Mamá Mechi

mechiportada

Todos los padres tienen los hijos más lindos y más encantadores del mundo. Eso es así y será siempre y está bien. Después estamos los de afuera que, objetivamente, te podemos dar la razón o no.

😛

Depende, obviamente, desde qué lugar te ubicás: porque ni los que no tenemos hijos podemos ser objetivos del todo porque al «juzgar» un niño o su comportamiento también estamos poniendo sobre la balanza ideas, gustos o preferencias subjetivas.

Así que no todo es tan blanco o tan negro.

Ese gritito de alegría o esos berrinches que a ojos parentales pueden ser encantadores o apenas una demostración de fastidio para otros puede significar el disfrute o no de un momento o el comienzo de una sordera permanente.

En mi caso, tengo mucha paciencia con los niños y sé entenderlos desde su lugar por eso no me enojo cuando lloran o tienen algún berrinche. No me enojo con ellos. Me enojo y quejo de los padres esos que, totalmente indiferentes siguen con lo suyo y esperan que al hijo se le pase.

Si no educás vos a tu hijo, quién?

Bueno, pero esto viene a que me gusta ver cómo interactúan padres e hijos y los diálogos que mantienen y la docencia me ha enseñado a ver más allá de los modales o lo que puedan decir los chicos. Los chicos son el reflejo de la casa donde viven y cómo los educan (o no) y hablan reflejando cómo hablan en la casa.

El otro fin de semana estuvo Mechi en Londres y nos encontramos y también estaban sus tres hijos. Ya los conocía, ya habíamos estado jugando hace un par de años pero no se acordaban de mí pero no nos importó porque charlamos y jugamos lo mismo.

Me gustó observarlos, me gustó ver, por ejemplo, cómo hace Mechi, una mamá tan joven con tres críos en el mismo momento y lugar.

Fue un placer.

Mechi es mamá gallina: Isi, el chiquito, tenía hambre y estaba empezando a quejarse (apenitas). Estábamos en Selfridges y Mechi sabía que tenía que calentarle la comida en algún lugar porque urgía. Un niño con hambre urge!

Se acercó a un restaurante muy mono mientras me quedé con Sofi y Agus charlando.

Los amorosos del restaurant no solo le calentaron la comida sino que se la dieron en un bowl con plato, servilleta y cuchara!

Les encontré un rinconcito para sentarse e Isi empezó a lloriquear un poco porque él quería agarrar la cuchara y comer! Mechi esperó un momentito y enseguida con total calma y seriedad le dijo: «Voy a tener que darte de comer yo. No podés agarrar la cuchara, Isi».

Isi abrió la boca y se comió todo!

Así como te cuento! Se terminó la queja, entendió que Mamá Mechi tenía razón!

Mechi es mamá pulpo: Al mismo tiempo que empuja el cochecito, se fija que los chicos la sigan, les alcanza algo de su cartera, les pide que lleven el abrigo encima y mira (y huele) si a Isi tiene que cambiarle los pañales.

Agus y Sofi tenían hambre también y pedían sushi. La cola para entrar al Yo Sushi era larga y veíamos que no íbamos a estar todo el tiempo ahí así que les dijimos que iríamos a comer a otro lado. Ellos querían sushi, nos lo recordaron hablando bien y tranquilos.

«Bueno, hoy sushi no se puede, vamos a otro lado» les dijo, con buenos y tranquilos modales, Mechi.

Y nos fuimos para otro lado! Ustedes creen que se quejaron?

Pero antes Mechi quiso ir a sacar una foto a un café en Selfridges y como Isi ya estaba dormido, le dije que fuera, que me quedaba con los chicos.

«Qué hacemos ahora?» me preguntó un poco cansado, Agus.

«Bueno,» les dije «vos leé y vos, Sofi, dibujá».

Y me hicieron caso!!!

Así que, cuando volvió Mechi de sacar las fotos, nos fuimos a un restaurant italiano, Agus ya casi terminando el libro que se había comprado hacía un rato (Mientras Isi comía, Agus me mostró que iba por la página 50. Para cuando estábamos esperando la comida en el restaurant, iba por la página 100!)

Entre los chicos, las charlas y la pasta, se pasó el poco tiempo que tuvimos para vernos.

Espero que la próxima vez que vuelvan, sea por más tiempo!

Con estos chicos es un placer!

Vos que no tenés hijos como yo, qué te gusta observar de los chicos? Y si tenés hijos, qué te gustaría contarme que los hace encantadores?

Comentario (42)

  • Pilikina| 29 noviembre, 2016

    Yo me puedo entender muy bien con niños asi de encantadores, pero no soporto a los que chillan, pegan empujones y molestan en general.
    Tengo una amiga que tiene tres niñas, que vaya lujo. Super educadas, sin una voz, tipo mamá Mechi, pero otros…..
    En verano me alejo de las terrazas donde hay niños y los padres contemplan impasibles como sus hijos molestan a la gente que está sentada tranquilamente tomandose algo y ellos sin hacer ni decir nada, eso me pone de los nervios.
    También hay niños que aprovechando la ausencia de los padres hacen cosas que delante de ellos no harian. Tuve una experiencia con un niño que desapareció la madre un momento y me pegó un patadon en la espinilla con unas botazas que llevaba, que no te imaginas que dolor me produjo, pero es que la reaccion que yo tuve al pegarme la patada fué darle un tortazo y en ese momento apareció la madre. Ja ja ja vaya momentazo!
    Menos mal que no se lo tomó a mal y dijo que habia estado bien que lo hiciera.
    La verdad que yo no reparé que era un niño, reaccioné asi por el dolor.

    • Alicia's Own| 29 noviembre, 2016

      Uh, Pilikina, qué momento! Es bueno que los niños sepan que contigo, no!!! 😀 😀 😀 Pero no puedo creer que pueda ser tan malo! Lo mejor es que su mamá te apoyó! Eso estuvo bien! Qué lindo es tener amigos con niños que se portan bien, no?

      • Gera| 30 noviembre, 2016

        No se le puede dar una bofetada a un nene, por mas malo que sea. Y menos aun si no lo conoces de nada. En España eso terminaría con una denuncia policial y yo sería el primero en llamar a la policía.

        • Alicia's Own| 30 noviembre, 2016

          No, seguro que no pero también hay que entender que este chico vino de la nada a agredir y eso significa que en la casa se tratan así, el niño aprende de lo que ve en la casa. Cuando un padre educa a su hijo justamente lo hace para que sepa comportarse con los demás. Si no lo hace, pasa lo que le pasó a este niño: si el padre no lo educa, lo va a «educar» otro o se puede enfrentar con una persona que no le tiene tanta paciencia como los padres. Lamentablemente, el mundo es así, hay gente de todo tipo con la que el niño y luego adulto se va a encontrar en la vida y si los padres no hicieron un buen trabajo, ese niño/adulto sufrirá las consecuencias. Tampoco estoy de acuerdo con pegarle y tampoco justifico una bofetada pero trato de ser objetiva 🙂

        • Pilikina| 30 noviembre, 2016

          Gera, esto ocurrió hace muchísimos años, pero aún me acuerdo del patadón que me dió. Y no me estoy disculpando, es que mi reacción siempre que me han dado un tortazo ha sido devolverlo sin pensar en mas. Hay gente que se queda sin saber que hacer, pero yo reacciono agrediendo , igual que me han hecho a mi.
          La madre del niño era amiga mía, estabamos en su casa. Ella desapareció para ir a la cocina y yo estaba en el salón con el niño y aprovechó, porque le dió la gana a darme una patada.
          Muy bien educado no estaba el niño, no?
          Por cierto, vivo en España.

          • Gera| 30 noviembre, 2016

            No, no estaba bien educado. Pero a un niño no se lo abofetea. Habla con los padres antes de que se te ocurra hacer eso. No tiene justificación en absoluto.

          • Pia| 1 diciembre, 2016

            Pilikina, te entiendo!!! a mi me pasó con una culicagada lo mismo, yo la regañé, pero su mamita no creyó y la mugrosita obvio que lo negó. Obraste bien, ante la grosería hay que reaccionar!!!

  • Marchu| 30 noviembre, 2016

    Me encanta ese afán de aprender y entender el mundo que los rodea, que tienen los niños cuando preguntan por todo, también su capacidad de asombro y admiración!!! Admiro a mi nietito con su conocimiento de Dinosaurios y barcos piratas!!! Recientemente es un admirador de TinTin, además de ser hermoso es muy bueno!!! Mis hijas fueron muy dibujadoras y lectoras!! Siempre me gustó salir de paseo con ellas porque lo disfrutaban, y no es que hayan sido perfectas!!! Cuando entraron en la adolescencia fueron algo rebeldes insoportables jajaja!!

    • Alicia's Own| 30 noviembre, 2016

      Marchu, concuerdo con vos, a mí también me encanta ver sus caritas cuando se asombran o admiran algo! Y más me sorprenden cuando se hacen expertos en algo, en el caso de tu nietito, de los dinosaurios!! 😀

    • Paula| 9 abril, 2017

      No estoy de acuerdo con Gera de enojarse tanto por una bofetada a un niño que te pegó una patada… denuncia policial? no digo que esté bien pegarle a un niño pero tampoco que los niños puedan hacer cualquier cosa sin tener consecuencias.

      • Alicia's Own| 9 abril, 2017

        Bueno, Paula, es como lo ve cada uno. Todo depende de las circunstancias, el contexto y cómo a uno mismo le choca o no la situación 😉 Gracias por pasar. 🙂

  • Gera| 30 noviembre, 2016

    Criar un hijo te cambia mucho la forma de pensar. Nuestra hija se porta muy bien, pero no deja de ser una nena de seis años, con sus ganas de jugar, con sus ganas de comer lo que le gusta o no comer lo que le gusta, y sus miedos y ansiedades.
    Admito que antes de que nuestra hija llegara veia a los chicos de otro modo. Mi único contacto eran mis sobrinos y ser tío es cómodo. Con ella las cosas fueron cambiando de mucha exigencia al comienzo a llevar una vida ordenada (con el random que puede generar una nena).
    Y es como decís, aprendes que muchos niños son como son por lo que viven. Mi hija antes de venir a vivir con nosotros era el terror de los mares (damos fe de ello), ahora es la nena mas colaboradora en la escuela, nunca se enoja y siempre esta de buen humor.

    Los niños no son malos, son reflejos de lo que viven, desde lo que comen, a sus vivencias, a sus amigos a todo. Mi hija no es hija, es una super hija a la cual me encantaría que conozcas. Y a pesar de ser la super hija se manda las suyas porque es una niña.

    No quiero levantar polémica, en la puerta de la escuela uno ve de todo. Pero no consentiría que nadie le diera una bofetada a mi hija si se portó mal, menos aún un desconocido. Los castigos deben ser funcionales y no basarse en la violencia. Si veo a una persona que no conozco le da una bofetada a mi hija haya hecho lo que haya hecho llamo a la policía. Sobre los niños no se debe ejercer violencia, porque lo único que haces es generar un ciclo.

    • Alicia's Own| 30 noviembre, 2016

      Seguro Gera, pero ves, vos mismo das ejemplo de que cuando educás a un niño con amor y paciencia pero lo educás, el chico sabe comportarse en sociedad y es aceptado y entendido por quienes lo rodean. Obviamente que si le pegan vas a reaccionar, es lo lógico! Me encanta lo que me contás de tu hijita! 🙂

      • Gera| 30 noviembre, 2016

        Gracias, siempre fuiste una genia con los chicos, ya desde muy joven y doy fe de ello.
        Beso enorme

  • Lidia| 30 noviembre, 2016

    Soy mamá de 3 hijos varones con una diferencia de 2 años entre uno y otro (ahora ya grandes) vivo en una ciudad que no es la de mi orígenes, por lo ranto no hay abuela ni tias para ayudar, solo «Una Mirada» bastaba para saber que algo no estaba bien, por años anduve con pañales , mamaderas y juguetes en la cartera…. en nuestro caso el difrute de ser padres fue y es mas fuerte que todo. A los hijos de Mechi los conocemos por los videos, se ve en ellos unos chicos encanradores !!!

    • Alicia's Own| 30 noviembre, 2016

      Hola Lidia! Qué bueno, se nota que además de darles cariño también han sabido educar con autoridad ya que si solo se requiere una mirada, eso significa que esperan que hagan caso! 🙂

  • Betty| 30 noviembre, 2016

    Las mamás generalmente nos convertimos en «pulpos» y más si son tres!!! Que bueno que se hayan reencontrado y que lo pasaran tan bien!!!
    Besos!

    • Alicia's Own| 30 noviembre, 2016

      Sí, nos encontramos nuevamente! Totalmente, he visto que muchos padres están al pendiente de los chicos cuando están afuera paseando! 😀

  • Rox| 30 noviembre, 2016

    Hola, otra mujer sin hijos por acá, los chicos me encantan y casi siempre pegan onda conmigo, pero reconozco que a los malcriados no los soporto! Aunque la rabia me la dan los padres que los dejan hacer de todo y ni reaccionan. Si estás en mi casa de visita y ves a tu pequeño demonio saltar en mi cama decile algo!!!!
    A Mechi la conocí cuando vino a Mallorca, y de verdad es divina, estaba súper resfriada y se bancó como una reina a esta pesada que no la dejaba irse 🙂
    Estaba sin los chicos, pero un sus vídeos se nota que son amorosos y ella una madraza.
    Besotes!

    • Alicia's Own| 30 noviembre, 2016

      Hola Rox! Claro, cuando uno se enoja no es con los chicos en realidad sino con los padres indiferentes, totalmente!

  • Verukatrip| 30 noviembre, 2016

    Yo muchas veces no me sumo a los berrinches, tengo que dejar que pasen solos. No puedo «hacer» nada… es esperar un rato y listo. Si quiero consolar o hacer entrar en razón la cosa se pone heavy entonces cuando estamos en la calle prefiero esperar … quizás de afuera se ve como : está madre no hace nada Es tan difícil la materpaternidad!!!!!!

    • Alicia's Own| 30 noviembre, 2016

      No, seguro que ser madre o padre no es nada fácil, desde ya! 🙂

    • Adriana| 10 diciembre, 2016

      Totalmente de acuerdo. A veces las perrenchas en público son díficiles de afrontar, en mi caso la lucha ahora es con la enana (año y medio, y bastante caprichosa)tengo que dejarla un rato con el berrinche; sintiendo mucho que a la gente que nos rodea le pueda molestar porque en muchas ocasiones me era mucho más fácil ceder a sus caprichos pero no quiero que el día de mañana no se pueda sacar de casa. Odio a los padres que pretenden que el mundo eduque a sus hijos. Porque los castigue o les de una chaparreta (que a veces la necesitan) no significa que nos los ame con locura y ellos sientan lo mismo por mí. No solo es reñir, también juego con ellos, leemos cuentos, paseamos, pintamos,inventamos historias,etc . Qué díficil es educar pero qué gratificante cuando ves resultados. Ufff! Me estoy emocionando! Ya paro. Y, ¿qué decir de Mechi? Tan cercana. La adoro. Ea,bicos,iños y muas

  • María Rosa| 30 noviembre, 2016

    Amo a Mechi y a sus hijos. Ella es así. Sus hijos son el resultado de la educación que sus padres le han dado. Sigo sus vida x por su blog y me encantan sus publicaciones «personales «. No tengo hijos pero adoro estar con niños y como bien decís son los padres los problemáticos… a veces creo que es injusto para ellos tener una infancia de abandono en cuanto al tiempo y amor que los adultos les roban.
    Yo siempre los disfruto… son maravillosos.
    Besos argentinos para vos. Me encanta tu blog.
    María Rosa
    Luján -BsAs

    • Alicia's Own| 30 noviembre, 2016

      Hola María Rosa, muchas gracias! Claro, los chicos no son los problemáticos! Lo bueno es saber disfrutarlos! 😀

  • Flor| 30 noviembre, 2016

    Buenas Alice!
    Que difficile es ser padres….
    Yo también detesto a los padres que los dejan hacer cualquier cosa… y no es mi caso.
    Ahora en plena etapa de berrinches y prueba de limites es todo un desafío, y si bien muchas veces funciona la voz de «autoridad» seria donde le explicas, hay veces que no…
    O lo rapido que gatean, se te fue en 4 segundos…

    También esta la curiosidad por todo, mirar todo de frente como miran los chicos que no juzgan pero tienen curiosidad… o querer sacar todos los libros de la biblioteca al mismo tiempo…
    Es un desafio marcarles limites, pero dejarlos explorar.
    Es lindo ser padres, es complicado muchas veces, pero sobre todo es lindo.

    Que los hace encantadores?
    La curiosidad..
    Ver la primera vez de ellos cuando descubren algo es emocionante: cuando vi la fascinación que tiene por los bosques, o los colores del lago, o el viento frío que le da en el cara, la primera vez que la llevamos a nadar y con la manito toco el agua, son momentos que te quedan grabados, y aun los mas sencillos cuando se levanta de la siesta y te mira como diciendo: Ahhh estas acá! y te sonríe.
    No tiene precio.

    El amor y la confianza..
    Ese momento cuando te abraza o te mima (podes terminar con un manotazo o la mitad de la cara mojada porque no mide todavía la fuerza ni entiende mucho de los besos), la risa por todo, la seguridad que si se tira para atrás la vas a agarrar, eso es hermoso.

