Comfortably Run

La última frase del último post que escribí sobre correr, era “Porque la semana que viene… la que se viene!!!”.
Eso fue porque se venía un cambio importante: a partir de la semana siguiente, la semana 6, se empezaba a correr el doble, o sea, en vez de 1′, ahora se corría 2′ y la rutina pasó a ser 2′ correr, 2′ caminata por 28′.
Pasaba a correr el doble de tiempo y eso me preocupó. La primera vez que corrí en la semana 6 fue un sábado con Ale. No pude terminarla, me faltaron los últimos 4′. No daba más! Sin embargo, a los dos días, ya era lunes, corrí sola y pude completarla. Casi festejé como Rocky cuando llega hasta arriba de las escaleras! No podía creerlo, fue mucho el esfuerzo!
La otra semana, la semana 7, fue la misma que la anterior, sólo que por un total de 32′. Esta costó también pero pude seguirla. 
Sigue siendo difícil salir de casa a correr, lo reconozco. Pero una vez que salís, te olvidás de todo y lo disfrutás. Claro que una tiene que ayudarse y un factor importante es que te des ciertos gustos o pequeños placeres.
En este caso, es muy importante correr cómoda y de a poco fui adquiriendo algunas costumbres y / u objetos:
– Tengo el pelo largo, me lo ato en una cola y me hago un rodete. Como se desarma fácilmente, me pongo un gorro encima. Parezco pelada. Después de los 40, no me importa nada.
– Obviamente que me pongo corpiño entero, de esos tipo natación, los deportivos. Es lo más cómodo que hay, ni lo sentís. Me compré 2 en Primark, baratos y muy bien hechos y reforzados.
– Me pongo remeras que tienen esa forma en la espalda, como la de los corpiños. Con una campera de polar que conseguí a muy buen precio en Decathlon porque era tamaño niño de 14 años. 
– Las calzas que uso son largas de algodón con Lycra y de color negro o gris. Si hace mucho frío uso unas calzas de lana que compré en Primark también.
– Las zapatillas son unas Nike para correr que compré hace mil. Todavía están en muy buen estado. No pasé mucho tiempo decidiéndome por cuál. Vi el precio, vi que decía “Women’s Running” y las compré.
– Y las llaves? Practiquísimo esta bolsita mínima con un abrojo que se pone por entre los cordones y no se despega para nada. Abrís, metés las llaves y hasta entra plata. 
 La tela es una Lycra que se expande bastante por eso es comodísimo. Y mono!
– Importantísimo distraerte mientras corrés porque si no, te concentrás tanto en cada paso que das, que te cansás enseguida. Para esto, me bajé el Tune In, para ir escuchando las noticias por El Exprimidor y para poder escuchar las noticias me compré el porta teléfonos con un abrojo muy fuerte también. 
Me lo pongo alrededor del brazo y termino de correr estando al día con todo lo que pasa! 
No sé si está bueno confesarte que me sigue costando salir a correr pero es la verdad como también es verdad que después te sentís excelente cuando terminás porque la sensación de satisfacción hace muy bien para sentirte cada vez mejor y darte más empuje.