Purista

– Carne asada sin chimichurri ni ninguna salsa ni condimento. Solamente sal.


– Lo salado con lo salado y lo dulce, de postre. Y en ese orden.

– Golosinas de chocolate de quioscos de acá, jamás.

– Chocolate Cadbury, nunca.

– Si hay asado: achuras o tira de asado, solamente. (Si no hay esto, venga, cualquier corte de carne, entonces)

– Poquita comida en un plato, muy toqueteada, acomodada y adornada por el chef, no.

– Restaurant de donde emana olor a aceite viejo: no entro.

– Dulce de leche, sí. Caramel, no.

– Bizcochuelo solo, sin relleno de cremas.

– Tortas con o sin relleno, pero sin frutas secas.

– Empanadas pero sin pasas de uvas.


– Comida caliente sobre plato frío, no.

– Comida que debería estar caliente, servida tibia, no.

– Pastas con cualquier salsa; queso rallado por encima, no.

– Sopa y con queso rallado por encima, tampoco.

– Sopa de tomate es salsa de tomate. No se toma.

Así que si salimos a comer… ya lo saben!