Un Ataque De Pánico

Parece que Blogger no me estaba notificando de los comentarios que me dejaban en el blog. Habitualmente, cada vez que alguien deja un comentario, me llega un email notificándome del mismo y lo abro, lo leo y lo publico (o no!).
Me fijé en el “escritorio” y ahí vi todos los comentarios que estaban a la espera y yo sin saberlo! Enseguida los publiqué y como también algunos nos seguimos en Twitter, escribí lo siguiente:

Qué exagerada! A veces hacemos uso y abuso del idioma y queremos describir algo con énfasis y recurrimos a ciertas frases que, en realidad, describen cosas bastante desagradables.
A esa conclusión llegué después de poner ese hashtag porque me vino a la memoria la única vez en mi vida que tuve un ataque de pánico.
Lo que no comprendo es por qué fue esa vez solamente y no se repitió. Tenía entendido que los ataques de pánico son recurrentes y se “activan” cuando algo pasa que hace que tu cuerpo y tu mente se defiendan ante esa “amenza”. Así es como, modestamente, entiendo yo qué es un ataque de pánico.
Mi caso fue hace un poco más de 10 años. Todavía vivíamos en Argentina, ya estábamos casados y yo trabajaba en mi casa, en la universidad, en empresas y en un instituto, dando clases de inglés.
En el instituto se ve que no la pasaba bien; estaba muy presionada para impartir clases de una manera que me parecía de terror por lo antipedagógicas (chicas, desconfíen cuando un instituto de inglés hace DEMASIADO hincapié en que los chicos aprenden jugando!) y se me estaba haciendo un suplicio ir.
Un día cualquiera, creo que era octubre porque los días ya estaban lindos y cálidos, estaba en el colectivo camino a dicho lugar y de repente empecé a sentir mucho calor. Y enseguida, empecé a transpirar y a sudar frío. No entendía qué me pasaba porque no hacía TANTO calor y yo me estaba empezando a empapar y era rarísimo porque yo no transpiro (no, te juro, no transpiro, soy un lagarto, no sé!).
La cuestión es que me empecé a preocupar más cuando sentí que estaba comenzando a tener taquicardia y, al mismo tiempo, sentía que me ahogaba, que no podía respirar.
Y enseguida sentí eso que dicen que se siente cuando tenés un ataque de pánico: sentís que te vas a morir. Sí, eso dicen y es cierto.
Es difícil de describir cómo es pero verdaderamente sentís que te vas a morir y es una desesperación tremenda que te puede agarrar. Yo miraba alrededor y cada persona estaba en su mundo y el mío parecía que se me terminaba ahí mismo! Sudada, asustada, con taquicardia, sin poder respirar y a punto de morir!
Fue tremendo y no sé de dónde saqué fuerzas pero empecé a calmarme, a respirar pausado porque sentía que no tenía a nadie a quién recurrir. Y así fue como de a poco, me fui tranquilizando y al rato me tuve que bajar del colectivo porque ya había llegado a destino.
A destino llegué agotada, todavía algo empapada, atolondrada y sin entender qué me había pasado.
Dí las clases, volví a casa, le conté a Ale lo sucedido y al decirle “… y sentí que me moría,” me acordé automáticamente de los síntomas de un ataque de pánico y me sorprendí y me asusté.
Acto seguido, llamé a mi psicóloga, le conté lo que me pasó, me confirmó que sí, había tenido un ataque de pánico pero que no me preocupara. Que me preocupara si lo volvía  a tener y que la llamara inmediatamente.
Por suerte, desde aquella vez nunca más lo sufrí y, sinceramente, fue horroroso y pienso en las personas que están años en esas condiciones! 
Así y todo, hay quienes no se toman en serio el ataque de pánico y piensan que son caprichos o excusas pero ahora que estuve del otro lado, te puedo asegurar que no lo es!
 


Posted

in

by

Tags:

Comments

13 responses to “Un Ataque De Pánico”

  1. Sil Avatar

    Lo peor de los ataques de pánico (y yo he tenido varios) es que los que no lo han sufrido no saben lo que es y lo minimicen. Encima que una se siente mal, no tiene a quién contárselo!

  2. Andrea Ge Avatar

    Que feo momento, nunca tuve uno, miedo si, pero no panico.
    Pero es bueno saber que hacer en caso que nos pase.
    Saludos

  3. seelvana Avatar

    qué bueno que hayas hecho la aclaración porque ibas a tener ofendidos por todos lados!

    Yo nunca tuve un ataque pero en la línea D del subte hace un par de semanas, en Baires, con la mochila con 11 kilos, sobreabrigada y recién llegada y con plata encima me agarró una taquicardia que si no hubiese sido porque sé respirar gracias al Yoga no sé si no habría terminado en desmayo 🙂

    Hola, soy un comentario y ojalá aparezca publicado y no se lo morfe blogger!

    Beso y ohhhmmm =)

  4. MJ Avatar
    MJ

    Yo he tenido varios ataques de pánico y estados panicosos en distintos momentos, me da toda la bronca cuando livianamente dicen ” x tuvo un ataque de pánico”, cuando en realidad se enojó, lloró o tuvo alguna reacción exacerbada….

  5. Norma Avatar
    Norma

    HOLA, si yo igual pense que te “molestaban” mis comentarios y me senti apenada y culpable de quizàs haber dicho algo que no te agrade.
    Me he reido con eso de “fria como un lagarto” jajajaaja.
    Nunca he sufrido de pànico y espero no pasar por eso que tu describes.
    Saludos y gracias por aceptar mis comentarios.

