El Loco De La Lamparita


He notado que Ale tiene una obsesión con las lamparitas. Cada vez que vamos a algún negocio de artículos del hogar, pasa minutos eterrrrrnos mirando y estudiando las diferentes clases de lamparitas. No pasa más tiempo porque me pongo insoportable insistiéndole que sigamos camino.

No entiendo ese interés desmedido por buscar la que más conviene, la que ilumine más, la que gaste menos, la más ecológica… Es tan importante!?!?

Cada tanto compra cajas o las manda a pedir por internet, y cambia todas las lamparitas de la casa, las prueba, las analiza…

Para mí son todas iguales y mientras se enciendan cuando uno apriete el botón que corresponde, está bien y no me preocupo más.

Aunque pensándolo bien… estoy segura de que mi marido no es el único cónyuge que tiene alguna obsesión doméstica… Qué tal andamos por casa? Me cuentan?