Comer En Barcelona

Qué clase de tour podemos hacer Pity y yo juntas!?!?

Una cosa que noto cada vez que voy a España, es que como como una bestia y no quedo llena así como casi muerta, como quedo acá con una comida en un pub, que siento que puedo salir rodando con un poquito de impulso…

Y encima, al otro día, no me levanto panzona! Debe ser que los ingredientes son muy sanos y que se come muy bien!!!

Les muestro un ejemplo de lo que hemos comido?

Lo primero que visitamos fue el Mercat.

Mis puestos favoritos son los de jamones y embutidos y quesos! ÑAM!

Allí probé unas bolitas de bacalao, tan livianas que parecían rellenas de aire!

Recién hechas!

Para el mediodía español (2 pm) fuimos a un restaurant recomendado por la amiga de Pity que tiene una carnicería en el Mercat. Allí comimos de primer plato, Pity una ensalada y yo una especie de guiso de alcauciles. Siguió Pity con un pescado con salsa y yo con unos calamarcitos fritos. De postre, las dos pedimos flan.

El restaurant se llama La Rioja.

Otro día que almorzamos en lo de Pity, la mamá cocinó entre otros platos, una tortilla de papa.

Tan deliciosa como se ve.

Ese día pasamos por una panadería cercana donde Pity y yo compramos dulces como si fuera el último día de nuestras vidas!

Mirad:

Pastisset.

Pity me comentaba de lo rico que es el pastisset relleno de cabello de ángel. Yo lo probé, me pareció muy agradable y luego me enteré que el cabello de ángel no es lo que yo pensaba! Yo creía que se trataba de una mezcla dulce hecha con fideos cabello de ángel, pero no.

El cabello de ángel es un dulce hecho con fibras de varios vegetales fibrosos como puede ser la calabaza, la batata, etc.

El relleno! Qué rico!

Continuamos con un mini brazo de gitano (lo que nosotros llamamos pionono) relleno de trufa de chocolate y con yema quemada por encima. Al lado verán unos postrecitos, se llaman tocinillo de cielo. Un dulce a base de yemas.

Olvídense del colesterol!

Seguimos con una porción de esta mini tarta de frutas, sobre una base finita finita de masa de hojaldre, crema pastelera y las frutas.

Facilísima de hacer y con algo tan sencillo y bien decorado, quedamos bárbaras!

Por último, con el café, unas pastas de té.

Lo que nosotros llamamos masas secas.

(No puedo creer que después de la tortilla y el guiso de arroz con pollo, hayamos comido todo lo dulce que acabo de detallar! No entiendo cómo sigo viva!)

Un lugar muy bonito que visitamos fue una panadería muy monona llamada Caelum que vende productos súper súper naturales hechos por las monjas. Hay galletitas, dulces, turrones, lo que te imagines y todos con ingredientes sin conservantes. También tiene una cafetería donde te podés sentar a comer y tomar un rico té o café.

Hermoso lugar!

Compré unas yemitas a las que no alcancé a sacarles fotos. Las yemitas son unos bomboncitos hechos de yema de huevo y azúcar.

Lo que no compré fueron estas galletitas… No sé, Pity me dijo lo que significaba en catalán, entonces no quise…

Digámoslo finamente: “gases” de monja.

No podía faltar el chocolate caliente con churros! Fuimos a una casa tradicional que tenía cola de gente por afuera, todas las tardes, para la hora de la merienda.

El chocolate como se toma en Barcelona es espesísimo y con crema batida por encima. El lugar se llama La Palleresa. Les recomiendo la taza tamaño para niños si quieren llegar conscientes a comer los churros.

Espeso y amarrrrrrrrrgo (me gusta así, chocolate con crema y ambos sin azúcar)

Obviamente, amigos, no podíamos no comer tapas. Aquí un ejemplo: Patatas bravas, pulpo a la gallega, champignones salteados y unos calamarcitos fritos.

Parece poco? Pues no!

Otro lugar hermoso al que fuimos a comprar es una tradicional panadería llamada Mauri.

A media mañana, Pity y yo nos deleitamos con:

Croquetas de pollo. Pity es fanática de las croquetas, como Ale.

Yo y una mini baguette con butifarra de huevo.

Disfruté tanto de mi paseo por Barcelona! Y me traje unos recuerditos. Fui al Corte Inglés y adivinen qué me compré!!?!?

Todo eso! Aunque los fiambres me los trajes del Mercat!

Gracias Pity! Gracias Barcelona!

Volveré!