Timeless

I can’t stop eating,
Your hairline’s receding
Soon there’ll be nothing at all.
So you’ll wear a wig
While I roast a pig
.
Hey! Pass that geritol!
(You’re Timeless To Me – Hairspray)



Hace unos cuantos años yo estaba de novia con alguien que no me hacía feliz (los 1300 novios que tuve estarán diciendo “ah, sí, sí, conmigo”) y no sabía en qué lugar estaba parada. Me iba bien en todo menos en el tema pareja.

Y un día vi algo desde el colectivo, en Quilmes, que fue una revelación para mí. Vi una pareja de unos 50 años, de la mano, ambos viniendo de correr de la plaza. “Éso es lo que quiero! Una pareja! Un compañero! Un amigo!”

Los años pasaron y un día, aburrida, me logueé en ICQ (se acuerdan?) y busqué en perfiles a alguien de mi edad. Y en la lista de gente que había estaba el nombre Alejandro. Pensé “Ay, qué lindo nombre!” y escribí “hola” y clickeé SEND.

Y contestó.

Y noté que no escribía con faltas de ortografía, que leía, que cuando yo dije que mi escritor favorito es Charles Dickens, él retrucó con que David Copperfield era su novela favorita (y no me dijo que era un mago!) y así seguimos un ratito más.

Al otro día seguimos chateando. Y los demás días. Y me mandó una foto y vi un chico con barba candado y pelos revueltos y me encantó.

Y a los meses nos encontramos en Tower Records (se acuerdan?) en la calle Florida y hablamos mucho, me divertían sus comentarios y me cayó muy bien.

Nos seguíamos hablando por teléfono y yo lo escuchaba hablar y escuchaba sus conclusiones, sus reflexiones y siempre pensaba “Ay, si yo alguna vez saliera con este chico viviría enamorada de él!”.

Después por unos meses no nos vimos más pero, eventualmente, retomamos la comunicación. Fuimos un par de veces a ver unas películas y comenzamos a salir y nos dimos cuenta de que nos llevábamos muy bien, que nos habíamos conquistado mutuamente con mostrarnos tal cual somos y a los 6 meses nos fuimos a vivir juntos y al año exacto de empezar a salir nos casamos!

Y aquí estamos.

Es muy cliché decir como el primer día?