Copenhague Día 1

Costó.

Costó entender Copenhague el primer día. Costó encontrarle la vuelta, ese algo singular…

Por momentos parecía que le faltaba pimienta…

Es ordenada pero según donde estés, es un orden desaliñado. Los pocos colores que ostentan algunas fachadas no dicen mucho. Pero la caminamos igual y bastante.

Y ahora, al final del día, de noche, algo cansada y con mucho sueño, te aconsejo nunca te dejes guiar por las primeras impresiones! Ni tampoco te dejes influir por cómo te sientas el día en que estás visitando un lugar. Eso también tiene mucho que ver!

Al día lo comenzamos como es debido:

Con un festival de carbohidratos en un mercado.

Como decidimos no cuidarnos en las comidas mientras estemos de viaje, volvimos a las adictivas harinas y carbohidratos en general. Lo que nos pasa ahora es que las cosas nos caen más pesadas que de costumbre (que la costumbre de antes) y nos llenamos enseguida!

Volviendo a nuestro paseo, nunca me pidas que te busque algo por Google Maps o que te indique el camino.

Conmigo perdés.

Porque no hay forma, no me hallo y fue por eso, por un gran error de cálculo (y andá a saber qué marqué o qué creí encontrar) que le dije mal a Ale por dónde ir y perdimos así la oportunidad de hacer un tour a pie gratuito por Copenhague.

Llegamos 15 minutos tarde al lugar del encuentro así que nos quedamos dando vueltas hasta que decidimos ir al Visitor’s Service y tomar un mapa clásico de los típicos que tienen una ruta típica.

Pasamos con el City Hall, o sea, la municipalidad.

Flanqueada por estos dragones.

Y esta gran fuente que muestra un dragón luchando con un toro.

Justo había terminado un casamiento de dos chicas.

Nos encontramos con que había una carrera de natación amateur, me parece.

Recorrimos un poco hasta que más o menos se hizo la hora en que teníamos que ir al encuentro del segundo tour que ya teníamos reservado. Este tour era sobre Christiania, un sector especial de Copenhague.

Cuando llegamos al punto de encuentro, era una banda de gente. Tanta, que para que tengas una idea, había tres guías. Dos en inglés y, ahí, en el momento, nos enteramos que había uno en español. Nosotros habíamos reservado en inglés porque en el website no decía que  hoy, a esa hora iba a haber uno en español.

Cuando vimos que el guía en español era argentino, nos fuimos sin chistar con él.

Gabriel, argentino.

Gabriel nos hizo una breve introducción de algunos sitios de Copenhague primero.

Y qué bueno que estuvo Copenhague!

Ahora sí, todo comenzó a teñirse de colores, de historias, anécdotas y comentarios graciosos que hacía Gabriel, quien hace 8 años que vive aquí, después de haber conocido y haberse enamorado de una danesa con quien tiene un hijo de 2 años.

Caminamos por una buena hora y media a buen ritmo, mirando edificios…

…aprendiendo de estilos arquitectónicos y demás detalles.

Cuando llegamos a lo que sería el límite de Christiania, Gabriel nos contó que no la recorreríamos con él porque la comunidad se empezó  a quejar de que fueran como expuestos o mostrados como si fueran animales en un zoológico. El turismo es siempre bienvenido pero no en la forma en que se los invitaba a ir con un guía.

Nos despedimos de Gabriel.

Pero antes nos adviritió sobre un tema importante:

Las drogas

En Christiania hay un sector donde se venden drogas. Vender, comprar y consumir drogas, así sea para uso personal, es ilegal en Dinamarca. Pero por más razzias que hubo y ha habido en este sector, no han podido erradicar esta costumbre, este «negocio» que mueve como un billón de coronas danesas anuales. O sea, mucha guita.

Hay un sector específico donde se venden y es ahí el único sector donde no se pueden sacar fotos ni correr. No se pueden sacar fotos porque los que venden están ahí fáciles de ser identificados. Hay muchos que no saben si vos sos policía infiltrado o no así que si te ven sacando fotos, se te acercarán y te dirán que no se puede sacar fotos y si te hacés el que no entendés o qué, te sacan la cámara o el teléfono y te lo estallan contra el piso y ya. Entendiste?

Otra cosa que no se puede es correr porque eso despierta el alerta de que puede estar llegando la policía. O sea, los muchachos se asustan un poquito y enseguida, supongo, tendrían que disparar a esconderse en algún lado.

De todas formas, sos bienvenido a moverte por ese sector sin problemas y sin que nadie te acose.

Pero…

Qué es Christiania?

Es una comunidad o barrio casi autogobernado, una comunidad de vecinos que se autoproclamaron independientes, anárquicos y democráticos a la vez (vaya contradicción!) donde todos absolutamente todos los habitantes viven en comunidad aunque tienen sus propias casas. Se auto-gobiernan mediante una asamblea de 75 miembros.

Entramos nomás.

Yo ya estaba medio paranoica por no decir asustada y con mala onda de tener que estar en un lugar, paseando y cuidándome de que oh, no puedo sacar fotos. Para qué perder el tiempo en un lugar así!

Gabriel nos había contado que hace unos años había habido un gran problema con la adicción a la heroína y se decidió que esa droga no sería más aceptada en la comunidad.

Es por eso que está el dibujo de ese puño rompiendo la jeringa.

Le dije a Ale «Yo a esa calle no voy ni loca!» «No, justamente, ahí es donde quiero ir a ver!» me dice Ale.

Ay qué buena esposa soy. Fuimos.

Caminás un poco por algún sector lindo, se podría decir.

Y luego encontrás este cartel: La Zona Verde.

Ves, como se indica ahí, mientras estés ahí, en ese sector, no podés sacar fotos.

Querés te que describa cómo es?

Imaginate una plaza con varios puestitos de colores, mostradores de madera sobre los cuales se exhibe la mercadería adentro de diferentes estilos de packaging: en bolsitas de diferentes tamaño, en tubos de ensayo con tapitas de colores, en «ladrillos» o «piedras», horneados en brownies o cupcakes…

Era como estar en una feria de comidas nada más que se vendía marihuana!

No había tanto olor a porro como me imaginé, eh, pero había mucha gente comprando o mirando o dando vueltas por ahí.

Para que tengas una idea, hay un lugar donde podés hacer de cuenta que.

«El primero te lo regalan. El segundo te lo venden»

😛

Cuando nos alejamos de ese sector, nosotros seguimos sacando fotos mientras otros sacaban humo!

Había lindos sectores de linda naturaleza.

Luego emprendimos una caminata para ir a ver las casas, porque son todas originales.

Te muestro algunas

Esta está hecha con marcos de ventanas.

Había de todo!

Unas eran realmente bonitas!

Estas también.

Las de más allá también!

La chimenea de esta casa es un dragón!

Y mucha gente por muchos lados.

El lugar es super seguro, todos ahí están para caminar, fumar, pasarla y / o pasearla bien. No creas que hay peligro.

Cerca de donde estaba la salida hay unos restaurants y bares.

Y la comida no sale tan cara porque en Christiania no hay impuestos.

Eso sí, la comida será barata pero no te comen vidrio.

Mucho amor y paz, sexo, drogas y rock and roll pero parece ser que para un comunista no hay nada mejor que un capitalista!

😛

A la salida, todo una declaración de principios!

Qué tal esta forma inusual de conocer Copenhague?

Mañana haremos una excursión a las afueras y recién en nuestro tercer día haremos el típico paseo por los típicos lugares. Esperanos!

Te gustó lo que visitamos hoy? Irías? Contame!

 

Comentario (24)

  • MARU| 28 agosto, 2017

    Ali , increíble pero me pasó lo mismo q a vos al llegar a Copenhague!! Siempre tengo un cronograma provisorio para empezar a recorrer pero aquí salimos del hotel y le dije a mi marido q no me hallaba, sabía que lugares eran interesantes para ver pero no sabía x donde empezar. Ahí decidí q me uniría a un walking tour q nos ayude. Y así fuimos descubriendo una ciudad preciosa .
    No tuvimos tiempo de ir a las afueras pero volvería sin dudar
    Espero ansiosa tus impresiones del del resto
    Besos!! Disfruten!!

    • Alicia's Own| 28 agosto, 2017

      Mirá vos, Maru, pensé que nos pasaba a nosostros solos. Hay que darle una oportunidad a Copenhague!! 😀

  • Pilikina| 28 agosto, 2017

    Ay, a mi me ha encantado! Nadie me había enseñado esta parte de la ciudad.
    Yo también hubiera entrado sin ningún temor, hay que verlo todo.
    Has visto el buen rollo que tenia la gente, jajaja. Se fuman sus porritos disfrutando de la naturaleza.
    Lo que pasa es que si está prohibido, como es normal, a la salida no te está esperando la policia para registrarte?
    Y las casas me han encantado. Ese dragón por chimenea me ha recordado al Parque Guell, ja ja ja.

    • Alicia's Own| 28 agosto, 2017

      Hola Pilikina! No, policía no vimos a la salida, no nos alertaron al respecto así que no debe ser costumbre. Tenés que volver entonces si te gustó este lugar!! 😀

  • Anónimo| 28 agosto, 2017

    HOLA!
    A mi no me gusto ese lugar, soy de ideas conservadoras.
    Me gusto mucho la frase «Para un comunista, no hay nada mejor que un capitalista» que verdad màs verdadera.
    Saludos.
    Norma

  • Miguel| 28 agosto, 2017

    Un lugar muy particular. Espero que no hayas estado pidiendo recetas !!!
    El dueño de.la casa hecha de marcos de ventana seguro se llamaba Marcos !

  • Fabi Wijnschenk| 28 agosto, 2017

    Si podes hacé tea time en La glase, las tortas son riquísimas, y está a walking distance de Tívoli. Si vas a visitar muchos museos, te conviene la Copenhagen Card. Vas a visitar los pueblos pesqueros?

    • Alicia's Own| 28 agosto, 2017

      Hola Fabi! No, no tenemos tanto tiempo como para ir a los museos ni al Tivoli! Será en otra ocasión pero gracias igual por recomendarlos!

  • Marchu| 28 agosto, 2017

    muy interesante todo lo que comentas. me viene muy bien , ya que en mi proxima ida a Europa tengo previsto visitar C y alrededores, al menos la zona del Castillo en donde supuestamente vivio Hamlet!!! No se si recorreria Cristiania, peo resultaron unos lugares pintorescos. EStas mas delgada que en tu viaje a Tailandia, tu dieta funciono un monton!!! Espero mas post de tan bello lugar. PD el tour era el de Sandeman u otro.Gracias
    s

  • EruDani| 29 agosto, 2017

    ¡Hola! Qué bueno que encontraras otros ojos para Copenhague, tiene mucho que ofrecer 🙂
    Un comentario nomás sobre Christiania: me parece un poco genérico decir que «drogas» dado que solo se vende canabis (quizás en todas sus formas, jaja) y es bastante diferente.
    Personalmente no me atrae Christiania, será que no estoy en la onda y yo lo desaprovecho, pero si me decían que ahi vendian cosas más duras ni loca me metía xD No es lo mío jaja, pero por ahí a los consumidores de canabis no les gustaría que los metan en la bolsa de otras drogas D:
    Por eso es tan complicado la relación de los locales con los turistas en esa zona.

    • Alicia's Own| 29 agosto, 2017

      Hola! Mirá, usé esa palabra porque, justamente, hasta hace un tiempo se consumía de todo ahí pero ya no y, no sé, la marihuana será diferente pero, honestamente, para mí y creo que hasta para quienes saben del tema, es una droga. Después que los que la consuman la consideren así o no, es algo que no me molesta, por mí los pueden llamar «dulces» que igual está todo bien. Sí, la verdad es que Copenhague me gustó mucho y se vienen más posts! Gracias por pasar y comentar!

      • EruDani| 29 agosto, 2017

        Je, no iba tanto por la susceptibilidad de los consumidores si no del resto de los lectores, si yo en particular leo ‘drogas’ ya me hago la cabeza y me asusto y no quiero ni acercarme a ese lugar. Donde sí se puede poner un poquito turbio con drogas duras es en la zona detrás de la estación central, la famosa zona roja de Copenhague sobre la calle Istegade, no anden por ahí de noche si quieres evitar vistas no muy agradables 😛 Igual no pasa nada, sólo que el panorama no es nada bonito. Christiana al menos tiene esa onda jipona, rara que dentro de todo se puede disfrutar.

        • Alicia's Own| 29 agosto, 2017

          Mirá vos, ni enterados de la zona roja!! 😀 Sinceramente, en Christiania no tuve miedo, solo un poco de ansiedad al principio pero se pasó enseguida! 🙂

  • Vanesa| 29 agosto, 2017

    Uff re contra iria, toda esa zona nordica le tengo las reeeeeee ganas jajajajaja.
    Divinas las fotos y tu punto de vista, que suerte encontrar a un argentino en cualquier parte del mundo…somos una linda plaga jajajaja
    Espero mas data linda.
    Saludos

  • Pia| 29 agosto, 2017

    Hola Alicia, mira que curioso. El fin de semana me acordaba de ti y me pregunté: será que alguna vez has tenido un viaje con todo ya listo y comprado y has dicho que lata ir??? Me respondí no creo que le haya sucedido porque sé que tu y Ale aman viajar, y de seguro eligen lugares que les atren o inquietan.
    Leyendo tu post digo, mira que esta vez les costó como ponerle patas y manos a este lugar.
    No sé por qué me paso lo mismo , yo quejándome del lugar que me permites conocer… es la primera vez (y te lo recontraaaaa aseguro), que no me gustó el lugar, ni la arquitectura ni nada…
    Del lugar donde no se pueden tomar fotos por su ambiente hubiera dicho ni loca… pero de tentada igual hubiera entrado: seguro con delirio de persecución y son hablar ni hacer un movimiento llamativo, le tengo terror a lugares que representen peligro.
    Espero el próximo post a ver si me haces decir: sorryyyyyy, me encantó … igual sabes que me encanta viajar con ustedes y a caballo regalado no se le mira el colmillo
    Abrazos

    • Alicia's Own| 29 agosto, 2017

      Hola Pía! Pero fijate, después de que empezamos a pasear con Gabriel, todo tomó otro color! Me terminó gustando! 😀 A veces pasa que no llegás a hacer «click» con el lugar pero no me ha pasado muchas veces, es más, no sé si alguna vez no me gustó algún lugar… Sí me gustan más unos que otros, desde ya! 😀 Besos y gracias por pasar!

  • Gise| 8 septiembre, 2017

    Hola Ali!
    Gracias por dejarnos viajar con vos! Yo cuando viajé la última vez tenia mi ticket para ir a Copenhague pero me quedé dormida y no me perdí de conocer la ciudad.
    Tenía entendido todo lo que rodea Christiania, debe ser un flash ver esa comunidad.
    Un beso grande Ali!

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: