Na Na Na Na…

Nada de Dios, ni Jesús, ni el arcángel Gabriel, ni la virgen de no sé qué, ni Mahoma.

A mí se me acaba de aparecer en sueños el Dr Socolinsky y me dijo: “Tendrías que tener un hijo”.

Y me desvelé. No puedo dormirrrrrr!

Qué divino! Cuando podía, yo veía su programa y era re didáctico!