Que Dios Se Lo Pague

img_20161128_140838
Antes de preguntar… repensar!

Cerca de mi lugar de trabajo hay un Costa Coffee, una cadena de cafés, parecida a Starbucks. Me gustan sus cafés, sus tés chai pero prefiero el Café Nero, otra cadena. Aunque si tengo un Starbucks a mano, voy aunque el chai latte de ahí me parece demasiado dulce.

Soy de prepararme el café en la oficina pero a veces o me olvido de llevar los filtros o me quiero dar un gusto, entonces, después de almorzar, les aviso a mis compañeros que estoy por ir y les pregunto si quieren que les traiga algo.

Generalmente me dicen que sí y me dan el dinero en el momento o cuando vuelvo.

A veces estoy en el Costa antes de entrar a trabajar y les aviso. Pasó alguna vez que me quieren pagar y les digo, no, no importa porque ya hubo otra vez que ellos hicieron lo mismo y cuando les quise pagar, me dijeron que no importaba.

Hasta ahora creo que venimos empatados.

😛

Cuando paso por la recepción, también ofrezco: Ahí hay tres recepcionistas, dos administrativos y uno de seguridad. Todos me dicen que no, gracias pero con una sonrisa y algún “Thanks for asking”.

Ayer se me antojó un café después del almuerzo y avisé que iba y la manager  solamente me pidió un orange hot chocolate; bajé y al pasar por recepción pregunté y el de seguridad me dijo si podía traerle un chai latte.

«Cómo no!» y fui, pagué y volví y el primer lugar donde pasé fue recepción, claro, y el de seguridad tomó su chai latte y… «Thanks very much».

Yo, por las dudas, me había traído el ticket pensando que me lo iba a pedir o a preguntarme cuánto me debía…

Pues no. No me preguntó nada, a mí me dio un poco de vergüenza ajena pedir que me pague y me fui.

Cuando llegué, le di el chocolate a la manager, ella me pagó y me fui a  la oficina.

Entonces ahí, medio confundida, le pregunté a mi jefa qué onda vivir acá hace 11 años y todavía pareciera que hay ciertos códigos de comportamiento que tal vez no haya entendido del todo…

Ella me dijo que a lo mejor, el hecho de preguntar si alguien quiere algo, da la idea de que yo voy a pagar por ello.

Sí, es cierto, puede dar esa idea pero también uno, por educación, me parece, pregunta «cuánto te debo?» o anuncia «Esperá que te alcanzo la plata».

Después está en cada uno en decir «No, dejá, no es nada, te invito yo, la próxima vos, etc.»

Bueno, no sé, no es tan grave pero me dejó pensando y que la próxima vez tenga cuidado con lo que pregunte a los cuatro vientos… En recepción son seis personas, no está para dar a entender nada, no es cierto?

  🙂  🙂  🙂  🙂

Alguna vez te pasó algo así, que vos esperabas que te pagaran y la persona no se dio cuenta o se hizo el desentendido y a vos te daba cosita pedir?

Contame!

55 comentarios

  1. Si me pasa. Soy una tarada q si presta plata tb le da verguenza pedirla. Muchas veces hasta me olvido. Sera q por mi personalidad q ya la doy x perdida
    Le preste un pantalon a una amiga cuando teniamos 15 y me los devolvio 15 años despues xq se mudaba y ahi se dio cuenta… nunca se los habia reclamado

  2. Sii !que situación incomoda!Me paso una vez con una amiga que me pidio si le compraba una gaseosa para el hijito para una cena a la que iriamos ambos y ella estaba complicada con los horarios para ir a comprar…obviamente nunca se la reclamé y supongo que se olvidó que la había comprado yo…pero me da verguenza ajena reclamar en esas situaciones…Pasa mucho también cuando uno compra junto a otros un regalo para un amigo o cuando vas a una cena y dividen la cuenta y le pagas a alguno que no tiene cambio,o cuando se paga en promedio pero algunos se zarparon pidiendo cosas para comer y tomar y otros comieron y tomaron poco…pero ya me fui un poco de tema me parece.Beso alicia!

    1. No, JuanPa, no te fuiste de tema, todos esos ejemplos que das están buenos porque describen esa misma situación de incomodidad que pasamos todos y que pasé yo también!! Lo de los regalos en grupo, otro clásico!! 🙂

  3. A mí me da tremenda verguenza recordarle a alguien que me debe plata, y me da mucha rabia, no debería ser yo la avergonzada.
    Hay gente que es muy viva, aprovechada…y bueno, que sean felices, no?
    A mí no me gusta deberle nada a nadie, incluso si me invitan algo no estoy tranquila hasta que lo retribuyo, soy de terror!

    1. Sí, Grace, es así, yo también pienso «Bueno, que sean felices» tal cual! Es todo una actitud de vida comportarse así que, a la larga, no te trae felicidad. Hacerse el vivo demuestra una vida muy triste, realmente, no? 😉

  4. Me pasaba mucho con el peaje. Trabajando en Ezeiza siempre habia alguno para «alcanzar» al centro. Todos se ofrecían a pagar el peaje aunque yo me negaba porque si iba solo tenía que pagarlo igual, pero agradecía el gesto de ofrecer pagarlo. Algunos aprovechaban algún descuido y me dejaban la plata igual. Pero confieso que alguna vez me molesto que uno ni siquiera se ofrezca a colaborar. Le hubiese dicho que no, pero esperaba que al menos haga el intento. Con el tema del café se soluciono fácil: una máquina de cápsulas y cada uno se lleva las suyas.

    1. Claro, ese es otro ejemplo de los muchos cotidianos en que, por ahí, como pasa siempre y seguido, algunos se pueden hacer los distraídos. Pero todo suma y ni te cuento si hay que pagar peaje a diario!!

  5. Uf! Al día de hoy me deben plata y mucha, diferentes personas, y incontables veces pague cosas que supuestamente luego se haría vaquita y eso nunca ocurrió… la gente es garca, acá y en la china creo yo. Así que en mí particularmente, no pregunto más nada a nadie. La gente si pasa… pasa y falta hasta que chiflen…
    Me pasó hasta de ir con amigos a un resto y uno de ellos yo ya sabía que siempre rasguñaba la plata, y se pidió algo sin consultármelo para que yo se lo pague, ese día me pudrí y le dije, si no tenes plata , con que vas a pagar ? Y me contestó onda: vos… y le pare el carro. Saltaron las otras dos personas y dijeron que entre todos paguemos, LA LOCURA TENÍA YO ENCIMA. Me encanta ayudar, pero que me tomen por tonta no. Todo tiene un límite y hay gente que a propósito lo supera.
    Soy cero tacaña, y siempre prefiero calidad antes que cantidad, pero … momentito.
    No todos somos de preguntar cuánto debemos o dar por adelantado.
    Besos!

    1. Miriam, estoy indignada como vos! Qué caradura este tipo! Encima te lo espeta como si anda!! Lo bien que hiciste en hablarle de frente! Claro que te creo que sos cero tacaña, si no, no hubieses colaborado como contás lo hacés! Bueno, nunca más, Miriam, eh! Si piensan que sos tacaña y bueno, dejalos, pero a partir de ahora seguro van a pagar! 🙂

  6. Ja! si, me pasó justo esta semana. Estaba tomando una mesa de examen, en un colegio de adultos (pero son todos chicos de 18/19 años) y un alumno me dice que se siente mal. Le pregunto si desayuno y dice que no. Al rato, yo voy al kiosko a comprarme un agua porque hacía mucho calor y ya que voy le pregunto si quiere que le traiga algo. Me dice «Si, una Sprite», Me sorprendo un poco porque pensé que iba a pedirme un alfajor o algo para comer. Lo traigo y se lo doy y me dice «Gracias, Profe». Fin del episodio.
    Creo que entendió que como se sentía mal lo invitaba yo (?). Malentendió por eso. Pero no era mi intencion invitarlo, jajaj

    1. 😀 😀 😀 Qué caradura!! 😀 Me río imaginando hasta la muequita entre canchera y agradecida del «señor alumno»!! Claro, yo también pensé que te iba a pedir algo para comer… Para mí que entonces no era verdad que no había desayunado… Un chico con hambre no te pide una Sprite!! 😀

  7. Hola Ali! Si, alguna vez me pasó y me sentí como vos! No me dio para decirle nada. Eso sí, las veces siguientes no fui tan abarcativa con mi buena onda, y solo lo hago con quien hace como vos decís «una vez cada uno» o «te doy la plata».
    Beso!

  8. Uh Alice!
    Me ha pasado que mi jefe me pidiera de todo, y yo jamàs le pedì un centavo ! Me dio vergüenza ajena siempre!
    Una vez me pidiò si no podìa conseguirle unas velas X, yo caminè por Palermo para conseguir las velitas de $300 que jamàs me pago!
    Ahora me hago la idiota siempre.

    1. Ah no! Encima el jefe! Eso es peor, qué situación horrible! Qué vivo que es, no? Encima cómo zafás si te pide que le consigas tal o cual cosa? Qué incomodidad! Yo que vos busco consejos en cómo zafar elegantemente por si te vuelve a pedir cosas!!! Suerteeeeeeeeeee!

  9. Si, si! presté dinero en usd a una amiga y nunca me lo devolvía, y no le dije nada por mucho tiempo (un año más o menos) hasta que al ver que hacía grandes gastos de dinero no equivalentes, pero de por lo menos la mitad de lo que me debía un día se lo recordé. Al día siguiente me devolvió todo el dinero!!! O sea, había necesidad???
    Un día desapareció -literalmente- y nunca más la vi… FIN

    1. Wow, entonces la de la vergüenza fue tu amiga esta vez!! 😀 Quedé sorprendida con lo que contás, si al otro día te devolvió todo, entonces quiere decir que lo tenía y se hacía bien la tonta… Y bueno, solita se fue, no la merecías de amiga. Pero tuviste suerte que te la devolvió, eh! 😉

  10. Ay Alice Alice yo soy igual y me paso lo mismo, tambien me da verguenza pedirla. Opte por no decir nada jaja porque no es nada barato. Diferente si te invito jaja ahi si.
    Saluditos

    1. Sí, si invito, claro! 😀 Estos tés y cafés tampoco son nada barato. Bueno, o sea, son comprables tampoco tienen el precio desorbitante que creo que tienen en Argentina pero todo suma che! 😀 😀

  11. Jaja – te entiendo Alicia. Creo que hiciste bien. Yo hubiese hecho lo mismo, no pedirle y seguir con lo mio, aunque no volveria a preguntarle si quiere cafe. Supongo que la proxima habra que ir con mas cuidado o sino te veo comprando cafes para toda la oficina bien pronto. Jeje.
    Yo supongo que tambien es parte de la cultura de la persona no? Tal vez este hombre viene de una familia bien generosa y nadie se devuelve el dinero? Aunque realmente me parece bien raro, yo creo que la mayoria de la gente preguntaria ‘cuanto te debo?’. Yo creo que tal vez se sobrepaso de cheeky. Jeje.

    1. Char, sí, me parece que es algo que tiene que ver con cómo te educaron que en el país donde vivís porque, sin ir más lejos, como cuento, mis compañeros que también son británicos, enseguida me ofrecen el dinero, no se quedan diciendo gracias… A lo mejor, como este hombre no trabaja en mi sector, habrá pensado que pagaba la oficina!! 😀 Y bueno, ya fue! Y no, no voy a preguntar más!! 😀 😀

  12. Una vez leí que hay 2 clases de idiotas. … los que prestan y los que devuelven !!!!!
    Yo pertenezco a las 2 categorías !!!!

  13. Cuando trabajo desde casa no hay problema solo grito «Quiero mate» y se materializa en mi mesa en minutos.
    Pero cuando voy a la oficina de mi empresa en Londres o en San Francisco solo digo «I’m going for coffee», ningún queres y ahi siempre hay alguien que me pide que le traiga pero ya te da el dinero o a la vuelta te pregunta cuanto es. No le doy el pie a nadie de tener cafe gratis! (aunque siempre me gusta pagar a mi al final pero es diferente). Pero si pregunto ¿Querés un cafe? ahí ya parece de una que invito yo.

    1. Ay Gera qué lindo trabajar desde casa sabiendo que hay mate! Placer total! Voy a implementar eso de anunciar que voy al café pero evitaré preguntar si alguien quiere. Si alguien me pide, entonces será con el dinero en la mano. Gracias por la idea!

  14. Sos una santa, a mi jamás se me ocurriría preguntar si alguien quiere algo!! No sé si es algo sueco en general pero en mi trabajo es raro que alguien pregunte si alguien quiere algo al ir a comprar algo y a las de la recepción somos pocos los que las saludamos. Yo saludo a alguna pero solo porque siempre me estoy olvidando la tarjeta para entrar y me tienen que dar una provisoria, entonces las conozco. Los demás ni bola.

    Si alguno de mis colegas preguntase creo que nadie asumiría que te están invitando. No existe que te inviten, claro que de tanto en tanto alguno va de viaje y trae bombones o algo o compra alguna torta por el cumpleaños. Y mi jefe un par de veces al mes compra cosas tipo prosecco y dulces que paga la cnia. Pero invitar con tu plata no existe.

    Saludos y buen fin de semana!

    1. Vaca, se ve que vos la tenés clara con cómo se vive ahí!!! Qué lindo gesto el de tu jefe, eh, así sea con su plata o la de la empresa, lo importante es la acción, buenísimo!

  15. Jajajaja Alicia no pregunta más si quieren algo!
    Hay gente «aprovechadora», son como esos familiares que uno invita a fiestas o cumples y ellos nunca te devuelven la atención
    Besos!

  16. En mi trabajo para evitar problemas armamos un calendario en el que cada uno trae algo y nos armamos el desayuno acá, pero porque comprar algo en el aeropuerto es un suicidio económico. Hace poco compré una tostadora y hay dos personas que aún no me la pagan, me da cosa pedirles la plata pero también me da bronca porque no es mucha.
    Así que sí, suele pasarme, igual con mis amigos tenemos un código que es «cuentas claras conservan amistades», así que si alguno se olvida de pagar el otro le recuerda y nadie se enfada porque, oiga, es lo que corresponde.
    Yo te diría que a los de recepción los evites, shastin keis XD
    Beso Ali!!

    1. Sí, Ayis, no pregunto más por recepción!!! Por las dudas!!! Uh, yo que vos hubiese comprado la tostadora una vez que hubiese juntado todo el dinero!!! Qué aprovechadores!!

  17. Hola Alicia me pasó con un jefe pero al revés, él preguntó si alguien quería algo, yo pedí un té con mediaslunas y cuando llegó la camarera con el pedido, terminé pagándole yo a el porque justo justo no tenía cambio encima o qué se yo. Jamás me reintegró. Cuestión me indigné tanto que a los días renuncié.

    1. Wow! Tus enojos son bravos!!! Sí, creo que da más bronca cuando se trata de un jefe, no? Porque uno se siente como impedido de reclamar, no sé, es muy incómodo todo! Espero que hayas coseguido trabajo pronto!!

  18. A mi no me pasó eso, pero si que alguno te diga que después te da la plata y se olvide o vaya a saber que y a mi me diera vergüenza reclamarle..
    Yo también hubiera esperado que por lo menos hubiera tenido el amague de pagar su café ese señor..
    Aca los precios de Starbucks son bastante saladitos jeje.. no se allá, pero acá sin duda que no está como para ir invitando demasiado a todo el mundo..
    Beso! Buen finde

    1. Hola Estela! No, acá Starbucks o esas cadenas no son caros, son precios normales. Y sí, siempre hay uno que se «olvida» y capaz que si le reclamás te mira mal!! 😀

  19. Jajaja, que ricas cosas en esas 2 cafeterías!!! Me ha ocurrido en algunas oportunidades de prestar dinero, no recuerdo que me han dejado debiendo, pero recuerdo de dificultades para recorrer!echar dinero en esos regalos colectivos tanto lugar de trabajo, estudio etc. Y otro tanto cuando se va a comer en grupo y se divide muchos tratamos de pedir discretos y otros se Piran mal y luego se divide x partes iguales!!! La última vez, fue una comida de fin de año y teníamos un menú prefijado de platos, bebidas y postres con «x» tarifa que en algunos estaba pagada, encima estuve mal del estómago y comí muy poco. Al día siguiente tuvimos que volver a poner plata ya que unos se zarparon jcon cafés C crema o pidiendo postres muy caros o más bebidas, como siempre no se los pudo inidividualizar o no quisieron!!!

  20. Alicia, yo creo que en todas partes es lógicoooooo que si uno pide algo es de su cuenta, ya que la otra persona te quiera hacer una atención es diferente. Pero en este caso creo que vas a tener que cambiar la frase por: Traigo lo que deseen, pero previo pago jajajaja.
    A mí si me ha pasado, pero yo no fui tan tonta, la verdad me lo suponía y la reacción fue en el momento, pero creo que fue mundial.
    El hijo de mi esposo es medio frescón ( y eso que gana mucho dinero, pero se acostumbró a que papá tiene cara de cajero).
    Bueno la cosa es que el chico estaba de visita en nuestra casa y dijo que nos invitaba a almorzar junto a su novia, como nuncaaaaaaaaaaaaaaaa lo había hecho dijimos claro, por fin una atención de su parte!!!
    Su novia (de esas chicas medio frescasssssssssss), exigió que fuéramos a cierto restaurante (el cual casi no encontramos), al llegar una fila extensa para entrar (ya todos con hambre y yo con un genio de los mil demonios por algo que ya había sucedido, estaba con el humo que me salía). Ambos pidieron los platos más costosos y no solo uno, sino dos para cada uno.
    Mi esposo y yo pedimos el plato más económico, no queríamos pasar por descarados y menos aun siendo una invitación.
    Al final se pidió la cuenta y el hijo de mi esposo se hizo el …. (ni te lo escribo jajaja), pero si muy cara de palo pidió la cuenta para verla y corroborar que la suma estuviera bien. Yo de ver que corrían los segundos le dije a mi esposo paga… pero luego dije, no mejor vamos POR MITADES!!!. El fresco y la fresca hicieron cara de PLOP, pero aunque no dieron lo que les correspondía con algo y creo que con mucho dolor aportaron,
    Te prometo que yo no puedo ser tan frescaaaaaaa, se me cae la cara de verguenza. Incluso insisto mucho en pagar yo, en aportar una parte o que mínimo me acepten a mí otra invitación.
    No es que no se puede pedirle a Dios que siempre pague jajajajaja.

    1. Pía qué situación fea! De todas formas estuviste bien, estuviste firme así que la próxima vez. más firme y que paguen ellos… Si es que hay una próxima vez y los invitan!! 😀 😀 😀

      1. Alicia, creo que no habrá próxima… o por lo menos con la noviecita incluida, ya le dije al hijo de mi esposo que nunca más en mi casa o de visita su amorcito!!!
        De no seguirle pagando al treintón de su hijo… bueno eso si no te puedo asegurar, porque mi esposo se acostumbró a que lo desangren 🙁
        Y firme, eso si no dudes, yo nunca bajo la guardia cuando de abusos se trata

    2. Pía qué situación fea! De todas formas estuviste bien, estuviste firme así que la próxima vez. más firme y que paguen ellos… Si es que hay una próxima vez y los invitan!! 😀 😀 😀

  21. Yo tenía un pequeño negocio y una que otra vez me quedaron debiendo 2 o 5 pesos, en ese entonces no era tan poco pero siempre me daba vergüenza reclamar esa deuda. Ahi me di cuenta que no sirvo para ser comerciante ja ja ja No se si tiene que ver con este tema, soy Alicia.

    1. Hola Alicia! Claro que tiene que ver con el tema! Y fijate vos, en tu caso no se trata de que te pidieron dinero sino que te lo deben y por algo que deberían haber pagado a full!!! En fin…

  22. Que temita!! La de enfados en silencio me tengo llevado. Este post es terapéutico porque pensaba que estas cosas solo me pasaban a mi, jajajaja, eso sí… cada vez un poquitín menos, esperemos que para los 80 años consiga que no aprovechen de mí

  23. Con lo que yo soy, que no me gusta deber dinero a nadie y que me haya pasado todo lo que menciona JuanPa y mucho mas.
    Por mencionar un ejemplo, recuerdo una cena, en la que por cierto yo solo pedí un plato, pues no tenia nada de hambre y todos los demás, como es costumbre, pidieron dos.
    A la hora de pagar alguien echa la cuenta y dice, tocamos a tanto. Yo también la eché y me di cuenta de que nos pedía no sé si dos o tres € más a cada uno.
    Vamos, que hizo números redondos, si teniamos que poner 18 €, pues él pidio 20 y asi no habia que devolver.
    Al salir del restaurante yo monté en su coche para irnos a otro sitio y comento, lo que teniamos que poner era menos y su contestación fué, si pero yo ahora pago las copas que pidamos.
    Claro, paga él con parte del dinero de los demás, pues después de la cena muchos se fueron a casa.
    El mundo está lleno de pillos.

    1. Totalmente! Increíble lo que me contás y esta persona ni un poquito de pudor, haciendo esas cosas tan abiertamente!!! Hay que salir a cenar con calculadora!!! 😀

  24. Releyendo los comentarios me estoy acordando de mi anterior trabajo: teníamos la costumbre de llevar algo para picar por nuestro cumpleaños y todas y todos llevábamos menos un caradura que en 20 años no cumplió años, al final nos cansamos y nos íbamos a celebrarlo al salir de trabajar. Un caradura de libro.

Los comentarios están cerrados.