Manteniendo El Orden

Cuántas veces voy a escribir sobre lo que me cuesta MANTENER EL ORDEN?!

Tengo que analizarlo con algún profesional aunque si me lo pongo a analizar yo misma sé muy bien por qué soy así.

Si, soy desordenada y mal por mí porque ya estoy en edad de portarme bien con este tema.

Cambiemos

Como todo lo que uno quiere o debe cambiar de sí mismo, la patadita inicial suele ser darse cuenta de que realmente se tiene «un problema».

Cuando lo reconocés, es más fácil encontrar el camino hacia la recuperación.

Pero también se necesita motivación!

Para mí, entonces, el camino rehabilitador sería así:

– Reconozco que tengo un problema.

– Analizo la raíz o el por qué.

– Lo acepto y (me) perdono / comprendo.

– Busco una motivación.

(Qué gurú!  😆 )

Mi motivación

Ok, tarde pero la encontré: Me di cuenta de que cuando yo estoy en un hotel, a la habitación la conservo super ordenada: Doblo mi ropa cuando me la saco o la pongo en una bolsa aparte si está sucia y no la voy a volver a usar; cuelgo los sacos, tapados, etc. Pongo los zapatos en su lugar…

O sea, lo que generalmente no hago en mi casa!

De todas formas, hace unos años ya que se me hizo carne colgar los abrigos no bien llego a casa.

(Algo es algo!)  😛

Entonces, volviendo al tema de la habitación del hotel, me daba cuenta de que tener ordenado todo y con una decoración linda, descansaba más, estaba de mejor humor y sentía que (es raro esto) respiraba mejor.

Me sentía bien, satisfecha conmigo misma.

Me propuse, entonces, lo lógico: Por qué no me quiero de esa forma en mi propia casa?

Yo hasta ahora venía zafando más o menos con la señora que viene a limpiar pero qué diferencia es cuando vos misma, en el día a día, mantenés un orden!

Sabés qué descubrí?

Que me sobra el tiempo para hacer otras cosas. No sé, la casa está ordenada y de repente me encuentro con que tengo más tiempo libre!

Para los que tienen la casa primorosa, lo que yo digo es lo lógico pero para mí es todo un descubrimiento!

Espero seguir, espero se me grabe a fuego, yo creo que es cuestión de hacerse el hábito y que lo hagas sin pensar.

Mientras tanto, aquí estoy, disfrutando de mucho aire en casa! Qué placer!

Vos cómo venís con este tema? Alguna queja, algún consejito? Contame!

Comentario (32)

  • Anónimo| 23 febrero, 2018

    Sos demasiado genia.

    A mi me gastan con que mi casa esta demasiado ordenada y que parece el piso de maternidad del Otamendi jaja. La verdad es que sí, esta muy ordenada porque así soy yo…desde hace unos años (tambien es xq mi casa es chiquita y si no esta todo en su lugar no entro jaja).

    Recalco lo de que soy ordenada hace unos años porque de chica no lo era. Era un desastre!! Cada vez que me mandaban a ordenar los juguetes tiraba todo dentro del placard y una vez mi papa abrió la puerta y – literal – lo taparon los juguetes y me reto mucho jaja.
    De adolescente tambien era un desastre. Todo tirado. Pero de grande me ordené, no se cual habra sido el click.

    Te voy a recomendar una cuenta de Instagram que se llama «tuespacioorganzado». Buscala. Es una genia del orden y da muchos tips. Yo algunos los hacia, otros me los copie y otros me parecen too much jaja pero te va a ayudar.

    Exitos en tu nueva vida y ojala lo sigas. Si te ayuda a dormir mejor como en los hoteles tiene que estar bien…nada como dormir bien.

    Beso grande,

    Pao!

    • Alicia's Own| 23 febrero, 2018

      Pao, la demasiado genia sos vos! Sabés que me diste esperanzas? Porque vos sos una ex-desorden y yo quiero eso, dejar el desorden atrás!! Gracias por el tip de la cuenta de IG, ya mismo la busco! Un beso gigante y muchísimas gracias!

