Recordar Y Extrañar

No fueron muertes de un día para el otro. Pero claro, no significa que fueron menos dolorosas. El proceso de duelo no fue traumático. Tal vez se manifestó en ciertas actitudes ante la vida, luego de esos dos años que dicen lleva duelar a quien murió.

Creo que debe ser más intenso si una muerte se produce de un día para el otro y de forma inesperada. Pasa entonces, lo típico: ponés sobre la mesa la misma cantidad de platos e inmediatamente te das cuenta de que te sobra uno. O ponés la alarma para despertar al día siguiente a quien ya no despertará jamás.

En mi caso, mi hermana estuvo en coma durante un mes antes de fallecer. Hacía un mes que faltaba en casa y las rutinas habían cambiado. Sin embargo, el primer día que retomé las clases en casa después de su fallecimiento, a la hora en que ella dormía la siesta, yo bajé un poco el volumen del audio, como siempre lo hacía, para que no le molestara. Ahí me dí cuenta de que no iba a hacer falta nunca más. Pero fue raro porque durante ese mes en que ella estuvo convaleciente, nunca lo había hecho.

Con el pasar de los meses y de los años aprendés a no quebrarte por tus viejos. Entonces las cosas se guardan en algún rincón de tu inconsciente y estallan en actitudes negativas, en buscar el sendero más complicado, en auto flagelarse eligiendo mal a propósito…

De mi viejo ya hicieron dos años que falleció y no sé si ayudó el hecho de que yo viviera en otro país, casada, sin ninguna rutina que me lo recordara, salvo la de llamar por teléfono y saber que ya no escucharé su “hasta siempre” como, cada vez que hablábamos, se despedía de mí.

A lo mejor te parecerá una estupidez o algo frívolo, pero yo empecé a darme cuenta de que me falta mi papá desde que salió el iPad. Te da como risa, no? Es que mi viejo, a pesar de su edad, estaba ya pensando en comprarse una computadora y, orgulloso él, no aceptaba de nadie ningún tipo de entrenamiento.

El iPad hubiese sido ideal para él! Lo imagino usando la tableta y es una desolación total la que siento, porque no hay forma de experimentarlo. Pero debe ser porque no hubo rutinas que cambiaron que hicieron que lo extrañe. Y cada campaña publicitaria de un nuevo modelo de iPad o Tablet funciona en mí como un recordatorio de que mi viejo ya no está.

Y ahí me doy cuenta.

Parece una publicidad encubierta, no? Pero no.

24 thoughts on “Recordar Y Extrañar

  1. Mis padres fallecieron en 2004 y 2007 – a Papá le hubiera encantado el internet para mantenerse en contacto con sus amigos, y a Mamá sé que le hubiera gustado mi blog, con las historias de la familia y lo costumbrista argentino. Por muchos años fue directora del colegio bilingüe San Andrés/St Andrews, de Olivos, y como maestra le gustaba mucho leer relatos sobre su país nativo. …Y me hubiera corregido los errores ortográficos, uno por uno!
    Caroline

  2. Que post fuerte y emotivo que publicaste!! Gracias a la vida todavia no he tenido que sufrir ninguna perdida cercana, pero mas grande me hago mas se que en cualquier momento me llega, se entiende?
    Estos dias solo hay que pasarlos, no reprimas la tristeza porque guardadita no hace nada bien.
    te mando un abrazo muy grande!

  3. Que lindo lo que escribiste, que dificil leerlo y no sentirme identificada, que fuerte es leer estas palabras porque todo se hace mas real…va a ser un año que se fue mi viejo…un año, dificil, emotivo, angustiante, pero a la vez dias en que uno se pone a prueba y se pregunta: estoy disfrutando todo lo que la vida nos da? los dias se me van como agua corriendo o estoy aprovechando y estrujando los segundos? La rutina que vos decis es lo que mas duele…recien ahora puedo volver a ver el porton de mi casa, porque hasta hace unos dias lo veia ahi parado, tocandome timbre para tomar unos mates como haciamos a las mañanas, a veces todavia lo espero…
    Gracias Alicia por compartir estas palabras, duele, pero que bueno es tener cosas para recordar y extrañar, significa que esa persona fue muy importante…
    Desde Mar del plata un abrazo, siempre te leeo desde el anonimato, hoy me anime a compartir unas palabras. Un beso

  4. ¡Hola! es cierto lo que comentas, son pequeñas cosas las que se extrañan. De mi parte, tengo los recuerdos de mi infancia con mis tios-abuelos paternos, quienes fungieron como padrinos de casamiento de mis padres y por tanto había mucha conexión emocional. Con el paso del tiempo, tios discuten, primos crecen y cambian, los tios-abuelos se van, pero los primeros recuerdos de Navidad quedaron muy grabados en mi. Un saludo!

  5. Alicia: ni una pavada ni una publicidad encubierta! Al contrario, es una expresion de tu dolor. A todos nos pasa algo asi. Cada uno vivve su duelo a su modo y nadie tiene derecho a criticarlo.
    Abrazo,
    Ana

  6. Alicia! ¡Que decirte! si estoy atravesando una etapa durisima! mi papi fallecio hace 2 meses y, muerte súbita. Y como a vos, me encontro lejos de casa, y también acostumbrada solo a sus llamados los sabado por la noche!…
    Leo esto y no puedo evitar llorar, es muy pronto aún para saber cuanto hubiese disfrutado de ciertas cosas. Lo que más lamento es no haberme recibo, pero como dicen “El te va a estar mirando”…
    Un beso y un abrazo.

    Rocío (@neukina)

  7. Me trajiste muchos recuerdos.
    A veces pienso, mirando a mi hijo de 13 y viendo la buena relación que tiene con sus abuelos maternos, lo difícil que va a ser encarar ese momento, que por una cuestión de la vida misma llegara.
    Y como eso también es una preparación para enfrentar la perdida de los padres.

  8. No me parece nada frívolo lo del iPad, al contrario. Mi padre ama todo lo que sea Apple y creo que yo sentiría igual. Me parece muy normal, simpre va a haber algún trigger que te lo recuerde, y algo que le hubiese encantado y hecho feliz me parece un trigger muy obvio! No sé, yo creo que me compraría un iPad o lo que fueses y la disfrutaría yo en lugar de mi papá – porque se que lo hubisese hecho feliz saber que aunque él no puede, yo si (el típico italiano todo por los hijos…)

  9. Me cuesta tanto hacer éste comentario.
    Va ha hacer 8 meses ya que no está con nosotros mi querido papá al que yo quería y quiero tanto y prácticamente no he podido ni soltar una lágrima desde entonces.

  10. Alice!!! que tema, como no entenderte! a veces creo que muchas de las cosas que hoy vivo, serian mejor si ciertas personas estuvieran aqui conmigo.
    El dolor te transforma siempre, y duele aunque pase el tiempo… a veces menos porque el tiempo ayuda, pero esas personas que se fueron antes, como me gusta pensar, trato siempre de tenerlas conmigo. Es mi mejor homenaje.

    te abrazo desde aqui.

  11. Aunque sean tristes, esto son los textos que más me gustan.
    Y sí, se extraña con el día a día… y cuando lo que hacíamos ya no es necesario y la rutina no es más rutina, quedan los recuerdos, los sentimientos, la alegría y esa tristeza eterna.

    beso, linda.

  12. Uy, què dificil!
    Yo tambien estoy lejos de mis viejos y no estoy preparada para ese momento…
    Un abrazo!

  13. Es increible como cualquier detalle puede hacerte recordar, y pensar que diria o que haria la persona recordada; en los momentos menos esperados se te vienen a la cabeza, es porque en realidad, siempre llevamos con nosotros a nuestros seres queridos, y es muy lindo recordarlos asi, con cosas positivas, es lo mejor.
    Me parece mentira, que ya hace 24 años que se fue mi papa, si parece que fue hace un momento, y me encuentro muchas veces, en diferentes situaciones, pensando que diria el, o que opinaria.
    Y sabes, con lo de tu hermana, me hiciste recordar, que mi hermano a los 16 años estuvo muy mal, estuvo en coma, fue horrible, pero por suerte salio todo bien, se recupero perfectamente, pero sabes una cosa? yo nunca he podido olvidarme de aquella epoca, la recuerdo un poco borrosoa, yo tenia 9 años, pero me causa mucho dolor recordarlo, y agradezco tanto que este bien.
    Cosas fuertes de la vida, no?
    Un beso grande.

  14. Vos contando esto, yo hace un mes y medio que despedí a mi hijo de 20 años.Y me hace bien recordarlo como era: optimista, emprendedor, siempre sonriendo, con algun chistesito(hasta en los ultimos momentos), eso trae una brisa fresca en mi mente. Aunque no está sigue estando.
    Tu papá siempre estará contigo cada vez que lo rememoras, con sus palabras, sus vivencias, etc
    Un abrazo

  15. Lonicera, Rocío, Pilikina, Cheli, Marisa,

    gracias por compartir sus historias! Me llegaron mucho.

    Quién Soy?, Romina, Ana O, La Vaca, Danila,

    gracias por sus mensajes de aliento. Me conmovieron sus palabras.

    Sofía Poulain,

    es cierto, los tíos también son parte importante de nuestros recuerdos.

    Alejandro, María Andrea,

    es parte de crecer pasar por estas experiencias, no? Duelen pero hay que pasarlas.

    Stella M. Alonso,

    es cierto, llega inesperadamente.

    Ana, Tere G.,

    quedan los recuerdos y según cómo estés ese día, duelen más o duelen menos, no?

    Ann, Mai, Ana,

    gracias amorosas!

  16. Me encanto lo que escribiste ! Creo que lo mas dificil, para los que vivimos afuera, es estar lejos cuando nuestros padres enferman, o incluso en el momento de su muerte…Con mi papa, estuve presente, pero con mi mama, no, ya que murio, de repente, antes de que yo pudiese viajar…Y esto me dio una mezcla de impotencia, de bronca…me senti ingrata! yo creo que mi vieja no le dio importancia..pero yo, en algun lado de mi inconciente, no me lo perdono! es como mi mancha negra..Mi vieja era muy practica, y ya la escucho desde el cielo diciendo “no digas estupideces, nena!” Eso es lo que perdi también con la muerte de mamà: ya no soy “la nena” de nadie…Perdi mi condicion de hija..Bueno, me voy a pasear el perro, para cambiar las ideas, como dicen los franceses!

  17. qué duro debe ser la muerte de una hermana… me he quedado helada… cuando pasa algo que le querés coemntar, por ejemplo, y caés en la cuenta que ya no está.
    Un abrazo grande

Comments are closed.