Malasia

Kuala Lumpur Día 4

Último día en esta hermosa ciudad y pasa como siempre, cuando tu cuerpo y mente se van aclimatando y ya te movés como si casi fueras un local… te tenés que volver!
Es la historia repetida en todos los viajes y el último día te agarra cierta melancolía, mirás a tu alrededor y tratás de quedarte con algún detalle para guardarlo en tus recuerdos, para tenerlo un poquito más de tiempo en vos cuando ya no estés más en el lugar que estás visitando.
Pero la vida sigue y las chicas también queremos divertirnos! Y en mi caso, eso no significa shopping… pero sí! Desde anoche tenía decidido que quería hacer algo de shopping, comprarme alguna que otra cosa linda, aprovechando el tamaño de las prendas en general, sobre todo en vestidos.
Me probé varios y no compré ninguno porque todos estaban con mangas cortas y yo vuelvo al invierno. Y no sé comprar para «por si las moscas». Soy de comprar para lo inmediato así que compré unos pantalones, alguna que otra camisa y un par de zapatos. Ya escribiré más adelante todo lo que tenga que ver con hacer shopping en Kuala Lumpur. Esperad!
Eso sí, cuando hube terminado (bueno, tampoco pasé tanto tiempo comprando!), quise ir a comer algo a una panadería mona, Tous Les Jours, a la cual íbamos cuando visitamos Seoul. 
Abrió justo hoy! Las flores afuera, como si fuera un velorio pero no!!
Como había desayunado bien, Ale se fue a un shopping de electrónica y le dije que lo esperaría en la panadería y cómo lamenté no haberme traído el libro que estoy leyendo! Tardó un montón! 
Volvimos para casa y dejamos las bolsas, descansamos un poco y al atardecer partimos para visitar el KLCC Park, un parque PRE-CIO-SO que forma parte del complejo de Petronas.
Tiene caminos hermosos.
Una hermosa vista de la ciudad.

Rincones encantadores y románticos.
Un lago artificial.
Vegetación exótica.
No paraba de sacarle fotos a los árboles!!
Hay una fuente con aguas danzantes.
Nos quedamos hasta el anochecer!
Y nos volvimos para hacer la valija y dejar el departamento listo. Ya nos vamos a descansar que tenemos que levantarnos temprano.
Gracias por habernos acompañado a través del blog, con leernos, con mirar las fotos, con los comentarios! 
Dentro de unos días escribiré sobre mis impresiones, detalles y consejos sobre esta fascinante ciudad!
Qué les pareció Kuala Lumpur? A nosotros nos encantó!

Kuala Lumpur Día 3

Tercer día, me levanté lo más bien y esta vez a quien le costó levantarse fue a Ale. Lo dejé dormir una hora más porque sabía que hoy íbamos a tener un día más o menos tranquilo.
Qué es «más o menos» cuando estamos de viaje? Porque muchas veces queremos aminorar la marcha y no se puede! Y hoy tuvimos que forzarnos a aminorar un poco porque teníamos por delante un día a pura naturaleza y el sol salió, así que además de la humedad pegajosa había una sensación térmica de 42ºC.
Para hoy teníamos planeado visitar el jardín botánico Perdana que consiste en un gran y extenso parque verde, lleno de flores, pajaritos, vegetación variadísima, museos, animalitos, parque de mariposas, etc.
Primero que nada, caminamos a lo largo de una calle muy transitada para llegar al Monumento Nacional.

Conmemora la lucha malaya por la libertad y se inauguró en 1966.

Son siete soldados y cada uno simboliza algo: liderazgo, sufrimiento, unidad, vigilancia, fortaleza, coraje y sacrificio. Esta hermosa estatua está rodeada por una especie de galería y una fuente.

Y atrás hay un cenotafio recordando a los caídos en las dos guerras mundiales y la Emergencia Malaya.

Pasamos por un pequeño parque con esculturas.

Y luego una plaza con fuentes y una escultura de la flor nacional de Malasia.

A partir de ese momento… a caminar con todo!

Atravesamos el parque que en el mapa que teníamos parecía gigante pero a nosotros no nos lo pareció.

Había un anfiteatro gigantísimo!

Una cascada refrescante a los ojos, no me animé a mojarme los pies.

Pero tampoco nos deteníamos tanto ni nos salíamos del camino principal.

Es que hacía tanto calor! Y si querías ver algo más tenías que subir algunas escaleras y las piernas no me daban para tanto! El calor y la humedad, qué combinación!

De todas formas pudimos disfrutar de la vegetación.

De las orquídeas que crecen como si nada.

De los pajaritos.

De los ciervos.
Y descubrimos un nuevo animalito! Se trata de un bichito típico de este lado asiático y en inglés se lo conoce como Lesser Mouse Deer y me fijé en castellano y se lo llama ciervo ratón pequeño. Es como un ciervo chiquito chiquito, como si fuera un chihuaha.

Les parece bonito?

No fuimos ni al jardín de orquídeas ni al parque de las mariposas ni al parque de los pájaros. No dábamos más! Nos fuimos al depto, descansamos un poco, nos bañamos y me dormí una mini siesta.
Al despertarme estaba lista para la noche! Quisimos ir a ver a las Petronas de noche desde el Sky Bar!

 
Por el camino las podíamos ver reflejadas en otro edificio.

Llegamos al Sky Bar, en el piso 33 del Traders Hotel. 

Vimos que el bar estaba rodeando una piscina, había mucha gente, una espera de unas 2 a 3 horas, la música estaba súper fuerte y nosotros estamos viejos! De ninguna manera iba a  esperar ese tiempo tomando no sé qué y bancándome el tachín-tachín todo para sacar unas fotos que igual las pude sacaaaaaarrrr!!!

La piscina, la barra, los asientos.

Es que vi que había un lugar donde no había nadie y antes de que (yo creía) me dijeran que no ocupara un lugar que no me correspondía, lo animé a Ale y sacamos fotos!

Una de las varias que sacamos. Nada mal, no?

Al final, nadie vino a decirnos nada! Entonces le dijimos a la chica que nos sacara de la lista y que regresaríamos mañana.
Y de allí nos fuimos a cenar a un mono restaurant italiano y ahora estoy acá, con un poco de sueño, contándotelo todo!!!
Gracias por pasar, mañana será nuestro último día en KL y nos volveremos a encontrar aquí otra vez!

Kuala Lumpur Día 2

Se podría decir que ya casi estamos saliendo del jet lag: dormimos de un tirón hasta las 9am pero, por lo menos a mí, me costó levantarme.

Este día decidimos tomarlo tranquilos, sin horarios. Teníamos idea de cómo empezarlo y después veríamos sobre la marcha. Así que fuimos a desayunar, nos tomamos nuestro tiempo y mientras Ale chequeaba su teléfono, yo entrecruzaba datos del mapa que nos trajimos de la Oficina de Turismo con la Lonely Planet de Kuala Lumpur (no te la compres porque, por lo menos la edición de esta ciudad, a mi modo de ver, es una desorganización total!).
Hoy quisimos conocer algo sobre el patrimonio cultural de KL y comenzamos una caminata donde avistamos diferentes edificios. 
La Plaza Merdeka es un foco central dado que en este lugar Malasia se proclamó independiente de Gran Bretaña el 31 de agosto de 1957.

Tiene un mástil de 100m de alto y la Victorian Fountain, importada de Inglaterra en 1897.

Al lado mismo se encuentra el Royal Sengalor Club, de notorio estilo tudor, fundado en 1884. Hasta el día de hoy el Long Bar admite hombres solamente.

Había chicos y chicas jugando rugby… juntos!

Enfrente de la plaza hay una fila de edificios históricos y muy bonitos.

Te los detallo:

1. Old Sessions and Magistrates Court Building (1910)
2. City Theatre – Panggung Bandaraya KL (1896)
3. Sultan Abdul Samad Building (1894 – 1897) Ahora es el Ministerio de Información, Comunicación y Cultura.
4. Government Office (1899)
5. National Textile Museum (1905)

 Y al lado nomás, está la Kuala Lumpur City Gallery.

Una galería hermosa con exhibiciones de maquetas divinas (mirá que para mí me gusten!!) y sobre la historia de Kuala Lumpur.

Hay un edificio casi transparente, fijate qué alto es con respecto a las Petronas.

Es un edificio que tienen proyectado construir pronto.

Ahí nomás el National Musical Museum (1919)

De allí fuimos caminando al Mercado Central.
Es un edificio que fue construido en 1888 y que hace poco se recuperó porque iba a ser demolido. 
Adentro se vende de todo!
Y también hay un patio de comidas.
Por afuera hay una peatonal donde también se vende de todo!!!
Y por suerte había un mercado de comida malaya.
La dueña de un puesto de frutas me vio sacando fotos y me pidió que le sacara una a ella también!
Qué simpática!
Luego pasamos por la entrada al Chinatown.
Pero ya estábamos cansados. No es que haga muuuucho calor pero el tema de la humedad es terrible. Te sentís pegoteada, sucia e incómoda. Así que emprendimos la marcha y nos encontramos con unas edificiaciones interesantes. 
Estas son las Jalan Petaling Shophouses.
Estos comercios son de estilo Holandés-Patricio, una mezcla de estilo holandés y romano. El edificio Tai Kwong es la ferretería más antigua de todo Chinatown.
Vimos varios edificios antiguos en ese estado. Espero se renueven pronto.
Ya estábamos llegando a la parada de subte cuando nos llamó la atención un sonido metalero a full que se escuchaba cada vez más cerca.
En la Old Market Square se estaba desarrollando un concurso de talentos metaleros!
Honestamente, sonaban genial! Y filmamos un par de canciones y disfrutamos mucho de lo que escuchamos.
Aproveché y le saqué fotos a un reloj Art Deco que fue construido para conmemorar la coronación de King George VI (el padre de la actual reina) en 1937.  En su lugar antes estaba la Victorian Fountain, la de más arriba. 
Al costado se pueden ver más comercios antiguos con diseño holandés y unos muy modernos!
Pegada a la estación de subtes Masjid Jamek se encuentra la hermosa mezquita que lleva el mismo nombre, la primera mezquita de ladrillos de la ciudad. Tiene tres cúpulas de estilo mongol.
Construida en 1909.
Y esto es todo por hoy! Llegamos cansados, pasamos por un shopping para tomarnos un helados y después de la ducha, heme aquí escribiendo esto con mis últimas fuerzas.
Qué tal Kuala Lumpur? Les gusta?
Gracias por pasar, leer y comentar! Nos encontramos mañana acá otra vez! Gracias!

 

Kuala Lumpur Día 1

Día 1? Qué día es hoy? O qué horas en Londres? Y en Argentina? Tengo sueño y no puedo dormir. Se me acartonan los párpados, me tiro en la cama… qué hora es? 5 am?

De ese estado de confusión estoy saliendo de a poco. Odio el jet lag pero qué le vamos a hacer si viajamos hacia Asia!

A Malasia! 

Después de un vuelo de 14 horas y de haber hecho una conexión de corta duración en Doha, Qatar, estamos en Kuala Lumpur, un sueño hecho realidad.
Cómo no querer venir si están aquí las Torres Petronas, las torres gemelas más altas del mundo y que fueron proyectadas y diseñadas por el arquitecto argentino César Pelli!
Llegamos ayer, a las 2pm hora local y luego de habernos tomado el tren desde el aeropuerto, tomamos un subte que nos dejó muy cerca de donde nos alojamos.
Esta vez elegimos quedarnos en un departamento A LA VUELTA de las Petronas, así que estamos re bien ubicados!

El depto. Tiene piscina y cancha de tenis!

También hay un sitio para lectura, lugar para comer, gimnasio y otra piscina desde donde ves las torres!

Mucho no hicimos ayer porque estábamos cansados, extenuados, con ganas de dormir más que pasear pero de todas formas, nos dimos una ducha y salimos al rato, a dar unas vueltas por el shopping que pertenece a las Petronas y después de cenar, nos vinimos a dormir!

Parte del Suria KLCC.

Hoy a las 4am ya estaba despierta y no pude dormir más y hoy se podría decir que fue nuestro primer día en Kuala Lumpur.
Qué hacer como primer paseo? Adivinaste! Las Petronas!
Habíamos sacado nuestra entrada por internet estando en Londres así nos asegurábamos un horario porque los visitantes entran en tandas de a 20 y con tiempo limitado.
Teníamos el turno para las 9.15 y te escoltan en todo momento pero con toda amabilidad. 
Primero tomamos un ascensor desde no se veía nada y te proyectaban una filmación sobre cada pared del ascensor de lo que se vería si tuvieran ventanas!!! Obviamente que los oídos se nos taparon y enseguida nomás, llegamos al Skybridge, el puente que conecta las dos torres.
A 170m de altura.
En todo momento había un guía dejándote que miraras, sacaras fotos, también se ofrecía a sacarte una. Había también seguridad pero para nada intrusiva y por demás amables.
Nos llamaron al cabo de 20 minutos y volvimos a tomar otro ascensor y subimos hasta el 83, tomamos allí inmediatamente otro que nos llevó al piso 86, donde se tenía una vista espectacular!!
Cómo me gusta visitar ciudades, explorar sus edificios!!!

En este piso había además demostraciones interactivas, videos, maquetas, lo usual.

Y nada más! Nos bajaron al Gift Shop, compré algunos regalillos para mi ahijado menor que le falta re poco para recibirse de arquitecto, dejamos todo en el departamento y de allí partimos para la Oficina de Turismo.
Bonita, eh?

La entrada.

Allí encontramos más información para organizarnos unas caminatas que haremos en los próximos días.
Me sorprende que no llueva tanto (han caído apenitas unas gotas!) y no haga tanto calor sofocante. Veremos cómo amanece mañana.
Igualmente seguimos caminando, ya cada vez con las piernas más pesadas!

Nos tomamos el monoriel.
Dimos unas vueltas por un sector llamado Golden Triangle donde se veían muchos edificios altos, más que nada shoppings.
Pero después terminamos caminando por otras zonas más auténticas!

Y gente comiendo.

Me gustó ver estos comedores prácticamente al aire libre, donde aparentemente sólo son visitados por locales, señal que ahí se come bien seguro! No fuimos porque nos habíamos tomado un helado hacía unos minutos!
Así como si nada, en una callejuela te lavan el Lamborghini. (Es un Lamborghini el amarillo, no?)
Entramos al Lot 10, un shopping e hicimos algunas compras y no dábamos más y Ale quiso un masaje thai de pies, en un Spa tailandés que vimos de casualidad.
Pensé que lo necesitaba aunque no soy muy fan de los masajes y menos los de pies y cabeza. Odio que me toquen los pies y la cabeza!
Sin embargo, acepté y sufrí como una loca! La señora era pequeña pero tenía una fuerza descomunal. Encima, esta mañana me choqué con la cama y me quedó un lindo moretón en la pierna y la masajista me lo apretó como 3 veces!
Ahora mis pies estarán divinamente descansados y mentolados pero tengo como cien patas de gallo nuevas por haber estado frunciendo la cara a lo largo de 30 minutos!
El día se estaba haciendo largo y decidimos volver y pasamos por el shopping Pavilion donde hay una fuente que tiene que ver con la hermosa flor Hibiscus, la flor nacional de Malasia.

La entrada principal y la fuente.
Cruzamos por un puente peatonal.

Después de una siesta reparadora salimos a cenar y volvimos al Pavilion, divino, gigante, espectacular!

Así es por dentro.

Y después de cenar en un restaurant cercano, volvimos a casa.
Esto es a la vuelta de donde nos alojamos.
Nada que envidiarle a Ocean Drive, no?
Gracias por pasar y leer, comprenderán que no podré (bueno, quién sabe!) responder cada comentario pero los leeré seguro!
No me quiero hacer la canchera diciendo que no tengo sueño pero me voy a tener que obligar a ir a dormir!
Nos encontramos mañana por acá? Gracias!
 

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: