Whoopie Pies

Cómo describirle un whoopie pie a un argentino?

Un whoopie pie es una especie de alfajor: dos galletitas que se unen con una crema.
La diferencia está en todo lo demás: Las tapitas whoopie pie tienen una consistencia diferente al alfajor. La masa es aireada y húmeda, es como si comieras mini bizcochuelos.
 
Con respecto al relleno, en Argentina todo se arregla con dulce de leche pero acá se puede usar buttercream o marshmallows. Yo usé este último.
Pero hay algo que caracteriza al whoopie pie más allá de todo: lleva buttermilk o suero de leche.
What!?!?
Sí, se usa suero de leche. Acá el buttermilk es muy común para la repostería porque, justamente, le da humedad y al combinarse con polvo de hornear (levadura para los españoles) produce unas burbujitas que hacen que la mezcla se airee y se hinchen.
Se puede comprar buttermilk en cualquier lado pero también lo podés hacer en casa: 1 taza de leche mezclada con 1 cucharada de vinagre blanco, lo mezclás y esperás como unos 5 minutos hasta que se corte la leche. Cuando está cortada, la usás.
Sinceramente, el gusto a vinagre no se siente.
Eso sí, mi olfato de sabueso enseguida me hizo notar la diferencia cuando estaba haciendo la mezcla: sentía cierto aroma a químico, ya te digo, a vinagre, no… De todas formas, seguí adelante porque quería darme el gusto de hacer whoopie pies por primera vez!
Te paso la receta que no lleva muchos ingredientes y salen un montón!
Pero seguime que te cuento el final!
Ingredientes

125g manteca blanda
3/4 taza de azúcar fino
1 cucharadita de extracto de vainilla
2 huevos
3 cucharaditas de colorante rojo
1 3/4 tazas de harina común (sin leudantes ni  nada)
1/4 taza cacao en polvo
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1/4 cucharadita de polvo de hornear
1 cucharadita de vinagre de manzana
1/2 taza de buttermilk o suero de leche.

Te parece un asco? Seguime.

Procedimiento

– Precalentar el horno a 180°C.

– Preparar las asaderas con lo que uses para que no se peguen los whoopie pies.

– Preparar el buttermilk: a la media taza de leche, agregarle media cucharadita de vinagre blanco y mezclar.

– Cernir los ingredientes secos: la harina, el cacao en polvo, el bicarbonato de sodio y el polvo de hornear.

Mezclar la manteca, el azúcar y el extracto de vainilla hasta que se haga una crema homogénea.

Si te olvidaste de sacar la manteca a tiempo, probá de cortarla muy muy chiquita y enseguida se ablandará al contacto con la temperatura ambiente.

– Agregar los huevos de a uno y cuidar de mezclar bien antes de agregar el siguiente. 

Agregar el colorante rojo. Yo creía que era suficiente para hacerlos rojo pasión San Valentín… Pero…

– Agregarle la mitad de los ingredientes secos y mezclar bien.

– Agregar el vinagre de manzana y la mitad del buttermilk. Mezclar bien.

Repetir estos dos últimos pasos hasta que esté todo bien combinado.

– Como la consistencia de la mezcla es parecida a la de una torta, conviene utilizar una manga con un pico grande.

Como este.

Si vas a usar cucharas, vas a perder más tiempo, te vas a enchastrar, no sé, fijate qué te conviene. Para mí es más fácil utilizar una manga.
 

Hacer whoopies del tamaño de una moneda. 

Si los querés más grandes, ok, está permitido pero en ambos casos, tienen que estar bien separados uno de otro porque al horno se ensanchan.

– Como queda como un piquito y no quería que se cocinara eso primero y se terminara quemando, resolví humedecerme un dedo y aplastarlo.

(Creo que igual no hacía falta!)

– Al horno por unos 8 o 10 minutos, vigilalos porque se hacen enseguida. Igualmente, pinchalos con un escarbadientes para ver si están cocinados por dentro.

Bellos!

La parte más divertida! Unirlos!

Yo usé marshmallows, elegí los blancos.

Los derretí al microondas por 30 segundos.

Quedan divinos pero no te los recomiendo porque terminás de decorar uno y ya se enfrió el resto de la mezcla y eso significa que la tenés que volver a meter al microondas porque se endurece.

Te recomiendo un buen buttercream o dulce de leche o nutella!

Qué concluye una argentina? De sabor, sinceramente, no son wow, es que si los comparamos con los alfajores, nos quedamos con los alfajores!

Sí me gustó su consistencia y aireado, así que si querés, si no tenés muchas ganas de cocinar con vinagre et al, hacé la mezcla de una torta (no bizcochuelo) o comprá una caja y unís los whoopie pies con dulce de leche!

Encantada de hacerlos y probarlos pero me quedo con el sabor nacional!