Esas Pequeñas Cosas

portadacosas2

Será por lo que nos pasa, lo que sufrimos o lo que no sabemos o podemos enfrentar; será porque a veces no tenemos tiempo para relajarnos o para ponernos a reflexionar un poco, pero es muy fácil caer en la tentación del malhumor.

Es difícil encarar la vida cotidiana, no digo ya con alegría, pero sí con una cuota de cierto optimismo, con esperanza de que esto que te oprime en el presente, en el futuro no lo vas a sentir más y vas a estar mejor.

Y es mas difícil vislumbrar un futuro lindo y resplandeciente cuando el presente se ve tan oscuro.

A veces nos ilusionamos tanto con el futuro que puede llegar a ser, que descuidamos lo que se tiene que vivir ahora y ni le prestamos atención. Y si eso pasa, ese futuro que imaginás difícilmente llegue.

Soy de la idea de que el presente duro que nos puede llegar a tocar vivir es un poco más llevadero si te alegrás y te sentís satisfecha con las pequeñas cosas. Que si no te concentrás tanto en lo negativo que por el momento no podés cambiar y disfrutás de lo que tenés el privilegio de disfrutar, entonces tu actitud hacia el mismo presente cambia. Y se hace más llevadero.

Las pequeñas cosas a las que hago referencia hay que encontrarlas en lo que a uno le toca vivir porque todos tenemos, en algún momento del día, la oportunidad de disfrutar de algo chiquito que te reconforta un poco el alma.

A veces nos castigamos tanto que no nos permitimos ni disfrutar de algo que sabemos que podemos disfrutar, tal vez intrascendente a los ojos de los demás:

– un rayo de sol que te calienta los pies.

– poder sentarte aunque sea por unos cinco minutos (y tomarte un té!)

– mirarte al espejo y practicar un nuevo peinado.

– tirarte sobre la cama y quedarte mirando el techo.

– quedarte en silencio con los ojos cerrados.

– ponerte a escuchar canciones que hacía mucho que no escuchabas.

– sentarte a dibujar o a pintar un rato.

– tener la oportunidad de darle un beso o un abrazo a algún viejito o niñito de la familia.

– cocinar algo rico para vos solamente.

Se me ocurren muchos pequeños actos pero estos solos se me ocurren a mí. Por ahí a vos se te ocurren otros y nos compartís más posibilidades de disfrutar de algún momento pequeño.

Dale, contanos!

Artículos recomendados

51 comentarios

  1. Que lindo Alicia! Cuanta verdad! Trato de disfrutar de esas pequeñas cosas… A veces me resulta fácil y otras no tanto. Pero Seguimos intentando! ABRAZO! Por esas pequeñas cosas. Como cantaba Serrat en sus canciones…

    1. Hola Marta! Sabés que nunca escuché a Serrat y no sabía que tenía una canción llamada así 🙂 Claro que cuesta a veces, Marta pero creo que lo importante es poner empeño para aprender a disfrutar 🙂 Así que muy bien, a seguir intentando! 😀

  2. Que maravilloso leer esta publicación ahora. Estoy pasando por la etapa más fea de mi vida sin duda y hace un dia atrás pensaba justamente en esto que escribís. En estos días donde es más fácil caer en un pozo de pesimismo me di cuenta que puedo disfrutar de esas cosas sencillas que me hacen feliz sin pensar tanto en el futuro. Y ayer fue estar delante de mi compu trabajando con mi gata acostada al lado, por unos minutos me olvide de todo lo que me estaba pasando y disfrute. Y que justo Ali lo que publicas porque es lo que ayer me propuse, valorar y disfrutar de esas pequeñas cosas que me hacen bien. Que loco que es el destino que hoy este leyendo esto, gracias!

    1. En serio, Laura? Qué emocionante lo que compartís! Y espero que esta etapa pase y que la puedas mirar desde tu futuro cercano como algo superado, un mal recuerdo. Me encantó ese momento lindo que nos compartís y qué mejor con tu gatita! 😉

  3. Es real lo que decis. Que dificil a veces pero que necesario. Yo trato de darme ese pequeño momento en las mañanas antes de entrar a laburar, ir a mi cafe que no es un graaaan lugar pero logre hacerlo mio y asi leer o escribir o sacar alguna foto, y para switchear y no pensar en nada mas que cosas lindas viajes o leer blogs. Despues el dia vera por donde me va llevando.
    En mi reloj me puse cada una para tomar un respiro y cortar un rato.
    Despues de que me enferme trato de disfrutar los pequeños momentos aunque en los otros gruña bastante jajaja

    Que linda tu tazaaaaaaaa

    1. Hola Virginia! La taza tiene un mapa de vientos 😉 Me la regaló Ale hace muchos años, casi cuando recién vinimos a vivir acá 🙂 Qué lindo es tomarse un tiempo para uno antes de ir a trabajar, muy bueno! Sabés que leí que es buenísimo para la salud lo que hacés: tomarse un respiro cada tanto, relajarse y seguir. Sobre todo en el trabajo, no?

  4. Que cierto!
    Me pasa exactamente eso: como no puedo cambiar ciertas circunstancias, intento disfrutar pequeños momentos y a veces pienso que a otros les pueden parecer estupideces, pero te leo, y es lo que siento.
    Una de esas cosas que disfruto y a las que recurro cuando estoy especialmente estresada o triste, es la cafetería abajo de mi casa, es poner un pie ahí y las chicas son tan agradables, el café con leche es delicioso y además siempre le hacen un dibujito (los has visto en mi instagram) que cuando salgo de allí, al menos tengo más energía positiva….
    Esas otras cosas que disfruto es sentarme un momento con la compu y visitarte, y a algún otro blog también; lo que sucede en éste caso es que me lleva algún tiempo y por eso a veces ni lo hago; pero que bien sienta!
    Y mis gatos, es increíble, pero son tan tan mimosos; esos momentos de tristeza o estrés, de no saber que hacer o como vas a solucionar algo y de pronto viene uno de ellos, se me acerca con su ronroneo, le acariciás el lomo y yo se que puede sonar ridículo, pero ayuda…..
    En fin, yo creo que esas pequeñeces son importantísimas.

    Besos.

    1. Grace! Esos cafés decorados, tan mononos que te tomás y nos mostrás por IG, son lo más! Alegran el día! Y claro que los gatitos ayudan! Qué suerte ten,es que son mimosos!

  5. HOLA!
    Yo como no he tenido una vida fàcil , aprecio todo lo que vivo hoy en dia junto a mi italiano del alma y a mis hijos por supuesto, asi sean cosas infimas como escuchar el canto de los pajaritos, los gatos que dejan sus huellas en la nieve,etc.
    Reconozco que felizmente soy muy alegre y eso me hace avanzar sin una pizca de amargura, hasta aqui no sé lo que es estar deprimida, felizmente.
    Me encanta leer, bailar, la mùsica es un aliciente en mi vida, me transporta, me alegra el dia por muy nublado que este.
    Saludos y es un buen tema esto de saber apreciar cada instante de nuestras vidas.

    1. Norma, debés ser una amiga muy divertida! Seguro le subís el ánimo a cualquiera! Qué lindo es disfrutar del baile y de la música, actividades que te ayudan a descargarte también si estás medio bajoneada. Muy bien por vos!

  6. Hola Alicia! que difícil es parar la pelota a veces y poder tomar 5 minutos para no hacer «nada». Mi descanso hoy es con mi bebe de 1 año, poder estar tirada sólo mirándolo. Tiene hermanos mayores pero a menudo pienso que no me pude tomar ese tiempo con ellos y con él sí, por lo que trato de retener esos mágicos momento en mi memoria.
    Besos!!!

    1. Ay Graciela, qué placer, estar así mirando a tu bebé, qué cosa que además te debe llenar no sé si de energía pero sí de amor y de sentir que todo se puede, creo que mirar un bebé te llena de optimismo! Claro que es un momento mágico, sos muy afortunada!

  7. Buenos días,

    Son varias las cosas que hago que me ayudan a sentir bien aun en los momentos malos:

    – Salir a trotar un rato cuando puedo. Y si hace un frío helado y esta cayendo el sol aún mejor.

    – Tomarme una «sopita», siempre me levanta el ánimo aun cuando hace frío.

    – Los guisos de mamá. Panza llena en corazón contento, comida simple sencilla de cuando uno era chico y no estaba preocupado por nada. Da un poco de nostalgia también pero una cosa no quita la otra.

    – Salir a caminar con el sol de la tarde un domingo de frío. Infalible.

    1. Gera, me pasa como a vos, a mí correr me despeja, me saca de cierta tristeza y me hace tan bien al cerebro!! 😀 No sé vos, pero yo siento que se me ventila, se me vuela la mala onda y vengo renovada!!! 😀

      1. Tal cual como lo definís. Despeja la mente y me deja como nuevo!

  8. Hola Alicia, lei tu post y en este momento me siento asi. Me quede sin trabajo hace unos meses y no encuentro nada. Me doy cuenta que lo que hago ya no se usa, intente estudiar algo mas pero deje porque al no tener experiencia no me tomaba. Siento que no encuentro salida y me desespero, me cuesta encontrar algo para disfrutar . Perdon por el bajon.

    1. No, Rosa, nada de pedir perdón! Todos estuvimos ahí, en ese momento en que uno se queda sin trabajo, realmente uno siente que no sirve, que nada de lo que sabe sirve para nada pero a veces es necesario pasar cierto bajón pero con cierta esperanza y optimismo porque eventualmente, algo encontrás porque uno siempre sabe hacer algo. Lo que hay que hacer es buscar en uno qué sabés hacer, para qué servís y fijarte cómo sacar provecho de eso! 😉 Suerte, Rosa!!!

  9. Qué hermoso lo que escribo este Ali!!! Es cierto en los momentos entidad más oscuros de nuestra vida, siempre brilla una pequeña alegría….Me acordé mucho de la canción de Serrat q se llama… esas pequeñas cosas!!! Ahora voy al YouTube y la escucho. Actualmente cuando tengo un bajón, pienso mucho en algún viaje o lugar recorridos o q recorrere, y eso me relaja y sirve parA seguir. Otra es pensar en alguna receta y ver algún programa de cocina!!! Escuchar música, también ha sIDo y es de mucha ayuda, actualmente escucho a David Bowie, cuando estoy empezando el día ( ASHes To Ashes ) y me energiza!!!

    1. Uh, qué lindo escuchar Bowie a la mañana! Ashes To Ashes me encanta! Sí sabés que ya me habían dicho que Serrat cantaba una canción así titulada y yo ni idea! Voy a hacer como vos, la voy a buscar YouTube! 😀

  10. Ali,

    Tenes mucha razón con este post. Las cosas de la vida nos sobrepasan tanto, seguimos en la vorágine que no podemos cortar un minuto y eso a la larga nos termina enfermando. Yo ahora que estoy de vacaciones de la facultad, puedo darme ese momento para disfrutar de mi sobrino y sus ocurrencias, de hacer un poquito de gimnasia, leer o simplemente estar en mi casa mirando el techo. Igual quisiera poder implementarlo para, esperemos, mi último año de facultad. Poder poner un stop y darme tiempo a hacer algo para cortar un poco.

    Muchas gracias por el post y siempre hacernos pensar 🙂

    Qué tengas un hermoso día!

    Gise

    1. Giselle, siempre viene bien poner un stop, para hacer algo que nos dé placer o para no hacer nada! 😀 Estoy segura, como vos, que el malhumor te termina enfermando!

  11. Muy cierto, esas pequeñas cosas siempre estan, y que importantes es verlas.
    Este año empecé a escribir tres cosas por las que agradezco del día, antes de acostarme. Es lindo, siempre hay algo para agradecer.
    Hasta en el día en que tuve que ir a un entierro me salía más que nunca un gracias por la vida, por la salud, por los seres queridos.. en fin, infinidad de motivos..
    beso, buena semana

    1. Estela, qué lindo ejercicio! Y cómo debe reconfortar ver que sí, realmente uno siempre tiene algo qué agradecer al final del día!

  12. Hola Alicia!
    Como comentó alguien más arriba; qué justo me viene este post! Es tal cual; la actitud es todo. Y la manera cómo encaramos cada etapa o situación de la vida puede hacer la diferencia entre un tormento o un disfrute. Me pasa con la maternidad, que en mi caso es full time: son lo mejor que tengo pero por momentos la exigencia y la soledad son literalmente desquiciantes. Además está sociedad parece que no te deja o no podes tener malos ratos siendo madre…pero ese es otro tema! Por eso, cómo vos bien decís, Recordarme las pequeñas cosas lindas me salva la cabeza. Mi lista: las charlas de plantas y animales con vale(7), los rulos y las acrobacias de joaqui (4), la sonrisa de dientes grandes y el «mama» de Camilo (1), los momentos de silencio y charlas con Fede ( marido), el mar desde mi balcón, el cerro desde la ventana de las niñas, mis perros, mi gato…claramente lo tengo todo!
    Gracias Alicia. Besote.

    1. Besotes a vos Eliana, que, aunque no te conozca, me encantó imaginarme todas tus pequeñas cosas cotidianas! Gracias!

  13. Que lindo post… de esos que reconfortan… a veces es difícil tomarse un tiempito … pero es tan bueno y necesario!!!! Yo me cuelgo mucho mirando la luna… me da paz…
    Saludos

    1. Una romántica total, Sabrina! 🙂 A mucha gente le gusta mirar la luna, totalmente!

  14. Tomar mate con mi marido cuando llego de trabajar (el odia el mate pero disfruta del momento), leer un comentario lindo de alguna lectora, sentarme en un cafe y leer mientras espero a que se haga la hora, salir de la oficina y que el dia este soleado. Ahora que lo pienso, tengo miles para contar. Que bueno que nos lo recuerdes! (no tengo los acentos en esta compu, mil disculpas!!!)

    1. Disculpada, Nina! Qué lindo tomar mate acompañada de la persona querida! Y claro que los comentarios que te dejan también alegran el alma, como el que me dejás vos! 😀

  15. Que lindo que es leerte, siempre!! Para mí las pequeñas alegrías de todos los días sin dormir abrazada a Isi, prender la chimenea y quedarme sintiendo el calor que emana, despertar besuqueando mucho a mis hijos mayores y tejer tapada con una manta frente a la tele.
    Esas, entre otras! Yo soy de la misma filosofía que vos y trató de vivir y disfrutar cada pequeña alegría cotidiana. Beso linda! A ver cuando nos venís a visitar!

    1. Mechi! Ya iré a visitarlos y a besuquear a tus hijos yo también!! 😀 😀 😀 Qué lindo lo que me contás, la chimenea concentra a todos me imagino y los debe calmar bastante y es ahí también, en la calma, cuando uno puede sentir que es sanísimo disfrutar de un momento así, pequeño pero eterno! 😀

  16. Alicia, que buen tema!
    Yo he pasado por dos periodos muy fuertes en mi vida, en los que he llegado a pensar que la alegría se va y no regresa… pero gracias a esos dos eventos (sobre todo el primero), me di cuenta que la vida es todo y nada, que hay de dulce y de agras y que es mi deber y derecho vivir al máximo, gozarme lo bueno y lo no tan bueno, deleitarme con todo y nada y ver lo bello de cada día: desde que me despierto hasta que me acuesto. Del paisaje, de los animales, del silencio y del ruido, de la gente que me agrada y la que no tanto, de lo que como y bebo… en pocas palabras de todo y más!!!
    A veces me pregunto si otros detallan lo que yo, si otros disfrutan de lo básico y de lo natural… cuando les pregunto a veces me siento extraña, pero a la vez feliz de ver ese otro aspecto, ese otro lado, esa cosa que para otros es insignificante, pero que para mi es grandioso.
    Yo a diario doy gracias a DIOS y a la vida.
    Amé tu taza, y saber que fue uno de los primeros regalos que te hizo Ale al llegar a Londrés me pareció muy acorde a lo que viven a diario: RECORRER EL MUNDO JUNTOS!!!

    1. Muchas gracias Pía, linda! Qué lindas las cosas que describís que disfrutás, me encantaron! Y qué bueno aprender que realmente, las penas no son para siempre. Son etapas y siempre hay que esperar o buscar las alegrías cotidianas!

  17. Qué lindo tema! Además de compartir momentos con las personas queridas y viajes, disfruto de muchas otras cosas que creo que para el resto pasan desapercibidas.El perfume de los tilos o los colores de las flores en primavera, ver cómo crecen las plantas de mi balcón, la vocecita de un chiquito en la calle, el ruido de la lluvia, el viento fresco en la cara en verano, caminar por la vereda del sol en invierno o tomarme un cafecito con algo rico mientras leo una revista. Trato de ser consciente de cada momento. Creo que es lo que algunos llaman atención plena o mindfulness. Algunos pensarán que soy muy simple pero a mí me resulta para ver lo afortunada que soy 🙂

    1. Miri, hermosos tus ejemplos! Es verdad, los aromas son importantes! Ayudan a que uno se sienta un poco mejor o a cambiar los pensamientos! No es nada fácil saber disfrutar de las cosas simples y que te gusten no significa que lo seas, todo lo contrario! 😀

  18. Siempre a pesar de todo lo bueno y lo malo de la vida, me quedo con los matices, nada de negro, nada blanco, ahí disfrutar de las pequeñas cosas del hoy y bajar la exigencia, espectativa del futuro.
    Qué lindo post Alicia.

    1. Muchas gracias, Carolina! 😀

  19. «Cuando una puerta a la felicidad se cierra, otra se abre. Pero a menudo nos quedamos mirando mucho tiempo la cerrada y no vemos la que se abre»
    Si bien puede ser dificil, trato…y re trato de ver el vaso a medio llenar, porque en la mayoria de las cosas hay que encontrarle el lado bello…disfrutar de que estamos aqui y ahora.
    *Escuchar musica en el bondi..uff simplemente es lo mas..
    *Reirse siempre de uno mismo, me costo pero aprendi y estoy orgullosa de eso.
    *Simplemente un beso, un abrazo, una sonrisa, un te quiero
    *Hacer algo q nos abstraiga (aunq sea un ratin ) de nuestro mundo..
    *Llegar del trabajo y calzarte las ojotas/pantuflas..segun la epoca del año
    *Aunque haya veces q nos de bronca los imprevistos..saber q es mejor eso (como dicen las abuelas) que gastarlo en remedios jiji.
    Besote enorme
    PD: Ame tu taza

    1. Hola Vanesa! Viste la taza? Y es re grande!! Qué linda tu lista y qué importante papel juegan los afectos para que uno esté de buen humor, totalmente! 😉

  20. Alice hermosa, siempre con algo lindo! es un ejercicio diario el VALORAR, apreciar esas pequeñas cosas! escuchate la cancion de Serrat y otra que se llama «seria Fantastic».
    Es esto mismo!
    besote

    1. Gracias Danila! Hermosa sos vos!

  21. Mirar cómo los cangrejos caminan por entre las rocas a la orilla del mar, fijarse detenidamente en una flor y detallar su color, sentir la luz especial que entra en mi casa algunos atardeceres, detallar la letra de alguna canción que me gusta, servir la comida en cada plato arreglándola con mimo, detallar el verde del cerro Ávila que veo a lo lejos desde mi ventana y recordar la belleza de las copas de sus árboles que se ve desde el teleférico, sentir con intensidad el sabor de la comida más simple, abrazar a mi hijo y darle gracias a Dios porque lo tengo conmigo: son algunas pequeñas cosas que me han hecho feliz en los últimos tiempos.
    Las pequeñas cosas, las más simples y cotidianas son las que nos llenan esa «zona» que llaman alma.
    Un abrazo, Alicia, gracias por tu reflexión.

    1. Mi queridísima Yolanda! Me has pintado unas hermosas imágenes en mis ojos, qué hermosura lo que me describís! Qué rica es tu alma, muchísimas gracias por compartir tu mirada!

  22. Hola Alicia justo hoy tuve que poner en práctica, tuve un mal día luego de ver terminado un arreglo en mi casa donde no está mal el trabajo pero no es el resultado que esperaba. Y obviamente mal humor. Es por eso que: me fui a buscar algo dulce, me puse en short y ojotas, puse música y ahora estoy viendo blogs, chusmeríos de los famosos y la cosa se va calmando 🙂 Beso!

    1. Viste, Paula! Es que cuesta bajar un cambio, sacarse los malos pensamientos, el malhumor, claro que cuesta. Pero lo importante es que igual, nos obligamos a estar mejor o, por lo menos, hacemos foco en el problema y tratamos de eliminarlo. Es mejor eso que estar refunfuñando y sin hacer nada! Bien por vos y a disfrutar aunque sea de los chismes!! 😀

  23. Perdón, es un poco tarde para comentar este post, pero quería agregar que la canción de Serrat «Aquellas pequeñas cosas», dulce pero muy lacrimógena, se refiere a las cosas del pasado que nos traen nostalgia y que en cualquier momento surgen y nos «hacen llorar cuando nadie nos ve». Creo que vos te referís a las pequeñas cosas que son nuestros recursos justamente para salir de esos bajones, nuestro botiquín de emergencia, una lectura motivadora, alguna amiga, aromas, agradecer… y todo lo que tan lindo han dicho las otras lectoras. Bueno, no quería dejarlo pasar y no tuve tiempo antes!! Abrazo

    1. Muchas gracias por la aclaración! 😀 Creo que por eso no escucho Serrat porque a mí me produce bajón!!! 😀 😀 😀

  24. Hay una escritora Argentina (bleu minette) que escribió una frase que es mi mantra últimamente dice » ser feliz es darse cuenta» y esos momentos que comentan sirven para recordar, que aunque sea un mal día o mala época, siempre hay cosas que nos ayudan a tomar fuerza y seguir.
    A mi me gusta leer, me acomodo en mi sofa y me pierdo en mi libro, una buena comida, ver películas en pijama y mi arma secreta es una canción de cumbia que si la escucho me dan ganas de bailar y cantar.

    1. Qué lindo, Lau! Y la frase de la escritora es muy sabia! Lo más lindo es leer bien acomodada en el sofá, no es cierto? 😉

  25. Queeee tema!!!! por Dios …
    Trato la mayor cantidad de veces de valorar cada cosa buena que tengo, cada momento agradable , a veces la vida va demasiado rapido y estas todo el tiempo pensando en mañana , el mes que viene o en algo que vas a hacer y ciertas cosas te bajan de un hondazo ……….y te das cuenta que mientras volabas te perdias de otras cosas igual de importantes .
    Desde que murio mi mama la idea del tiempo y de la vida cambio, trato de valorar mas el minuto presente porque puede ser el ultimo y si no lo es reporta un gran recuerdo que se fija, trato de hacer cosas lindas para mi y asi estar mas buena y menos «reclamona » porque a veces no te das cuenta , queres algo y ni bien lo tenes YA queres otra cosa , es un trabajo tomarse el tiempo de disfrutar y cuando lo pensas hay tantas cosas buenas por las cuales disfrutar ….
    Una simple simple es cada dia despertarme con mi gatito negro que es un amor y esta viejito , tiene 16 años, cada dia que nos despertamos el esta y me da su cariño y es hermoso sentir eso ……….

    Un gran beso !!! como me hiciste pensar querida!!!

    1. Qué hermoso, Vesper, lo que me contás que disfrutás… Cuando perdemos a nuestros padres y a gente muy querida, ahí creo que se nos cae la ficha de que el momento es ahora y hay que disfrutar de las pequeñas cosas y que sí son importantes.

Los comentarios están cerrados.