All good things…

Se terminó, por lo menos para mí y otras tantas teachers, el contrato de clases de inglés. El gobierno decidió recortar el presupuesto que tiene para financiar clases a extranjeros y concentrar ese monto en darles clases de “oficios” a jóvenes de entre 16 y 19 años que no estudien ni trabajen.

La idea (aunque me afecte) está buena, porque la intención es sacarlos de las calles y que hagan algo productivo.

Así que me toca explorar nuevos horizontes o seguir buscando trabajo como tutor en otros lados. Por ahora, me voy a quedar en casa unos días organizando la mudanza.

Les dejo fotos de mis alumnos en distintos colegios. Todos los colegios tienen crèche, donde se cuidan a los niños mientras las mamás estudian.

Aquí estoy en el colegio De Beauvoir, con alumnas de Turquía, Eritrea y China.

Y aquí con algunos de los niñitos.

Estas fotos son de la escuela New North, con alumnas de Turquía…

y alumnas de Somalia…

y alumnas de Bangladesh con sus niñitos.

Aquí en la escuela Copenhagen, con alumnas de Somalia y Ghana…

con alumnas de Bangladesh y Kosovo…

y con los niñitos.