  6. Estrellita Pequeña Avatar

    Yo tuve una sola vez en mi vida ataque de pañico, allá por el 2009 o 2010 creo. Fue por un tema puntual de estress (la causa estaba en presiones laborales que se venían sumando). Simplemente un día mi cuerpo acusó recibo de todo esto y estallé. Fue un momento muy feo, y también sentí que me moría.. Por suerte no se repitió mas..
    beso

  7. Cheli Avatar

    Que mal momento!!!

    A mi me paso un tiempo, en realidad, no lo consulte con medico; yo me “autodiagnostique” y me parece que eran minis ataques de panico, me sucedian al alejarme de mi casa, estuve mucho tiempo que solo salia para ir a trabajar, tenia todos los sintomas menos la taquicardia, la sensacion de no poder respirar, de ahogamiento era lo peor, llegaba a casa y se me pasaba todo!!!!
    Asi de rara soy…

    Un beso.

  8. renata Avatar

    a mí me pasó cuando todavía no existían los ataques de pánico, i mean, no tenían nombre, nadie hablaba de eso, etc. Me pasó en la adolescencia estando en mi cuarto y me quedé en un rinconcito respirando lento, también, gracias a que mi mamá me enseñó a respirar desde chica, dije bueno, si me tengo que morir me moriré, pero tranquila, que si me quedo quietita se va a pasar. Yo supuse después, y lo mismo contigo, que al sentir que podía controlar y no desesperar, no tuve más esa reacción, como que el disparador más fuerte es el miedo a esa sensación. Después le pasó a una amiga mía y ella se quedó re asustada, no quería hacer nada, y ante todo tenía terror de volver a sentirlo, ahí me parece que estás más expuesto, creo que es un tema de personalidades y de recursos para afrontar situaciones extremas. Si sos como vos o como yo, y aprendés bajo esa presión a serenarte y respirar hondo no estás tan vulnerable… Pero ta, no sé, ni idea, esa fue mi experiencia y no me pasó más.

  9. Ana Astri-OReilly Avatar

    No creo que haya llegado a ser ataque de pánico lo que tuve cuando vi una víbora en la entrada de mi casa, bah, del complejo donde vivía.

    Lo que me pasó fue que empecé a temblar descontroladamente, tanto que los brazos subian y bajaban sin que pudiera frenarlos, y un ataque (?) de hiperventilación. Y eso que estabamos dentro del auto! Perdi el control de mi cuerpo. Fue rarisimo pero no sentí que me moría. O sea, debe haber sido flor de cagazo y asco.

    Cuando subimos al depto, revisé cada centímetro cuadrado por las dudas y no pis el jardin por un par de dias 🙂

  10. FLoxie10 Avatar

    Alice querida! es hora de pasarte a WordPress! 😛 nos preocupa tu salud! (y no me funca bien dejarte comentarios jajaja) Yo tuve uno que fue determinante para renunciar a mi ultimo trabajo, en una linea aérea, cuando me acorralaron unas 200 personas y no me dejaban avanzar mientras coreaban mi nombre y me filmaban con un vuelo cancelado. puff me rescataron y termine con taquicardia temblando y llorando. no se lo deseo a nadie. Besos my dear!

  11. MSP Avatar

    Tuve ataques de pánico hace algunos años atrás. Y no recuerdo una sensación más espantosa que esa que tan bien describís. Afortunadamente pude dejarlos atrás gracias a un buen psicólogo que me ayudó a decir cosas que nunca había dicho. Con él entendí que la enfermedad y el remedio están en uno mismo.
    Como siempre, me encanta leerte.

    Marxelo

  12. Alicia Seminara Avatar

    Sil,

    sabés que es cierto? O lo contás pero pareciera que no se entiende.

    Andrea Ge,

    respirá pausado y convencete de que no te vas a morir. Pero cuesta!

    Seelvana,

    bueno, tampoco hay que ofenderse!!! Ay nena, qué miedito, menos mal que el yoga ayudó!

    MJ,

    tal cual, por eso me dio escribirlo.

    Norma,

    noooooo, publico todos los comentarios (si no son agresivos). Aún los que son a veces un poquito mala onda.

    Estrellita Pequeña,

    es cierto, es el cuerpo que estalla y es una forma de decirte que pares!

    Cheli,

    viste? Es cuando estás en tu casa que se te pasa todo!

    Renata,

    siiii, respirar pausado es muy importante!

    Ana Astri-OReilly,

    qué feoooooooooooo, me muero, qué bicho horrible!

    Floxie10,

    ah no, pero tu anécdota deja mal a cualquiera y encima diciendo tu nombre! Es como si te fueran a linchar! Besos!

    MSP,

    verdad, el remedio está en uno mismo, qué cierta tu frase y es bueno saberlo! Gracias por pasar y comentar tan lindo!

  13. Bel Russo Avatar

    Uy como te entiendo, yo tuve un sólo ataque de esos y fue horrible!! Ojala nunca más me pase y a vos tampoco. Es una sensación muy fea. Además en la calle no me quiero imaginar, a mi me agarro en casa por la noche y fue espantoso no quisiera pensarlo en la calle. En mi caso fue estres y algo parecido, tenía que dar clases que no me gustaban. Así que opté por dejarlas.