Ceremonia de Ciudadanía Británica

Luego de haber vivido legalmente cinco años seguidos y uno más, Ale tuvo la oportunidad de ser ciudadano británico. Tenía la posibilidad de elegir ser italiano también al estar casado conmigo.

Se decidió por el británico porque el trámite tardaba menos aunque tardó su tiempo, tampoco fue que lo obtuvo de un día para el otro, pero en total creo que entre que envió los papeles hasta el día de la ceremonia, pasaron algo así como 5 meses.

Tuvo que pasar un test de cómo es la vida en el Reino Unido y así pudo enviar todos los papeles.

Cuando todo estuvo aprobado, llegó una carta invitando a Ale a la ceremonia. Él tenía que llamar y pedir cuándo, si quería decir una Afirmación o un Juramento (hacerlo por Dios) y si quería que le estrecharan la mano o no. Llamó el viernes pasado y había lugar para el lunes, antes de ayer. Sí! Allí fuimos!

La ceremonia fue en el Registro Civil que nos corresponde por el área que vivimos.

Al llegar, tuvimos que esperar en el hall y luego abrieron una puerta de un cuarto y llamaron a todos quienes estábamos para la ceremonia.

Entramos, había una chica con una mesita y una lista e iba chequeando cada nombre de su lista con los pasaportes de cada uno. Yo no necesité llevar nada, yo era la invitada.

Luego nos dijeron que esperáramos un ratito ahí mientras ellos terminaban de ultimar detalles en un cuarto contiguo y nos invitaron a servirnos de té, galletitas, café, jugos, etc.

Acá siempre se estila ofrecer “tea and biscuits.”

Al cabo de un rato, llamaron uno por uno a los futuros ciudadanos para que se fueran sentando en el otro cuarto. Tenían sobre su silla una banderita y unos papeles con lo que tenían que decir en voz alta en la ceremonia.

Ale allá leeeeejossss…

Después nos llamaron a los invitados a que nos ubicáramos al costado. Cada uno teníamos en nuestra silla una banderita también y un papel con la letra del Himno.

Mi silla.

La encargada de todo era la chica del principio, quien se presentó y dijo que era algo así como la número dos del Registro Civil y nos contó que era un día especial porque usualmente es ella quien lleva adelante esta ceremonia pero esta vez era distinto porque estaba presente la Mayor de nuestro municipio así que ella se iba a encargar.

Mayor es una especie de intendente en lo que se refiere a presidir ceremonias representando a la reina y tiene ciertas atribuciones y autoridad al representar el municipio pero es una figura apolítica.

Nos hicieron poner de pie y primero entró un señor, el Macebearer, cargando una especie de cetro llamado Mace, un símbolo de autoridad.

Saqué la foto como pude!

 Puso el mace sobre la mesa.

Atrás llegaba la Mayor, fue a su lugar y nos pudimos sentar.

La Mayor dio un discurso diciendo que era su última ceremonia, hablando del paso importante que estaban por tomar, de la importancia de la ceremonia, etc. Mucho no le entendí porque tenía un resfriado tal y estaba disfónica. Ella nos lo previno y que no podía hablar en voz muy alta.

El discurso.

La representante del Registro Civil.

Fue entonces el turno de la del Registro Civil que hizo poner de pie a los candidatos, y les hizo repetir por partes, después de ella (como si estuvieran orando) una Afirmación. Decía:

“Yo (nombre) solemne, sincera y verdaderamente declaro y afirmo que al ser Ciudadano Británico seré leal y fiel a Su Majestad Reina Elizabeth Segunda, sus herederos y sucesores de acuerdo a la ley”.

E inmediatamente después, tenían que dar un juramento de compromiso:

“Seré leal al Reino Unido y respetaré sus derechos y libertades. Defenderé sus valores democráticos. Cumpliré fielmente sus leyes y mis responsabilidades y obligaciones como ciudadano británico.”

Todos aplaudimos y cantamos el God Save The Queen.

Y ya! La Vice del Registro Civil comenzó a llamar uno a uno y a decir de qué país era cada uno (había de Uganda, India, Somalia, Sierra Leone, una chica de Colombia, Australia, Sudáfrica, Vietnam) aplaudíamos y la Mayor entregaba uno a uno su certificado más un sobre con otros papeles (y un porta pasaporte!) para terminar el proceso y posaba para las fotos.

 Ale y Mayor Loder.

Los invitados también podíamos estar en la foto!!

Llegamos a casa y me puse a hacer lo que le había prometido a Ale: una torta para llevar al trabajo al día siguiente para compartir con sus compañeros.

Por afuera es muy británica pero tiene corazón de dulce de leche!