Caracas, Venezuela
Año 2001

Primeras impresiones.

Me gusta viajar y me gusta escribir. Me gusta contar y compartir vivencias en otras ciudades y países. Y también me gusta aprender de lugares que nunca visité, como por ejemplo, Venezuela. Nunca se me dio ir pero mi primo sí fue, en el año 2001 y con tantas noticias tristes que están llegando del país hermano, me acordé de esa vez que Marcelo fue, hace ya tanto tiempo y le pedí que por favor me escribiera algo para el blog.

Y cumplió mi primo querido! Lo que vas a leer es su primera impresión de la ciudad y ciertos escollos que tuvo que sortear, cosas que vas a leer que en su momento nos sonaban tan increíbles por lo raras o desconcertantes.

Pero qué mejor que leerlo a él!

Desembarqué en el aeropuerto de Maiquetia un 4 de Julio de 2001. Una gran aventura comenzaba… 21 días me esperaban en un intento de disfrutar de mis vacaciones de invierno.

Como dato anecdótico recuerdo que no bien tuve en mis manos la maleta y realicé el control de admisión al país, busqué la plataforma de pasajeros para subir a un taxi que me llevara a mi destino final: la ciudad de Maracay.

Una gentil persona me recibió con la promesa de realizar mi viaje en su taxi/remis… y enseguida fue interceptado por otro hombre que le decía: «Deja esa maleta! El pasajero es mío!». Yo no entendía lo que sucedía… Dos personas discutiendo por brindarme su servicio!

Posteriormente, el chofer que intercedió por esta persona que ya había tomado mis valijas me comentaba: «Estos hombres no son remiseros del aeropuerto. Son ladrones que te suben a sus carros y luego te quitan todo lo que tienes y te abandonan en la ciudad!… No podemos quitarlos de aquí»…

La persona que por un momento se comportó de tan amable manera se llamaba José. Y en su camioneta blanca y con el logo de la Empresa de Remis al servicio del aeropuerto, nos dirigimos por autopista hacia mi destino.

Lo que más recuerdo eran sus recomendaciones: «Como vamos a atravesar algunos túneles, te advierto que si se rompe el parabrisas, no detendremos la marcha, ya que aquí los delincuentes tiran piedras o tuercas para que te detengas y así puedan asaltarnos!»

Tremendooooo… No podía creer lo que me decía! Esto en Argentina aun no se veía! En mi mente no cabía la posibilidad de que eso pudiera sucedernos!

Luego de casi tres horas de viaje llegamos a destino, con todo lo que José me contó, recuerdo que le dije: «Yo no me bajo hasta que esté en la casa de mi amigo!»

Asi fue… alrededor de las 21 hs, le pagué por su servicio y comencé a conocer las costumbres de otro país: su gente, su forma de hablar, su manera de pensar…

En aquel fin de semana que siguió a mi llegada, la capital Caracas sufrió 150 asesinatos a manos de la delincuencia, cifra por demás impresionante para mi tranquila vida en Argentina. Los comercios cerraban sus persianas a las 19 hs y a partir de ese momento parar en los semáforos no era aconsejable para los conductores. Mi amigo Pedro me decía: «Marcelo, si nos detiene el semáforo, no me detendré! No te asustes pero aquí hay mucha delincuencia juvenil que no le teme a nada!…»

La verdad es que, así como en su momento me llamó la atención lo que me contaba, ahora leerlo me da tristeza porque yo a mi primo le pedí que me contara su primera impresión de la ciudad y es este relato tan triste que te puede dar escalofríos.

A veces, los relatos sobre viajes no necesariamente son alegres. Pero relatar tus impresiones siempre vale la pena, para conocer, para entender, para reflexionar…

Esperemos que el sufrimiento de este pueblo tan querido se termine en algún momento y puedan vivir como se merecen!

Gracias Marce!

Artículos recomendados

20 comentarios

  1. Es muy triste ver la situación en la que se encuentra Venezuela!!! un país tan hermoso, con gente tan amable, merece una situación muchísimo mejor!!!!!!!
    Tengo compañeros de trabajo acá en Buenos Aires que vinieron hace poco de Venezuela y las cosas que cuentan dan realmente mucho miedo y te dejan un dolor fuerte en la boca del estómago… cómo se puede llegar a ese nivel de locura?!?!?!?!?

    Besos Alicia!!!

    1. Hola María Marta! Sí, lamentablemente las noticias que llegan de este país te dejan muy mal, sobre todo porque realmente había una clase media muy fuerte y un nivel académico alto! Besos para vos, gracias por pasar.

  2. Ali, que triste… yo soy mayor (no adulta jiji) y cuando por los años 75/76 ya terminando mi secundaria me entere que una gran amiga se iba con su familia a Venezuela ..super apenada lo conté en la cena y mis padres se alegraron muchísimo por la noticia (para mi terrible) que yo les estaba contando. Pues bien iba a ser un progreso para esta familia el hecho de radicarse en Venezuela!!! Venezuela era lo mas!!!! Pujante, buenos empleos etc. etc. Fijate como se puede arruinar un país. Que pena. Ojala Venezuela se pueda levantar y volver a brillar por el bien de sus gentes.
    Otro tema ayer vi una de las cinco recomendadas…The Young Victotia…Buenísima.

    1. Sí, sabés, Liliana, familiares de Ale fuerona vivir a Venezuela no sé si para la misma época y lamentablemente ya tuvieron que irse, cuando habían hecho su vida y estudiado. Triste. Besos y gracias por compartir!

  3. Alicia, gracias por lo que me toca del tema.
    Venezuela vive un momento muy difícil, hay mucha desesperanza, mucha miseria material, mucho miedo. A muchos les cuesta entender cómo un país con tanto potencial para alcanzar el desarrollo se ha convertido en lo que hoy es.
    Trataré de hacer una síntesis:
    1. Hay una profunda crisis económica. La diferencia entre lo que la gente gana y lo que requiere para subsistir es infinitamente desproporcionada. Eso nos ha llevado a una miseria brutal…
    2. Hay una profunda crisis por la corrupción en la administración de los bienes públicos. Quienes debían velar por conservar el erario público para mejorar las condiciones de vida de la población son quienes han dilapidado los ingresos de la nación. Todo lo roban, todo es «negocio» para quienes manejan el erario público y sus acólitos interesados aprovechadores.
    3. Se maneja un discurso ideológico «antiimperialista» para manipular a quienes menos entienden, pero ese discurso atorrante se convierte en instrumento para que los gobernantes conserven el poder político. A la camarilla política le ha servido mucho ese discurso bla, bla, bla, bla….
    4. La camarilla política gobernante ha trabajado «muy bien» para lograr la destrucción de las instituciones. Las normas que regulan la vida democrática dejaron de existir en la vida práctica. Aquí el «tinglado político» funciona muy bien para que la élite gobernante (civiles y militares) siga manteniendo el poder.
    5. Hay graves problemas con el tráfico de drogas. Es voz de muchos que la distribución de drogas ha llegado a los más altos estamentos del poder…
    6. Los trabajadores que dejamos la piel en el camino la estamos pasando muy rudo.
    7. Existe una diáspora impresionante. Las familias se desintegran, los jóvenes con formación académica y sin ella se van del país, casi están huyendo de esta miseria…
    8. Hay un serio problema con los alimentos y las medicinas. El gobierno ha logrado controlar lo poco que se produce y sigue fomentando la importación de alimentos. Los alimentos que llegan del exterior entran con precios inalcanzables para la mayoría de las personas. Hay algunos «enchufados» del gobierno que siguen haciendo grandes negocios con nuestros alimentos.
    9. El problema con la delincuencia se ha desbordado. En lo personal, a nuestra familia nos han afectado grandemente los robos, ataques con armas. El año pasado, casi pierdo a mi hijo porque unos delincuentes lo atacaron para robarle un vehículo. Esta vivo porque Dios es grande…
    10. El Modelo del Socialismo del Siglo XXI no sirve, es un fiasco, un fracaso monumental, un experimento que NO debe repetirse en ninguna parte. Es el modelo perfecto para arruinar a un gran país en menos de 20 años. Eso han hecho estos «robolucionarios» con mi querido país. Te lo cuento tal como lo vivo… o como lo sobrevivo.
    Saludos, Alicia.
    Disculpa lo largo…

    1. Mi querida Yolanda, nada de pedir disculpas por lo largo de tu comentario. Al contrario, es bueno que alguien como vos, que vive allí cuente lo que realmente pasa porque mucha gente, creeme, no cree que la situación en tu país esté tan mal! Es una gran pena que como decís, un país con tanto potencial haya quebrado y de tal manera… Te mando un abrazo gigante y esperemos que todo mejore y en paz. Gracias por contarnos.

  4. Querida alicia me has hecho llorar pero no es tu culpa es que cada vez que el tema Venezuela aparece se me arruga el corazon. Yo naci en la Venezuela bonita, prospera y alegre que era antes, vi y vivi el comienzo de la destruccion chavista y hoy ya muy lejos en otro continente vivo la angustia que cada dia mi familia, amigos, conocidos y todos los venezolanos padecen y es que ya en el pais solo se sobrevive. Ojala nuestra experiencia sirva para que otros no cometan el error de creer en el socialismo castro-chavista. Lo mas importante en la vida es la salud y la libertad. Un abrazo enorme para ti y gracias por estar pendiente de mi querido pais.

    1. Muchas gracias querida Shila, se me puso la piel erizada de pensar que te has angustiado y con toda la razón. Te mando un beso grande, mucha fuerza para vos y toda tu familia y que sí, que estos momentos que se viven en Venezuela sean una lección para todos y que se termine de una vez este sufrimiento para un pueblo que no se lo merece. Abrazos.

  5. HOLA!
    Creo que ningun pueblo merece esta situacion, ninguno,ni Venezuela ni ningùn otro pais.
    , Concuerdo con lo que dice Yolanda con los llamados robolucionarios corruptos que han hundido el pais hermano, espero termine pronto esta crùel pesadilla.
    Saludos.
    Norma

    1. Por supuesto, Norma! Ningún pueblo merece el sufrimiento por el que está pasando Venezuela, una pesadilla como decís!

  6. Es una pena grande, ver como aplastan el potencial de un pais tan bello, con una sociedad tan agradable caiga en esa situacion…cuando fui de vacaciones, no me olvido que el guia contaba que el agua mineral salia mas cara la nafta, que sabian que el auto iba a necesitar un aceite que no iban a conseguir, los locales con 2 prendas, mas alla de que el turista estaba en esa nube..era inevitable saber y sentir la situacion de ese pais.
    Muy pero muy triste.
    Besos

    1. Totalmente, Vanesa, triste, desolador… Vos misma estando allí tuviste oportunidad de experimentarlo. Besos y muchas gracias por pasar y comentar.

  7. Impresionante el panorama que pinta Yolanda. En Buenos Aires todos conocemos venezolanos llegados hace pocos años, muy preparados académicamente, trabajando como profesionales en empresas y también en la rama de la medicina, que cuentan lo mismo y están tratando de traer a sus familiares. Ojalá pueda pronto restablecerse la democracia y la reconstrucción de la república con gobernantes honestos. Es un espejo en el que nunca quisiéramos mirarnos.
    Gracias. Un abrazo

    1. Hola querida Cecilia! Sí, por mi primo también supe de que hay mucha pero mucha gente preparada académicamente como decís y qué triste que el país haya tenido que caer tan bajo! El pueblo lo sufre tanto! Besos y gracias por pasar y comentar!

  8. Oh Alicia, es muy triste lo que esta viviendo la gente en Venezuela, Es cierto en los años 70 y 80, muchos argentinos tenian oportunidades laborales muy buenas alli, tuve referencias por conocidosñ No recuero bien si fue en 1996, que fui a la Isla Margarita de vacaciones con mi familia, mis hijas eran pequeñas. Lo pasamos fenomenal, gente muy amable, tranquila, una ciudad hermosa y con playas espectaculares. Recuerdo haber conocido el archipielago de Los Roques, unas islas paradisiacas!! En donde hicimos snorkell, maravilloso. El que fue mi marido viajo un dia a Caracas a conocerla, no fuimos todos porque recuerdo que ya se comentaban los problemas de inseguridad en esa ciudad, y trasladarse con 3 pequeñas no convenia. Me da mucha lastima lo que ocurre con su gente. Ojala que la situacion se pueda solucionar. En Buenos Aires y en Santiago de Chse ven venezolanos que han migrado por la situacion alli.

    1. Marchu, es increíble, no, que unas vacaciones tan lindas que tuviste también las recuerdes por lo que ya se veía de inseguro en Caracas. Me cuesta tanto creer que ya desde el ’96 la cosa no venía tan bien y es una pena grande lo que está pasando el pueblo venezolano en estos momentos. Gracias por pasar y compartir. Besos!

  9. Es muy triste que alguien tenga esa primera impresión de un país que visita. Da bronca ver como un país próspero se hunde de a poco. A mi personalmente me duele que ese sea él modelo de «progreso» que algunos quieran para nuestra Argentina, y que aquellas cosas que a tu primo le parecían extrañas hoy las tengamos que vivir a diario.

    1. Claudia, justamente, cuando le pregunté a mi primo toda entusiasmada, me quedé que no lo podía creer, no me esperaba esa respuesta. Y algunas cosas ya casi que son muy cotidianas en muchos lados, lamentablemente. Gracias por pasar y comentar.

  10. Muy triste lo que está pasando en Venezuela, en todo el mundo se conoce, especialmente los en los países de Sudamérica que lo escuchamos de primera mano, por eso lamento tanto que aún muchos en Argentina teniendo conciencia y educación pueden anhelar un modelo que nos llevaba por el mismo camino y aclaro que no apoyo a nadie, pero ningún país se beneficia con la perpetuidad de sus gobernantes, se corrompen indefectiblemente. Es mi opinión. Deseo de todo corazón que Venezuela pueda salir de la crisis!

    1. Hola Mirta, qué palabras afectuosas las tuyas y estoy de acuerdo. A ninguna democracia le hace bien la perpetuidad de sus gobernantes, es tal cual lo decís. Un abrazo!

Los comentarios están cerrados.