London

Temblor en Londres

Despiértame cuando pase el temblor
(Cuando Pase el Temblor – Soda Stereo)

Anoche me desperté muy de repente y empecé a los gritos moderados «Ale, se mueve la cama! Se mueve la cama!» y Ale, medio dormido, me contesta «No, no se mueve» y dio media vuelta y siguió durmiendo.

Medio agitada, volví a dormirme.

Hoy cuando me desperté le comenté a Ale «Tal vez tuve palpitaciones, por eso me desperté asustada…»

Pero después, leyendo las noticias online, descubrimos que lo que yo había sentido era real! Lo que sentimos fue una réplica del temblor que hubo al norte de Inglaterra. Y como nosotros vivimos en un quinto piso al lado del río, entonces resulta lógico pensar que lo que me despertó fue, efectivamente, la cama que se movía!

Aquí y aquí tienen unos artículos interesantes.

Oh, me recordó algo que me pasó en México y lo pienso contar en otro post! Pero ahora les dejo el video de Martika (Quién se acuerda de ella?) alusivo a lo que sucedió anoche:

I Feel The Earth Move (Siento que se mueve la Tierra)

Qué ochentoso! Mientras lo bailo, me siento de 16 otra vez!

Abbey Road

Obvio, fue uno de los primeros lugares que visité al poco tiempo de venir a vivir aquí.

Para llegar a Abbey Road, la estación de subte más cercana es St. John’s Wood. Tiene un pequeño negocio a la salida donde cualquier fanático serio de los Beatles se gastaría todo! Las cosas que hay son divinas y uno no puede dejar de babearse.

La verdad, no lo podía creer. Crucé la calle varias veces y no era la única. Costó sacarme la foto yo sola! Siempre había alguien más!

Abbey Road es un cruce peatonal señalizado por dos postes de luces y esto indica que todo conductor tiene la obligación de parar si ve que va a cruzar un peatón.

Me acuerdo que había un chico japonés que se acostó en el medio de Abbey Road y así le sacaron una foto… Unos santos los conductores, se imaginan si hubiera una calle tan «sagrada» en Argentina? Pobre japonés, no cuenta el cuento!

Pero, claro, lo más divertido es si vas con amigos, sobre todo si son cuatro, y cruzan en fila india. Quién se saca los zapatos para ir descalzo como Paul?

(Si comparan la foto que me saqué con la original de los Beatles se darán cuenta de que el cruce fue corrido unos metros.)

Ahí nomás está Abbey Road Studios, con sus paredes blancas pero llena de graffiti que dejan los turistas, en todos los idiomas. Cada tanto las pintan de blanco, borrando lo anterior.

Se ve gente muy loca también, pero creo que entre beatlemaníacos nos entendemos porque, sinceramente, emociona estar en un lugar así.


Les gustaría «experimentar» Abbey Road? Clickeando acá van a poder verla live, a través de la cámara que la enfoca permanentemente. La cámara enfoca desde Abbey Road Studios. Si ven bien, hay una especie de monumento en el medio de un cruce de calles, ahí se para todo el mundo para sacarse la foto.

Algún gustito me tenía que dar!

Pancakes Day

Argentinas, a los panqueques!

Hoy es Pancakes Day, o sea el Día de los Panqueques, que se festeja el primer día de la Cuaresma (en inglés, Lent). Acá la gente tiene por costumbre «sacrificar» algo durante la Cuaresma, por ejemplo, algunos prometen no fumar, otros no comer dulces, etc. (Todavía no conocí a nadie que prometiera no beber por 40 días!).

La costumbre de hacer panqueques aparentemente viene de que como durante los 40 días de Cuaresma los cristianos tienen que ayunar, entonces trataban de usar todo lo que no podían comer, por ejemplo, leche, manteca y huevos, hasta que sea Pascuas.

El día de hoy se llama Shrove Tuesday. Shrove viene de shrive que significa «confesar todos los pecados».

Gracias a Bea me enteré de esta costumbre y entonces decidimos reunirnos y yo propuse poner mi casa y cocinar los panqueques. Las chicas (todas argentinas) trajeron los ingredientes, todo muy rico: frutillas, moras, Nutella y dulce de leche.

Empezaron a venir a partir de las 5 y media y fue un cotorrerío divino! Me encantó tener mi casa con tanto jolgorio, la pasamos re-bien!

Como pueden ver en la foto, no hay ningún panqueque a la vista!

Gracias chicas por venir!

Alicia La Pastelera

En setiembre del año pasado comencé el curso Certificate for Pastry Cooks & Patissiers ya que haber empezado en la bombonería trajo aparejado el darme cuenta de que yo, que creía saber algo, pues no sabía nada. De nada!

Y decidí entonces anotarme en este curso en tan afamado lugar, el Westminster Kingsway College, donde entre otros, estudió Jamie Oliver.

El proceso de selección era bastante extenuante, no por lo que te pudieran preguntar; para mí lo fue porque quedé condicional, iban a ver mi caso con más detalle, porque sólo toman a personas que estén trabajando en algo que tenga que ver con catering y las vacantes eran limitadas. Yo recontra recalqué que estaba como aprendiz en una bombonería. Y me dijeron que esperara.

Cuando a los pocos días veo que el título del mail era «Felicitaciones», no lo podía creer! Me sentí la persona más dichosa del mundo y lo desperté a Ale para contarle.

Soy feliz estando en el college, aprendemos muchas cosas, es un edificio muy grande y tiene cocinas enooooooormes, siempre hay olor a algo rico y nosotros estamos en la cocina pastelería.

En la cafetería del college con algunos de mis compañeros.

El chef se llama Mr Loder, la primer clase me sentí perdida: no le entendía nada. Pensaba «Qué está diciendo este tipo!» y luego me dí cuenta el por qué: es australiano y el acento es muy diferente. Ahora nos acostumbramos, digo «nos» porque éramos varios los que no le entendíamos.

Mr Loder explicando y mostrando cómo se mezcla para hacer friands.


Las clases empiezan a las 3 de la tarde, la primera hora es teoría y repaso de lo aprendido y luego, hasta las 8 de la noche, a la cocina.

Ahí es «sálvese quién pueda» porque vos vas y te buscás los bowls, los tachos, las espátulas, lo que necesites y te ponés a trabajar. A veces lo que hace el chef es mostrarnos algún paso en particular que requiera nuestra atención pero después nos la tenemos que arreglar nosotros.

Igual tenemos todo, cualquier tipo de ingredientes que necesitemos y, además, hay hornos, batidoras, heladeras y lo que te imagines, re profesionales.

Hoy aprendimos a hacer muffins, brownies y friands. Estas son unas masas húmedas.

Con Daiva, mostrando la fuente de brownies que acabamos de hacer y al lado, los friands.


Ya aprendimos a hacer pan, doughnuts, éclairs, carrot cakes, tarteletas, qué se yo!

Les dejo la receta de unos muffins bien ingleses.

Me gustaría que los hicieran y me contaran cómo les salieron:

Tiempo de Cocción: 20 minutos aprox.

Temperatura para hornear: 180 grados C

Ingredientes:

400g harina
220g azúcar
20g polvo de hornear
2g sal
120g manteca
120g huevos (3 a 4 huevos)
220g leche

(si, gramos! Pesamos los huevos que en realidad sacamos de «cartons», o sea, para los reposteros se venden huevos líquidos en cartón. Y también pesamos la leche.)

Procedimiento:

– Mezclar los ingredientes secos y, si se quiere, tamizarlos.

– Mezclar la manteca y el azúcar hasta lograr una crema. O sea, la manteca a temperatura ambiente.

– Mezclar los huevos y la leche y agregarlos a la crema. Homogeneizar, como se dice ahora. Antes era «mezclar»

– Agregar de una, los ingredientes secos. Mezclar todo bien y no estar mucho tiempo revolviendo porque si no, se empieza a formar gluten y ésto hará que no se leve la mezcla.

– Poner en pirotines y meter en el horno.

– Sacarlos cuando los vean blanco-dorados, dejar enfriar y comer!

Y como yapa, les dejo esta receta que se me ocurrió hoy ya que a Ale le cae mal el tomate y yo tenía ganas de comer pizza.

Mi receta se llama Ciabattalicia

Ciabattalicia

– Trituré ajo, perejil y unas hojas de albaca y luego les agregué dos cucharadas de aceite.

– Unté las ciabattas con eso y las metí en el horno.

– Mientras, freí cebolla y morrón.

– Cuando estuvieron listos, saqué las ciabattas, les puse lo que freí antes encima y volví a meterlos en el horno.

– Ya tenía unos hongos (frescos, no de lata) fileteados y los freí con muy poquito aceite en una sartén de teflón, así que no se pegaron pero quedaron doraditos.

– Cuando los hongos estuvieron dorados, saqué las ciabattas, los puse arriba y encima mozzarella.

– Al horno y al estómago!

Buen provecho!

Mi barrio

Esta vez quería mostrarles cómo es mi barrio y por supuesto que es más vívido cuando se lo filma, no?

Van a escuchar mi vocecita explicando, eso sí. El síndrome «maestra ciruela» es más fuerte.

Aquí les muestro el río desde el balcón.

En estos otros, la vista es desde el balcón trasero.

Se ven algunos edificios típicos de Londres.

La parada del colectivo y el pub:

Hoy, bien fresquito:

Hoy fui al supermercado y el día estaba tan lindo que se me ocurrió ir filmando mi camino.

Y mi carrito:

Acá hubo un error, se escucha hasta donde yo digo «George». Lo que yo quise explicar fue que los buzones tienen las iniciales del rey de la época en que fueron ubicados. En este caso, se ve que este buzón fue puesto durante el gobierno de George VI, el padre de la reina actual. La R es por Rex, en latín, que significa rey.

Por suerte pasaban los colectivos! Uno de dos pisos y otro de uno. Mírenlos, son divinos! Y de paso les explico una forma de cruzar las calles!

Acá les muestro otro buzón, de la época de Lilibet. E (Elizabeth II) R (Regina) («reina» en latín)

Ratas Voladoras:

El árbol de Navidad en el shopping y el supermercado:

La estación:

Alicia a los premios

El Eurostar siempre salió desde Waterloo Station lo cual era genial porque vivimos cerca. Pero desde el 14 de noviembre partirá desde St Pancras Station.

Como acá todo se planea y organiza con mucha antelación y profesionalidad, pasan las siguientes cosas:

Ale leyó que estaban buscando gente que quisiera «probar» la estación. Y me anotó. Y me llamaron.

Consistía en que uno tenía que ir a St Pancras con una valija (vacía, no hacía falta poner nada adentro), llevar pasaporte y la identificiación con código de barras y los tickets que me mandaron por correo.

Entonces todos los que fuimos teníamos que entrar a la estación (a la parte internacional, abierta solamente a los que estábamos autorizados) hacer de cuenta que viajábamos, escanear los pasajes, pasar las valijas por seguridad, mostrar los pasaportes y esperar en la sala, cerca de las escaleras mecánicas que nos llevaran a la plataforma para tomar el tren.

Subiendo por la cinta.

Mientras esperábamos en la sala uno se podía servir té o café y medialunas.

Al mediodía nos dieron un almuerzo.

En total «viajé» tres veces en el tren. Los viajes eran de 10 minutos, íbamos y volvíamos, bajábamos, esperábamos que nos volviera a llamar y así.

Como yo me llevé un libro, estuve entretenida.

Y me premiaron (bah, a todos los que fuimos) con un viaje ida y vuelta por Eurostar a París, Bruselas o Ille. No sé qué destino elegiré, tengo hasta el 2009 para decidirme!

El tren.


La Novicia Rebelde

My heart will be blessed with the sound of music
And I’ll sing once more
(Sound of Music – The Sound of Music)

Por una ecuación tal como

(distracción argentina X distracción inglesa) + viveza criolla

sucedió que en 7 días fui a ver The Sound of Music (La Novicia Rebelde) dos veces.

Siempre me habían gustado las canciones aunque nunca, de niña, había visto la película ni había aprendido las canciones. Pero alguna vez las había escuchado y me habían encantado.

Hace un año Ale me regaló la película y cada tanto la veo.

Aquí en Inglaterra todos las saben. Los niños las aprenden de sus padres o maestros y, a su vez, éstos mismos las aprendieron de sus propios padres.

Además, es que es una comedia que se conoce en todo el mundo!

En el teatro se escucharon muchas moqueadas, he visto hasta hombres grandes enjugarse sus lágrimas, igual que mujeres y yo misma!

La primera vez que fui, los primeros 40 minutos no paré de shorar! De la emoción de ver y escuchar esas canciones maravillosas en vivo y en directo, con una orquesta divina!

Fui con Ale, se lo bancó como un señorito inglés.

La segunda vez fui con Alejandra a quien invité porque sabía que le gustaban las comedias musicales, y aparte porque me cae bien, obvio!

(Alejandra, me pareció o vos también shoraste?)

La actriz que interpreta a Maria se llama Connie Fisher, salió de un reality show.

Los decorados, no tienen una idea de lo fabulosos que son! Y las voces de todos, todos! Geniales!

Les dejo un videíto de la actriz con los chicos cantando un potpurrí de las canciones más conocidas. Está bajado de un espectacular de la tele.

Que lo disfruten!

Guitarras Les Paul

Hace un par de domingos salimos a almorzar y luego, caminando por ahí, nos encontramos con dos gratas sorpresas. Una la describo en mi otro blog (con fotitos y videítos) y la otra es ésta (esta sorpresa): Una exhibición de guitarras Les Paul gigantes.

Cada una tiene un nombre de un guitarrista de rock. Algunas ya fueron autografiadas por ellos, otras están a la espera. Cuando todas lo estén, serán rematadas para recaudar fondos para The Prince’s Trust, Nordoff-Robbins Music Therapy, y Teenage Cancer Trust.

Aquí les dejo el link para que las vean a cada una y con más info.

Ale con la guitarra firmada por Ozzy Osbourne.

Yo con la firmada por Paul Mc Cartney.

Ale y la firmada por Mark Knopfler.

La de Razorlight.

Prince, The Artist

Sí! Qué regalo de aniversario de casados!

Fui a ver a Prince!! Digo «fui» porque Ale me acompañó, se lo bancó, sacó fotos y se negó a bailar. Pero la pasamos muy bien. Con la entrada te regalaban su último CD.

Qué se puede decir de este tipo más que genio, showman, artista? Nada más.

Prince no es sólo el autor de «Nothing compares 2 U» ni de «Maniac Monday» ni de «Purple Rain». Es más que éso: es funk, es soul y es pop. Todo eso muy bien combinado.

Prince está más allá del video «Cream» que es, creo, el único que recuerdan los hombres y por el cual le darían algún crédito…(por la bailarina)

Al que frunza la nariz, le invito a escuchar un CD completo de Prince y se darán cuenta de que pocos artistas componen con los matices con que lo hace él.

El recital fue en el O2, el estadio antes conocido como «Millennium Dome». Decir enorme es poco.

Pasen y vean:

Acá llegando al estadio. No sé qué se supone que es eso, pero había varios círculos por cuyo centro brotaba agua y humo.

La entrada al estadio.

El hall.

Eso encerrado en un círculo es…

…un ser humano!

Yo no te sé decir qué es todo eso, pero en ningún recital jamás vi tanto!

Ven esas mesitas violetas? Ahí se sentaron unas personas (serían VVIP o contratados?) y durante un tramo del recital, fueron todos invitados a bailar… sobre el escenario!!!

El escenario, una yeguada.

Él.

Sí, así chiquito y flaquito como lo ves, es un showman de aquéllos. Cantó sólo los grandes éxitos y un par de temas acústicos con la guitarra, él solito, una ternura. En general, fue muy «jazzero» el recital, hubo disco, funk, pop del bueno, obvio y verdadero soul.

Las chicas del coro eran dos, muy onda setenta una con afro y pantalones bien ajustados y dos bailarinas que eran recontraprofesionales. Bailaban bárbaro.

Argentinas en Londres

Gracias a la tecnología se crearon los blogs y gracias a los blogs pude conocer a estas chicas con las cuales cada tanto me reúno y la pasamos re-bien!

Ya conocía a Bea, Leticia y Carolina y también a Karla (que no está en la foto) y hace un par de semanas conocí al resto en un restaurant donde comimos pizza, hasta ahora la más rica de Londres.

Me sentí muy cómoda, algo que nunca me sucedió al estar reunida con muchas chicas a la vez (sí, sépanlo, soy rara hasta en éso).
Gracias chicas, la pasé genial!
error

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: