Bali Día 4

Un poco de descanso?

Unos compañeros de trabajo de Ale le habían comentado que en Bali hay outlets. Eso siempre es lindo escuchar. Anduve preguntando a la recepcionista sobre ellos y no me entendía. Pero averiguando por la net veo que ok, hay un shopping que parecería ser outlet. Me fijé en el website pero no vi que tuviera grandes marcas.

Pero ante todo, lo importante!

Hoy sí nos levantamos a cualquier hora, no nos importó que fuera tarde y por supuesto pedimos el desayuno.

Acá estoy con Andika.

Y gracias a que Ale ni lo notó, ya todos saben que el corpiño que me puse es blanco!

😡

Como sabíamos que íbamos a tener un día tranquilo, disfrutamos un poco de nuestro lugar

Cliché en Bali. Buenos días!

A post shared by Alicia’s Own (@aliciasown) on

Por más que quise, no me metí al agua. Siempre estaba fría para mi gusto!

Esta es la piscina comunal porque hay alojamientos que no tienen la piscina propia.

Esta es la cascada que se ve desde la habitación.

Cuando pasaron un par de horas, nos llamaron un taxi.

Esta es la entrada.

Fuimos, pues, al Bali Gallery que es duty free. Eso es lo que me parece le quisieron decir a Ale.

El shopping es como cualquier shopping pero no tiene grandes marcas. Y yo muchas ganas de comprar no tenía.

Nos entretuvimos comiendo cosas ricas.

Ale se compró una paleta.Yo estaba antojada de algo más.

Después entramos a esta panadería que ultra recomendamos!

Bread Talk. Hay de todo y está por todos lados.

Amasan in situ y el personal, muy divertido!

Eso notamos en Bali: La gente es muy amable, paciente. Pero se nota también que es muy buena. Me contaron que creen mucho en el karma y en la reencarnación.

Algo que todos te van a recomendar (nosotros incluidos) si vas a Bali es que hay que aprovechar ir a los spas y a hacerse masajes.

Los spas son todos divinos, bien puestos y hay miles de clases de tratamientos. Mínimo duran 1 hora y hay muchos para hacer de más de 3 horas. Incluso hay lugares (la mayoría) que te ofrecen paquetes de 4 horas o más, donde te exfolian, masajean, engrasan, aceitan, te pintan las uñas de las manos, de los pies… lo que quieras, todo para salir divina directo al aeropuerto!

Un masaje de una hora sale alrededor de USD10 y un paquete con más cosas alrededor de USD30.

Los precios son muy convenientes y comparado con lo que esto te sale en Londres, era casi un regalo!

Nosotros fuimos a este.

1 hora para llorar de la alegría de sentir que por un momento no tenés más nudos en la espalda!

También vas a encontrar muchas personas en las calles afuera de locales ofreciéndote masajes de manos, cabeza, espalda y esto es en lugares donde te sentás al lado de otra persona, por ejemplo. No hay privacidad.

Al lado del spa, cuando salí, encontré este negocio.

Un lugar donde te limpian y reparan las carteras y accesorios premium, muy bueno saberlo, eh, por si venís y tenés alguna cartera o mochila “especial”.

Volvimos relajados, masajeados pero con hambre!

Nuestra última noche y qué encontramos en la habitación?

Hermoso!

Pero vamos a comer!

Nos fuimos a un restaurant donde servían un plato típico de aquí:

El babi guling.

Se trata de un lechoncito cocinado a las brasas por horas y horas. Lechón, bah, como el que comés en Navidad.

Pero cuidado, mis amores… que la comida por estos lares es muy muy picante!

Más que nada, la salsita tipo chimichurri que le ponen a todo es lo picante. Se llama lawar, así que… antentos!

No pude terminar este plato! O sea, yo como picante, me lo banco bien, ya estoy acostumbrada pero esto ya hasta para mí es picantísimo. De todas formas, no sirve de nada preguntar si es picante porque te van a decir “no, no mucho”. Claro, para ellos no lo es, para alguien que nunca come picante, puede significar comer y lanzar fuego!

Bueno, se terminó nuestro ante último día. Mañana es el último, obviamente, y  tenemos unas cuantas horas para hacer cosas o ir a algún lado porque el vuelo sale a la medianoche.

Volvimos al hotel caminando. El tráfico, como siempre, congestionado.

Por eso, qué mejor que cortar camino por las veredas, no?

O estacionar tu vehículo por donde mejor te quede!

😛

Hasta mañana!