Tarta Ganache de Chocolate

Hacía mucho que no cocinaba algo con chocolate y la excusa para retomar fue el viernes pasado cuando fuimos invitados a una cena. Para mí, que me inviten a comer es un doble festejo: no sólo porque me siento halagada sino porque es una oportunidad de cocinar y/o probar algo nuevo y compartirlo.

Me encantaría estar cocinando todo el tiempo pero quién come todo luego? Sobre todo porque lo que me gusta más es lo dulce y a Ale no mucho así que si sobra algo va a mi estómago… y a mis caderas!

Esta receta me gustó mucho porque no lleva manteca lo que significa que no es muy pesada. El sabor es contundente por la concentración de chocolate (semi amargo, mi favorito) y estimo que tiene muchas menos calorías que las tartas tradicionales que se hacen con manteca.

Y además lleva pocos ingredientes.

Ingredientes

1 base de tarta

175ml de crema

175ml de leche

240g de chocolate semi amargo (o el que te guste)

1 huevo

Procedimiento

– Muy importante, cocinar la base de tarta por unos 20 minutos y sacarla todavía estando blanca pero un poco cocida. Dejar que enfríe.

– Trozar el chocolate y dejarlo en un cuenco o bowl.

– Mezclar la crema y la leche en una cacerolita sobre el fuego y cuando rompa el hervor, sacar.

– Verterlo sobre el chocolate trozado y revolver con una espátula hasta que se combine bien y se haga una mezcla aterciopelada. Este método lo aprendí cuando hacíamos la ganache cuando trabajaba en la chocolatería Melt, en Notting Hill. Muchos hacen al revés, le agregan el chocolate a la leche, pero les recomiendo el método que utilizo, me parece mejor.

– Al principio de la mezcla, parecerá que nunca se logrará homogeneizar todo bien, pero paciencia y amor, sigan revolviendo suavemente y eventualmente la mezcla quedará así:


– Cuando se llegue a ese punto, seguir revolviendo despacito y suavecito hasta que baje un poco la temperatura, no tiene que estar muy caliente.

– Batir ligeramente el huevo en otro bowl y agregarlo de a poquito a la mezcla de chocolate. Agregarlo diría que de a chorritos finitos mientras se sigue revolviendo. Este paso es importante para que el huevo no coagule.

– Una vez que está todo combinado, verter en la base de tarta y llevar al horno por unos 15 minutos.

A punto de ir al horno pero antes…

Le puse este aro. Un accesorio que compré para que no se quemen los bordes de arriba de la tarta y todo se cocine parejo.

La tarta lista. La pueden servir así…

O así, con cacao en polvo esparcido.

Después me arrepentí, parece sucia… Pero es delicioso sentir el cacao al morder la tarta!

La base que utilicé estaba rica pero se quebraba un poco. Pueden utilizar la de chocolate que di en esta receta para una completa experiencia con chocolate. Eso sí, extiendan la masa por los costados del molde.

Traigan el cafecito!