La Dieta Dukan Y Yo

Sé, por experiencia propia, que más allá de los 30 años el cuerpo comienza a transformarse y por más que peses lo mismo de siempre, ciertas zonas se caen igual, se ensanchan, se deforman… Bueno, lo que ya sabemos. Nos pasa a todos y a todas. El envejecimiento es bien democrático.

En mi caso, nunca tuve problemas con subir de peso hasta que alcancé los 34 y, por primera vez, empecé a experimentar “ese pantalón que antes me quedaba flojo ahora no me cierra”. Socorro.

Fue en ese entonces cuando probé hacer dieta por primera vez. La diseñé yo y traté de comer sano, poco y lo mismo todos los días (no me va eso de comer distinto) sacando lo superfluo (pan, pastas, tortas, dulces) y me dio resultado pero a costa de estar rabiosa los primeros días, de quedarme con bracitos flaquitos y una cabezota.

De qué sirvió? De nada. No me gané ni un Oscar ni un Grammy y después recuperé el cuerpo de antes. Concluí que hacer dieta no era lo mío y que si no quería estar hinchada, pues debería comer menos y ya pero no privarme de mis gustos.

Sin embargo, el año pasado decidimos con Ale probar la Dieta Dukan. Había escuchado sobre ella cuando se casó Kate con William. Todos hablaban de lo flacas que estaban ella y su hermana Pippa y el libro fue best-seller.

Yo lo compré de curiosa y la verdad es que me tentó seguirla porque es fácil, es adaptable a tus gustos y en nuestro caso nos dio resultados.

Probamos un mes y vimos que implica algún sacrificio al principio: no es fácil para mí, que como frutas y verduras crudas todos los días, comer nada más que carne y pescados. Pero pensé: “Bueno, es como hacer la dieta de alguien que nunca come verduras, no puede ser tan grave.” No lo fue y al segundo día ya noté que me deshinché bastante.

En el caso de Ale, se notó más. Yo no bajaba de peso a la misma velocidad que él pero tampoco me lo tomé como una compentencia. Realmente, a Ale se le notó en la cara y en todo el cuerpo.

Muy inteligentemente, nosotros la empezamos un par de meses antes de que se vengan las fiestas, así que imaginate… Con todo lo que festejamos, la Dieta Dukan pasó al olvido.

Sé que tiene muchas críticas, yo nada más hablo sobre mi experiencia. A mí me sirvió para darme cuenta de que realmente las comidas con harina te despiertan más hambre y que si las dejás de comer por un tiempo ya no sentís ganas ni te tentás tanto con una torta, un pedacito de pan, etc.

Me gustó esta dieta porque es muy flexible y no es muy restrictiva, aunque sí al principio.

Considerando mi dieta en Argentina (facturas, sandwiches de miga entre otras cosas) me parece que es hora de que la pruebe otra vez…

13 thoughts on “La Dieta Dukan Y Yo

  1. Yo estoy tentadisima de probarla… me falta el ultimo empujoncito de voluntad.
    Veremos si me animo, antes de que se venga el verano.
    Besos

  2. Hola,he leído y he oído que las dietas con exceso de proteínas como la Dukan dañan los riñones.Yo no tengo problemas de peso,sí con lo relacionado con los cambios con la edad aunque no me preocupan porque me obsesiona más el cansancio y dolor muscular,supongo que según tiene uno la salud las prioridades cambian,besos

  3. Me gustaría tener esa dieta, aunque el sábado estuve viendo un programa donde estaban hablando de dietas y de ésta hablaban bastante mal.

  4. Hola Ali! Espero nunca NUNCA tener que prescindir de las harinas. Yo las redefiendo, en especial a los cereale sintegrales, pero bueno, será que no llegué a los 34 y el cuerpo aún responde… veremos. Sí estoiy segura de que tendré presente tu consejo de hacer la dieta Dukan
    A propósito, una amiga se fue a San Franbcsico y le recomendé que siguiera tus posts sobre esa ciudad y así lo hizo y volvió maravillada! Gracias Ali, besotes!
    c.

  5. Hola, Alicia 🙂

    No conozco bien esa dieta, pero te cuento que la que yo estaba haciendo (la que mencioné en el blog) tenía varios días hiperproteícos (de carne y pescado) como los tuyos, que lamentablemente me subieron el colesterol un montón.
    ‘Ta bien, yo tengo facilidad genética para eso, pero la dieta con la que bajé de peso no me ayudó en ese aspecto. Ahora estoy con otra dieta más equilibrada, seguramente tarde más en bajar los kg que me faltan pero la idea es poder bajar el nivel de colesterol también 🙂

    Te lo cuento nomás para que estemos atentos, a veces nos arreglan una cosa y nos desarreglan otra que ni sabíamos.

    Besitos!!

  6. Jaja, no sabía que en Inglaterra también están con Dukan. Acá en Suecia nadie lo conoce pero hay una variante sueca de dieta low carb high fat que se está volviendo religión. Y obvio que hay gente que dice que hace mal, etc. Se arman verdaderas guerras entre los pro y los anti!

  7. Ali: muero con las harinas, me pueden mal!

    Un verano que me habia zarpado con el peso – llegue a los 86 kilos! – me puse las pilas con una dieta hiperproteica y debo reconocer que el resultado se ve al toque y es muy motivador.

    Saludos linda.

  8. Yo creo que, de esa dieta y todas las demás siempre se dice la parte bonita, que se baja de peso con facilidad, pero todavía no conozco ninguna que sea milagrosa para siempre, a no ser, comiendo equilibrado y poco cinco veces al día y sobre todo haciendo ejercicio para gastar las calorías.
    Aquí en España la dieta Dukan, ya tiene sus detractores, personas con el efecto rebote, obstrucción intestinal, subida colesterol, problemas con el higado al ser tan proteica, etc…pero sobre todo, por lo poco que me he informado, es que cuando una persona hace una dieta de bajar demasiado peso a la vez, después, para que no le produzca el efecto rebote, tiene que hacer una de mantenimiento que dure por lo menos tres o cuatro años para dejar en la memoria celular el cambio.
    En fin, me quedo con lo del principio comer equilibrado y hacer ejercicio, aunque yo soy cero deportista y tengo que hacer mil esfuerzos. Aparte el deporte con los años te viene bien no solo para bajar peso, sino para sentirte bien, y que conste que tengo tu edad, ja,ja,ja,…

  9. Chicos:

    Las harinas que hacen MUY mal son las procesadas, no las integrales. Cereales y harinas integrales de trigo sí se pueden comer. Hacen muy mal a los intestinos, noten que se están poniendo de moda los lavajes de colon … (puaj!)

    Yo estoy por cruzar la barrera de los 30 y ya empiezo a sentir que a mi cuerpo las harinas le caen MUY MUY MAL. Muero por comer tortas y panes y todo lo que tenga harinas procesadas, pero después me siento que tengo 10 adoquines en el estómago. Y eso es muy malo … Se pueden comer otro tipo de carbohidratos que no sean harinas blancas …

    Pero me temo que las dietas milagrosas no existen … Sí es cierto que hay que evitar los carbohidratos, pero tampoco hay que llenarse de carnes, que tampoco hacen bien … Hay que comer equilibrado

  10. Ay yo le tengo un miedo a esa dieta, no de nada, pero tanta proteina. En fin, hablo desde la ignorancia porque no tengo resultados medicos que me justifiquen.

    Yo por ahora salir a correr día de por medio y reducir las porciones de las comidas.

    Besos

  11. En los años 80 se habia puesto de moda la dieta del DR ATKINS,era hiperproteica y casi cero de carbohidratos. El Francia la llamabab la dieta de la muerte: podia traer deño hepatico y renal. Actualmente,en Argentina , hay quienes hacen una dieta hiperproteica + auriculoterapia.

  12. No soy amiga de las dietas creo que lo mejor es comer sano y no mucho. Ahora pregunto porque esta dieta saca las frutas y verduras? Bueno me alegra que les haya dado resultado. Besos Elsa.

Comments are closed.