Argentina

Ventanas A Los Recuerdos

Me pasa lo que a muchos adultos que se fueron de su casa y cada tanto vuelven a lo de sus padres: Algunos lo harán los fines de semanas, otros, como yo, cada tantos meses.
Pero no les pasa que vuelven y la casa siempre está igual? Puede que cambien los muebles, los colores pero generalmente, tu cuarto, el que tenías, está casi igual…
Está tu cama? Están tus peluches? Si hurgás por el ropero, encontrás algunas prendas que usabas cuando ibas a bailar? No hay una campera colgada desde siempre?
A mí me pasa, yo revivo mi pasado cada vez que vuelvo a casa y sobre todo cuando entro a mi cuarto. Están las dos camas, una con un cubrecama naranja (el de mi hermana) y otro con el cubrecama de Garfield (el de mi cama).
Están los estantes con las guías de los viajes que hacía por los ’90; hay algunos CDs, el escritorio de mi hermana, tal cual lo dejó con los cajones todavía llenos de sus escritos, poemas y dibujos que desde que falleció (este año harán 20 años) nunca me atreví a abrir, tocar, mirar o leer…
Y también están las ventanas, cuyos vidrios siguen TAL CUAL estuvieron en mi adolescencia: llenos de stickers! De cualquier cosa, cualquier sticker que venía a mis manos, se pegaban!
Esta última vez que fui, me detuve a mirarlos y cada uno me traía un recuerdo! Porque algunos fueron regalos, otros son de boliches o negocios que ya no existen, otros de marcas de cualquier producto, otros que comprábamos con mi hermana especialmente…
 Y acá están, te los muestro!
 Tuve que cerrar las persianas, si no, no se veía nada!! 

 A ver si a vos te hacen acordar a algo?

Me imagino cómo se te habrán revolucionado los recuerdos si tenés más de 35 años!!!
 Te pasa de revivir tu pasado cuando volvés a la casa de tus padres?

Recién Llegada

Llegué ayer!
Estuve en Argentina desde el 11 de febrero a raíz de un impulso y de ver un precio conveniente para viajar a ver a mi mamá así que tras consultarlo con Ale, armé una valijota en tiempo récord y me fui!
Pero aquí estoy nuevamente en Londres!
Volví súper contenta porque la pasé genial en Argentina!
Las razones:
– Ver a mi mamá y a mi familia, eso es obvio, claro. Pero a último momento se decidió el bautismo de una de mis sobrinitas nietitas y tuve la oportunidad de ver a mucha familia en un solo momento. Me encantó ver cómo están creciendo los hijos de mis sobrinos, ya hay cuatro primitos de casi la misma edad así que dentro de un par de años los cumpleaños van a ser parecidos a los que tenía yo de chica: primos correteando y jugando cada vez que se encontraban!
– Llovió sólo un día! En rigor, dos, el primer día, el que llegué, llovía a cántaros y luego nunca más, hasta la noche anterior a que me fuera. Zafé de los calores sofocantes que hubo en enero y los días en febrero fueron por demás agradables: Hizo calor, sí, pero no tanto y hasta hubo algún que otro día fresco y yo veía a todos con saquitos y yo no lo necesitaba!!
– Me encontré con los amigos que pude. Un solo día fui a Palermo, a la (ya legendaria, para nosotros) pizzería de Palermo donde nos encontramos siempre, nuestro punto de referencia y donde nos queda bien a todos! 
Yol, Belu, Gonz, Cinthia!
También me encontré con amigas en Quilmes, colegas y compañeras del secundario y quedaron pendientes otros reencuentros.
– Vine contenta de ver tanto cariño y amor. Vine súper hippie! Esta vez disfruté mucho del calor familiar. Por ejemplo, llené de besitos y mimos a cuanto sobrino nieto pude y me encantó ir a un almuerzo familiar donde había hijos de primos de mi madre y los niñitos, tan amorosos… No sé cómo describirlo pero adoré.
– En cuanto a lo gastronómico, comí carne todos los días, asado en familia no tuve pero eso no quiere decir que no haya  comido rico. Un día me agarró ataque de helado y llevé a mami y dos vecinas a tomarlo! Además, descubrí algo que una vez que las probé, no paré! 
Adictivas!
En resumen, fue el viaje menos programado y uno de los más felices. Ahora estoy en mi casa, tratando de sacarme la sensación de tener un yunque sobre la cabeza y de a poco, volver a acomodarme a mi medio ambiente.
Hola, qué tal? Y vos cómo estás?

Ocho Series Ochentosas

Tenía 10 años cuando comenzó la década de los ’80 por lo que cuando terminó, tenía 20, obvio, y en ese lapso de 10 años fui creciendo (como cantaba Julio Iglesias por esas épocas) «de niña a mujer» por lo que la cantidad de cambios que se dieron en ese tiempo no se dio nunca más en ninguna otra década. (Algo que descubrís cuando transitás de los 20 a los 30 y ni te cuento de los 30 a los 40!) 
Chicos, antes también había series como ahora pero nosotros las veíamos de lunes a viernes, generalmente al mediodía o a partir de las 5 de la tarde, dobladas al castellano y con un locutor que en español anunciaba el nombre traducido cuando aparecía el título de la serie.

Prácticamente no sabíamos nada de los protagonistas. A lo sumo, si éramos muy fanáticos, sabíamos el nombre del actor o la actriz si no, los conocíamos con el nombre de su personaje.

Por ahí aparecía un «reportaje» o póster gigante en la TV Guía o en Radiolandia y te enterabas de algo más. Y nada más!!!

Tampoco los protagonistas eran tantos como ahora y ni hablar de saber qué iba a suceder en el siguiente capítulo: Todos los conflictos se resolvían en esa hora que pasábamos frente a la tele.

Hoy que, aparentemente, me pinta la nostalgia, te muestro aquí las series que veía, aunque la mayoría fueron filmadas durante los ’60 y ’70. Algunas de ellas las comencé a ver a fines de los ’70 pero a todas las seguí durante los ’80.
Por ahora, las que recuerdo, son estas:
La Familia Ingalls.
Ay obvio! Número puesto, quién no la veía? Yo quería ser Laura y odiaba con toda mi alma a Nelly. Almanzo me parecía de lo más hermoso aunque Albert también me parecía lindo. Me encantaba el Sr Edwards y la casa me parecía preciosa y cómoda!
Los Días Felices.

Me encantaban! A mi hermana le gustaba Richie y a mí Fonzie me parecía lo más. En esa época, creía que la serie verdaderamente se había filmado en los ’50 por lo que no entendía bien cómo la TV Guía había sacado un póster de Richie en colores y con ropa actual… (Mi hermana tenía pegado ese póster en la pared de nuestro cuarto!). Otras de las razones que la miraba era porque me gustaba muchísimo como se vestían las chicas, con esas polleras acampanadas, zapatos chatos y soquetes!
La Familia Partridge.


Esta serie se trataba de una mamá viuda que armaba una banda con sus hijos y tenían un representante amigable y viajaban en un micro a todos lados. Adoraba las canciones y por supuesto que me gustaba el más lindo, el más grande de los chicos, el cantante, Keith. Viviendo aquí y mirando los inefables rankings que dan a fin de año en la tele como por ejemplo «Mejores series de todos los tiempos», supe que David Cassidy, el actor, era recontrasúper famoso acá y hasta daba recitales! Hace poco vi un episodio de esta serie por YouTube y me resultó un bodrio!!!
BJ
Un camionero amigable, pero oh!, por esos años quién iba  a imaginar que esas iniciales iban a tener una connotación tan… bueh! Pero a mí me encantaba verlo, sobre todo porque ya estaba creciendo y a los actores los empezaba a medir no por lo mucho que me hacían reír sino por lo bueno que podrían estar. Y BJ estaba re bueno!! Y además era bueno porque tenía un mono de amigo.
Sheriff Lobo
Ídolos totales! No me los perdía nuncaaaaa!! Me reía mucho con Perkins, obvio, y en esos momentos yo no me daba cuenta de qué tan corrupto podía llegar a ser Sheriff Lobo… Pero las aventuras que tenían eran siempre divertidas e interesantes!
Chip’s
A Miriam, mi amiga, le gustaba Poncharello (o sea, Erik Estrada) y a mí me gustaba el rubio. Cómo se llamaba? Quién se acuerda! Como una vez lo escuché decir a Wainraich cuando le hizo un reportaje a Erik Estrada: «Chip’s era Poncharello y el rubio«. Y tenía razón! Tampoco me perdía un capítulo de esta serie, los casos que resolvían estaban muy buenos y siempre había algo gracioso. Me acuerdo de haber pegado en la pared de mi cuarto un poster gigantísimo de ellos!
La Mujer Biónica
La veía y me gustaba y aunque jugaba a ser ella, nunca llegué a idolatrarla tanto como a La Mujer Maravilla. Me fascinaba que pudiera escuchar CUALQUIER COSA y que saltara TAN ALTOOOOO! Y qué fuerza que tenía!! En un capítulo, para que unos alumnos que se portaban mal le hicieran caso (ella estaba como maestra), partió una guía telefónica con sus manos. No me olvido más de esa escena, no sé por qué!!
El Super Agente 86
Es esa serie que mirás una y otra vez y trasciende tu niñez y adolescencia. No la veía al principio porque no entendía de qué iba hasta que un día la vi en la casa de mis primos y me dí cuenta de que era graciosa. Claro, por ahí yo veía gente vestida con ropa «vieja» y no me parecían de lo más interesantes! Pero una vez que la empecé a ver, me hice fanática, aunque siempre me chocó un poco con qué liviandad y como si nada, mataran a los malos!
Bueno, estas son las ocho que recuerdo. Por supuesto que no me olvidé ni de La Mujer Maravilla ni de La Isla de Gilligan pero ya había escrito sobre ellos anteriormente.
Estoy segura de que me estoy olvidando de alguna así que si quisieras nombrarlas, te animo a que me refresques la memoria!

Cholula En El Extranjero

Oh, sí, soy cholula, lo reconozco, lo asumo sin culpas ni vergüenza, lo digo, lo apruebo, … y no me importa! Como le respondí a alguien una vez, «no me saca horas de lectura», así que es un gusto que me doy.
Mi rutina de información comienza a la mañana, con noticias sobre el país. Escucho de 6am a 10am (hora argentina) El Exprimidor y leo Clarín, La Nación y a veces Página/12, para comparar.
Una vez que tengo una idea de cómo anda el país y el mundo en general, paso a chequear portales como Primicias Ya y un blog que tiene un poco de todo, mucho de farándula argentina y algunas curiosidades, llamado La Ventana Indiscreta de Julia
Después retomo los diarios y chequeo la sección espectáculos pero sólo la de La Nación, Personajes.tv. Qué cosa, che, cómo será el interés que hay hoy en día por lo que pasa en la tele que LANA-CIÓN sucumbió, borrando la sección «Entretenimiento». 
La sección Espectáculos de Clarín no me merece atención ni interés, no me gusta su diseño y entro si veo algún título que me llame la atención pero los que redactan en esa sección son de terror. 
A las 13hs de Argentina sintonizo, a través de internet, el canal América para ver Intrusos. No me banco a Ventura, Rial será un mercenario pero yo ahí miro noticias de la farándula y me divierto o me indigno o nada pero lo miro. Prefiero ver eso a un programa light y edulcorado y que no es ni chicha ni limonada, como el de Mariana Fabbiani. Esos programas que empiezan con una temática cool, terminan de rodillas ante el rating porque no los ve nadie y manotean los escándalos mediáticos que comienzan en otros canales. Por lo menos Intrusos es coherente.
Si quisiera ver algún otro canal de Argentina puedo ir a Sin Televisor, donde no sólo ves los de aire sino los de cable.
A veces veo La Jaula de la Moda, a las 16hs de Argentina, a través de Magazine TV. Me encantan! Pero casi siempre a esa hora estoy preparando la cena.
A la noche, después de cenar, paso por DListed, mi portal favorito sobre farándula extranjera y sigo con el canal de Ángel De Brito que está en YouTube y ahí veo otros reportajes o algún que otro escándalo.
Los sábados, generalmente a la noche, busco en TN el programa Tiene La Palabra. Disfruto muchísimo de los programas con reportajes a un solo invitado y siempre son interesantes tanto los invitados que llevan como las preguntas que hacen los periodistas.
Este domingo que pasó puse América y vi Almorzando con Mirtha Legrand y estuvo buena la experiencia! Me entretuve como siempre y hasta me pareció que La Chiqui está más calmada y de mejor humor; se ve que el hecho de que el programa vaya una vez por semana está bien.
También, de vez en cuando, cuando me acuerdo, busco en YouTube, los reportajes que hace Jay Mammon.
Pareciera que estuviera pegada a la pantalla todo el día pero no, también hago otras cosas; lo que pasa es que a veces no miro los programas enteros o a veces no chequeo tal o cual portal porque no me da el tiempo o tengo sueño o lo que sea, pero en general, mi interés sobre el mundo del espectáculo se centra en esos sitios que te mencioné.
Tengo que agradecer vivir en el extranjero en esta época donde gracias a las comunicaciones y a internet uno no sólo puede estar al día con lo que pasa en su familia sino en el país y en el mundo de espectáculo! 
Y ya que estamos en el tema, me puso triste la muerte de Juan Carlos Calabró al que miraba en Calabromas cuando era chica y, digamos que no me causaba mucha gracia en esa época pero los viernes a la noche qué se podía ver? Sí me acuerdo de que a mi hermana le hacía mucha gracia El Contra. 
Ves, es como toda noticia de una muerte, uno empatiza porque te hace acordar a otras personas queridas que ya no están… Ayer mientras veía las declaraciones que hacían las hijas, me recordó al momento en que falleció mi viejo y se me llenaban los ojos de lágrimas porque decían de él las cosas que yo también diría de mi viejo: el mejor padre, el padre que quisieran tener todos, un tipo digno y muy trabajador, etc.
También rescato lo que dicen todos: que era un humorista que jamás necesitó de una mala palabra para hacer reír y él mismo era libretista de sus programas, divirtiendo a grandes y chicos. Un talento, verdaderamente.

Depilarse En UK

Yo soy medio monita (aunque por suerte en los brazos y la cara no!) y como típica argentina, cuando vivía allí, me depilaba sin falta, todos los meses. Me organizaba las salidas de acuerdo a cuándo me tenía que depilar o calculaba cuántos días antes o después debía depilarme según la cita que tuviera (o con quién la tuviera!) o dónde me fuera de vacaciones y etc. 
En una época me depilaban con cera negra, en otras con la cera descartable y así transcurrieron los años. Saber que el sábado a la mañana tenía que ir a depilarme me llenaba de fiaca, temor, ansiedad, de pocas ganas pero estaba segura de que una vez que me fuera del salón, me iba a sentir plena a pesar de que en esos instantes previos de espera en la camilla me sintiera como un cordero esperando el turno para el matadero.
Todas hemos estado ahí, no?
Acá no es muy diferente. Hay lugares donde ir a depilarse y tenés desde los más bonitos y caros hasta los buenos y baratos, aunque no tan baratos. Lo que sucede es que sí, te podés ir a depilar, podés pagarlo pero el dinero acá rinde diferente: Por más que esté a tu alcance el precio, hacés la cuenta de qué otras cosas te podés comprar y, sinceramente, lo pensás más de dos veces antes de pedir un turno. 
Tampoco sucede que en tu barrio haya un lugar donde ir porque es en el centro donde encontrás lugares donde depilarte o, no sé, tendré mala suerte que a mí todo me queda lejos!
Entonces una se las rebusca porque por suerte hay productos para ello que obviamente existen en Argentina y yo jamás los compraba. Ahora, estando acá, sí.
Depilarse se ha vuelto una moda aquí, me parece. Pero lo que hacen muchas es depilarse las zonas íntimas, nada más. Después se pasan la maquinita. Total, a eshas no se les notan los canutos!
No he tenido la oportunidad de hablar con otras chicas de este tema así que te cuento mi propia experiencia en este país con poca tradición depilatoria.
Empecé con las bandas descartables de las cuales hay muchas marcas pero se me termina haciendo un pegote horrendo y empiezo con ganas y después me canso. Aparte, hay vericuetos corporales difíciles de alcanzar y emprolijar!
Después probé con las cremas depilatorias que tienen un olor horrendo a amoníaco, creo, y hay que arrastrar con esa espatulita de madera. A veces temía que me quemara la piel, así que la habré probado un par de veces.
Por supuesto que tengo una epileidi que no sé de qué marca es y son eficientes, ya casi que ni me duele que me tire y me saque los pelos de raíz pero… claro… no te podés depilar por todas partes con eso…
Mi producto favorito de hace un montón, desde que lo descubrí, es la crema que te dejás por un minuto, te metés en la ducha y la dejás un ratito y luego te la sacás con la esponjita que acompaña para tal fin. Para mí, es lo mejor! Claro que no te saca el pelo de raíz pero te saca de apuros si te vas un fin de semana a una playa o a un lugar cálido y tenés que usar shorts o bermudas.
 Hay otra que es igual pero no es para la ducha. Esta sí y es la que uso.
Y, obviamente, para salir del paso, tenés a las viejas amigas, las maquinitas.
Hace un tiempo quise probar con este kit nuevo. 
Es un aparato que tiene la apariencia de ser una epileidi y se enchufa pero es hueco y adentro le ponés un cartucho de cera, esperás que se derrita y después te lo aplicás como roll-on y te la sacás enseguida con unas tiras que vienen en la caja. No me resultó. La cera no es muy efectiva.
Pero de la misma marca tenés unos cartuchos roll-on parecidos, de gel, que no hace falta calentar y te los aplicás sobre los pelos y los sacás fácilmente con las tiras y es totalmente lavable.
Sin embargo, a pesar de tanta oferta, hace un par de años que me traje desde Argentina uno de esos hornitos que se enchufan y calientan la cera y tienen un colador. Con eso voy zafando también.
Me acuerdo que mi papá me contara que en Oriente estaba la costumbre, para algunas mujeres, de depilarse con hilos y acá descubrí que se está volviendo una práctica muy popular y encontrás chicas que te depilan así por todos lados!
La práctica se llama threading y las chicas suelen estar en shoppings o estaciones que tengan negocios y siempre están atendiendo a alguien, claro que ellas sólo depilan las cejas y la cara.
No me animo a depilarme así las cejas (ni nada!) porque me da la sensación de que me dolería mucho, no sé, como que te tiran mucho de los pelitos pero creo que no debe ser tanto porque si no, nadie lo haría!
Aunque, honestamente, después de ser capaces de bancarnos mensuales cavados profundos por años, a qué le podemos tener miedo las chicas?

Recapitulando

Y aquí me ando, he vuelto, más precisamente ayer llegué a Londres después de haberme despedido de mi esposo en Miami (hace miiiiiil), él con rumbo a Londres, yo con rumbo a Buenos Aires.
Pasé unos veinte días en familia, con mucho cariño, el que dí y el que recibí y tuve la dicha de dar muchas charlas tanto en institutos de inglés como en escuelas, sobre la vida en Londres, mostrándoles a todos cómo es, cómo es todo y tratando de transmitir mi entusiasmo.
También dí un par de charlas en el profesorado donde estudié pero en vez de la vida en Londres, se trató del idioma inglés en sí, nuevas expresiones, frases, etc., todo desde el punto de vista de una teacher que vive en esta ciudad.
Me encontré con amigas y amigos cuando pude, o sea, dos días porque todo mi tiempo estuvo dedicado a mi mamá, a mimarla, a atenderla, a darle muchos besos y abrazos.

Por ejemplo, conocí a Beluuuuu, como la llamo yo, del blog Magia Escondida.

Y, número puesto, Araceli-la-eterna y Ayita del blog Regalame Algo Bonito 

Qué manera de hablar!
Finalmente aquí estoy, contenta de haber vuelto pero muy cansada, muy. 
De sólo pensar que el lunes OTRA VEZ tengo que hacer las valijas para partir para una nueva ciudad… me canso otra vez!
Pero vos me vas a  acompañar, no?
Gracias!

Estudiantes Argentinos En Londres

Tengo una amiga argentina que es profesora de inglés y todos los años tiene la dicha y el privilegio de traer a Londres grupos de adolescentes argentinos.
Estos chicos tienen entre 17 y 18 años y han terminado o están por terminar sus estudios sobre el idioma inglés y vienen aquí por 2 semanas a hacer un curso de General English por la mañana y para pasear por la tarde y durante los fines de semana. 
Este año mi colega y amiga vino a Londres con un grupo de 12 adolescentes y entre ellos se encuentra una profesora de inglés que no hace mucho que se recibió y para tanto ella como los chicos, esta es la primera vez que vienen aquí.
Me encontré con ellos un par de veces y paseamos un poco y se me ocurrió por qué no entrevistar a algunos de los chicos (los que quisieran) para que me contaran qué impresión les causó Londres, más que nada, saber qué visión tenían de la ciudad, qué cosas les llamó la atención, etc.
La verdad es que fue alucinante porque mientras los escuchaba contar algunas cosas, por dentro yo pensaba: «Es cierto… es verdad… cierto, me había olvidado que a mí también me llamaba la atención eso…»
Gracias a un app que tengo en el teléfono, los pude grabar y les transcribo aquí la opinión de tres adolescentes que amablemente y con muchas ganas accedieron a hablar y también, la opinión de la profesora y la opinión de mi amiga que, aunque para ella no sea la primera vez que visita Londres, de todas formas, quiso aportar su granito de arena.
Facundo, 18 años

De Londres me llevo una muy buena impresión porque el transporte público es muy diferente al de Argentina. Los trenes son muy distintos y acá no tengo problemas en viajar. La gente que viaja en los transportes públicos es gente común cuando allá en Argentina si no tenés un auto, no podés viajar tranquilo.

La ciudad es hermosa, tiene muchísimas facilidades y en lo que respecta a mí, que lo que más me gusta es el deporte, tiene unas cosas muy impresionantes: estadios lindos, muy lindos y en general la ciudad es del primer mundo.

Nicolás, 18 años

La impresión que me llevo de Londres es que es hermosa. Me gustó mucho el verde que tiene la ciudad, eso la verdad, es hermoso. Ves árboles y pasto por todos lados y eso es precioso, a muchas ciudades del mundo les falta eso. 

También siempre me interesé por ver cómo vive la gente en las distintas ciudades del mundo. Y acá hay gente como en cualquier lado, tenés a alguien al que le preguntás en la calle y te responde re copado: «Sí, mirá, vos tenés que ir para acá y para allá» y llegaste y bueno también está la gente a la que vos le preguntás y te da una indicación  con el dedo y con cara de perro y te dice «Sí, allá.» Pero la ciudad es, la verdad, muy hermosa y hay gente como en cualquier lado, gente buena y gente, que.. nada!
Victoria 17 años