  • Dimna| 23 febrero, 2018

    Hola Alicia! Yo me acabo de casar poquito menos de 4 meses y también está siendo todo un descubrimiento! Los primeros días estaba de malas, me quejaba de todo, no me gustaba mi casa nueva.. Mi esposo estaba un poco preocupado la verdad! Y es que yo venía de vivir 30 años en casa de mis papás (sin ninguna mudanza), donde mi mamá siempre tenía todo en su lugar (y nos hacía tener nuestras cosas igual) y donde cada cosa tenía un espacio específico.. Y entonces llego a vivir a una casa nueva, sin muchos muebles (nos gastamos todo en la luna de miel! Jajajaja) y con cajas y cajas de mudanza que no había tenido tiempo de sacar. Pero poco a poco me fui dando cuenta de que cuando arreglaba un poco, desempacaba una caja, limpiaba la cocina, me sentía mejor, más tranquila, más feliz con mi casa y con mi nueva vida 🙂 Así que ahí vamos, aprendiendo poco a poco y ojalá que así sigamos! Saludos!!

    • Alicia's Own| 23 febrero, 2018

      Dimma, qué lindo lo que me contás! Todavía estas de luna de miel, vamos! Y sí, al principio todo cuesta, sobre todo ver que una es la responsable de ese desorden y lo que deje tirado seguira ahí hasta que una misma lo levante!! 😀 Gracias por compartir tu historia! Besos y que sean muy felices!

  • Maria Marta F.| 23 febrero, 2018

    Q lindo tema!!!! yo creo que también es un tema de madurez… cuando una es más joven e inmadura tal vez el desorden no molesta porque ni se nota, pero luego una va creciendo y madurando, y ahí se da cuenta del valor de tener un espacio más despejado, con las cosas guardadas en su lugar. A mi además de eso, ahora se me da por revisar la ropa / libros q tengo y si no fue usada en tanto tiempo, se dona o se tira (si no está en tan buenas condiciones). pero de esto último creo recordar que ya escribiste, no???

    De más está decir que ahora amo el orden y trato de mantenerlo, disfrutando mas del espacio y de la tranquilidad visual…

    Beso Alice!!!!!

    • Alicia's Own| 23 febrero, 2018

      Maríá Marta, también ando en esa etapa de «maduración»… a esta edad!! 😀 😀 Y bueno, pero te juro que me hace sentir bien! Yo para tirar cosas no tenfgo problemas, ni para regalarlas o donarlas, el tema es el orden! 😀 Besos y gracias por pasar y comentar!

  • Sabrina| 23 febrero, 2018

    A mi me pasa al revés. En casa muy ordenada casi casi casi caaaasi obse, ( me ayudan a no ser obse dos perras y un hijo, que salió bastante ordenado)
    Y en los hoteles me relajo y no soy de usar los muebles del hotel… todo a la valija!
    Que loco! No?

    • Alicia's Own| 23 febrero, 2018

      No me digas! Sabés Sabrina que yo pensaba que la gente ordenada lo era en todos los ámbitos!! 😀 😀 😀

  • Emi| 23 febrero, 2018

    Me gusta ser ordenada, siempre lo fui, disfruto ver todo en su lugar. Mi marido es un desastre con patitas, un horror realmente porque es trabajar por los dos o vivir en el caos (va dejando el camino de cosas tiradas). Así que un poco estoy haciendo el esfuerzo para relajarme, y que si hay cosas tiradas no me afecte. NO ES FÁCIL!!!

    • Alicia's Own| 23 febrero, 2018

      Me imagino, Emi! Pero los que somos desordenados podemos vivir perfectamente en el medio del caos, es como que lo necesitamos. Bueno, espero no necesitarlo más de ahora en adelante! 😀

  • Sandra| 24 febrero, 2018

    Hola Alicia a mi me encanta el orden y con los años estoy peor ……no me puedo dormir y no está cada cosa en su lugar y me parece bien

    • Alicia's Own| 24 febrero, 2018

      Me parece genial, Sandra! 😀 Pero lo importante es que descanses también, seguro que con la casa ordenada dormís mejor! Besos y gracias por pasar!

    • Pia| 27 febrero, 2018

      Igualllll, no puedo irme a dormir o salir de la casa sin dejar todo ordenaditoooooo

  • MARU| 24 febrero, 2018

    Hola Ali !!! Yo siempre fui desordenada, pero como mi marido es hiper desordenado mal , cuando empezamos a vivir juntos yo de a poco me fui “ haciendo ordenada” porque sino veía q la casa era un caos! Como él no cambiaba , lo fui haciendo yo , creo q x eso q decís , es más relajante ver todo ordenado. Eso si, cuando viajo, en los hoteles me desquito y vuelvo a dejar todo tirado y no ordeno la valija hasta q me voy . Jajaa
    Besos!!!

    • Alicia's Own| 25 febrero, 2018

      Maru, sos al revés!! 😀 😀 😀 Desordenada en los hoteles, pero bueno, qué problema, no es tu casa! 😀 Mientras encuentres todo para meter de vuelta en la valija, no hay problemas!! Qué divertido lo que me contaste! 😀 Besos!

  • stella redelico| 24 febrero, 2018

    Me identifico con lo que decis respecto de la habitacion de hotel, yo soy superordenada tambien! En casa vivo intentando pero con una de 11 y otra de 19 en la edad del pavo, no hay orden que me dure! Igual estoy en eso. Me compre un libro divino de casa Chaucha, y propone ejercicios divertidisimos para ordenar! Un beso grande Alicia!

    • Alicia's Own| 25 febrero, 2018

      Sabés que no sabía que había un libro de Casa Chaucha? Muy bueno que tenga ejercicios para ordenar, eso ayuda a que se te haga hábito! Gracias por el dato, Stella! Besos!

  • Gera| 25 febrero, 2018

    Soy un desastre, puedo desordenar un cuarto de hotel 10 segundos después de entrar por la puerta.
    Y mi casa se salva. Pero en mi desorden tengo orden.

    • Alicia's Own| 25 febrero, 2018

      Soy igual, Gera! Soy la campeona en desordenarte todo en segundos!! 😀 Por eso ahora estoy tratando de ser una nena buena!! 😉

  • Mel VdeC| 25 febrero, 2018

    Hola Alice! Yo era desordenada por épocas, pero cuando me casé (esposo super obsecivo con orden y limpieza casi hasta con TOCS) fusionamos hábitos y nos encanta que esté todo ordenado. Nuestro apartamento es muy chiquito y fácil se ordenar, pero con una bebé de 13 meses es una lucha constante. Yo también descubrí a «Espacio Organizado» y «Brenda Haines (todas argentinas) que me insipiran a organizar y ordenar. Mirá a Marie Kondo, es una japonesa gurú del orden que hasta tiene su método y todo muy bueno. Besos!

    • Alicia's Own| 25 febrero, 2018

      Hola Mel! La tengo a Marie Kondo, me leí su libro y alguna vez contaré cómo me traumó 😀 Qué bueno que pudieron tu marido y vos llegar a un acuerdo, eso dice mucho de ustedes como pareja porque en vez de que el desorden sea motivo de conflicto, fue motivo de unión, de escucharse y de entenderse! Los felicito!

  • elena2704| 26 febrero, 2018

    Mi problema es que a veces (bueno, siempre) soy maniática con el orden en mi casa, en las de mis hijas (pobrecitas!) y también en los hoteles… se me vuelve problema porque tengo un marido que no es más desordenado porque no es más grande.
    Mis hijas me dicen que ellas no son desordenadas sino que tienen su orden personalizado… Podría ser. Reflexionaré sobre ello.
    Se sufre y se hace sufrir mucho cuando se es obsesivo compulsivo con el tema.
    Personalmente agradezco y prefiero un marido/hijas desordenados y no unos maniáticos como yo…no podría vivir con ellos!
    Me encanta el orden, cada cosa en su lugar, los espacios despejados.
    Mi esposo dice que yo podría corregirle y aumentarle el libro a Marie Kondo.
    De verdad que a veces las super ordenadas resultamos pesadas para los demás…y para nosotras mismas: cansa mucho estar revisando que los demás tengan las cosas en su sitio. A veces no soy capaz de esperar a que los demás recojan y lo hago yo.
    Siempre digo que me falta un poco de desorden en la vida. Y éso en todos los aspectos!!!!! Quizá debiera dejar que la vida me despeine un poco más.
    Saludos y abrazos

    • Alicia's Own| 27 febrero, 2018

      Sí, Elena, sabés, muchas veces es tanto el ansia de orden que no podés relajarte y no hay forma que algo esté fuera de lugar porque tenés que arreglarlo! Te entiendo porque hay mucha gente así y no se permite un mínimo error y es una pena porque pocas veces disfrutan del orden. Totalmente, Elena, date una oportunidad de «despeinarte» un poquito! 🙂 Besos y gracias por compartir!

    • Pia| 27 febrero, 2018

      Elena a veces le digo lo mismo a mi esposo: me hizo falta ser fiestera de joven, desordenada, despreocupada, si de verdad que creo que si hizo y hace falta… pero de decirlo a hacerlo jajajaja

  • Gise| 26 febrero, 2018

    Hola Ali!

    Te cuento que en el trabajo soy mega-hiper ordenada,ningún papel sobre el escritorio, en los archivos llevo todos los movimientos de todo lo que voy haciendo pero en mi casa soy un desastre! Super desordenada, igual, dentro de mi lío existe un orden lógico – que nadie entiende, obvio-.
    Hace poco implementé lo de seleccionar ropa que hace más de un año no tiene uso para poder donarlo (si estaba en condiciones) dado que es doble ayuda primero para alguien que realmente lo necesita y para ir acomodándose uno .
    Ahora que de a poco estoy más tranqui con la facultad voy a ver que libros realmente le vaya a dar uso y los que no, que encuentren una casa para poder seguir dándole utilidad.
    Buen comienzo de semana Ali!
    Besos

    • Alicia's Own| 27 febrero, 2018

      Gise, igual! En la ofi soy super ordenada y metódica! En casa, bueno, ahora estoy haciendo el esfuerzo 😀 Pensé que me pasaba a mí solaaaaa!! Besos y gracias por compartir!

  • nuri148| 26 febrero, 2018

    Bien por vos! Yo ya tiré la toalla, soy un desastre! Cuando me iba de vacaciones con mi mejor amiga ella como es hinchapelotas con el orden y la limpieza me mantenía a raya, pero mi marido es igual o peor que yo, así que nos tenemos que poner de acuerdo para acomodar la casa porque si lo hace uno solo ni se nota.
    Quiero tu relato del trauma Mariekondero (No la leí… no creo que me sirva a esta altura)

  • Pia| 27 febrero, 2018

    Hola Alicia, yo si soy muy ordenada. Te podría decir que desde que nací (jajaja), igual se que mi mamá influyó en eso… no me imagino una casa con 5 hijos y todo desordenado jajaja.
    Yo soy de las que muchas veces y sin darse cuenta está en un lugar y si ve algo fuera de lugar, con una arruga o algo así, me paro así esté haciendo lo que sea, generalmente hablando, arreglo la cosa y sigo como si nada… después me doy cuenta de lo que hice y la verdad antes me avergonzaba, ahora ya no jajaja, o sí, pero qué le voy a hacer.
    Con mi esposo es una batalla, no es que sea el peor, pero tampoco el más ordenado, eso me pone mal, pero como sé que nadie lo hará como «yo», pues lo ordeno yo.
    Tengo muy claro en mi mente una monjita profesora de mi colegio. Ella era de las que legaba de sorpresa a visitar a las alumnas y sin más les decía muéstreme su cama, su ropero y lo abría… y si eran desordenadas no tenía problema en regañarlas en su propia casa y luego contarlo en el colegio jajajaja, me río ahora, pero no imagino lo que sentirían esas niñas.
    Esa misma monjita decía que ella siempre dejaba su ropa doblada al acostarse, todo bien puesto, pues si se enfermaba en la noche o algo pasaba no quería que el doctor o quien fuera encontrara ese desorden y me pasa igual.
    No puedooooo con el desorden!!!. Soy de las que tiende la cama en el hotel así sepa que la harán de nuevo, paso la verguenza de en algunos restaurantes organizar la loza al terminar de comer, o si voy a una tienda de ropa y tomo algo, pues vuelvo y lo doblo como estaba, o lo dejo en su colgador.
    No puedo evitarlo soy así… y ver algo desordenado o ir a una casa así me da piquiñaaaaa, que hasta afán me dá por irme. Esa soy yo 😉

    • Alicia's Own| 27 febrero, 2018

      Pía, además de ordenadita tenés mucha energía! Eso es muy bueno, mientras ordenes con ganas y te llene de energía, qué mejor! Qué monjitas ordenadas pero bravas eh» 😀 😀 Besos y gracias por compartir tus historias!

  • Mariel| 12 marzo, 2018

    hola Alicia: Soy una ex desordenada. Pero me parece que me pase de la raya porque casi que ordeno compulsivamente (lo propio y lo ajeno, también). Cuando descubrí, como vos en el hotel, que estar en un lugar ordenado me traía calma interior, me lance al orden. Dicen que el orden externo tiene que ver con el orden interno o la necesidad de estabilidad. lo cierto es que me volví ordenada al irme a vivir sola, a eso de los 20 años. Una vez que comenzas es un camino de ida.
    Saludos

    • Alicia's Own| 13 marzo, 2018

      Muy bien, Mariel! Bueno, yo espero volverme ordenada moderada, no me quiero volver loca! 😀 😀 Pero veo que es posible cambiar y estoy en eso 😉 Gracias!

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: