Un Festejo Muy Especial

Ayer fue un día de festejo muy especial, se cumplían 60 años del reinado de Elizabeth II y tenemos fin de semana largo por estos lares, es feriado hasta el martes.

Una de las tantas celebraciones fue este desfile de diferentes barcos llamado Diamond Jubilee Pageant.

La empresa donde trabaja Ale organizó una reunión en la terraza del edificio para aquellos afortunados que ganaron un lugar en un sorteo. Son muchas las personas que trabajan allí y Ale por suerte ganó su lugar y el mío!

No se imaginan la semana pasada los días gloriosos de calor y sol a pleno que tuvimos. Desde el jueves todo empezó a desmejorar pero acá se le pone el pecho a las circunstancias, nada se suspende por lluvia y se sale igual! Menos mal que no me compré un vestido de verano como tenía pensado! Tuve que recurrir a las botas, a las medibachas abrigadas, al piloto… Pero con alegría!

Viajar se viajó como un día normal aunque era raro ver tanta gente en el distrito financiero, un día domingo, sobre todo, ver niños por la zona resultaba extraño!

 
En el subte encontramos caras familiares… 😀
Cuánta gente por todos lados!

Entramos al edificio, nos preguntaron el nombre, nos dieron una pulserita a cada uno y una bandera y fuimos para la terraza.

Lo primero que vimos fue una parrilla.

 
Bien.

 La decoración muy linda pero no invitaba a sentarse a chupar frío.

 Había muy buena vista.

Y mucha seguridad pero para nada intrusa.

Fuimos para adentro, había una especie de quincho y ahí había juegos y animadores para niños además del menú que te podías servir vos mismo.

 Una animadora y más allá una que le pintaba las caritas a los niños.

Tenía hambre y dije que hoy me iba a comer un permitido. Y fui muy permisiva…

 Mini fish and chips y mini pollo rebozado que no se ve.

Y ya era hora de que nos amucháramos para ver pasar los barcos.

Sacamos tantas fotos! Y también filmamos! Les muestro algunas de esta experiencia maravillosa, para mí es algo difícil de explicar ver tantos barcos y botes en el río, verlo tan lleno de vida… Y eso que es un río muy transitado pero creo que lo hermoso fue la alegría que se vivía, los colores y escuchar cómo vivaba la gente cuando pasaban los barcos.

Gente mirando desde los balcones!

Primero pasó este barco que tocaban campanadas.

 Campanas hechas especialmente.

 Detalle.

 Me quedé sin aliento cuando vi todo lo que seguía detrás!

 Más cerca!

 Este barco es el Gloriana.

 Detalle.

 Acá iba una banda tocando en vivo.

 Más barcos lindos.

 Acá se acercaban los barcos que representaban cada país del Commonwealth.

 Se ven las banderas de cada país.

Y ahí se acercaba el Royal Barge, el barco que traía a toda la familia real.

Bien escoltado, por cierto.

Ahí viene…

Todo entero.

Detalle. Proa? Popa? Nunca sé…

Menos mal que mi cámara tiene buen zoom. Si clickean la foto de abajo, van a ver al detalle.

La reina, Philip, Charles y Camila.

Después de este barco pasaron muchos más, con bandas de música, los catamaranes y barcos cruceros que pasean turistas, etc., pero esto que yo pongo aquí resumido es sólo una pequeñísima parte de lo que se vio.

 Otro barco bonito.

Para nuestra sorpresa, cuando terminaron de pasar los barcos más importantes, empezó a llover con todo así que nos fuimos todos para adentro, menos mal que ya habíamos sacado las fotos!

 Adentro.

 Afuera.

Algunos prefirieron quedarse afuera igual pero con Ale vimos que ya la cosa no daba para más, la gente se quedaba para tomar, más que nada, así que decidimos volver a casa y terminar este día único descansando de frío y la lluvia.

A la vuelta le saqué fotos a la gente.

Si quieren ver más fotos súper profesionales y gigantes, pueden hacer click acá.

Les gustó?Acá les dejo un videíto que filmé, son unos pocos segundos pero se ven muy bien algunos barcos.