Reinventarse

Hace muchos años que no hago terapia y ando extrañando. A mí siempre me sirvió para poner objetividad, para verme desde afuera, para comprender el afuera y para sentirme más segura en general. A mí por lo menos me sirve para eso y para hablar, obviamente y para comprenderme y comprender más a los otros y entender qué me, te, nos pasa.

En fin. Los que se analizan saben de lo que hablo.

Como hace mucho que no me analizo, estoy empezando a ver que desde hace un tiempo largo vengo con ciertas ñañitas o costumbres o sensaciones que son poco bienvenidas en mi ser y en mi pensar.

Estoy teniendo problemitas de cómo encarar las cosas o por qué (o no) no encaro otras y a veces siento que no estoy pisando sobre una base sólida.

Me parece que me di cuenta hace un tiempo. Siempre me pregunté por qué a mí no me pasó como a otras personas que emigran, que sufren, que extrañan, que les cuesta adaptarse y que luego triunfan (o no y se vuelven) y que sufrieron los dolores de la lejanía.

A mí no me pasó eso y creo que es porque, primero y primordial, tuvimos el apoyo de nuestras familias. Nunca nos llenaron de culpas y nos dejaron partir. Segundo, porque Ale venía con un trabajo asegurado. Tercero, no tuvimos problemas con el idioma porque Ale sabe hablarlo y yo, al ser profesora de inglés, también.

Y acá me quiero detener. Mis primeros trabajos fueron de profesora de inglés como idioma extranjero pero después quise parar y cambiar y mirar a mi alrededor: Como nunca antes en mi vida, yo vivía rodeada de muchos estímulos, de una ciudad que te ofrece mucha información de lo que sea y vi que, al mismo tiempo, tenía tiempo hasta para tener hobbies!

Tantos años de vivir para trabajar de la mañana a la noche y seguir trabajando en casa, corrigiendo y preparando clases, que acá sentía que podía hacer otras cosas.

Además, no le encontraba estímulo enseñar inglés a extranjeros que lo necesitaban pero hasta ahí porque viviendo en el país y con lo básico, se podían comunicar y entendían todo. Y la gran mayoría seguía viviendo con gente de su comunidad, donde hablaban su lengua nativa.

Decidí salir a Londres, a conocerla desde otra óptica desde la laboral y tener más contacto con nativos. Al mismo tiempo, ahora viéndolo a la distancia, decidí dejar de trabajar por un tiempo porque no me sentía yo misma.

Supongo que mi crisis de inmigrante se dio más para adentro, fue más introspectiva. Cambiar tanto de trabajo, probando esto o aquello, dejar y retomar el trabajo, quedarme en casa, escribir, mirar tele… Todo me parecen mecanismos de defensa o de sobrellevar la lejanía o síntoma de alguna tristeza o semi depresión.

Si no trabajaba, me deprimía, a pesar de estar en contacto constante con mis padres, llamándolos todos los días, claro que ayudaba pero no tanto.

Hago tantas cosas, pruebo tantas cosas, es como si siguiera buscando algo o buscándome a mí misma, quién sabe. Yo siento que tuve que dejar de ser yo un poco, dejar un trabajo que me llenaba de felicidad, que me completaba, que me identificaba. Ahora estoy en otro rubro y remarco porque quise pero como todo el tiempo, estoy aprendiendo en esta nueva carrera, la de Recursos Humanos, siento en algunas ocasiones que no estoy cien por ciento segura de estar en el camino correcto.

Pero bueno, es lo que me toca vivir. En una pareja o matrimonio, siempre alguno tiene que ceder. A mí me tocó acompañar y por supuesto que no me arrepiento para nada pero claro que trajo sus consecuencias.

Y escribir me ayuda a enfrentarlas y aceptarlas.

Comentario (24)

  • Marchu| 18 marzo, 2019

    Claro que se entiende lo q Te ha pasado. Hace años qbme analizo, un poco ara poner las cosas donde te hacen sentir mejor, y obvio conseguir cierta seguridad. Creo q a varios nos sucede, o nos damos cuenta, q por hechos d la vida en general,?debemos d cambiar un estilo de vida, por ejemplo mudanza, cambiar de país, cambiar d ciudad, un gran cambio familiar etc, y allí es donde luego tenemos q volver a armarnos, algunos nos cuesta más a otros menos. Ojalá pronto veas esa seguridad que sentís no encontrar!!!

  • gkaptan| 18 marzo, 2019

    Alicia, muy buenas reflexiones. Yo por mi parte fui a terapia en un breve período de mi adolescencia y no recuerdo que me haya ayudado mucho, creo que a veces depende del profesional la buena o mala experiencia. Así que no cuenta mi opinión respecto a si eso me ayudaria en algo. Pero por el lado introspectivo, en general, me gusta estar solo y regularmente me analizo y te cito «para comprenderme y comprender más a los otros y entender qué me, te, nos pasa.» Así que en una sumatoria de reflexiones he notado estos últimos años que en el plano laboral comenzaron a transitar los famosos millennials (me refiero a los que han nacido a fines de los 90´s, los mas jóvenes, yo tengo 38, soy mas Gen X) y lo que me llamó la atención es el desapego que tienen por el trabajo, pero en el sentido de que han invertido las prioridades. No digo que yo haya tenido una revelación o algo parecido, pero si me hizo un click para pensar y redefinir el norte. Sumado a la era de la automatización en donde hay que reinventarse y mutar en las formas y métodos de trabajo, he llegado a una encrucijada que me está obligando a comenzar a planear mas a mediano y corto plazo. Entonces estoy siendo empujado por una suma de factores externos que van más rápido que mis proyectos y anhelos en donde me estoy perdiendo a mi mismo. Me molesta sobremanera ir atrás de las circunstancias. Obviamente hay que acomodarse, no patalear y poner la frente en alto. ¿Pero cuánto margen hay para acomodarse y por cuánto tiempo? A veces una ya se cansa, ¿No?.

    • Alicia's Own| 19 marzo, 2019

      Hola Gabriel! Sabés que tenés razón? Creo que eso está pasando a nivel global, que estamos viendo que la gente le da más importancia a las experiencias que a poseer algo y arraigarse. Hoy en día están dadas las condiciones tecnológicas para que uno, según su profesión, claro, puede trabajar desde su casa o desde un viaje! Es todo una evolución y revolución y a nosotros nos agarró en el medio!!! 😀 😀 Gracias por compartir!

  • Ana| 18 marzo, 2019

    Qué tema ese de perder tu identidad y tener que revolver para encontrarla, o encontrar una nueva faceta que te haga bien. Yo pasé de ser Ana Astri a ser Mrs. O’Reilly. Por años, me perdì en ese papel. Ana Astri está resurgiendo de las cenizas cual Ave Fénix.

  • Andres| 18 marzo, 2019

    Yo me analicé durante varios años, también luego de una mudanza de ciudad y a raiz de una suma de asuntos. En mi caso, creo que me permitió ver lo mismo, pero desde otro punto de vista. Tengo la sensación de que uno con sus cosas tiene una suerte de anteojeras, que solo le permiten ver en una dirección, y cuando aparece el analista (que la ve desde afuera, sin nuestros prejuicios, historias y angustias) nos cambia la perspectiva. Luego de eso, uno puede tomar decisiones al menos con más puntos de vista. Tal vez esas decisiones son las mismas que antes, pero tienen otro fundamento.
    Alicia, todo lo mejor para esta etapa!

    • Alicia's Own| 19 marzo, 2019

      Ay sí, Andrés, qué bueno y qué shock puede llegar a ser, cuando nos hacen ver las cosas desde otra perspectiva! Pero coincido con vos que luego se toman mejores decisiones! Gracias por tus buenos augurios!

  • Mónica| 18 marzo, 2019

    Hola Alicia,

    Ayer ví tu último video en You Tube y lo primero que pensé fue: » que deje los recursos humanos y vuelva a ser teacher, es su esencia». Y hoy leo este post, ¿casualidad?
    No puedo opinar desde afuera pero dado que «abriste» el tema a la comunidad no puedo dejar de comparar tus dos caras: la de algunas historias de IG hablando de tu trabajo y la de los videos enseñando, para mí hablan por sí solas.

    Cariños,
    Mónica
    PD: tu pronunciación british me mató….

    • Alicia's Own| 19 marzo, 2019

      Hola Mónica! Gracias! Ay mis quejas diarias por IG!!! 😀 😀 😀 Mirá, sabés, Recursos Humanos la elegí porque se tiene mucho contacto con humanos, justamente, y me gusta! Lo que sucede es que me falta la experiencia que tengo con la enseñanza y todavía estoy aprendiendo. Pero tomalo como una descarga necesaria, me pregunto si estoy dando la imagen de alguien amargado… 😀 Besos!

  • Cecilia| 18 marzo, 2019

    Con respecto a la terapia me pasa lo mismo que a vos. Hice unos 5 años, me sirvió, pero ahora pasaron otros tantos y a veces me parece que me vendría bien. Pero como la cosa no es demasiado difícil. no es una angustia permanente, lo cual sí ameritaría una terapia, se puede echar mano de otros recursos. La escritura, la meditación, buenos amigos, una actividad artística o manual, etc. en mi caso son suficientes. Pienso que tu situación de «inmigrante» tiene muchos lados positivos: estar con la persona que amás y te ama, no tener apremios económicos, tener trabajo, una ciudad que te brinda innumerables posibilidades… Lo cual no quita que a veces te sientas angustiada y que necesites la objetividad de un profesional. Espero que le encuentres la vuelta a la situación, con o sin terapia. Un abrazo

    • Alicia's Own| 19 marzo, 2019

      Gracias querida Cecilia por tus buenos deseos! Yo, en realidad, no me quejo de mi situación pero sí analizo qué me pasa y ahora a la distancia, veo que a lo mejor en una época estuve triste y no me daba cuenta. Besos!

  • Anónimo| 20 marzo, 2019

    El problema parece ser que no has encontrado algo que te llene tanto como tu trabajo en Argentina? Pero pensá que con 10-15 años más de teacher en Argentina de repente estarías sintiendo algo similar allá. Es muy normal, emigres o no. Tanta gente que cambia de carrera o trabajo o que necesita «encontrarse», desarrollarse, etc.

    Acá en Suecia está de moda ir a un coach de vida. No tengo muy claro la diferencia con hacer terapia, pero por lo que he escuchado los coaches además de analizarte te ayudan a tomar decisiones y a ponerte metas para llegar a donde después del análisis determinan que es donde querés estar Tipo que si ayudan a identificar que lo tuyo es enseñar, una posible meta sería certificarte para enseñar español en un colegio o a futuros expats. De repente es una modernización de la terapia que acá no es tan frecuente y es medio tabú. Pero tener coach está bien visto. Anyway, seguro ya conocés, debe de venir de USA o GB.

    Saludos!

    • Alicia's Own| 22 marzo, 2019

      Ay qué genial lo que me decís, Vaca! Tal vez si me hubiese quedado en Argentina estaría no del todo conforme por estar haciendo LO MISMO y a mi edad y capaz que hasta tendría ganas de cambiar!!! Tenés mucha razón, me ayudaste un montón! Besos y gracias!

  • Marilé| 21 marzo, 2019

    Alicia, no sabés cómo te entiendo, en realidad entré a leer para ver si dabas algún consejo, tengo más de 50 y he pasado por procesos de reinvención varias veces, jaja. A mí la terapia no me ha funcionado, pero sí el trabajo instrospectivo, el tema es que como vivimos actualmente a uno le cuesta hacerse tiempo para el jardín interior… Lo importante es que estás tomando nota de ese malestar o incomodidad, es un gran primer paso. Por ahí uno está bien en general, pero como dicen, «If it doesn’t excite you, it’s not the right path», a veces se trata de recuperar un poco la emoción, no? Mucha suerte en tu proceso, abrazo desde Rosario!

    • Alicia's Own| 22 marzo, 2019

      Hola Marilé! Cuánta razón tenés cuando decís que es importante igual tomar nota del malestar! Es cierto! Es un gran paso! Besos y gracias!

  • nuri148| 21 marzo, 2019

    A nuestra generación la (nos) educaron con el chip de que salís de la secundaria, estudiaste x, y te jubilás siendo x. En cambio el mercado laboral actual es como dice Gabriel arriba, un cambio constante y una queda un poco tironeada entre querer cambiar y no animarse, o animarse y sentirse sapo de otro pozo o te agarre síndrome del impostor porque «no es lo tuyo». No sé hastq eué punto pueda ser una exteriorización de la crisis del emigrado (a mí tampoco me agarró nunca el desarraigo, ni siquiera cuando estaba en Alemania con depresión) o de los tiempos que corren. Un abrazo!

    • Alicia's Own| 22 marzo, 2019

      Hola Nuri! Yo no podría ni imaginarme cómo hubiese sido mi vida de expatriada si me hubiese tocado Alemania! Porque no hablo el idioma y la cultura me es un poco lejana! Menos mal que estoy en Londres 😀 Besos y gracias por compartir!

  • Ana| 26 marzo, 2019

    Linda! Qué tema tocaste.
    Hacer terapia a mí me ayuda a entender, a entenderME.

    Y si uno está en la búsqueda y sabe qué le pasa, puede vivir mejor. Eso es lo que busco también, vivir de la mejor manera posible, siendo la mejor versión de mí misma.

    Compartimos además, ese placer de poder desentrañar las cosas escribiendo. Mi blog es eso, mi espacio de repensar, expresar, escribir me aliviana. Proceso mientras escribo y lo largo al ciberespacio. Para conectar, recalcular.

    Admiro la vida de expatriados que tienen.

    Besote.

    • Alicia's Own| 27 marzo, 2019

      Hola Ana! Tal cual, expresarse ayuda, como sea que te expreses, en terapia o escribiendo 😀 Besitos y gracias!

  • Marisa| 6 abril, 2019

    Hola Alicia! Escribir es muy terapéutico y además de aliviarte, te permite releer lo escrito un tiempo después y ver tu crecimiento personal. Porque siempre hay un crecimiento, una evolución en la reflexión y el autoanálisis. Además, el compartirlo te aliviana y te libera. Felicitaciones por tu trabajo personal y gracias por compartirlo! Un abrazo.

  • stella redelico| 17 mayo, 2019

    Hola Ali. Yo deje terapia, bueno en realidad la psico me dejo a mi porque la obra social le saco el consultorio que le daba el sindicato y ella no puede pagar ni tiene otro espacio por lo que dejo algunos pacientes que no tenemos tanta necesidad, que tenemos recursos para bancarnos solitos. Y que paso en este tiempo que me dejo? Nada mas y nada menos que la muerte de mi hermano. El ser que mas amaba en esta tierra, junto con mis hijas. Terrible no poder sentarme en terapia mientras estuvocon su cancer de higado en evolucion y fase terminal. Fueron dos meses muy duros. Que , claro, con su muerte, descanso el y nosotros despues de verlo sufrir pero no te conforma saber que ya no sufre mas, te destroza el saber que no esta mas. Hace 20 dias que murio ( tenia 11 años menos que yo, durante años de juventud mia fue mi bebe, mi nene mimado) y ayer caminaba por la calle y siento que mi ser se esta desarmando, desfragmentando. En esos momentos extraño mucho poder sentarme y no se si ayudan o no los psicologos, pero el momento de sentarte y saber que el profesional esta ahi, para vos. No importa si ayuda o no, yo creo que la terapia es un espacio donde nos escuchamos fundamentalmente y con la intervencion del experto podemos salir de ahi con otra perspectiva. Para eso si sirve el analisis y desearia volver. Pero escribir tambien es muy liberador tenes razon. Te mando un beso y te leo, veo que mas o menos las mujeres de nuestra edad estamos en la misma problematica . Es muy bueno, `poder leerte en estas epocas donde parecen haber terminado los blogs. Beso grande

    • Alicia's Own| 17 mayo, 2019

      Querida Stella, me conmovió mucho lo que me contás. Te agradezco primero que me lo compartas y desde ya te digo que lo siento mucho, mucho. También he perdido hermana menor y a pesar de que las circunstancias fueron diferentes, las pérdidas como estas nos duelen toda la vida. Sí que es liberador escribir, sí que sirve un profesional. También sirve mucho pensar y profundizar nuestros pensamientos y remarla y aguantar el sufrir. Es necesario para poder salir adelante. Te mando un beso gigante y un abrazote de oso.

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: