Afternoon Tea En El Savoy

Un Afternoon Tea perfecto.

Para nuestro aniversario de casados siempre nos regalamos experiencias y este año fuimos al Savoy, a cenar y al día siguiente, a tomar el Afternoon Tea.

La cena estuvo genial pero el Afternoon Tea estuvo perfecto! Un total placer!

Comenzando desde la entrada.

Pasando por este pequeño lugar donde tenés el shop de chocolates y tés.

Y llegás al Thames Foyer, donde disfrutás de esta experiencia sin igual!

Vino el mozo y nos dio el menú.

El menú lo podés ver acá.

Yo quise probar el Savoy Blend ya que siempre trato de probar el creado especialmente para el lugar donde vamos. Ale, como no toma ni té ni café ni chocolate caliente, pidió un té helado.

Como siempre, chequeo la vajilla. Very good.

Primero, entonces, trajeron el té.

Para el iced tea de Ale trajeron una especie de almíbar para endulzarlo.

(Es que al iced tea no se lo puede endulzar con azúcar común porque no se termina de disolver nunca!)

Y vino lo rico!

Preparados, listos…

Los sandwiches:

De pepino, de Coronation Chicken, de carne, de tomate y mozzarella con albahaca, de huevo con berro y mayonesa… lo tradicional!

Comimos toditos, este servicio era para dos. Y cuando casi estábamos por terminar, se acercó el mozo a ver cómo venía todo y nos dijo que podía traernos otra ronda si queríamos.

Obvio que sí! Y de paso me preguntó qué me parecía el té. Como le dije que me pareció un poco más fuerte que el común, el English Breakfast, se ofreció a cambiármelo. Le dije que sí, que muchas gracias y al rato volvió con el nuevo té y más sandwiches!

Sacamos fotos de algunas otras mesas, antes de que se empezara a llenar de gente!

Acá al rato se sentaron unos cuantos a festejar el cumple de una chica.

Fue especialmente mágico el momento en que un pianista comenzó a tocar todos los temas tan retro y tan Savoy: Comenzó con “Over The Rainbow” y siguió con clásicos hechos famosos por Frank Sinatra y demás temas de comedias musicales!

Disfrutando, sacando fotos, charlando y pasándola bien!

Cada cosa que veíamos tenía algún detalle particular!

Seguimos con los scones, perfectos! Firmes y a la vez suaves y tan deliciosos!

Los probamos con clotted cream, mermelada de frutillas y lemon curd.

Para esto, ya me trajeron una fresh pot of tea porque calculaban que ya estaría un poco fuerte el que tenía en la tetera.

Bueno, tanto té tiene sus efectos…

Qué mejor que ir al baño! Sí, ese es el baño!

Me encanta chusmear los baños!

Al rato se acercó otro mozo y nos preguntó si queríamos probar las cakes o nos volvía a traer más scones. Ya estábamos algo rechonchitos pero no del todo. Veníamos a buen ritmo pero le agradecimos por los scones pero preferíamos probar las tortas.

Se acercó con esta bandeja y yo le pregunté si me podía servir una de cada una.

“Por supuesto!” me dijo muy amable.

Aquí están!

Cuando terminamos con las cakes (les hice honor a dos, no podía más!), nos trajeron un par de tortas más que estaban en el menú.

Victoria Sponge y un mini banana bread.

Y por si faltara más, un postrecito felicitación!

Cuando pedimos la cuenta, le pedí al mozo si me podría empaquetar las tortas que sobraron y me dijo que sí. Trajo la cuenta, se acercó y muy discreto me dijo: “A sus tortas las empaqueté y se las dejé a la chica de recepción, por favor, pídalas ahí”. No es porque me importara salir con una bolsita del lugar pero cuidaron hasta ese detalle! Así que cuando salí, pedí por mis cakes y me las dieron sin problemas!

Ya que estábamos ahí, la chica se ofreció a sacarnos una foto.

Nos íbamos y seguíamos sacando fotos.

Le sacamos la foto a Kaspar, el gato del Savoy.

Tiene una historia divertida. Acá la podés leer (está en inglés).

Al salir, me despedí de este hermoso hotel retratando un lindo rincón.

Y un lindo autito.

Y más de Kaspar!

Te digo, ha sido una experiencia por demás recomendable! Fue un momento delicioso y mágico, perfecto y simpático.

Te recomiendo reservar, sobre todo si vas un fin de semana. Se empieza a servir desde la 1pm. Nosotros fuimos a esa hora y estuvo muy tranquilo hasta que a partir de las 3pm se empezó a llenar.

Y a disfrutar de un Afternoon Tea como debe ser!