Nunca Más Serás La Misma

Ésa es la sensación que tengo, que nunca más una será la misma: la relajada que va de aquí para allá; que se tira en cualquier pileta a chapotear un poco; que toma agua mientras pasea sin calcular o preveer cuándo tendrá ganas o dónde hará; que prueba diferentes productos para la higiene íntima con total liviandad…
Nunca más. 
Porque desde que tenés cistitis por primera vez, la forma de pensar y planear vacaciones o salidas, cambia. Por lo menos me ha sucedido a mí, que cada vez que me pasa, me trauma y me asusta más. Afortunadamente hace un año que no tengo ningún episodio de estos y vengo cruzando los dedos.
No recuerdo específicamente cuándo fue la primera vez que tuve cistitis pero fue hace mucho y me acuerdo que apenas tenía esa molestia que deriba inmediatamente en dolor, iba a la ginecóloga y me daba unos antibióticos que me calmaban enseguida y podía tranquilizarme.
Viviendo aquí tuve un episodio por año, casi, y cada episodio parecía ser más doloroso que el anterior. Incluso tuve dos episodios en un año lo cual me extrañó mucho y le pregunté al médico si eso es normal. Me dijo que hasta 3 veces por año es normal y le faltó agregar: “Así que ajo(derse) y agua(ntarse).”
Le pregunté si una se puede contagiar la cistitis en algún baño público y me dijo que no. Esa vez que había ido a consultarlo le comenté que no sabía cómo me la pude haber agarrado si ya no usaba jabón para higienizarme (ni siquiera el de glicerina) pero soy muy limpia. No podía entender cómo! Recordé que unos dos días antes había tomado un baño de inmersión con sales y me dijo que tal vez ahí estaba la razón.
Descartado otra cosa más, entonces. No a los baños de inmersión.
Acá cuando vas al médico por cistitis, te hace las preguntas de rigor y después te hace ir al baño, te da un tubito y te pide que hagas pis ahí. Después se lo das y el médico introduce en el líquido un pedacito de cartón parecido al Evatest y según con el color que sale, te da un tratamiento o te dice si tenés infección o no.
Si tenés cistitis, te da unos antibióticos para que los tomes por tres días cada ocho horas y ya. Y te recomienda que tomes mucha agua, especialmente mucho jugo de arándanos. Y que si vas al baño que hagas y hagas y vacíes la vejiga. Ya me sé de memoria lo que te piden!
Sinceramente, no sé si es que soy muy miedosa con respecto a los dolores físicos o que me he traumado o es que sufro tanto cuando tengo cistitis que realmente es un tema que tengo en cuenta cada vez que salgo. Si estoy de viaje y paseando afuera por mucho tiempo, tomo agua de a poco si veo que no estoy en un lugar donde haya muchos shoppings o baños públicos para ir. 
Si estoy en una ciudad donde veo que hay muchos baños, entonces tomo agua o líquidos varios tranquila y voy al baño aunque no tenga ganas o crea que me la pueda aguantar. Voy por las dudas, pero voy. Siempre hay algo.
También llevo conmigo unos sobrecitos de un polvito que se disuelve en agua y son esfervescentes con gusto a arándanos que supuestamente te calma el dolor. No lo sé, para mí es un placebo pero con la cistitis no hay placebo que valga: Te duele en serio y hasta las lágrimas!