El Domingo

El domingo es el día menos esperado por mí. No sé si a otros les pasa, pero esa angustia que le agarra a muchos un domingo a la noche, a mí me agarra un sábado a la noche. Porque sé que al otro día es domingo.

Para mí, el domingo se terminó desde el mismo día que empezó y por más que tenga salidas programadas o un paseo, me parece una pérdida de tiempo hacerlas este día. Porque al otro día es lunes y hay que ir a trabajar.

Si salgo, estoy pensando en cuánto más voy a estar afuera porque en algunas horas estaré de vuelta en casa y será de noche y al otro día comienza la rutina.

Si me quedo en casa, me pongo ansiosa pensando qué hacer para distraerme porque haga lo que haga, el tiempo pasa y al día siguiente hay que levantarse temprano.

Si el domingo me levanto bien temprano para aprovechar el día, me pregunto para qué, si hoy es domingo y por más que sienta que es un día largo, ya se termina el fin de semana.

Y lo que más me molesta del domingo es cómo me engaña. Porque al levantarme descansada, a la noche me cuesta ir a dormir temprano y entonces el lunes soy una zombie y arrastro sueño todo el día.

Hoy pensaba que tengo que cambiar esta actitud de domingo. Trataba de buscar el lado positivo, diciéndome que, ok, al otro día se trabaja pero acaso da para quejarme? Acaso en el trabajo no me entretengo o no la paso bien? Sé que si no trabajara estaría angustiada en casa, aburrida y molesta.

Pues bien, ahora trabajo, entonces basta de quejas!

A por el lunes!

Pero primero hay que bancarse pasar el domingo y lo odio! 😡

Te pasa igual o tenés algún motivo para alegrate de que sea domingo? Contame!

Comentario (34)

  • Grace| 11 marzo, 2018

    Si, también me pasa, pero últimamente trato de enfocar el momento, disfrutar el momento y no pensar en el siguiente minuto. A esta altura de mi vida algo que he aprendido es que no sabemos que nos depara el destino y que lo único que tenemos es el hoy. Ojo que uso esa excusa sobre todo cuando tengo enfrente una torta de chocolate y dulce de leche o algo por el estilo jajaja así estoy……

    • Alicia's Own| 12 marzo, 2018

      Ves, Grace, yo más o menos creo que me estoy enfilando a tomarme el domingo como vos, porque trato de encontrarle algo bueno o por lo menos, no sentir esa ansieda dhorrible! Me hiciste reír con lo de la torta de chocolate! 😉 Besos! Gracias por pasar!

  • Mònica| 11 marzo, 2018

    Hola Ali

    ¡Me está pasando todo eso en este mismo momento al leer el post!
    En mi caso lo más frustrante es sentir que tenía que hacer un montón de tareas en casa que empecé y no terminé, pero hice otras igualmente importantes aunque no planeadas, por ejemplo revisar papeles y tirar, es increíble la capacidad de mi hija para acumular cosas en su habitación… y la mía para guardar hasta los libros de primaria cuando está en 5º año!!

    Que termines lindo tu domingo
    Cariños,
    Mónica

    • Alicia's Own| 12 marzo, 2018

      Mónica! Qué buena idea me diste, dedicar algún momento del domingo a tirar papeles!! Soy de esperar siempre a último momento y después tengo muchos entre revistas y cartas y cosas varias. Sería una buena forma de entretenerme y organizarme para la semana! Gracias! Besos!

  • Anónimo| 12 marzo, 2018

    Ay Ali jamás me imaginé que te podía pasar esto, siempre que leo ru blog siento que sos hiper activa y que jamás te aburrís. Mis domingos a veces son un embole, no padezco ese síndrome de lunes porque ese día ahora ya no trabajo.
    Besos

    • Alicia's Own| 12 marzo, 2018

      Hola! No, no me aburro simplemente tengo esa sensación de vacío mezclada con enojo y ansiedad! Igual hago cosas!! 😀 😀 Besos!

  • Gretel| 12 marzo, 2018

    Te re entiendo!! Durante años trabajé los lunes desde 7:30 am. Hace un año pude cambiar horarios y los lunes comienzo a trabajar a las tres de la tarde y por suerte, ahora disfruto los domingos… y también disfruto los lunes! Porque desayuno tranquila, voy al gimnasio, y recién a las 14:10 debo salir hacia el trabajo

    • Alicia's Own| 12 marzo, 2018

      Gretel, ideal! Qué tortura empezar a trabajar tan temprano! Pero ahora placer total! Quién pudiera hacer esos «arreglitos» en su propio trabajo… Gracias por compartir y hacer que te envidiemos!! 😀 😀 😀

  • Mirta| 12 marzo, 2018

    Alicia !!! Yo tengo recuerdos depresivos del domingo desde la infancia, escuchar a mi viejo escuchando el partido en la radio ya era un signo de que al otro día era lunes, toda mi vida lo detesté exceptuando los que al otro día tienen feriado. En la actualidad mi depresión dominguera , por suerte, recién comienza a eso de las 20:00 que es la hora en que empezamos a pensar que comemos. Mi momento preferido arranca el viernes cuando llego del trabajo y finaliza el sábado en la noche, porque si bien los domingos salimos y tratamos de disfrutar lo que queda del finde,siempre se cierne esa sombra del lunes. Pero bueno agradezcamos que tenemos dos días, hay gente que labura los finde también y su día de descanso cae en la semana. Beso!!!

    • Alicia's Own| 12 marzo, 2018

      Eso, Mirta! Dentro de la queja y lo negro que nos pueda parecer un domingo, tenemos la suerte de, primero, tener trabajo y segundo, familia o amigos o gente con quien disfrutar el domingo, aunque lo odiemos! 😀 Besos y gracias por pasar!!

  • Anónimo| 12 marzo, 2018

    Hace un tiempito me pasa «esto de los domingos». Antes no me pasaba, Tomaba el lunes como el inicio de nuevas oportunidades. Entonces los domingos a la noche me sentía bien, casi feliz! Pero últimamente no lo estoy logrando, me voy frustrando durante el transcurso del domingo, que no llego a hacer todo lo que tenia planeado, que llego a la noche, por ej . ayer a las 21 hs. planchando uniformes escolares, y se me pasa el domingo y no hice nada gratificante para mi. Entonces la angustia. Se que la que tengo que hacer algo para cambiarlo soy yo y en eso estoy. Gracias me sirvió para hacer Catarsis- Lía (siempre te leo, pero no comento, hoy si)

    • Alicia's Own| 12 marzo, 2018

      Hola Lía! Bienvenida a la sección «Comentarios»! Me puedo imaginarte planchando los uniformes, un domingo a la noche, no puede haber algo más deprimente!! Vamos, Lía, si antes no te fastidiaban los domingos, quiere decir que esa capacidad de disfrute todavía la tenés en vos, solo que te tenés que dar la chance de que nuevamente salga a la superficie! Gracias por pasar y hacer catarsis, me alegro que te haya servido mi post! Besos y la mejor de las suertes!

  • Pablo| 12 marzo, 2018

    Ahhh que tema que tocaste! Me pasa todos y cada uno de los domingos. Hasta el almuerzo vengo bien, pero después el día empieza a ser negro. Se suma una sensación de ansiedad, angustia e incomodidad lo llamaría yo. Me es incómodo empezar cada lunes temprano yendo al trabajo. Yo lo atribuyo a que el trabajo que hago no me agrada demasiado, si bien no me puedo quejar del trabajo que tengo, la realidad es que como mi pasión son los viajes, arrancaría cada semana planificando un nuevo viaje o ayudando a la gente a planificar los suyos, perooooo para poder planificar y llevar a cabo un viaje hay que trabajar, con lo cual la manera de ponerle un poco de onda a las tardes de domingos es pensar que este esfuerzo semana a semana se ve luego recompensado en las vacaciones.
    Creo yo que quizá debería reveer el balance entre trabajo/obligaciones y vida personal/vacaciones, pero lamentablemente, a no ser que me gane la lotería, me toca seguir trabajando.
    Pero suscribo totalmente lo que contas que te pasa, me pasa muy similar y por lo que leo somos varios….
    Un saludo
    Pablo

    • Alicia's Own| 12 marzo, 2018

      Hola Pablo! Qué dilema! Trabajar para poder viajar y ser un poco más libres! Bueno, tratá de planificar un viaje de a poquito todos los lunes, seguro que eso te cambia el humor! Es tal cual, después del almuerzo, todo se viene en picadaaaaa!

