Vienísima!

Parece que hay mucha gente que se confunde…

Hace rato que tengo en mente este post sobre Viena y ya era hora de comentar algunas perlitas, ayudada por las fotos.

Aquí van:

Una de las primeras fotos que saqué: Un cartelito que simpáticamente te hace saber que si tu perrito ensucia, tenés una multa de € 36.
Los taxis! Por las publicidades, más que taxis parecen autos del turismo carretera! (Eh… yo no sé alemán… eso que está escrito ahí es una publicidad, no?)
Un tram clásico.
Un tram moderno. Lo ves doblar de lejos y parecen orugas gigantes.
Las paradas de los trams. El número indica que ahí para el 71 y los ojitos de gato indica que ese tram también es nocturno.
Por todos lados encontrás estas personas vestidos de esa forma para promocionar espectáculos de música clásica, etc.
En varios sitios encontré balanzas en las veredas al aire libre!
Los tachos de basura y el cilindro con forma de cigarrillo es para poner las colillas. Se fuma, eh? Muchos restaurants tienen todavía el sector fumador y el no fumador.
En todos los restaurants y cafés encontrás los diarios empotrados en estos marcos de madera… o como se llamen!
Baños musicales. Este baño estaba en una estación de subte y desde allí adentro se escuchaba Mozart a todo volumen!

Madame Tussauds, sucursal Viena. Está en el Prater, el parque de diversiones que visitamos con Vampirolla… Sábado a la tarde… ni un alma! Las calles de Viena vacías… Le preguntamos a Paola qué hace la gente los fines de semana. Nos contestó entre categórica y sarcástica: “Y… se suicidan!”
En el parque nos sacamos una foto con Paola y nos la regaló. Paola, la Gioconda Argentina, no?

Los bombones más ricos!!! Los van a ver por todos lados pero a unos precios que van de €5 a €7. Y en todos los supermercados se venden a €2!


Y la revelación: Cómo se compran los diarios, como filmé aquí!