Paseando Por Eton & Eton College

Eton vista desde el puente Eton Bridge

Eton es una pequeña ciudad o pueblito de unos 4000 habitantes pegadito a Windsor. En realidad, sólo hay un puente que los une, el Eton Bridge, que cruza sobre el río Thames.

Sobre el Eton Bridge, la torre de Windsor Castle ahí atrás.

Su nombre es conocido porque ahí se encuentra el famoso Eton College, la escuela pública tan elitista donde han estudiado Prince William y Prince Harry y también el actual Primer Ministro David Cameron y el actual intendente de Londres, Boris Johnson.

Nuestro objetivo era tener una visita guiada por Eton College y de paso recorrer el pueblo.

Valieron la pena ambas cosas, Eton es precioso! La calle principal tiene varios negocios, sobre todo restaurants y pubs. Se respiraba tranquilidad y no tanto ajetreo como lo hay en Windsor. Se pueden ver cosas curiosas y bonitas.

Eton High Street.

Un pub.

Un hotel.

Notaron cuántas flores en canteros hay? Toda la calle está llena de colores! Precioso!

Este es un jardín para conmemorar a los caídos en las guerras, Eton War Memorial Garden.

El correo.

Y ahí nomás hay un puentecito Bladwin’s Bridge, que lo cruzás y ya te encontrás con el Gift Shop donde podés comprar los tickets para hacer la visita guiada. Caminás un poco más y te encontrás con la entrada a Eton College.

Baldwin’s Bridge.

Lo que ves cuando entrás, es, a tu izquierda, la hermosa Eton College Chapel.

Eton College Chapel.

Adentro tiene un hall donde se ve la parte de atrás de un órgano de más de mil tubos. Impresionante. Pero no se podían sacar fotos!

El guía primero nos mostró la parte más antigua de la escuela, que fue fundada en 1440.

La parte más antigua.

Estábamos parados en una especie de plaza central, The Courts, y allí en el medio había una estatua de King Henry VI, el fundador.

Detrás se ve una torre cuyo diseño y estilo es tal cual al de Hampton Court.

También pasando por una galería que da a esta plaza interior, se puede ver la lista de aquellos egresados de Eton que murieron en las guerras.

La lista de arriba son los caídos en la Primera Guerra Mundial y la lista de abajo, los caídos en la Segunda Guerra Mundial.

Ahí nomás entonces, entrás a la iglesia y tenés que subir unas escaleras para ir al hall central, pero antes, gracias al guía que nos lo mostró, se ven tallados sobre una puerta los nombres de Prince William y Prince Harry.

Qué prolijito!

Es que siempre fue una tradición que los alumnos tallaran sus nombres en cualquier parte del colegio, pero sólo una vez que hayan aprobado sus exámenes.

El guía nos mostró un nombre tallado por un alumno que osó hacerlo antes de egresar y fue expulsado.

Pity preguntó: “Y qué pasó con ese alumno?”

Ale contestó: “Fue Primer Ministro!”

Risas en general y yo con cara de espanto miro al guía y se estaba riendo también! Qué fácil se adaptó Ale al humor socarrón inglés!

Hoy en día esa tradición se perdió (ya no hay dónde tallar nada, imaginen tallando nombres desde 1440!) y ahora sólo si son miembros de la realeza o quién sabe por qué otro motivo, pueden hacer tallar su nombre.

Visitamos luego un aula conservada tal cual desde 1440. Los muebles son los mismos, impresionan!

La entrada al aula más antigua. En el umbral se pueden ver más nombres tallados.

Es una gran sala donde se impartían 4 clases al mismo tiempo. Originalmente sólo se estudiaba latín desde las 5 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Los chicos sólo tenían un almuerzo de pan, cerveza y carne y una cena con la misma comida. Y estudiaban de lunes a sábados.

El aula más antigua. Todo es original.

Para imaginar mejor las condiciones en que estudiaban, las ventanas no tenían vidrios y si hacía frío, se cerraban unas puertitas de maderas. Y como quedaba todo oscuro, estudiaban a la luz de las velas.

Ale posando donde el maestro impartía las lecciones. Se probó la toga que estaba allí.

En ese aula, en una de las puertitas, el guía nos mostró el lugar donde Robert Walpole había tallado su nombre.

Robert Walpole fue el primer Primer Ministro de Gran Bretaña.

Obviamente que hoy en día se estudia con más comodidad. Tan es así que los chicos tienen absolutamente todas las comodidades, pueden practicar los deportes que se les antojen porque hay equipamiento para lo que sea. Han construído un lago artificial para que los chicos practiquen remo y está tan bien hecho que en las Olimpíadas del año que viene, la competencia de remo se hará allí.

La historia de Eton es muy interesante y algunas perlitas para destacar para mí son:

– Es una escuela pupila para varones exclusivamente.

– Los chicos sólo van a sus casas en las vacaciones de agosto, en Navidad y en Pascuas.

– Los padres no vienen a visitar a los chicos. Nos contaron que sería impracticable que vengan los padres y familias de los 1300 alumnos que estudian allí.

– El porcentaje de aprobación de exámenes es 100%. No desaprueba nadie.

– Si un chico necesitara ayuda extra con alguna materia, tiene un tutor personal. Aprende o aprende.

– Es un colegio carísimo y elitista pero con tener dinero no basta: Se entra a este colegio después de pasar unos exámenes de ingreso muy rigurosos.

– 70 alumnos por año son becados por la reina y para poder tener este privilegio, los exámenes de ingreso que deben aprobar son todavía más rigurosos.

A la salida, otros sectores de la escuela.

Los príncipes cuando estudiaban allí. Sí, así son los uniformes!

Fuimos a almorzar a un restaurant muy monono y de postre qué me pedí?