Cariño Animal

Cada uno lo demuestra a su manera, no?

El otro día hablaba con mi compañero de trabajo que me gustaría tener un animalito, un perro o un gato pero no me animo porque sufriría mucho tener que dejarlo cuando viaje. Aun pidiendo a alguien que venga a cuidarlo, me daría mucha pena y no me relajaría del todo y no disfrutaría nada del viaje.

Y me imagino llegando y abrazando a mi animalito y llorando con culpa…

Porque, encima, los animalitos te demuestran su cariño.

Bueno.

Depende. 🙄

Los gatos, o por lo menos mi gata, te era indiferente pero era una forma (creo yo) de decirte que no le gustó nada que te fueras. Llegábamos de algún lado y abríamos la puerta y ahí estaba ella, sentada sobre la mesa, dándonos la espalda. Ni «miau». Te acercabas, le hablabas y ella seguía así mirando a lo lejos.

Claro que depende del gato, porque mi amiga Natalia tiene una gatita que le da besitos en la cara de tan cariñosa que es.

Los perros, claro, se llevan todos los premios a la actuación: Son los campeones en demostrar afecto. Me acuerdo particularmente de Frida, la perra boxer que mis primos tenían cuando éramos chicos. A Frida le encantaba jugar con nosotros y cada vez que nos veía llegar quería mover el rabito pero no le salía entonces movía la cola y así gordita como era, se movía muy graciosa.

Y ya te conté sobre la reacción que tuvo mi «hija» cuando me vio después de dos años!

Y me contaron de perritos que se emocionan tanto que se ahogan, que aúllan, que se hacen pis…

😛

Pero también pienso en otras mascotas: los hámsters, los cobayos, los conejos, los caballos, las gallinas, los loros… Gracias a los videos que andan dando vuelta por la red, hay un montón de ejemplos de cómo los animales, no solamente los perros y gatos, demuestran su cariño.

Vos qué ejemplo tenés para darme? Te acordás de un animalito en particular por la forma en que demostrataba su cariño? O me querés contar cómo te demuestra amor tu mascota, la que tenés ahora?

Dale, contame!

 

Comentario (24)

  • Miguel| 2 agosto, 2017

    Hola Alicia. Nosotros tenemos a Woody, un Bichon Frisé, que ya tiene 11 años (vos lo conociste). Es uno más de la familia y cuando viajamos lo dejamos en una casa en la que cuidan perros de raza chica. Ellos lo tratan como un Rey: lo sacan a pasear, lo bañan, lo cuidan como si fuera propio. Se lleva su cucha, su alimento y su juguete.
    Lo habíamos dejado en otras guarderías pero siempre había algún problema.
    Eso sí, cuando llegamos es una fiesta. De regreso a casa de se duerme en la falda, ya relajado, ja ja.

    • Alicia's Own| 2 agosto, 2017

      Ay Miguel, qué suerte que tenés un lugar de confianza donde sabés que lo van a tratar re bien a tu perrito! Eso es invalorable, te digo, porque te vas tranquilo y el perrito también la pasa bien! Claro que me acuerdo de él! Gracias por pasar y comentar! 😀

  • Pia| 2 agosto, 2017

    Alicia, me pasa como a ti, me gustaría un perrito (con los gatos cero afinidad), pero no lo hago porque si viajo no tengo con quien dejarlo y la verdad un hotel de máscotas a veces es más costoso que tu propio viaje .
    Lo otro es que si se tiene una mascota se necesita un buen espacio para ellos… yo no comulgo con eso de los animales en las camas, mesas, cocina etc, y menos teniéndolos como encarcelados en un lugar reducido.
    Tuve unas tortuguitas que llegaron a mí muy enfermitas, una murió, la otra iba mejorando. Tuve que viajar y alguien se ofreció a cuidarla, agradecí su ayuda, pero obvio los cuidados no eran los mismos, el esposo de mi amiga la trataba como si fuera perro… al final de mi viaje y el día antes de llegar mi tuga murió.
    Obvio me dió tristeza y hasta cargo de conciencia, así que me quedaré con las ganas de un perrito, ellos merecen buen trato y buenas condiciones, pero sobre todo un buen vivir y si no se los puedes ofrecer ni modo

    • Alicia's Own| 2 agosto, 2017

      Sí, Pía, yo creo que si uno va a tener un animalito en la casa, tenés que darle toda tu atención y cariño y a mí dejarlos por un viaje me daría culpa y tristeza. Siento mucho lo de tu tortuga, a veces la gente quiere hacerte un favor pero, o bien no sabe cómo o termina arruinando un poco las cosas. Besos y gracias por tu comentario!

  • Lady M| 2 agosto, 2017

    La perra de mi mama tambien se llama Frida! Cuando mi mama esta al telefono, a los 5 o 10 minutos empieza a ladrar… ella siempre quiere ser el centro de la atencion.
    Que gracioso lo que contas de tu perrita, que no sabia mover el rabo y entonces se movia toda 🙂
    A mi tambien me encantaria tener un perro o otro animal como vos, pero realmente viajamos demasiado y nos cambiamos de pais demasiado como para poder hacerlo. Aun asi recuerdo todos los dos perros que tuvimos y como se ponian de felices al vernos llegar. Ladridos, saltos… pura ilusion. Divinos. Como para no tomarles carino! Son terapeuticos, tanto ellos para nosotros como nosotros para ellos.
    Nuestra segunda perrita fue una perrita rescatada – era una Dachshund que siempre vivio en un criadero donde los criaban para cazar pero ella siempre tuvo temor y miedo y le daba miedo todo. Por eso sospechamos que la maltrataron en este criadero ya que todo sonido o movimiento abrupto la asustaba. La iban a sacrificar asi que la adoptamos y despues le encontramos una casa con una familia que la adora con locura.
    Lamentablemente hace muchos anos tambien nos encontramos con un perrito al que algun idiota lo habia mutilado. Un horror. Tambien pudimos encontrarle una casa.

    • Alicia's Own| 2 agosto, 2017

      Amorosa, cuánto amor! Me conmueven mucho las historias de perritos rescatados! Y qué celosa esa Frida, totalmente quiere ser el centro de atención!! 😀 😀 Besos!

  • Javier Lorenzo| 2 agosto, 2017

    Hola Ali…
    Te cuento que a mi me pasa lo mismo.. con el tema de viajar, es todo un tema tener una mascota. Mi señora no quiere que tengamos perro por ese motivo… además de que es todo un problema encontrar quien lo cuide correctamente.
    Yo comprendo que el pichicho vaya a extrañar… tanto como lo haría yo!!! Pero es tan maravilloso el cariño con una mascota.
    Yo recuerdo y con mucha alegría a dos perritas que tuve en dos épocas distintas… Las dos terriblemente cariñosas… Cada vez que yo volvía de vacaciones… los dos primeros días me ignoraban… como mostrando indiferencia y enojo por el abandono… eso me causaba mucha gracia porque me ignoraban totalmente haciéndome notar mi fuga… pero después todo volvía a ser cariño total… volvían a ser maravillosas…
    Te cuento que Algo similar me sucede con un perro que hay en una bodega que visito en Mendoza todos los años en época de vendimia. Se convirtió en mi compañero inseparable mientras estoy en la bodega… Cada año cuando vuelvo todos los perros que estan por ahi me dan bola… menos él… hasta que se le pasa el enojo y vuelve a ser todo una fiesta y cariño… Si pudiese me lo traeria a casa…
    Son lo mas los perros

    Cariños Ali… saludos a Ale!

    • Alicia's Own| 2 agosto, 2017

      Hola Javier! Qué lindo lo que me contás, aunque me sorprende esta reacción de indiferencia de los perritos! No sabía que ellos también lo hacían, pensaba que solo los gatos eran así!! Se nota que sos muy bichero, por eso los animales te demuestran cariño! Gracias por compartir!

  • Anónimo| 2 agosto, 2017

    Hola! Yo tengo perra y gata. Y amo mi gata aunque no me de bola y siempre me ignore (excepto cuando me necesita por comida, agua o para salir de la casa, jeje), mis hijos y marido tienen más afinidad con la perra que es muuucho más cariñosa. Hay para todos los gustos. Te digo, cuando nos vamos de viaje se quedan juntas y está todo bien. Cuando volvemos a las 2 se les nota la alegría, cada una a su forma. Beso grande Alice! Fer

    • Alicia's Own| 2 agosto, 2017

      Hola Fer! Qué bueno que tus animalitos se lleven bien! Incluso se deben hacer compañía cuando no estás!! Y sí, los gatos te prestan atención cuando quieren algo!!! 😀

  • Maru Piazza (@maru_piazza)| 2 agosto, 2017

    Hola, Ali! Mi marido y yo somos muy de los gatos. Pero tuvimos una seguidilla de mala tacha con los tres nuestros. Se me escaparon dos con quince días de diferencia y la gatita estaba en tratamiento pero nos fuimos de vacaciones, dejándola a cuidado de mi mamá y la gatita murió un día después de que hayamos vuelto. Parece que nos esperó para despedirse. Sabemos que hay gatitos esperándonos para ser rescatados pero, por ahora, decidimos no tener mascotas. En algún momento, volveremos a adoptar. Besos, Ali.

    • Alicia's Own| 2 agosto, 2017

      Ay Maru, qué tristeza! Más triste todavía cómo se dio todo, uno a veces se queda con culpa, me imagino tu mamá, pobre, también. Entiendo perfectamente que todavía lo estés pensando, uno queda dolido. Pero los gatitos son tan graciosos! Ya podrás superarlo y un minino nuevo va a ayudarte a que se te pase! Besos!

  • Cecilia| 2 agosto, 2017

    Soy re mascotera y he tenido varios, pero ahora no quiero por las mismas razones que vos contás. Acá se acostumbra que los fines de semana los refugios de perros y gatos llevan a las plazas algunos para que la gente se entusiasme y adopte. Mi marido y yo siempre nos acercamos pero nos decimos mutuamente «no, no, que nos vamos a atar mucho» y nos vamos con un poco de tristeza…
    Con respecto a lo que decís de otro tipo de mascota, mi hija y su novio tienen una cobayita, Es amorosa, está re mimada, anda suelta por la casa y se les duerme en la falda. Es tan fotogénica!! Me da miedo que se encariñen tanto porque viven poco tiempo, creo que no más de 4 años. Y ya veo que cuando salgan de vacaciones voy a tener que ir a cuidarla todos los días!! Jajaja
    Un abrazo

    • Alicia's Own| 2 agosto, 2017

      Ves, Cecilia, yo sabía que otros animalitos también demuestran su cariño! Me encantó lo que me contás de la cobayita!! 😀 Gracias!

      • Belen| 8 agosto, 2017

        Yo tuve una cobaya, vivió 6 años y medio. Aún me pone triste, la operamos de un tumor en enero de este año y la pobrecita murió al día siguiente. Son muy cariñosas y es más fácil ubicarlas si te vas, aunque yo la extrañaba mucho. A la vuelta siempre tenía que llevarla al vete porque por stress algo le daba, perdía pelo o cosas así. Son divinas y es posible que tengamos otra. Las super recomiendo aunque vivan poco.

        • Alicia's Own| 8 agosto, 2017

          Sabés, me hiciste acordar de cobayos que habré visto en la infancia y de escuchar historias de que reconocían a sus dueños o se estresaban. Pobrecita la tuya y me parece que 6 años para un cobayo es bastante tiempo, no? Lo importante es que siempre estuvo cuidada! Besos!

  • marcela pierrestegui| 3 agosto, 2017

    Hola Ali, te cuento que nunca fui muy bichera, de chica teniamos unos gatos en el jardin pero nunca los entrabamos supongo por mi madre. Luego mi hermano tuvo un perro Casey muy amoroso, pero un dia se escapo por el garage y nunca lo encontramos, lo buscamos mucho pero nunca lo volvimos a ver. Ya de grande y por cuestiones de mi hija, me dejo al cuidado de su perro Ralph y sus 3 gatos!!! En un primer momento ofreci a los gatos pero nadie o al menos mis conocidos no tuvieron interes en ellos. Finalmente he tenido afinidad con todos. El perro pide mimos, y constantemente salgo a pasear con el, casi 3 o more veces por dia. Es inquieto y ladra bastante, es un corgie, los perros q criaba Isabel II. Luego de los gatos la mas pegada a mi es Choqui, una gata siamesa, ahora esta sobre mi hombro mientras escribo, si bien de joven fue chinchuda, ahora esta hecha un bombon. Estuvo muy enfermita hace un año atras, la interne por 3 dias, sufrio un problema renal. actualmente tiene una infeccion urinaria, me ingenio para que tome su remedio. El gato Chiqui es muy mimoso, me despierta todas las mañanas maullando de hambre jajaja. La gata Gorda es muy miedosa y en una epoca se escondia de todos, Tanto Chiqui y Gorda fueron rescatados x mi hija, Gorda muy enfermita, fue salvada por mi veterinario. Asi las cosas, hace 6 años que me dedico a estas mascotas «heredadas». Tenemos una convivencia muy amable y de muchos cuidados. Afortunadamente, tengo al buenazo del encargado de mi edificio que una vez me cuido los bichos, cuando tuve que viajar. Y desde alli, haran 5 años es quien lo cuida cuando no estoy . Aclaro que vivo con mi hija menor, asi que ellos estan en casa cuando viajo y vienen a darles la comida y a sacar al perro. El mayor problema cuando salgo es dejar toda la comida y los baños para el perro organizados. Como todas las instrucciones. Mi hija menor nunca se quiso encargar de ellos, por ellos los cuid el señor, obviamente tiene un arancel ese cuidado, y los trata excelente. mi hija me dicen q ellos me extrañan!!!! finalmente en una epoca esta hija tenia una chinchilla en casa del que fue su novio. hace diez meses vino la Chinchilla a vivir a casa, pero del bichito se ocupa mi ella, aiunque siempre le limpio la jaula y le doy de comer y agua. Las vueltas de la vida, me encuentran rodeada de mascotas. Me quitaron independencia ya que los paseos del perro me llevaron a reorganizar salidas despues del trabajo. Cuando pongo los pies en el avion me olvido de ellos, supongo porque se que quedaron muy bien cuidados. No recuerdo ningun detelle mas, sera por ellos que nunca senti cuando mis hijas se fueron llendo de casa a hacer su camino!!!jaja

    • Alicia's Own| 3 agosto, 2017

      Marcela, sos una madre de oro! Y una bichera de ley! El destino te compensó la falta que habías tenido de mascotas!! 😀 Qué dedicación la tuya y qué bueno que haya alguien de confianza para cuidártelos cuando te vas! Besos, gracias por compartir!

  • Perla| 4 agosto, 2017

    Hola Alicia! Es cierto que toda mascota necesita atencion, hasta los pececitos! Aunque mas no sea alimentarlos, por eso me parece muy responsable y amorosa la gente que no tiene mascotas porque sabe que no va a poder cuidar de ellos adecuadamente.
    Por otro lado, yo siempre fui bichera, no podria vivir sin algun bicho cerca. Ahora tenemos 4 perros y 1 pez, no hay nada como llegar a casa y ver 4 colitas de aca para alla. Son amigos fieles!

    • Alicia's Own| 4 agosto, 2017

      Ay Perla! Me imagino esos perritos brindándote tanto amor! Uno ya te puede llegar a conmover, me imagino la fiesta que deben ser cuatro! 😀

  • Grace| 8 agosto, 2017

    En mi caso toda la vida tuve animalitos en casa, y ya no puedo no tener.
    Ahora perro no tengo porque al vivir en un edificio y no en una casa implica bajarlo al menos 3 veces al día, y como no simpre podré, prefiero no tenerlo a tenerlo mal.
    Por eso es que ahora tengo solo gatos.
    Ellos son más independientes, si vas con poco tiempo sólo con limpiarle su arenero, cambiarle el agua y ponerles comida ya está.
    Yo tengo la precaución de dejarles siempre juguetes, tienen su rascador y siempre hay alguna caja de cartón de alguna adquisición reciente a su disposición; así evito que arañen muebles.
    En mi caso son super cariñosos, cada uno con su carácter; por ejemplo la mayor es un poco arisca y no le gusta que la molesten demasiado, los otros 3 son muy demandantes de mimos; casi no parecen gatos yo digo que son gatos aperrados, jajaja.
    Creo que los perros sufren más nuestra ausencia, por eso, mi recomendación ya que viajás tanto, es un gato; pero a su vez, como viajás mucho te diría que mejor 2 gatos, así se acompañan cuando no estás.
    Tendrás que tener alguien que se encargue de cambiarle el arenero, ponerle agua fresca y comida, pero nada más.
    Y si te salen como los míos, cuando llegás a casa te reciben en la puerta, te reclamana mimos, son taaaaaan cariñosos.
    Un animalito en casa es lo mejor.

    Besos.

  • algobonito| 21 agosto, 2017

    Tengo tantos recuerdos hermosos con mis mascotas que no sabría por dónde empezar. Mi primer perro, Jaime, aullaba cada vez que yo lloraba y mi hermano, para demostrar la teoría, a veces me hacía llorar a propósito XD Apolo vivió mi mudanza y cuando volví a mi casa después de un mes lo fui a saludar pensando que me iba a hacer fiesta y no, me ignoró, ni se acercó. Mi mamá se asustó porque pensó que quizás me había perdido el olfato, pero según el veterinario Apolo se sintió abandonado y me estaba haciendo una escena. Le duró un día el enojo, al otro día ya estaba encima mío como siempre. Mirá si no serán pillos! Y Toto ahora es un profesional de la actuación, parece un peluche y cuando llego a mi casa salta y corre a saludarle y se le vuelan las orejas, es muy gracioso!! También tenemos un pez, dos teros y un loro, pero ellos no son tan afectuosos jajaja!
    Como verás, mi casa es un zoo desde el momento en el que me fui, creo que mis papás no se bancan tanto silencio XD

    • Alicia's Own| 22 agosto, 2017

      Jaime, qué lindo nombre!!! No puedo creer lo que me contás de Apolo, tenía entendido que los gatos son de hacerte esas escenas! Con lo del tero me hiciste acordar que en una época en Olavarría, casi todas las familias tenían un tero!! 😀