The Great Gatsby

Love is blindness
I don’t want to see.
Won’t you wrap the night
Around me?
(Love Is Blindness – Jack White)
 … o cuando los personajes de tu imaginación están en la pantalla.
Leí The Great Gatsby por primera vez siendo adolescente, cuando me iba a la biblioteca de la Cultural unas horas antes de que empezara la clase para, justamente, leer y no tener que sacar libros. Ese fue el problema luego: un día llegué para continuar con la lectura y el libro ya no estaba. Alguien lo había pedido y yo me quedé sin saber cómo terminaba.
La leí por segunda vez (y esta vez, la terminé!) cuando estaba en el Profesorado y ahí me atrapó. Ahí la disfruté y ahí adoré a Gatsby, odié  (y a la vez envidié) a Daisy y secretamente deseaba que Nick se enamorara de una vez por todas de Jordan y se casaran.
Además, yo quería ser Jordan.
Ahora bien, cuando uno lee, imagina todo y las imágenes que vienen a tu mente son tan vívidas como talento tenga el escritor para hacértelas tener. Demás está decir que F. Scott Fitzgerald logró eso en mí: disfrutar de The Great Gatsby a través de no sólo lo que él describía sino de lo que yo imaginaba. 
Por eso es que cuando supe que Carey Mulligan iba a ser Daisy me dije que esta era la versión de Gatsby ideal para mí. 
Porque Carey Mulligan es la cara de cómo me imaginaba Daisy. 
Porque Tobey Maguire ES Nick Carraway. 
Y Elizabeth Debicki caracterizada como Jordan es tal cual me imaginaba a Jordan.
A eso agregale el bonus de Baz Luhrmann, el mismo director de Mouline Rouge… No podía perder más tiempo!
Pues entonces el sábado fuimos al cine y al llegar, mi esposo sacó su entrada para ver Star Trek y yo para ver Gatsby.
En la boletería me enteré de que había una versión en 3D. Yo soy añeja y hace años me operé la vista para no volver a usar anteojos, así que pedí para la normalita, la 2D.
Me compré un combo kids de pochoclo, agua y Smarties y me senté con todas las ganas.
Puede ser que el entorno te condicione? Había un grupo de 4 chicos veinteañeros al lado mío, tres chicas y un chico. Al chico le agarró un ataque de tos no bien empezó la película. Estaba yo por darle mi agua para que se calmara o por tirársela por la cabeza para que se fuera, pero se calmó justo a tiempo… A tiempo de que yo no me decidiera por ésto último!
Enseguida sus amigas comenzaron a hablar entre ellas como si estuvieran en el living de su casa. Cual enfermera de la foto les dije “Shhhhh!” dos veces para que se callaran. Me hicieron caso.
Bien, sigamos.
Agradecí no haberla visto en 3D porque hay muchos paneos y movimientos de cámara que te pueden llegar a marear, te juro. A mí en una toma en particular me dio la sensación de estar en una montaña rusa!
Por otro lado, tenía mis reservas de ver una película en 2D cuando también se puede ver en 3D: hay muchas escenas en que el decorado, incluso cuando sabés que se filmó en exteriores, parece cartón pintado. 
Por ejemplo, acá. Y en muchas otras. Yo veo malas proporciones.
Eso me molestó; para mí fue como sacarle puntos en cuanto a lo estético, a pesar del vestuario, a pesar de que, obviamente, cada mínimo detalle fue cuidado.

(Me quedo con la escena en que Nick se reencuentra con Daisy y la brisa moviendo los cortinados blancos es tal cual la describe Fitzgerald!)

Sentí que a la historia no se la profundizó del todo. La novela es redondita, es perfecta, es en realidad, como se sabe, dos historias que corren paralelas. Y la peli está bien pero creo que le falta un cachito más para darte la sensación de que The Great Gatsby no es solamente una película para mostrar qué bien actúa Di Caprio o qué bueno el 3D o las joyas de Tiffany & Co. (Te dejan sin aliento! Quiero ese anillo!)
 
Por momentos fue graciosa; eso lo rescato porque no recuerdo que esa ansiedad que siente Gatsby en un momento haya sido descripta con humor en la novela (tendría que leerla de nuevo!) y gracias a lo bien que actúa Di Caprio, la escena está  lejos de parecer ridícula.
Ah… para enamorarse.
La música estaba bien pero no sé por qué sentí que no encajaba del todo. Como puede ser que en Moulin Rouge, sí? Tal vez porque en The Great Gatsby escuchabas cachitos de las canciones y nunca de forma completa?
De todas formas, salí encantada por la actuación de todos. Yo a Di Caprio lo idolatro desde que lo descubrí en What’s Eating Gilbert Grape; para mí es un ACTOR, así, con mayúsculas.
Isla Fisher como Myrtle da muy fina, no llega a ser tan vulgar como el personaje de la novela.
Isla Fisher! Irreconocible!
Joel Edgerton como Tom Buchanan está genial, es buen actor… 
Pero da un poco “viejo” para el personaje. Aunque si la idea es que uno vea a una persona joven avejentada, se logró.
Me pregunto si esta versión puede llegar a tentar a quien no leyó la novela todavía, a hacerlo. 
Si lo logra, entonces es una película que suma un punto más.
Ya la viste? Tenés ganas de verla?