Me enamoré de la ciudad, también de los chicos: están re buenos todos, porque son perfectos los chabones: O son rubios o son morochos de ojos claros o tienen ojos oscuros, pero están re buenos. Y son grandotes!
Y la diversidad de culturas que hay me llama la atención: ver distintos tamaños, colores, lenguas, eso es genial! Poder compartir toda esta cultura que hay en esta hermosa ciudad… y no me quiero ir!
La profesora de inglés recibida hace poco
Es la primera vez que vengo acá y a mí me encantó ver todo: el Big Ben, el London Eye, todo lo que yo estudié y poder reencontrarme con lo que vi durante los 4 años en en el Profesorado… A mí me emocionó mucho la Abadía, poder ver cómo vive la gente y sí, la verdad, no son amistosos pero son amables: les preguntás dónde podés ir y sin problemas sacan el celular y te muestran, eso está bueno.
 
Mi colega y amiga

Algo que siempre que vengo y noto y me sigo sorprendiendo todavía después de haber venido 7 veces, es que cuando uno pide ayuda o indicaciones y direcciones (y lo he notado con mis alumnos) es que la gente se detiene a explicarte, se toma el tiempo de explicarte; saca su celular, su computadora, busca la dirección que uno necesita, te indican  y es como que, bueno, a eso nosotros no estamos acostumbrados. No sólo el tiempo que se toman sino el que se preocupan en que realmente entiendas a dónde tenés que ir y te indican cómo llegar.

Es como que eso impacta un montón por eso lo valoro mucho más y con respecto a los chicos también les pasó en la calle. Por ejemplo, en un puestito había un señor y pregunté simplemente el nombre de un lugar para ver cómo llegar y sacó el iPad y ahí lo buscó enseguida, cosa que no esperaba que sucediera y me indició perfectamente cómo llegar y se tomó 10 minutos para hacerlo. 
Me llamó tanto la atención que sacara el iPad en la calle , me pareció… primero, como que nosotros no lo hubiéramos hecho y segundo que se haya tomado el tiempo para explicarme para que yo entendiera… como que es algo común y corriente sacar el celular y el iPad en la calle… y los chicos, cuando recién llegaron, tenían miedo y tenían esa actitud de «No saco el celu, no saco el iPad» y no pueden creer que alguien lo tenga y naturalmente lo sacan y acá no existe ese temor de que alguien te lo saquen y te lo roben.
Me gustó mucho con qué candor y afabilidad todos expresaron sus opiniones y pareceres y cómo hablaron con el corazón.
Más allá de que algunos conceptos pueden parecer muy generalizadores (como dijo Nicolás, gente mala y gente de la otra hay en todos lados!) y teniendo en cuenta que -afortunadamente- los chicos no han tenido ninguna experiencia desagradable (cosas malas y cosas buenas pasan en todos lados!) me pareció interesante escuchar sus puntos de vista.
Gracias, chicos y teachers, por su colaboración!

Quieres Ser Diana Prince?

Wonder Woman, Wonder Woman.
All the world’s waiting for you,
and the power you possess.
(Wonder Woman Theme Song)
Qué nena que creció en los ’70 no quería ser ELLA?
Si mal no recuerdo, la primera vez que vi un capítulo de La Mujer Maravilla (Wonder Woman) fue en 1978 y me hice re fanática!

Me acuerdo que los primeros capítulos los dieron a la noche y como había visto la publicidad de que iba a empezar, le rogué a mis papás que me la dejaran ver pero no hubo caso, era un día de semana y en casa se iba a dormir a las 21hs, inflexiblemente.

Pero por suerte al poco tiempo la empezaron a pasar a la tarde, tal vez a las 6pm después de La Familia Ingalls (Little House On The Prairie) y sí, me hice súper fan!
Obviamente que la parte que más me gustaba era cuando se transformaba y en los primeros capítulos ella se iba transformando en cámara lenta. Después, en otros, se veía un relámpago. De todas formas, cuando jugábamos las nenas, una siempre era La Mujer Maravilla y otra era la hermana menor y otra capaz la madre y otra andá a saber quién pero en algún momento del juego una u otra o todas a la vez, girábamos en nuestro lugar con los brazos extendidos.
Yo era un poco tímida en esa época (tal vez no se notaba porque era muy contestadora) y durante el recreo en la escuela no jugaba a ser La Mujer Maravilla por miedo a que me cargaran y miraba a algunas chicas que andaban girando por ahí y me acuerdo cómo cuando paraban de girar se tocaban la frente como hacía Lynda Carter (la actriz que la interpretaba) porque de esa forma ella se aseguraba de que tenía la vincha puesta!
Yo soñaba tener la misma ropa y no recuerdo que se vendiera el disfraz y si se vendía, obviamente no me lo hubieran podido comprar y cómo habré rogado o pedido o qué, que mi mamá, para que jugara, me hizo unos brazaletes con unos puños de una camisa (de una camisa a cuadros! Pero se ve que era el único retazo de tela que encontró) y con otro pedacito me hizo una vincha. Y a cada objeto le pegó una estrellita dorada hecha, no me acuerdo bien, si de papel glacé brillante o del papel dorado que cubría los cigarrillos que en esa época fumaba mi papá!
Éramos tan pobres! Pero yo salía a la calle feliz con mi disfraz a jugar a la vereda y me duró poco, obvio, era algo muy frágil pero sirvió para sentirme una verdadera Mujer Maravilla!
Vos también jugabas a ser La Mujer Maravilla? No te hacías un rodete para que cuando giraras, se te desatara el pelo?
 
Escuchá la canción otra vez a ver qué recuerdos te trae! 
Ah y por qué este post hoy? Porque hoy Lynda Carter cumple 62 años!

Y sigue siendo una hermosa mujer!

4 Hombres Que No Se Banca Nadie Y Yo Sí

Hay personajes que a la mayoría le cae mal o pésimo y a mí a veces también pero en el fondo no me caen tan mal y hasta a veces no digo que me causen ternura, pero sí es como que les veo un costadito agradable. 
Como cuando escribí sobre los 4 hombres que no me banco, no incluyo los políticos, obvio.
No me lo vas a creer pero…

 Ay no séééé… Pero no me cae tan mal! O sea, no aguanto cómo habla, cómo se pelea, las estupideces que dice, las ínfulas que tiene y encima creerse que lo que hace es arte. En el fondo lo veo como un chico inocente que tiene que comprar y pagar por todo: para tener un programa, para tener amigos, para tener hijos, para verse lindo (?) en el espejo, para que lo aplaudan… Un pobre niño rico con tristeza, como se decía en los ’90.

Todavía le doy changüí a Rial porque todavía tengo los mejores recuerdos de cuando empezó Intrusos y era genial, graciosísimo y súper sarcástico, no le perdonaba la vida a nadie y hay que reconocerle que a partir de él, los programas de chimentos no se tomaron en serio a la farándula local nunca más!. En esa época no tenía el ego de ahora y el programa era más un programa de humor con información del espectáculo. Hay días que todavía se le escapa ese Rial del comienzo y me hace reír mucho!

La brutez con patas y una boca grande! Qué insoportable que es y por lo menos en la tele, es un calentón con poca paciencia y enfrentado es capaz de gritar las estupideces más increíbles. Rescato de su portfolio verbal: «Muera Ítler» (sí, lo pronuncia así) y «Mickey Mousse».  Me hizo reír en varias oportunidades así que no me puede caer mal pero reconozco que cuando sale en la tele, cambio o apago porque es infumable!

Mirá, qué no se puede decir de Tinelli? No sé cómo es como persona y lo juzgo por lo que veo en la tele. Tiene ese magnetismo de que no te lo aguantás pero si lo enganchás en la tele, te quedás mirándolo y hasta te puede hacer reír a través de lo que se le ocurra a él o a los actores que contrata. Muchos, muchos lo odian pero él ha cambiado la forma de hacer tele (para peor según se puede comprobar) y no sé por qué, no me termina de caer mal.
Coincidís conmigo o hay algún otro hombre (no político) que  a muchos les cae mal y a vos no tanto?
error

Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: