Cómo Doblar Y Guardar Sábanas

He recorrido un largo camino hasta llegar a esto!
Internet salva vidas. O por lo menos mi salud mental.
Una de las pocas cosas que me encanta hacer es planchar sábanas y cubre almohadas. No sé por qué lo disfruto y soy una histérica de que no me quede ni una arruga. 
Con el tiempo fui mejorando mi técnica y mis estrategias para que cada vez se haga un poquito más fácil.
Por ejemplo:
– Plancho no bien saco del lavarropas, cuando la sábana todavía está húmeda pero no tanto, gracias al centrifugado.
– Con ayuda de Ale, extendemos las sábanas y las doblamos. (Cuando era chica, me encantaba ayudar a mi mamá a hacer esto!)
– Plancho las sábanas dobladas, las vuelvo a abrir y volver a doblar del otro lado y las vuelvo a planchar.
– Las cuelgo y dejo secar.
Pero mi problema eran las sábanas con elástico y no había forma de que me quedaran prolijas, ni siquiera si las doblaba estando húmedas. Siempre quedaban arrugadas! Ni hablar de intentar plancharlas, era una frustración total.
Es así como me aboqué a buscar videos y fotos y tutoriales de cómo doblar las sábanas con elástico. Hay muchos! Pero algunos son súper complicados, así que tomé un poquito de acá, otro poquito de allá y me diseñé mi propio método que ahora te paso a mostrar en detalle.
Lo primero que hago, cuando saco esta sábana del lavarropas, es tomar dos sillas (si puedo, 4) y extederla sobre ellas y la dejo que se seque (generalmente lo hago antes de ir a dormir). Así, te asegurás el mínimo de arrugas.

Y aquí van las fotos del paso a paso.

(Como lo hice sobre el piso para dar una mejor idea, usé una sábana usada, por eso las arrugas!!)

Algo que descubrí en la web, también es que es una idea genialísima guardar cada sábana adentro de cada cubre almohadas, entonces todo te queda planito y prolijo, ideal para guardar sin ocupar tanto espacio, como te muestro en la foto del principio.
Qué tal el post ama de casa de hoy? Te vino bien? Yo, feliz de ponerlo en práctica siempre y te ahorrás mucho espacio además de mala sangre!!!
Espero que te haya servido y si tenés algún otro método para doblar y guardar sábanas, bienvenido tu consejo!