El Juego De Las Diferencias

Lo confieso, me encanta (su programa es un plomo pero como comediante es genial). La admiro por lo remadora y luchadora. Es inteligente aunque cueste creerlo (las mujeres nos damos cuenta de que lo es y además, muy viva) pero no puede con su genio, pareciera que prefiere verse reflejada en la tapa de la revista antes que en el espejo.

Tendría que haber tenido cuidado dónde posaba…

(Perdón, Lorna, no te enojes!!!)