  • Mel VdeC| 12 marzo, 2018

    Mi dia favorito es viernes, desde la mañana estoy feliz y motivada pero los domingos trato de no salir para atracar el lunes descansada según yo. Domingo a la noche me entra una nostalgia y tristeza y no sé que me despierta esos sentimientos. Por eso desde la noche dle domingo apronto mucha comida para tuppers de almuerzo para mi esposo para 3 dias y tambien generar la sensacion que estare organizada en la semana jajaja

    • Alicia's Own| 12 marzo, 2018

      Sí, sabés Mel, a muchos les pasa lo de la nostalgia los domingos a la tarde, a mí me agarra la ansiedad y la bronca, no sé qué es peor! 😀 😀 Lo bueno es que vos encauzás esto en ponerte organizada! Muy bien! Gracias por pasar!

  • Marchu| 12 marzo, 2018

    A decir verdad, muy pocas veces me angustias en un domingo!!! Siempre he tenido cosas por hacer, y he tratado, ya hace un tiempo de disfrutar el aquí y ahora!!! Ya q no sabemos q pasara mañana!!! Alegria Alempre tuve en los días jueves!!!! Arriba los corazones!!!! Hace una semana que estoy x Europa y encuentro muy bello al país vasco!!!!

    • Alicia's Own| 12 marzo, 2018

      Marchu, así dicen todos del País Vasco, que es hermoso! Me encanta tu actitud frente al domingo! Eso está muy bueno! Gracias por compartir!

  • MARU| 12 marzo, 2018

    Hola Ali , si , me pasa q los domingos no me gustan , como q ya casi es lunes y arranca la rutina. Pero para contrarestar un poco la molestia , el lunes empiezo a trabajar a las 9 (una horita después de lo habitual ) así puedo acostarme un poco más tarde el dgo . Y lo más importante es q el domingo lo decrete “comida free “ como todo el día lo q me guste, no me privo de nada, sobre todo cosas dulces en la merienda , como q me agasajo para transcurrir mejor el día!
    No te digo q lo convierto en un viernes, pero la paso mejor jaja
    Beso!!

  • Pilikina| 13 marzo, 2018

    He tenido la suerte de trabajar por las tardes, asi que al no tener que madrugar me daba un poco igual que fuera lunes. Claro que cuando llega el viernes la cosa cambia, es fiesta total.
    En los casos en que he tenido que trabajar por la mañana, los domingos eran de relax y preparación para el lunes.
    Por cierto, como he leido el comentario de Marchu, el día 26 tambien me voy al País Vasco a San Sebastián, que no lo conozco.

    • Alicia's Own| 13 marzo, 2018

      Hola Pilikina! Qué buenos tus horarios! Una sola vez trabajé por las tardes y me daba tiempo para dormir bien, organizarme mejor, la verdad es que lo disfruté mientas duró! Pero veo que igual te organizás bien los domingos!

  • Maria| 13 marzo, 2018

    Hola Alicia , me pasa al revés , me encanta el domingo porque es el único día en el que no trabajo ! Puedo despertarme a cualquier hora ( aunque hoy con mis hijos eso es relativo), puedo hacer nada , puedo cocinar tranquila , lo que sea sin horario. No me importa que al día siguiente sea lunes , el domingo soy libre .

    • Alicia's Own| 13 marzo, 2018

      Tenemos que aprender de vos, María! Qué genia! Hacés muy bien en disfrutar de tu domingo, tu día de descanso, sos una campeona! Porque realmente lo pasás bien y no te ponés ansiosa! Besos, gracias por pasar y compartir!

  • Maria Marta F| 13 marzo, 2018

    A mi el domingo a la mañana me gusta… desayuno tranquila y trato de quedarme haciendo fiaca.
    A partir de que termina la Chiqui, empieza a correr la hora de una forma loca y ni me doy cuenta cómo pasó q ya estoy preparando las cosas para arrancar la semana!!!! o sea, la depre me agarra post-chiqui.
    Además, si tengo algún plan para salir o algo, q me distrae, ya no me agarra… solo el par de horitas previas a irme a dormir
    Cuando iba a la escuela me deprimía más el domingo, porque siempre tenía alguna tarea pendiente!!! q desastre…

    Como dijeron en los comentarios, el mejor momento de la semana es el viernes cuando salís del trabajo… un mundo de posibilidades se abre!!!

    • Alicia's Own| 13 marzo, 2018

      Totalmente, María Fernanda, coincido con vos con respecto al viernes. Los domingos cuando estás en edad escolar son fatales, cruentos, horribles! Siempre había que estudiar algo que dejaste a último momento y no tenés la mínima gana o alguna tarea o algo para terminar contra reloj! Un stress!!! 😀 Me hiciste acordar a lo angustiante del domingo cuando te toca ir al colegio al otro día!! 🙁 Besos y gracias por coparte y comentar!

  • Lore| 13 marzo, 2018

    Hola Ali!!! Me pasa exactamente lo mismo. Si tengo algún plan para salir el domingo, estoy dele pensar a qué hora vuelvo, que tengo que preparar las cosas para empezar la rutina el lunes, que la cena, que esto, que aquello, etc, etc. Es más, hay veces que ni acepto salir después de las seis de la tarde un domingo porque siento que el lunes ya no voy a estar tan descansada. Para mi el domingo después de las cuatro de la tarde, ya es un bajón absoluto, se me terminó el finde (y ni te digo en invierno cuando oscurece re temprano)! Me pasó el domingo pasado que tuve que ordenar un montón de cosas de casa (limpiar, planchar una pila de cosas, etc) y seguí como hasta las cinco de la tarde y yo ya estaba: «pero no descansé nada, uf, el lunes voy a estar agotada». Me sentí re identificada con tu posteo!! Tal vez, debamos cambiar nuestra actitud hacia el domingo!!!

    • Alicia's Own| 13 marzo, 2018

      Totalmente, Lore! Creo que no deberíamos hacer nada que tenga que ver con organizarse, con ordenar… Pero si no lo hacés el domingo, cuándo? El sábado es sagrado, hay que descansar! 😀 Qué difícil!!! 😀 Besos y gracias por pasar y comentar!

  • Gise| 14 marzo, 2018

    Hola Ali!
    Hay momentos en que se me cruza por la cabeza ese pensamiento de «Oh, el domingo termina, empieza la rutina» pero trato de descansar lo más posible para poder empezar la semana con pilas! Es el día que miro mi serie (Peaky Blinders, muuuuy buena) y después aprovecho para leer o desconectarme. Así no es tan brusco el momento cuando suena el despertador a las 7am para empezar el lunes.
    Qué tengas un muy buen miércoles!
    Besos

    • Alicia's Own| 14 marzo, 2018

      Muy buena tu idea, Gise! Calmarse un poco mirando algo que a uno le gusta! Tenés razón, así se hace más placentero el domingo! 😀 Gracias!

  • Loli| 14 marzo, 2018

    Hola Ali!!!
    Yo lo espero (el domingo) con ansias para hacer terribles asados y disfrutar la familia!!
    Laburo, quil…., dramas, etc,etc…. Que vienen el Lunes ni me preocupan.
    Solo me preocupa que el asado esté a punto!!!
    Un beso hermosa
    Loli

  • Romina| 13 abril, 2018

    En mi caso, los domingos son sinónimo de asados en el campo o pastas en casa, por lo que en materia de gastronomía, no presentan ningún tipo de problema, jaja! Pero cuando cae la tarde, y ya se empieza a sentir la inevitable vuelta a la rutina…uff, ¡qué difícil!.

    Hace unos años, iba mucho al teatro, y después me quedaba por el centro (o donde fuera la función) tomando algo y comiendo pizza. Le daba un toque distinto a los domingos y sentía que no «perdía» todo el día en casa.

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: