísimo! Yo lo había probado hace años en lo de Jonathan una vez que lo hizo su mamá. En realidad el rhubarb es un vegetal y son unos tallos largos y rosas, tallos fibrosos y muy parecidos al apio pero un poco más gruesos y de color rosa.

Se corta en rodajas, se deja macerar toda una noche con azúcar y al otro día se lo pone al fuego que se cocine en su propio jugo y el resultado es una especie de mermelada que se deja enfriar y se mezcla luego con un postre tipo royal y crema; la verdad, mi postre favorito hasta ahora.

El 31 de octubre fue Halloween y yo estaba como loca. Ya había comprado en el super un balde con forma de calabaza y unos cuantos caramelos y unos chocolatines. Y al anochecer escuché a unos niños y puse la calabaza mirando por la ventana y al rato escucho que tocan la puerta al grito de “trick or treat!” que significa algo así “chasco o dulces” o sea, que si no querés un chasco, que les des unos caramelos.

Yo salí y les dí un chocolate a cada uno y les dije que agarraran caramelos del balde. Eran cuatro niños, dos nenes y dos nenas disfrazados y yo pensé que iban a meter la mano y se iban a llevar todo. Sin embargo, con sus deditos sacaban uno cada uno. Yo les decía que sacaran más y les daba vergüenza! Insistí y sacaron un poquito más. Después le pedí a una de las mamás que los acompañaba si me podía sacar una foto con ellos y ahora tengo un lindo recuerdo de Halloween en Inglaterra!

Los chicos se fueron y me decía “gracias por los caramelos!” y yo estaba como un chico más, aunque después de ellos, no vino nadie más. Tengo todavía el balde con forma de calabaza lleno de golosinas!

Ayer fue 5 de noviembre, Guy Fawkes Night; se celebra- es una manera de decir- un plan que no salió bien hace muchos años, por el 1600, cuando un hombre, el susodicho Guy Fawkes quiso volar con pólvora el parlamento inglés. Lo agarraron a tiempo y la explosión no pudo ser y el hombre terminó colgado de algún poste.

De todas formas, ahora se compran y se tiran infinidad de fuegos de artificio y la verdad, como nosotros tenemos unas ventanas enormes, se pueden ver este lindo espectáculo lo más bien.

Supe que se tiran más fuego de artificio en esta fecha que en Año Nuevo.

Y llegamos al 6 de noviembre, ya noche cerrada a las seis y media de la tarde, Sergio y yo en piyamas y Ale en shortcitos con su computadora del trabajo, yo con la compu de Ale y Sergio hojeando unas revistas.

Estamos tranquilos y rechonchitos.

Mándennos un poquito de calor!!!!!!

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: