Mascotas Inolvidables

Quién más, quien menos, hemos tenido o conocemos gente que haya tenido mascotas añosas. Perritos o gatitos o conejos viejitos, que las pasaron todas y siguen ahí, estoicas, desafiando el destino y los años.

Nunca tuve la suerte de que una mascota me hubiese acompañado en mi niñez y adolescencia. No sé si decir «suerte» porque si se te muere una mascota que te vio crecer, es un golpe tremendo.

Pero a muchas personas les pasa de tener mascotas que han sido su gran compañía.

Mi gata que vivió 19 años fue la gran compañía de mis padres y claro que me conmovió enterarme de que se había muerto. Pero Chocha había llegado a nuestras vidas cuando todos éramos adultos así que, claro que la lloré, pero no creo que la tristeza que me produjo se puede comparar con la que te causa un animalito junto al que creciste.

Si tuviera que escribir sobre un animalito inolvidable, es el loro de mi tía Mema, Pedro.

Pero no porque lo quisiera! 😛

Tía, perdoname, pero yo odiaba a tu loro!

Por años, desde que yo tenía uso de razón, cada vez que iba de vacaciones a Olavarría, me despertaban los parloteos de Pedro que se entretenía cantando «Pe-dri-to! Pe-dri-to! Pe-dri-to!», acompañando el compás moviendo su cabeza para arriba y para abajo.

Como a todo niño, a mí me gustaban los animalitos y qué mejor que los animales que hablan pero este loro no se dejaba tocar y guay que te acercaras, porque te picaba! Malo. Loro malo. Solamente quería a mi tía que le daba de comer y mis primos lo podían alzar si lo tapaban con un repasador y sólo quedaba al descubierto la cara del loro.

A Pedro lo considero inolvidable porque a pesar de no ser animalito de mi devoción, se ganó mi admiración por lo que le pasó una vez.

Porque un día, mientras mi tía freía pasteles, mi primo estaba molestando al loro que estaba cerca de la ventana y como se asustó, quiso volar y como no podía, se cayó ADENTRO DE LA OLLA LLENA DE GRASA HIRVIENDO.

Mi tía, rápida de reflejos, lo sacó con una espumadera y como pudo, lo llevó al veterinario.

Pedro estaba llagoso, lo embadurnaron con cremas varias y lo mandaron para casa.

El loro pelado, chiquito y casi moribundo se repuso gracias a que mi tía lo cuidó con todos los medicamentos que le daba el veterinario. Ni sé la cantidad de años que vivió después de su accidente pero el loro murió de viejo, no por accidentado.

Y por eso, este animalito, este loro Highlander, es inolvidable. No solo por lo que pasó sino porque de alguna forma sigue vivo en el recuerdo de la familia. Todavía.

Vos alguna vez tuviste una mascota que podés considerar inolvidable por todo lo que pasó o por la cantidad de años que vivió? Contame!

 

Comentario (35)

  • Miguel| 15 junio, 2017

    Ese loro ! Una vez le picoteó toda la moto a Marcelo. Que enojado estaba !

  • Miguel| 16 junio, 2017

    Como dice la canción:
    Desde que te vi siento algo por ti, algo que nunca imaginé.
    Desde que te vi siento algo por ti, que siento por primera vez…
    Y quiero que ahora lo sepas: te odio, te odio, te odio…..

  • Mirta García| 16 junio, 2017

    Si, tengo un tortugo que tiene 41 años , me lo regaló mi abuela cuando un perro que tenía me mató a una pata a quien yo adoraba y era todo en mi vida, tan mal me puse que literalmente con 10 años se me fueron las ganas de vivir, me empezó a ir mal en la escuela, y estaba tan triste que hasta me llevaron al médico por eso, entonces mi abuela que sabía de mi amor por los animales me lo trajo en una bolsita de papel madera, era chiquito y fue amor a primera vista, dormía conmigo, mi tía abuela le tejió un pullover , en fin gracias a él volví a ser una niña normal, cuando me casé y tuve a mi hijo , él se quedó en la casa de mis padres y un día la maestra de mi hijo , de primer grado me pregunta»disculpame la pregunta pero Frani tiene un hermano que vive con tus padres? Nooo , le digo yo es hijo único!!!, y la maestra me dice «no porque cuando hablamos de la familia él dijo que vos tenías un hijo de soltera que vivía con tus padres, que era su hermano mayor a quien él visitaba cuando iba a ver a los abuelos», para mi hijo el tortugo era su hermano , ahora vive con nosotros , viene de vacaciones con nosotros, cuando lo llamo responde , nosotros llegamos del trabajo, en verano y él viene a recibirnos y nos mira, yo le hablo como si fuera un perro , le digo que es mi piedrita prehistórica y siempre siempre le pido a mi hijo que el día que yo no esté por favor no lo regale que lo cuide con tanto amor como lo cuido yo. He tenido también perros a quienes he adorado pero Tato, así se llama, es quien pudo hace 41 años devolverme la sonrisa .

    • Alicia's Own| 16 junio, 2017

      Mirta, qué emocionante e increíble tu historia! Primero porque no sabía que un tortugo vivía tanto y segundo porque se adaptó tan bien a la familia y los quiere tanto! Me encantó, qué lindo que nos compartiste este pedacito de tu vida! Muchas gracias!

  • Estela| 16 junio, 2017

    Me causó gracia lo del loro Highlander! Jaja.. un genio! Sabía que los loros viven muchos años..
    Mi gatito Sandy es mi mascota inolvidable. Después de mucho rogarles a mis padres para tener una finalmente accedieron. Yo tenia unos once años mas o menos. Lo rescatamos de la calle cuando tenía apenas 25 días, era una pulguita, cabia en una mano. Un cariñoso y consentido, vivió 16 años. Tuvimos en el interin otro gatos (y hasta un perrito que murió enseguida) pero ninguno como Sandy. Para mi siempre fue el rey de la casa.
    Y ahora obviamente mi gatito Ciro, que aunque sea un loco yo lo amo. Ya tiene cuatro años el peque!
    Beso!

    • Alicia's Own| 16 junio, 2017

      Estela, Ciro es un ídolo, lo vimos crecer gracias a tus fotos!! 😀 Qué dulce el nombre que le pusiste a tu gatito, Sandy, me gustó mucho! Gracias por compartir tu historia!!

  • Anónimo| 16 junio, 2017

    Mirta quiero fotooooo pliss para ponerle rostro!! la de Tato!!

    hermosa historia

  • marcela pierrestegui| 16 junio, 2017

    Ya adolescentes tuvimos en casa un perro Casey, un dia se escapo y no lo pudimos encontrar. Luego tuvimos Dasy una perrita, vivio bastante,murio de un cancer, ambos animalitos eran de mi hermano. Nunca fui muy bichera. ACtualmente tengo 3 gatos y un perro, todos heredados de mi hija, ya que no pudo llevarselos con ella y su familia. Los cuido mucho, afrtunadamente tengo un veterinari cerca que simplifica sus vacunaciones y chequeos. Una de los gatos Choqui es una siamesa muy especial, me adora. Siempre tuvo problemas estomacales hace 4 aÑos estuvo internada por una gastritis. El año pasado tuvo un problema renal y se quedo internada x 3 dias, con muchas atenciones y medicamentos se compuso, de hecho ahora con 14 años tiene mucha vitalidad. Los otros 2 gatos tienen 12 años y estan bien, Chiquito, uno de ellos, es muy mimoso y suele dormir conmigo, la siamesa Choqui too. La otra gata, llamada Feli o la gorda, llego a casa traida x mi hija y estaba hecha pelota, sobrevivio por la medicacion y por el amor de mi hija. Sera x estos animalitos que nunca sufri cuando mis hijas se fueron de casa? Tengo que agregar que mi hija menor trajo una chinchilla, que cuidaban en casa del novio, y que finalmente llego a casa. Mi gran problema es cuando viajo, que son 3 viajes x año, pero tengo la suerte que un vecino de mas de 20 años, me cuida a los bichos , obviamente le dejo alimentos, y todo lo que consumen. Tambien le pago por su atencion de cuidador.
    Mme encanto la historia de Pedrito, mis abuelos tuvieron uno pero era buenito.

    • Alicia's Own| 16 junio, 2017

      Una chinchilla! 😀 Nunca vi una,t e juro! Gracias por compartir las historias de tus animalitos, no puedo creer la siamesa, qué fortaleza, por favor! 😀 Sabés que el tema de los viajes es lo que me frena a tener mascotas, si no, hace rato tendría!!

  • liliana| 16 junio, 2017

    Muy gracioso como contas lo del loro de tu tía… casi muere frito….es horrible.
    Mi gran compañera es Mora sufrió mucho cuando murió mi marido, quedo diabetica y ciega. Hoy no dejo de agradecerle haber tenido que ser yo su enfermera…ya que me obligo a levantarme todas las mañanas en ese momento …para inyectarla con insulina… la odie por eso debo confesar!!! pero la ame y la amo al mismo tiempo por su fidelidad. ya esta vieja …la sigo inyectando dos veces al día. Ella devuelve con creces.

    • Alicia's Own| 16 junio, 2017

      Liliana, qué historia! Sabés que a un miembro de mi familia le pasó igual? Habían tenido una pérdida muy grande en su familia y la perra de la casa se enfermó muchísimo y tenían que cuidarla tanto tanto que ayudó de alguna forma (porque de la muerte de hijos no se recupera del todo nadie!) a pasar el mal momento. Qué sabios son los animalitos. Besos, hermosa tu historia y gracias por compartirla!

  • Daniela Ibañez MIller| 16 junio, 2017

    hola, leo el post y salta a mi mente mi gato Maruco. me lo regalaron cuando cumplí 2 años así que prácticamente se crió conmigo. se murió de viejito nomas a los 14 o 15 años luego de acompañarme en un par de mudanzas. bellos recuerdos de mi gato que era muy compañero aparte de ser una estufita los días de invierno…je.
    también tuve una perra salchicha que vivió varios años pero era de la familia, mi mascota fue mi Maruco, al que recuerdo todos los días ya uso su nombre para varias contraseñas!

    Daniela.

    • Alicia's Own| 16 junio, 2017

      Daniela, qué lindo lo que me contás de tu gato y me gustó mucho su nombre!! 😀 Tuviste la dicha de que durmiera en tu cama, mi gata era arisca hasta en eso!! 😀 Gracias por contarnos de tu mascota querida!

  • Miriam| 16 junio, 2017

    Que linda historia la de Pedro!!!
    Mi mascota inolvidable es Pumpy, mi gato.Vivio 18 años, y lo extraño muchisimo.
    Siempre durmio sobre mi marido, hasta que quede embarazada de primer hija, Antes de yo saberlo el comenzo a dormir en mi panza. Luego llego otro embarazo,muy buscado pero que no prospero y que Pumpy ignoro. Cuando quede embarazada nuevamente, el volvio a mi panza. Y no tenes idea la paz que a mi ma daba saber que el hacia eso. Si me angustiaba pensar que podia terminar mal el embarazo me recostaba y el se ocupaba de darme tranquilidad.

    • Alicia's Own| 16 junio, 2017

      Miriam, me emocionó tu historia! Vuelvo a decir, los animalitos son muy sabios y cómo perciben todo! Muchas gracias por contar la historia de Pumpy, con razón lo extrañás tanto!

  • Eliana| 17 junio, 2017

    Hola alicia ! Divino post ! A mi me encantan los bichos de toda la vida , no porque me lo hayan inculcado ( mis padres eran desamordos y bastante torpes a la hora de hacerse cargo con propiedad de una mascota) pero a mi siempre me salió natural y vivía rescatando, recuperando y ubicando animales en hogares decentes . hoy tengo 3 perros y tres gatos que cuido y quiero y me sacan bastante de quicio también…en la vida tuve varios inolvidables pero si tengo que elegir: primero el cascola; un gato horrible y malvado que todo el mundo odiaba y yo adoraba en mi adolescencia. Me seguís a todas partes como un perro y me esperaba afuera de donde estuviera. Cuando traje a olivia, se sintió desplazado y se fue…olivia fue por 14 años mi compañera mi hija mi madre mi amiga…se independizó conmigo Acepto a mi marido y su perro , vio el nacimiento de mis primeras dos hijas…y un dia se murió comiendo mandarinas. Con ella entendí que un bicho puede convertirse en parte fundamental de tu vida y la recuerdo y la extraño todos los días.
    Besote

    • Alicia's Own| 17 junio, 2017

      Eliana amorosa! Qué personalidades esos animalitos que tuviste y por lo que compruebo con los comentarios que me dejan, cada mascota tiene su personalidad y su forma de conectar (o no) con quienes lo rodean. Muchas gracias por tu comentario y tus historias!

  • prisci| 17 junio, 2017

    Ali te cuento que si bien tengo /tuve diversos animales la que siempre llamo la atencion de mis amigos fue mi perra cruza rottweiller con pekinés. MADRE Rottweiller y PADRE pekinés.
    Sus padres eran los perros d una pareja amiga que nunca pensaron que ese cruzamiento iba a tener lugar… Pero sucedió mientras estos estaban de luna de miel.
    La perra vivió 13 años y duró mas que el matrimonio de sus dueños originales. Me gustaria mostrarles una foto ya que su aspecto era muy extraño… Tamaño y color de pekinés y facciones , ladrido, físico de rottweiller. Todos le decian el rottweiler bonsai o la nutria.

    • Alicia's Own| 17 junio, 2017

      QUÉ!?! Ah no no, no puedo creer lo que me contás de tu perrita, Priscilla! Trato de imaginármela!! 😀 13 años acompañándote, cuánto tiempo! Qué lindo que haya sido parte de tu vida! Gracias por compartir!

  • Dámaris Humoffe| 17 junio, 2017

    Hola ali!como andas???estaba leyendo en voz alta para mi.marido!,te cuento yo tenia dos perras inolvidables,daisy que era un cuzquito de la calle preciosa, y benji una ovejera belga,las dos me marcaron a fuego,pero yo siempre fui mas de los gatos,tuve muchossss gatitos pero una me toca el corazon,benita llego a casa cuando tenia 5 años,tenia 20 dias y mi mama le dio de comer a gotero,tenia ademas una malformacion en la colita,pero eso no le impedia nada,fue mi fiel compañera y mi mejor amiga hasta mis 17 años,cuando me desperte para ir a la universidad la encontre en su almohandosito arrolladita durmiendo, no se desperto mas.Al dia de hoy 10 años despues la extraño.
    El caso de marido es el mas extraordinario que conozco,su hermano rescato un cachorrito cuando el tenia 4 años,toby, todo un personaje,el perro era inteligente,bueno,amoroso,compañero,jugueton,mimimoso,era un barbucho chiquitito color te con leche!toby se fue de este mundo cuando mi.marido tenia 29 años,vivio 25 años,fue y es su gran amigo,y a veces al dia de hoy lo encuentro mirando su foto.Hoy con nostros vive nuestro mini perrito de fisico pero un gran perro de espiritu que se llama tango y una gata que se llama tru,son los mejores amigos de mi bebe de 7 meses,tango tiene 5 años,tru 6 años,y ya cuando pienso el dia que se me vayan me duele el pecho,hace poco tuvimos que operar a la gatita por que un perro le quebro la cadera en la vereda de casa y tango saliendo a caminar pr el campo se corcho el cuello con un alambre!!asi que corriendo al veterinario!.
    Bueno ali escribi mucho pero queria contarte todo esto!!un beso enorme

    • Alicia's Own| 17 junio, 2017

      Dámaris, qué importa que hayas escrito mucho si fueron estas historias! Cómo no encariñarte con esos animalitos! Pero claro que ellos eran así con ustedes por el amor que ustedes mismos les dan y les dieron a todas esas mascotas, las que tienen ahora y las que tuvieron. Muchas gracias por compartir!

  • Vesper| 17 junio, 2017

    Mi mascota inolvidable fue mi gato Pedro, estuvo conmigo 15 años , no se puede creer todo lo que vivimos juntos, las mudanzas, las tristezas , las alegrias , fue un gran gran amor , cuando se fue quede tan triste , que Chucky el gato de Robert ( mi marido) solo estaba para consolarme y mimarme hasta que deje de estar triste, Chucky hoy es mi gran amor es la cosa mas compañera que uno pueda imaginar, hasta cambio de dueño por que hace 6 años que el eligio ser «mi gato»…..Aca va el enlace de su historia
    http://loqueocurresesloqueconviene.blogspot.com.ar/2011/
    Besos

  • Lau Gonzalez| 18 junio, 2017

    Mi abuelita tuvo un loro, bueno en realidad en el pueblo de donde ella nació les dicen cotorros, se llamaba Lorenzo y vivió 71 años, mi abuelita lo encontró herido cuando ella tenía 15 años.
    Era un cotorro muy hablador, rezaba en su media lengua el ave María, cantaba el cielito lindo, decía groserías nunca frente de mi abuelita que lo regañaba si lo hacía.
    Nos divertía mucho que cuando mi abuelo quería tocarlo o se hacía el muerto o trataba de picarlo, mi abuelita lo reñía y lloraba a todo pulmón, en los 50 años que vivieron casados mis abuelos nunca se dejó alzar por él, ni por nadie que no fuera ella y un tío.
    Murió una semana después que ella, la llamaba y la buscaba en la silla que solía sentarse, estaba viejito, medio desplumado pero sano, el veterinario nos dijo que fue de tristeza.

    • Alicia's Own| 22 junio, 2017

      Ay qué triste lo que me contás de Lorenzo! Sabés que otra tía mía también tenía un loro llamado así? Los animalitos sí demuestran su amor, un ejemplo es lo que me contás! Gracias por compartir tu historia!

  • Natalia Colman| 22 junio, 2017

    Yo tuve dos mascotas inolvidables, mi gato Mauricio y Tintin, mi perro. Mauricio un día se fué y no volvió nunca mas así que no me dolió tanto su partida. En el caso de Tintin fué distinto, lo heredamos de mis suegros quienes no lo podian cuidar mas. Cuando se mudó a vivir junto a nosotros tenia once años así que sabíamos que tal vez su partida estaba muy próxima. Lo pudimos disfrutar tres años y cuando tuve que tomar la decisión de ponerlo a dormir se me partió el alma. Aún hoy no puedo evitar sentir por momentos que lo traicioné. Se que es un sentimiento que no tiene lógica pero no puedo evitarlo.

    • Alicia's Own| 22 junio, 2017

      Natalia, es así, lamentablemente cuando un animalito está muy enfermo tiene que optar en no hacerlo sufrir más claro que eso signifique tomar una decisión tan difícil y triste como la que tomaste. Pobrecito. Pero quedate tranquila que no lo traicionaste, hiciste lo mejor.

  • Ana| 22 junio, 2017

    Sí!!! Tuve dos perras san bernardo que adoré con todo mi corazón. Benny fue la primera pero vivió sólo 4 años. Ally en cambio, vivió 12! Fueron unos magníficos doce años. Y sí, es como vos decís, triste que se vayan y no nos acompañen toda la vida. Pero como dije en la entrada especial que escribí cuando murió, no cambio esos días y meses de tristeza por esos increíbles 12 años juntas. Era lo más de lo más. Súper compañera y cariñosa.
    Ahora tengo a Blacky, el negrito lindo, macho. Primer macho que tengo, habiendo tenido siempre hembras. Y con Nina se lleva fenomenal, me encanta verlos juntos. Es chiquito, él. Y decimos que va a llegar a verla recibida de la secundaria a Nina jaja. OJALÁ!

    • Alicia's Own| 22 junio, 2017

      Ay Ana, claro que me acuerdo de Ally! Me acuerdo lo triste que fue cuando se fue y que escribiste al respecto. Lo mejor es que tu nuevo perrito es muy compañero de Nina, eso vale mucho! Besos!

  • Anónimo| 23 junio, 2017

    Hola Ali! me impresionó el accidente del loro!! saber que salió victorioso me reconforta. Tuve varias mascotas, en la casa de mis padres teníamos a Lobo, un hermoso perro. Ya en Trelew tuvimos a Chopper, un manto negro super cariñoso con mis hijos que eran chicos, hace trece años trajimos de bebe a Conan (caniche) el tema era si la mascota graaande se acostumbraría, se lo presentamos con cuidado y lo acepto tanto que lo cuidaba como un hijo, era un placer verlos jugar, el caniche lo jorobaba bastante, le saltaba alrededor hasta cansarlo, lo tomaba del cuello para amedrentarlo, con un cuidado que asombraba, Conan se sometía y así seguían jugando. Chopper estaba viejito y vivió trece años, todos lo extrañamos hasta el día de hoy. Conan ya llegó a los trece años y esta sordo, con cataratas, pero aun es vital y le gusta jugar. Nunca tuve un perro tan sensible, se da cuenta de mi estado de ánimo y si estoy enojada me pone la patita en la cara, como diciendo, «ya está», igual si percibe tristeza. El veterinario me dijo que está muy humanizado y la verdad ahora que estoy sola lo trato como un bebé.

    • Alicia's Own| 25 junio, 2017

      Qué lindo y tierno lo que me contás! La verdad es que creo fervientemente en que cuando una mascota está tan humanizada como Conan es porque lo tratan con mucho mucho amor. Habla muy bien de los dueños que tengan una mascota tan sensible!

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: