Mi primer amor

Me inspiré, che. Les gusta mi dibujito? Soy yo, a los 10.


Un día, a los 6 años, vi en la vidriera de un negocio un libro de tapas violetas con un dibujo de una muñeca y con el título “Las Poesías de Mari Pepa”, escrito por Alejandro Cifra. Le pregunté a mi mamá si me lo podía regalar para mi cumpleaños y eso hizo.

Fue mi primer libro, mío mío, y lo leí hasta el cansancio, aunque siempre me gustaba releer las primeras dos páginas que eran prosa, contando la historia de Mari Pepa.

A partir de ese momento, los libros para mí fueron sagrados. Me hice más extremista cuando una maestra de tercer grado profesaba que los libros no se escriben ni se cortan.

Cuando comencé a estudiar inglés, la biblioteca del instituto no sólo contaba con libros en ese idioma, sino en castellano y de todos los niveles. Fue así que durante los 10 años que estudié allí, sacaba libros prestados o bien iba como dos horas antes de empezar la clase y me quedaba leyendo…

Y, sí, amigos, tiene un por qué, traigan al psicólogo: Si me pidieran que describiera a mi viejo en una imagen, diría “leyendo”. Si me pidieran que describiera a mi abuelo en una imagen, diría “leyendo”. Con el agregado de que cada vez que iba a visitar a mi abuelo me inundaba el olor a libro de páginas marrones que emanaba de su biblioteca.

Ese olorcito aún hoy me emociona encontrarlo en los libros viejos ya que me recuerda a él.

Cuando voy a la casa de alguien, lo primero que miro es los libros en la biblioteca. Y si entro en confianza, saco alguno, lo hojeo, pregunto cosas al respecto, etc. Sean del tema que sean.

Tuve épocas con los libros: Durante la adolescencia leía novelas que me prestaba Araceli, esas novelas para adolescentes; también leía libros cristianos que me prestaba la hermana Marisa del colegio, que, se imaginarán de qué temas trataban además del tono moralista, pero bueh, no está demás leerlo cuando tenés esa edad.

Después me agarró una etapa mística y leía el Nuevo Testamento!

Y cuando empecé el profesorado no me permití leer más en castellano ya que tenía que aprovechar al máximo la oportunidad de expandir más mis conocimientos del inglés. Así que todo lo que leía eran clásicos, sobre todo Charles Dickens que adoro, adoro y adoro!

Así seguí hasta hace unos años cuando me vine a vivir aquí. Ya que estoy acá, me dije, aprovechemos para leer algo más contemporáneo. Entonces empecé a leer novelas en tono de humor pero empecé con una biografía de la reina actual y de ahí sin escalas hasta leer biografías y libros de historia! No puedo parar!

Yo creía que leía poco, pero contando, tanto en el 2006 como en el 2007 leí 9 libros en cada año. Es mucho? Es poco?

Hace muchos años, cuando me hice socia de la biblioteca del instituto donde había estudiado inglés (esta vez siendo alumna del profesorado) pregunté si de casualidad tenían mis tarjetas de cuando estudiaba allí. La buscaron pero no las encontraron. Una lástima. En ellas estaban anotados todos los libros que yo había leído desde los 8 a los 17 años.

Otro tracito de historia que se perdió.


Posted

in

by

Tags:

Comments

8 responses to “Mi primer amor”

  1. Rod Avatar

    Ay me siento mal che, yo lo único que leo de literatura es Harry Potter . Lo empecé a leer hace ya como 6 años o más, y me encanta. Ahora salió el último, quiero ir a buscarlo hoy pero se que me voy a tentar y lo voy a leer antes de irme de vacaciones el lunes, jaja.
    El resto lo que leo durante el año son los libros de la facu, managment, mktg, derecho, etc.

    Ah, en inglés leí uno de los libros de Harry, y todas las short-stories que nos hacían leer en el instituto. La que más me gusta es Dr. Jekyll and Mr. Hyde, es genial. También las que me ganaba a fin de año por ser mejor promedio, bien nerd él.

    Hoy me llegó la carta de Cambridge con el resultado del FCE, una lovely A.

    Bueno, me cebé.. voy a postear algo al blog.
    Saludos Alii,
    R

  2. Bea Avatar

    YO estoy medio vaga para leer. En realidad, lo que me pasa es que empece un libro que no me atrapo y que me esta costando terminar. Espero que el que siga sea mas lindo. Pero los libros son una parte importante de nuestra vida, y como la musica siempre nos remiten a momentos o afectos con los cuales por algun motivo quedan irremediablemente liados. Besos

  3. Omar Magrini Avatar

    Alicia:
    Buenísimo que leas con esa constancia. Yo termine de leer un libro que me regalaron en Bs. As. que eran cuentos de la productora de F.F. Coppola, de ahi saca las historias para sus films. Muy interesantes, ahora voy por un volumen de historia de España, Viva Felipe II!

    Que tengan un muy buen domingo!
    Omar

  4. Gera Avatar

    Mi querida amiga Alice in London,

    Seguimos coincidiendo en muchas cosas, me encanta leer, sobre todo si el libro me atrapa. Sobre todos las novelas historicas, darle una vuelta a la historia pero por el lado de la novela. Desde Alejandro Magno hasta los libros de ciencia ficción de Isaac Assimov.
    Y cuando iba a la cultural inglesa de quilmes ¿fuiste ahí? sacaba libros para leer o me quedaba leyendo en la biblioteca para hacer tiempo y esperar a mis hermanos.
    Mis amigos los libros, desde la colección amarilla de los libros Robin Hood hasta las Mil y una Noches.

    En fin, que lindos los libros. Siempre hay que llevar uno consigo, nunca se sabe cuando lo vas a necesitar.

  5. Alicia Seminara Avatar

    Rod,

    no, no te tenés que sentir mal porque leés Harry Potter. Lo bueno es que leés! Eso es lo que me gusta de J. K. Rowling, ha cambiado, a mi entender para bien, los hábitos de muchos niños y adolescentes: hacen cola para comprar un libro! No es genial?

    Bea,

    suele pasar que un libro no te “llene” en algún momento y te aleje de la literatura. Es bueno darse un respiro a veces y retomar luego.

    Omar,

    amoroso, bien, vos leé de España, yo leo de Inglaterra y después te horneo unos bownies y nos ponemos a charlar sobre la historia de ambas monarquías!

    Gerardo,

    Ay, podemos ser más parecidos? Lo único distinto que encuentro que no me gusta la ciencia ficción ni las novelas históricas. Te juro que intenté pero no me atrapa, el único libro de Sci-Fi que leí fue 1984.

  6. LS Avatar

    Hooola!! Che, ya se que estoy re-perdida con los blogs..ya vendran tiempos mejores…de empezar a visitar a los viejos queridos blogs… y leer las historias que cada uno tienen para contar!

    Yo tambien era una maniatica de la lectura cuando era chica… no se como empezo, porque en mi familia no hay lectores ni cultos… o por lo menos lo digo por mis viejos. Pero yo, era la tipica que se quedaba hasta tarde leyendo un libro y mis viejos me retaban porque decian que era muy tarde. Me acuerdo que apagaba la luz, y seguia leyendo con linterna para que no me retaran. Metida tanto en el libro, que no podia dejarlo. Empece como a los 7 anios… lei mucho, pero la verdad no me acuerdo los titulos.. el unico que me acuerdo es del libro ‘El exorcista’…no se por que pero a ese lo lei como 5 o 6 veces..por ahi en diferentes anios. Y siempre me agarraba miedo, pero me gustaba leerlo igual. Que maso!!???!! no? jajaja… Bueno, saluditos Ali. Y me encanto verte el Sabado. Espero nos veamos el siguiente para las pizzas en mi casa!! No falles!!! L

  7. melom Avatar

    hola alicia.
    encontré este sitio tratando de localizar a alejandro cifra.
    quisiera encontrarlo y decirle tantas gracias.
    y por sobre todas las cosas, mostrarle lo que ha hecho la vida con mis manos, lo que significó ese librito para mi.

    sabrás algo de el?

    un abrazo.
    melom

  8. Marcela Avatar

    Qué lindo texto. Yo tambien amo los libros, amo las bibliotecas (sueño con tener una como la de la Bestia en el dibujito de Disney, o al menos que me den acceso ilimitado a una así 😉 y mis recuerdos están plagados de libros. La pieza de mis padres, cuando era chica, tenía dos paredes con biblioteca empotrada y me acuerdo que me encantaba entrar allí, leer el lomo de los libros (nunca olvidaré el diccionario Appleton de mamá!) y acariciarlos. Mi hija de 2 años, hace hoy lo mismo: se acerca a los libros, los mira y vuelve a mirar y se queda horas acariciandoles el lomo 🙂
    Un abrazo, muy lindo encontrar tu blog!