Qué Me Pongo? Cómo? Cuándo?

– Me estoy bañando y pienso qué me voy a poner. Imagino combinaciones de pantalón y camisa, o pollera y camisa, etc.

– Salgo de la ducha, me pongo la bata y busco en el ropero dónde está la ropa que imaginé que me iba a poner.

– Si no está, busco otra del mismo color. Si está, la despliego sobre la cama.

– Saco otras camisas o pantalones por las dudas y también los despliego sobre la cama.

– Miro y elijo.

– Me pruebo la ropa. Me cambio algo.

– Pruebo otra cosa. No me gusta.

– Pruebo otra combinación. Me veo horrible.

– Vuelvo al ropero y saco más ropa.

– Pruebo otra combinación de ropa. Me gusta.

– Ah pero y con qué zapatos!??! Los que tengo no me sirven para esto!

– Me pruebo otra cosa.

– Así sí. Pero esto es para ponerse botas y hoy va a estar soleado!

– Vuelvo al ropero y busco algo para un día soleado.

– Me pruebo otra vez. Está bien. Pero esto va con sandalias!

– Voy al ropero. Descubro con horror que no tengo sandalias. Y si las tuviera, me moriría de frío con sandalias a la mañana!

– Mah, sí, camisa blanca y pantalón de vestir negro o gris, como casi todos los días, será posible!

– Y sí, con los zapatos negros de siempre!

– Ok. Está bien. Pero qué abrigo me pongo?! Un saquito de lana es muy liviano, un tapadito corto es muy de invierno… Una parka blanca es muy informal!

– QUÉ ME PONGO!?!?

ODIO LA PRIMAVERA!