El Niño Interior

hojas

Yo las piso para la foto!

Hoy, al salir del trabajo y camino a la estación de subte (5.00pm, noche cerrada) observo que sobre la vereda ancha, en el medio, había muchas hojas marrones caídas, acumuladas, formando un colchón bastante mullido.

Caminaba por el costado, para no pisarlas y en dirección contraria veo venir a un señor bastante grande en años, caminando en el medio de ellas, levantando sus piernas al caminar de forma teatral, bandiendo hojas a ambos lados!

Me causó gracia su actitud porque lo que dejó en evidencia es que estaba disfrutando de algo tan nada como si fuera un niño!

Es que seguro todos tenemos alguna costumbre que nos ha quedado de cuando éramos niños, no?

Yo, por ejemplo, no me resisto a, de ser posible, caminar sobre los cordones de la vereda, haciendo equilibrio.

Si veo algún cantero bajo, también, me subo y me divierto así de barato!

Me encantaría hacer lo que hacía el señor pero ni loca porque no sé qué pueda llegar a patear ahí entre la hojarasca!

😛

De la niñez también me quedó mucha imaginación!!! 😀

Vos reconocés algunas actitudes o costumbres infantiles que todavía te quedan?

Me encantaría que me lo contaras!