Disneyland Paris

When you wish upon a star
Makes no difference who you are
Anything your heart desires
Will come to you.
(When You Wish Upon A Star – De la película ‘Pinocchio’)


Puedo decir que he cumplido un sueño que tengo desde niña. Siempre me fascinaron los largometrajes en dibujo animado de Disney, me parecían y me parecen los más bellos y por más que a veces las historias son muy parecidas, no dejan de ser mágicos.

Y mágico es también este lugar donde me sentí de 5 años otra vez – si es que alguna vez dejé de serlo.


Disfruté mucho de mi paseo, acompañada de mi esposo que por cuarta vez en su vida (y con cara de superado) pisa este lugar. Qué vivo! Él tuvo la suerte de ir de chico y de adolescente, por éso ahora le resultó medio pesado pero cuando una desde chica atesora un sueño, no importa la edad que se tenga cuando se lo cumple. Lo importante es que se cumple.


Recuerdan que el año pasado me gané un viaje gratis en Eurostar? Desde ese momento sabía que lo iba a utilizar para ir a Disneyland Paris. Salimos el sábado a la mañana temprano y volvimos el domingo a la noche.

El tren Eurostar.

La Gare du Nord.

No, es cierto, no es tiempo suficiente para visitarlo todo pero mi prioridad no era subirme a los juegos. A mí me interesaba ir a Disneyland Park (el equivalente a Magic Kingdom en Orlando) y ver a Mickey & Co. Después de éso, si había tiempo de ir a algún juego, iría.


Si quisieran ir con sus niños podría aconsejarles lo siguiente basado en lo que vi:

– Si vuestros niños tienen entre 5 y 6 años aprovechen ahora que no saben leer y no pueden acceder a casi ningún juego. Con ésto se evitan de estar, mínimo, hora y media haciendo cola, asándose bajo el sol de verano o muriéndose de frío en invierno. La zona ideal, para los niñitos, es el Disneyland Park donde están Mickey y todos los b*ludos (como alguna vez escuché decir) desfilando, cantando y bailando.

– Cuando ya son más grandecitos saben leer, por lo tanto pueden elegir pero siguen siendo niños y ponerse a hacer colas tan largas los termina cansando y, por consiguiente, terminan de mal humor, llorando, molestando y poniendo nerviosos a los padres. Así que mejor no los lleven hasta los 12 años o cuando son adolescentes.

– Cuando son adolescentes, genial, los dejás ahí adentro del parque, sobre todo el Walt Disney Studios Park y, vos si querés, hacés la tuya mientras ellos se bancan las colas. Vos andá de shopping o a dormir la siesta o a recorrerlo a tu manera. Y todos contentos.

Llegás muy fácil desde la Gare du Nord (la estación donde te deja el Eurostar) y de ahí te tomás un RER (no sé si es subte o tren) hasta la estación Châtelet y de ahí tomamos la línea A hasta la última estación, Gare de Marne la Valée Chessy.

La estación.

Allí te tomás un colectivo que te lleva al hotel donde te hayas hospedado y del hotel, otra vez a la estación ya que los parques están allí.

El parque consiste en tres predios:

El Disneyland Park

A la entrada, con el Disneyland Hotel detrás.

El castillo de La Bella Durmiente.

Pasó el trencito con varios personajes


Y después el desfile



La carroza de Toy Story.

La carroza de Alicia en el País de las Maravillas.

La Sirenita.

Aladdin y Jasmine.

La carroza de El Rey León.

Aquí filmé algo del desfile.

También hubo un espectáculo de canciones y bailes con los villanos más famosos.

Cruella De Vil con Gaston.

Maleficent, la madrastra de La Bella Durmiente.

Captain Hook.

Jaffar y Frollo.

Todo este mes de octubre está dedicado a Halloween, por eso la decoración.




Si te cansabas, con este trencito recorrías el lugar.


Y estos son otros sectores del lugar.




A la noche hubo un hermoso espectáculo de luces.



Otro predio es el Walt Disney Studios Park donde hay mucho más juegos y muchas atracciones tienen que ver con el cine y la televisión. Allí fuimos el domingo a la mañana, después de hacer el check-out.




Y ahí me saqué fotos con

Sully.

Ratatouille.


El otro predio es el Disney Village donde hay restaurantes y una discoteca.


Y al mediodía tomamos el tren y solamente, a una estación de distancia, la estación Val d’Europe, donde hay un shopping al aire libre donde se consigue ropa de marca (Dolce & Gabbana, Burberry, Calvin Klein, Armani, qué se yo) pero se consigue a buenos precios porque es tipo outlet, se consiguen las temporadas pasadas. Ale se compró un saco de hilo muy lindo y un pantalón.

Ale a la entrada, contento.