Araca Las Canas

Sí, sí… Harán como 4 años que descubrí la primera y me la saqué con una pincita de depilar. Aunque como después me empecé a teñir el pelo, todo era “ojos que no ven…” . Pero hace rato que no me tiño y si las veo… me las arranco!

Lo positivo es que no son muchas, están arriba de la cabeza y son fácilmente identificables. Pero no me las puedo sacar todas! Me han dicho que no se me notan pero dependiendo del espejo del baño donde me mire (o sea, en cada espejo de cada baño que visito, me inspecciono un poco) yo veo más o veo menos. Pero están. Aunque no las veamos.

Cuando era chica decía que el día que tuviera canas, me las iba a teñir. Pero comencé a teñirme mucho antes de que aparecieran. Y ahora que las tengo, no quiero porque tengo el pelo re sano y quiero disfrutarlo.

A veces fantaseo con ser una señora grande y con el pelo todo blanco. Porque el gris mucho no me copa. Pero el pelo blanco y bien cuidado, queda muy bonito.

Pero sé que una vez que te crecen sin control, es un viaje de ida: tenés que mantenerte las raíces cubiertas, tenés que teñirte, aproximadamente todos los meses, tenés que hacerte baños de crema… Y el pelo nunca va a tener el brillo de un cabello sano.

Es luchar en una batalla que está perdida!

Así que mientras pueda, disfruto de mi pelo sano y en cuanto se descontrolen las canas… Volveré a la esclavitud de la peluquería. No me quedará otra alternativa!

Años… que pase el que sigue!

La voz de mi conciencia…

Y a vos cómo te tratan las canas… o tu conciencia?