Zapatillas Comestibles

Ricas y crocantes.

OK, yo las llamaba “zapatillas”. Sinceramente, no me acuerdo cómo las llamaban en las panaderías, si usaban este nombre o yo se los cambié.
Acá se las puede llamar thin crackers y son tan ricas!
Se me antojó hacerlas a la tarde y las terminé justo cuando Ale llegó de trabajar, así que improvisé una picada y esa fue la cena.
Lo que tienen de lindo estas zapatillas es que uno puede elegir el sabor: con o sin aceite de oliva y arriba agregarles las hierbas, sales y semillas que uno quiera! Lo que noté es que no salen taaantas! Depende del tamaño que quieras darle, claro.
Y estas están hechas a medida y según el gusto de cada uno, como las buenas zapatillas!

Ingredientes

250g harina
1 cucharadita de polvo de hornear
1/2 taza de agua y a lo mejor un poquito más.
2 cucharadas de aceite de oliva y más para pintar

Procedimiento

– Encender el horno a 200°C.

 Poner todos los ingredientes en un bowl.

 Mezclar y verán que se empieza a hacer como una arenilla. Seguir mezclando.

 Tal vez sea necesario agregar un poquito más de agua y cuando la masa esté así, sacar y amasar a mano.

 Hacer una bolita tamaño nuez grande.

 Alargarla como un chorizo.

 Amasarla bastante con palote. La próxima vez uso la amasadora de pasta!

 Poner en una asadera. Me salieron 7.

 Pintar con aceite de oliva.

 Estas tienen sal gruesa y semillas de amapola.

 Estas tienen sal de ajo y romero.

– Hornear por unos 6 minutos o hasta que estén doraditas.

 Así.

 O así.

Solas o acompañadas, ideales para este fin de semana, no?
Me dio hambre!