El Castillo De Kronborg

El castillo de Hamlet.

Hoy tomamos un tren a Helsingør, que en inglés se conoce como Elsinore y en esta pequeña ciudad se encuentra el castillo de Kronborg, que es conocido por ser el castillo donde se desarrolla Hamlet, una de mis obras favoritas de Shakespeare.

Es un hermoso castillo de estilo renacentista.

Tuvimos la suerte de visitarlo un día hermoso de sol!

El castillo comenzó a construirse en 1420 y es muy recomendable para ser visitado si

  • estás más de un día en Copenhague.
  • tenés chicos y los querés entretener un rato.
  • leíste Hamlet y / o sos teacher.

🙂

Si lo comparamos con otros castillos, claro que tiene su historia particular y eventos y anécdotas destacables. Si  fuera por eso, al menos que seas fan de la historia danesa, no te estarías perdiendo de nada o viendo algo original.

Pero lo genial es que en este castillo de junio a agosto se presenta Hamlet Live.

De qué se trata?

Durante todo el día se actúa Hamlet en distintos sectores del castillo. Se representan diferentes escenas y podés, de alguna manera, ser parte de esta obra teatral.

También hoy se presentó Hamlet pero en marionetas, especialmente para chicos.

Llegar fue fácil porque nos tomamos un tren cuyo recorrido termina, justamente, en Helsingør.

El tren

Te muestro detalles del tren, cómo es adentro.

Los asientos son muy cómodos y tienen un apoya cabezas que se ajusta para arriba o para abajo.

Abajo de la mesa hay bolsitas para que te sirvas de una y puedas poner tu basura.

Entre los asientos hay lugar para poner equipaje.

Este sector es especial para quienes suben con sus bicis.

Hay máquinas expendedoras de bebidas y baños.

Sí, llegar fue fácil pero qué caro! El boleto de ida por persona costó 108dkk, algo así como 14.50EUR, un montón de guita para 45 minutos de viaje!

La plataforma de llegada.

La estación, hermosa!

Las entradas para el castillo se pueden comprar a través del website pero cuidado, puede resultar confuso. Si hacés click para comprarlas, también te aparecen otras entradas para otros castillos, entonces decidimos no comprar nada y pagar la entrada en el lugar.

Llegando al castillo te encontrás con esta escultura:

Se llama Hans y es un tritón, aunque no tiene cola de pez.

Después de comprar las entradas, exploramos un poco hasta que se hiciera la hora de un tour guidado.

Hay sectores para picnic.

O un restaurant y un café y negocios de arte.

El castillo es precioso, realmente!

Y por adentro también!

Justo cuando entramos estaban actuando un acto de Hamlet, cuando se hace pasar por loco!

Podés conocer los diferentes cuartos.

Con el guía también visitamos la capilla.

Increíble!

Al rato me fui a otro sector porque sabía que venían dos actos importantes, uno tras otro.

La escena de Ofelia, cuando ya está loca.

Y la escena del famoso “To be or not to be”.

Enseguida siguió con el final.

El rey y la reina interactuaban con la audiencia.

Y después del “silencio”, el saludo final!

Me encantó!

Para el final dejamos las catacumbas.

Y se hizo la hora de volver.

Quien también la pasó genial fue Rex!

Conociendo a la realeza y mostrando sus dotes de jinete.

También mostró sus dotes actorales!

Nos dirigimos al pueblo donde unos pocos restaurantes estaban abiertos.

Comimos unos deliciosos Smørrebrød, unas tapas danesas.

Las comimos acá, simpatiquísimos los dueños / mozos, enloquecidos de tener argentinos por primera vez.

Bueno, eso nos dijeron! 😀 Pero obvio que se habló de fútbol!

Pasamos un hermoso domingo de sol, conociendo y disfrutando de esta excursión que valió la pena, totalmente! Así que si venís más de un día para Copenhague, no te podés perder de ir a conocer Kronborg!