Feliz (Catártica) Navidad

Sí, así es: a algunos la Navidad nos trae nostalgias, a otros alegrías, a otros tristezas, a otros emoción…

Pero hay muchos que les trae cierta ansiedad y / o enojo.

Eso es algo que nunca he experimentado (por suerte, hasta ahora) pero sé que a mucho les pasa. De esto me entero leyendo tweets o comentarios o escuchando a algunas personas que tienen una visión un tanto sardónica de las fiestas y creo que tiene que ver con la inevitable reunión familiar.

Hay gente que no tiene problemas con reunirse con amigos o familiares pero sí detesta reunirse con esas u otras personas, para las fiestas.

Las razones pueden ser infinitas:

– Que siempre hay un cuñado o cuñada que busca pelea.

– Que la tía toma de más y empieza  a llorar a la hora del brindis.

– Que el tío no para de hablar de política y no deja hablar a nadie.

– Que la amiga de la cuñada es una colada fija todos los años y nunca trae nada.

– Que los hijos de mi hermano son unos maleducados y le pegan siempre a mi hijo/a.

Puff! Y así y todo, uno no puede dejar de ir porque tiene algo de educación y sabe que si fue invitado tiene que participar o respetar el deseo del cónyuge que  te comprende pero también quiere preservar algunas tradiciones en nombre de los chicos o por respeto a los abuelos.

En fin. Por eso, si vos sos una de esas personas que tienen una GRAN razón para NO ir pero sabe que va a ir igual, vení a la sección comentarios, contame por qué no tenés la mínima gana de ir y de paso, hacés catarsis!

Y feliz navidad! 😀