Beatles

El Barrio De Sir Paul McCartney

El fin de semana pasado fuimos a dar unas vueltitas por un barrio lindo: St John’s Wood. Habíamos reservado un lugar en un restaurant en particular y ya que íbamos para el barrio de Sir Paul, le propuse a Ale buscar su casa e ir a verla.
Te suena St John’s Wood? Es que así también se llama la estación de subte donde te tenés que bajar para ir a la famosa Abbey Road!
Cuando llegás a destino por subte, esto es lo que ves.
 
Y vas saliendo y ves esto…
Afuera, el Beatles Coffee Shop; diminuto, sí, pero vende lindos recuerdos. 
Y no muy lejos de ahí, vive Sir Paul desde 1965.
Sí! Podés creer! Nunca cambió de casa y leí en un libro biográfico que, mientras grabaron en Abbey Road Studios, solía caminar hasta allí y muchas veces terminaban todos los Beatles «zapando» de vuelta en la casa.
Pero antes quisimos ir al restaurant para almorzar rico y para ello nos dirigimos a la High Street.
Es preciosa!
En realidad, es como cualquier otra high street porque tiene los mismos negocios que en todos lados aunque se destaca que haya un Baby Gap y otras marcas un poquito más caras de lo habitual.
 
Y por las calles ves otra clase de autos.
O estacionados en la puerta de la casa!
Uh, hablando de casas…
Casonas! 
Lo que te da una idea de que es un barrio posh.
Después de almorzar, entonces, fuimos para la casa de Sir Paul.
Mientras caminábamos hacia allí, con Ale pensábamos que íbamos a encontrar a algunos fans 
…y nada que ver! 
La calle estaba absolutamente vacía, salvo por nosotros dos! Ale bromeaba: «Qué tal si vamos a Abbey Road ahora y les decimos que acá nomás está la casa de Paul McCarntney? Se vienen todos corriendo!!!» Si te interesa ir, la dirección es 7 Cavendish Avenue. Te paso el código postal por si le querés escribir una carta: NW8 9JE. Imprescindible el código postal, eh? No te lo olvides!
Ni locos tocamos timbre y ni siquiera pisamos la vereda! Es que se trata de una propiedad privada y no es como la pared de Abbey Road Studios donde se tolera que graffitees

Así que después de pasar por lo de Sir Paul, caminamos la calle un poco más y en la esquina vimos una calle cerrada y adentro había casas. O sea, un mini barrio cerrado que parecía tener más privacidad que la casa de Paul!!!

 
En la esquina, este hermoso buzón de la época de la Reina Victoria.
Y caminando llegamos al precioso St John’s Churchyard, el cementerio-aprovechado-como-parque que tienen todas las iglesias antiguas.
Verde? Verdísimo!
Con rincones multicolores!
Y una reserva natural donde hay zorros y diferentes pajaritos y al cual podés entrar sin problemas!
Si no te asustan las tumbas!
A lo largo de esta caminata, no sólo vimos las casas y casonas que te mostré antes. También disfrutamos de los árboles que están en su mayoría florecidos. Encontré tres clases. 
Este.
Este otro.
 
Y este otro.
Para mí, el árbol más lindo!
También noté que las casas tenían mucha vegetación para resguardar algo de la vista del curioso.
Pero igual no eran muy altas!
Conclusión: St John’s Wood tiene algo más que Abbey Road! Y si te toca un día de sol y tenés un poco de tiempo extra para pasear y disfrutar, podés darte una linda caminata.
Te dejo un mapa para que te ubiques bien y te marqué los lugares mencionados!
 Feliz paseo!

The Magical Mystery Tour

Roll up (and that’s an invitation), roll up for the mystery tour.
Roll up (to make a reservation), roll up for the mystery tour.
The magical mystery tour is waiting to take you away,
Waiting to take you away.
(Magical Mystery Tour- The Beatles)


Esto es placentero! Esto es emocionante para todo quien sea fan de The Beatles! Y si no te interesan mucho, con este tour pueden llegar a gustarte un poco más porque recorrer Liverpool llenando tus ojos de casas y rincones que tienen que ver con los Fab Four y encima escuchar su música mientras paseás y ves con tus propios ojos lo que dicen las canciones… indescriptibles sensaciones!

Recuerdo que la primera vez que hice este tour, en 1999, había escrito en mi diario, «el guía era muy sarcástico pero divertido» cuando relataba el tour. Esta vez, el guía era Paul, no el grandote de antes (o se achicó o se abuenó) pero no era para nada sarcástico y sí muy profesional en lo suyo.

Además de mostrarnos todo lo Beatle que hay en Liverpool, también te hacía un racconto de la historia de esta ciudad, que no es sólo famosa por John, Paul, George y Ringo.

Tengo la piel de gallina de sólo recordar todo y saber que voy a describirlooooo! Vértigo! (Me encantan, adoro The Beatles! – Se nota?)

Las casas y todo lo que les mostraré están bastante alejados de lo que sería el centro comercial de Liverpool por lo que el micro tardó un par de canciones hasta llegar donde teníamos que llegar y desde allí, ver todo.

Paramos pocas veces así que yo que ustedes, me contrato un taxi que por 50 pounds te recorre lo mismo y parás las veces y donde quieras. En un taxi caben 5 personas así que conviene perfectamente.

Nuestra primer parada:

«Penny Lane is in my ears and in my eyes…»

Paramos para sacarnos la foto con el nombre de la calle y luego, cuando nos subimos al micro, comenzamos a ver lugares mencionados en la canción.

«…the shelter in the middle of the roundabout…»

«On the corner there’s a banker with a motorcar…»

«… there is a barber showing photographs…»

Más adelante, pasamos por el hall donde se conocieron Paul y John. Es el edificio de atrás. (Por eso, ven, es mejor ir en taxi!)

Por suerte el micro tenía los vidrios limpios!

La casa de John Lennon! Ahora se la puede visitar por dentro, donde todo ha sido recreado. Está abierta al público por 9 meses al año y por supuesto, estaba cerradaaaaaaaaaaaaaa!

Así que le sacamos fotos de la fachada.

«Mendips» es el nombre de la casa.

Pasamos por otras casas Beatle, dos de Ringo, y la siguiente, la de George Harrison.

Con un ocupante muy curioso…

Me pareció ver un lindo gatito…

Qué alegría ver que el micro tomaba la ruta y empezamos a escuchar la canción que menciona este lugar:

Strawberry Fields forever!

En realidad, el nombre es Strawberry Field, sin s.

Seguimos luego para la casa de Paul McCartney, que también se puede visitar y que también estaba cerrada.

Prolijita y linda como el antiguo dueño.

La vuelta fue a pura música Beatle, se escuchaba muy bien, realmente y por supuesto me puse a cantar.

Nos dejaron cerca de The Cavern y entramos, nos sacamos fotos.

Y se ve la recreación del escenario original.

Afuera, en la calle, hay una estatua de John Lennon, en una pose que copia una foto de él en el mismo lugar, afuera de The Cavern Pub, enfrente de The Cavern Club.

John Lennon cabezón.

También pasamos por el hotel A Hard’s Day Night y seguimos caminando hasta el Albert Dock donde está una especie de museo Beatle, The Beatles Story, visita obligada para todo fan.

Muy interesante!

Volveré, eh, no me conformo con este poquito! ;D

Liverpool

In Liverpool
On Sunday
No traffic
On the avenue.
(In Liverpool – Suzanne Vega)


Qué linda es Liverpool!

Si van, no hagan como yo que fui dos veces, una en 1999 y otra, ayer y las dos veces fui un día. Quédense dos días, por lo menos, así la recorren bien, deteniéndose a disfrutar del paisaje, del puerto, del río Mersey, de los museos y por supuesto, de la cultura Beatle!

Si sólo tienen un día y son fanáticos de los Beatles, la recomendación es que vayan bien temprano y hagan el Magical Mystery Tour, luego vayan al Beatles Story, que es un museo sobre los Fab Four y lo que les quede, lo paseen por ahí nomás, en el Albert Dock.

Como todo lo Beatle lo hice la primera vez que fui, ayer sólo hicimos el Magical Mystery Tour con mi primo y Ale, y al Beatles Story no fuimos ya que a ellos no les interesaba (no son taaaan fans como yo!)

Tomamos el tren desde Euston Station a las 8.15 de la mañana y a las 3 horas ya estábamos en Liverpool. De ahí nomás, hacés todo caminando.

Virgin Trains.

Enfrente de la estación, tenés este edificio precioso y unos cuantos otros al costadito, del mismo estilo neoclásico.

El edificio se llama St George’s Hall y contiene un hall para conciertos y tribunales.

Caminamos hasta el Albert Dock y fuimos a un Tourist Information Centre desde donde salía el micro para hacer el Magical Mystery Tour, que duró unas 2 horas. Cuando terminó, nos dejaron en The Cavern.

Aaaaaah… Felicidad…

De allí, nos dirigimos al Albert Dock y en el camino íbamos viendo unos cuantos edificios lindos, aunque nos encontramos con otros tantos de oficinas cerrados o abandonados.

The Town Hall o Municipalidad.

Siguiendo por este camino te topás con el famoso Royal Liver Building.

Quienes conocen Montevideo, lo verán parecido al edificio del puerto, no?

Enfrente, está este moderno y lindo edificio.

La terminal de los ferrys.

Estatua de Edward VII.

Y aquí se ve mejor este edificio tan bonito:

Port of Liverpool.

Llegando al Albert Dock, se tiene esta vista espectacular del contraste entre lo clásico y lo moderno.

Bello!

Ya en el Albert Dock:

A qué lugar de Buenos Aires les hace acordar!!??!?

Nos dió la sensación de que Liverpool tenía esos contrastes: por un lado, era evidente un pasado de opulencia, por el otro pareciera que la parte moderna de la ciudad estaba un poco vacía, aunque hay unas calles peatonales anchísimas donde se encuentran muchos negocios de todo tipo y shoppings muy grandes y atractivos.

Colorida fachada.

En Liverpool hay dos catedrales importantes y una de ellas es la catedral anglicana.

Esta es la vista parcial de la misma.

Se encuentra en lo alto y llegamos a ella por un camino muy verde, muy arbolado… y muy tenebroso!

Rodeados de lápidas todo el tiempo!

Y otra es la catedral católica, The Metropolitan Cathedral.

En la cúpula, el vitraux más grande del mundo.

También vimos 2 sinagogas y 1 mezquita pero notamos que no vimos mucha gente musulmana ni tanta diversidad racial.

Cansados, llegamos a la estación donde habíamos llegado a la mañana.

Liverpool Lime Street Station.

Oh, llegamos al final del post y no hay nada Beatle!?!?

Ah… En el próximo post se viene el Magical Mystery Tour!

Museo De Cera Madame Tussauds

Con Johnny Depp, Tom Cruise y Robert Downey Jr.

El otro día fuimos al museo de cera Madame Tussauds, tan famoso que siempre hay unas colas larguísimas de gente esperando entrar. Como teníamos una entrada para después de las 15hs, no tuvimos que esperar nada de tiempo (vayan a esa hora, es mejor) y adentro estuvimos como dos horas y un poquito.

Había ido por primera vez en el ’94, la primera vez que visité Londres. Volví como diciendo «Bueh, tampoco es taaaan bueno, qué se yo, está bien ir una vez pero tampoco es para tanto».

Sin embargo, esta vez me comporté como una cholula enloquecida, diciéndole a Débora «Ay sacame con Jonathan Ross!» «Ay, sacame con Tom Cruuuuiiiiiisssseeee»! Yo misma me daba cuenta que estaba medio tarada pero supe por qué antes no me había comportado así: hay muchas celebrities inglesas y si no vivís acá, no te llaman mucho la atención.

Oooops! Tendría que haber escrito ‘Goldberg’.

En fin, Débora estaba contenta de ver a Leonardo DiCaprio, por ejemplo, Johnny Depp y demás y nos divertimos bastante. Vayan de a dos o de a varios amigos, se van a divertir como locos, el lugar te lleva a ponerte cholulo mal! Te recomiendo sacar las fotos sin flash si tenés una buena cámara y buen pulso porque si no, vas a ver en las fotos, las caras salen muy brillantes.


Algunos muñecos están muy bien hechos, otros no tanto.



Pero no sólo son celebrities, también hay personajes históricos y de las ciencias, políticos, deportistas y por supuesto, también están los royals.

Ya sé que se escribe ‘Thatcher’, pero la escribí como le decimos en Argentina.


Además hay una especie de cámara del terror donde pasás por unos pasillos bien oscuros y hay actores que aparecen de repente y te asustan pero te aclaran antes de entrar que no podés tocar los actores ni ellos te pueden tocar a vos.

Vlad, sobre quien se basó la leyenda de Drácula.

Deborita y yo entramos de la mano, yo queriendo protegerla y terminé gritando y diciendo malas palabras del miedo que me dabaaaaa! Estaba totalmente condicionada! 40 años, qué vergüenza! Con un monstruo grité tanto que el propio actor se alejaba de a poquito y haciendome ttttt para que me calmara! Ah, sí, soy una ridícula pero te desafío a ir!

También te contaban la historia de Madame Tussauds, que cuando comenzó la Revolución Francesa empezó a ser llamada para hacer los moldes de las caras de los muertos famosos.

Esta escena representa a Mme Tussauds cuando iba a hacer los moldes de las cabezas decapitadas.

Entró por la puerta grande: Fue la encargada de hacer los moldes sobre las cabezas de toda la familia del Rey Sol (no, Luis Miguel, no!) María Antonieta y demás, recién salidos de la guillotina.

Louis XVI, María Antonieta, Carrier, Hébert y Robespierre.

Esta es la guillotina que mató a María Antonieta, comprada a la familia del que la ejecutó.

Y en otra sección te muestran cómo se hacen los muñecos, cómo se toman las medidas, etc.

Este es un esqueleto sobre el cual se modela el muñeco.

Se termina de visitar el lugar cuando te subís a una especie de trencito (en rigor, son vagones con forma de taxis ingleses) que te llevan por un lugar donde te muestran la historia de Londres, con muñecos representando importantes sucesos.

Con Elvis.

Mayfair


Mayfair es un lugar hermoso, con muchos negocios exclusivísimos (de los cuales me explayaré en el próximo post) y con muchas casas preciosas donde han vivido varios políticos y otras personalidades.

Es una zona cara y se nota por donde mires. Lo bueno es que está muy cerca de la parte «céntrica» o más conocida de Londres y en algunos tramos parece un mundo paralelo a, por ejemplo, el bullicio de Oxford Street.

Al salir por la estación Picadilly Circus, a la derecha se ve la famosa estatua de Eros. Aquí se encuentra todo el mundo, especialmente chicos y chicas.


Y los edificios alrededor nuestro, una belleza realmente:


Hotel Le Méridien.

Nos volvimos a encontrar con el hermoso Fortnum & Mason (pero esta vez seguimos de largo!)


Y pasamos por la puerta de Burlington House.

Ahora funciona allí el Royal Academy of Arts.

La vista desde afuera.

Por esta zona también hay muchas galerías conocidas como arcades.

Princes Arcade.

Burlington Arcade.

The Royal Arcade.

Por dentro también es hermosa!

Más adelante pasamos por el Royal Institution, donde se encuentra el Faraday Museum, lugar en el que Michael Faraday hacía sus experimentos.


Llegamos al lugar que da origen al nombre de este barrio. Mayfair significa «Feria (o mercado) de Mayo». Es que en 1688 Edward Shephered comercializaba ganado en este lugar, dos veces a la semana. A los pocos años empezó a funcionar un mercado pero fue prohibido en el siglo XVIII porque los vecinos se quejaban: la zona era muy peligrosa y había mucha prostitución.

Por estas callecitas comenzó el mercado.

Y luego comenzamos a ver algunas casas donde vivieron personajes célebres:

Aquí vivió Sir George Cayley, pionero en aviación,

A veces llamado «El Padre de la Aerodinámica».

Y aquí Benjamin Disraeli.

Fue Primer Ministro durante parte del reino de Queen Victoria.

En esta casa vivieron, en épocas diferentes, Anthony Eden, también otro primer ministro y alguien que puede ser considerado el primer fashionista, Beau Brummell.


En la siguiente, vivió por un corto tiempo, uno de mis escritores favoritos, Somerset Maugham.


En esta casa preciosa vivió otro Primer Ministro, Archibald Philip Primrose.


Y en la siguiente vivió el Duke of Clarence

Quien luego fue coronado como King William IV.

Esta parte se llama Carlos Place.


Y más allá estos imperdibles:

The Connaught, un hotel 5 estrellas con un restaurant igualmente famoso.

Les recomiendo visitar el website.


Y estos preciosos jardines:

Mount Street Gardens.

Saliendo de los jardines, caminando un poco más, vimos la Embajada de EEUU:

Qué soviético parece!

Hay un parque gigante enfrente donde hay un monumento a los británicos que murieron en el atentado de las Torres Gemelas.


Y un monumento a Roosevelt:

Y ahí cerquita, de pie, señores:

Embajada de Argentina en Londres.

Terminamos nuestro paseo (que fue interminable casi y no se imaginan la cantidad de fotos que no subí!) por Savile Row.

En el número 3 se encuentra esta casa, beatlemaníacos amigos…

No la reconocen?

Aquí funcionaba Apple Records. En la terraza se filmaron esas famosas escenas donde The Beatles tocaron por última vez.

El próximo post es imperdible, es sobre este barrio también, pero orientado a lo lujoso que puede llegar a ser…

Abbey Road

Obvio, fue uno de los primeros lugares que visité al poco tiempo de venir a vivir aquí.

Para llegar a Abbey Road, la estación de subte más cercana es St. John’s Wood. Tiene un pequeño negocio a la salida donde cualquier fanático serio de los Beatles se gastaría todo! Las cosas que hay son divinas y uno no puede dejar de babearse.

La verdad, no lo podía creer. Crucé la calle varias veces y no era la única. Costó sacarme la foto yo sola! Siempre había alguien más!

Abbey Road es un cruce peatonal señalizado por dos postes de luces y esto indica que todo conductor tiene la obligación de parar si ve que va a cruzar un peatón.

Me acuerdo que había un chico japonés que se acostó en el medio de Abbey Road y así le sacaron una foto… Unos santos los conductores, se imaginan si hubiera una calle tan «sagrada» en Argentina? Pobre japonés, no cuenta el cuento!

Pero, claro, lo más divertido es si vas con amigos, sobre todo si son cuatro, y cruzan en fila india. Quién se saca los zapatos para ir descalzo como Paul?

(Si comparan la foto que me saqué con la original de los Beatles se darán cuenta de que el cruce fue corrido unos metros.)

Ahí nomás está Abbey Road Studios, con sus paredes blancas pero llena de graffiti que dejan los turistas, en todos los idiomas. Cada tanto las pintan de blanco, borrando lo anterior.

Se ve gente muy loca también, pero creo que entre beatlemaníacos nos entendemos porque, sinceramente, emociona estar en un lugar así.


Les gustaría «experimentar» Abbey Road? Clickeando acá van a poder verla live, a través de la cámara que la enfoca permanentemente. La cámara enfoca desde Abbey Road Studios. Si ven bien, hay una especie de monumento en el medio de un cruce de calles, ahí se para todo el mundo para sacarse la foto.

Algún gustito me tenía que dar!

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: