La Vida Tecno-digital

 Chiches varios.

Soy de la generación a quien la tecnología los agarró cuando adolescentes o jóvenes incipientes. Digamos que tuvimos la suerte, dentro de todo, de ser de esa edad cuando empezó este boom tecnológico y / o digital y todavía nuestros cerebros estaban bastante flexibles para consumir y disfrutar de todo eso.
Pienso en quienes son unos 10 o 20 o más años mayor y que también se adaptaron aunque algunos todavía se resisten y es entendible. Como bien me graficó mi amiga Matilde: si ella tiene alguna duda y llama a sus hijos, se tiene que bancar el “Ufa, mamá, después te digo / cómo no entendés / no, no es así! / ufaaaaaa”.
Pero también conozco gente de mi edad que se resiste a todo lo tecnológico y apenas saben mandar un email.
De todas formas, ya todos casi tenemos la vida digitalizada y nuestra rutina diaria y / o laboral depende de ella, muchas veces.
Digitalizarte la vida trae aparejado una cantidad infinita de información que puede llegar a saturarte y, así y todo, no podés dejar de leer. Es querer exponer, mostrar y compartir con fotos o texto lo que hiciste, lo que hacés, lo que te sucedió, lo que pensás…
Creo que nunca antes se ha leído y escrito tanto. Claro que ahora se escribe con teclado y muchas veces “tb” “pq” “;)” “jajajaja”, o sea, MAL!
Y yo me siento una esclava porque por más que a veces quisiera “desintoxicarme” de tanta tecnología una y otra vez vuelvo a ella.
Por ejemplo:
A la mañana:
– Chequeo emails, prendo la radio que escucho por internet, mientras leo los diarios, chequeo Twitter, busco trabajo en diferente portales y mando CVs.
A media mañana:
– Si hace falta, hago el pedido del supermercado online. Salgo a correr mientras escucho la radio de Argentina por internet desde el teléfono o escucho música en el mp3. (Ok, sí, sé que podría pasar la música  al teléfono, ya seeeeeeeee)
Al mediodía:
– Miro la tele habiéndola prendido con su control remoto pero si hay algo que quiero ver especialmente y me lo perdí, pongo el iPlayer del canal que sea y miro el programa que quiero.
A la tarde:
– Miro Intrusos por internete. Aprieto un botón del control remoto y se conecta con la compu de Ale y desde ahí veo a Rial y toda la cría en tamaño grande.
A la noche:
– Una mezcla de todo lo demás: escuchamos la radio de Argentina o vemos tele o lo que sea pero al mismo tiempo, estamos cada uno con su laptop chequeando mails, mirando cosas en internet, leyendo blogs, websites varios, etc.
Antes de dormir:
– Después de escribir en mi diario (debe ser, con los quehaceres de la casa, lo único analógico que hago durante el día!), leo del Kindle.
Demás está decir que mando tweets, saco fotos y la subo a internet por wi-fi desde la cámara misma, todo el tiempo tengo la laptop abierta… No hay un día que no esté “enchufada”!
Por ahora lo voy llevando bien, no he tenido algún pico de stress o algo parecido.
Vos cómo llevás tu vida tecno-digital?