La Madre No-Madre

Acabo de leer algo muy lindo que escribió mi amiga Fabiola sobre el Día de la Madre.

Ella escribió sobre aquellas muchas mujeres que conoció en su vida, nos sólo su mamá sino su abuela, la madre de una amiga, sus amigas que son mamás y también incluyó a aquellas que no somos madres porque no hemos tenido hijos pero que ella considera que somos madres lo mismo.

Me puso una sonrisa en la cara porque yo no seré madre-que-ha-parido pero me siento y me he sentido mamá de muchos niños: mis sobrinos, (los más chicos por la diferencia de edad), los hijos de mis sobrinos mis vecinos, mis alumnos, mis primos más pequeños, los hijos de mis vecinos, los hijos de mis primos, los hijos de amigos, los hijos de cualquiera, de cualquier niño que me he cruzado en el mundo y se ha acercado a mí  a hablarme en su idioma, a  darme un poquito de atención o una flor.

Obviamente nada se compara con ser madre pero creo que ser y sentirse madre va más allá de parir o adoptar o no parir o no adoptar un niño.

Desde que fui más o menos grande, cada vez que saludaba a mi mamá con un Feliz Día de la Madre, mi mamá también me saludaba igual, a pesar de que nunca me preguntó ni me pidió un nieto. Mamá me dejó ser.

Ser así como soy: Madre no-madre pero con mucho cariño para dar.

Feliz Día para todas.