    Es re lindo pero también es demandante, complicado, y cansador física y emocionalmente. Tengo dobles ojeras que nunca tuve y para poder seguir haciendo algo para nosotros, nuestro horario cambio a levantarnos a las 4:30…

    • Alicia's Own| 1 diciembre, 2016

      Flor, realmente, no sé de dónde sacan energía los padres! Yo vengo de trabajar, quiero nada más que comer y dormir y si tenés chicos no se puede, hay que atenderlos, bañarlos, darles de comer… En fin, que me parece de admirar, realmente! Tener hijos no es solamente «tenerlos», es todo lo que describís y, obviamente, las recompensas de amor que te traen no se comparan con nada, no?

  • mechi| 30 noviembre, 2016

    Holaaa!!!! Acá estoy, tarde pero seguro! Gracias Alice por tan lindo post, por tu mirada sobre la maternidad. Mis hijos quedaron encantados de haberte visto otra vez. Sobre todo Sofi, que pregunta cuando te vamos a visitar de nuevo?
    Lindo, lindísimo verte, como siempre!!!!!!
    Besos a todas!!!!!
    Mechi

  • Gera| 30 noviembre, 2016

    Gracias por compartir Ali. Un placer leerte aunque no siempre deje comentarios.

  • Pia| 1 diciembre, 2016

    Alicia, te diré que Mechi es una santa y sus hijos unos ángeles, de esos que no se ven en ningunaaaaaaaaaaaa parte.
    Yo no tengo hijos y la verdad… verdadera tengo alergia a los niños, me gusta verlos de lejos y decir que son lindos, pero de ahí no más.
    Soy profesora… quizá eso te de una pista del por qué de mi «alergia», llegó el punto en que no soporté niños malcriados y papás que a veces son peor.
    Bien dices que los niños son el reflejo de su hogar, solo que los chicos de ahora carecen de hogar, de padres, de una figura que de afecto, pero que a la vez delimiten, guien y sean quienes formen a los niños.
    Quizá mi experiencia no ha sido la mejor y por eso mi forma de opinar, pero yo he llegado al punto de decirle a algunos conocidos que a mi casa no regresen con sus hijos: suena muy fuerte, pero como dice el dicho: prefiero una vez colorada, que ciento descolorida.
    También si estoy en un lugar público y hay chicos malcriados y/o groseros cerca mío y veo que sus papás hacen caso omiso de su actuar prefiero cambiarme de mesa, irme del lugar y en muy contados momentos hacer ver mi molestia o solicitud de llamar al orden a los «angelitos».
    Quizá muchos odien mi opinión, pero creo que me han tocado las peores experiencias y de ahí mi alergia.
    Un BUENA POR ESA para Mechi y sus hijos, como me gustaría un día ver chicos así

    • Alicia's Own| 1 diciembre, 2016

      Pía, qué tremendo… pero qué sincera! Si sos profesora entonces sabés desde qué lado lo decís, te entiendo. Hoy en día el docente en general no está muy apoyado por los padres y la tiene que remar solo! Y todavía se pretende que eduque a los chicos! En mi caso, si bien he tenido algún que otro alumno difícil, nunca llegué al punto de no soportarlos pero que en el momento tenés ganas de echarlos de la clase… ninguna duda!! 😀

  • Shila| 1 diciembre, 2016

    Alicia yo recien estoy descubriendo este complejo mundo del parenting. Yo no era muy simpatica con los ninitos de hecho no me gustaban mucho ( suena feito, lo se! ja ja ja ) hasta que a los 40 comenze a sentime rara y empeze a mirarlos con carino, me parecian lindos y hasta me dieron ganas de tener uno . Hoy ya tiene un anito y 4 meses y hasta ahora lo unico que realmente se es que hay que tener mucha paciencia, un dia es tranquilo y encantador y al otro dia es wild y claro ahi es cuando te llenas de paciencia y entiendes que lo amas mucho y tienes que corregirlo de la mejor manera porque estas moldeando a una personita que ira creciendo y haciendo de las suyas y alli estaras con tu paciencia tratando de educar lo mejor posible. Ojo de que hay ninos maleducados e insoportables si que que los hay! y de que hay padres que no corrigen tambien.

    • Alicia's Own| 1 diciembre, 2016

      Hola Shila! Qué lindo cómo describís tu cambio de parecer! 😀 Totalmente, educar con paciencia y amor es la clave. Eso también ayuda a que el chico aprenda a comportarse 😉

  • Vanesa| 1 diciembre, 2016

    Que relato sencillo pero encantador!!
    Yo soy del club de los que no tengo hijos, que me gusta ver en ellos?? la curiosidad que tienen, como te responden si se dan cuentan que les prestas atencion, la manera de expresarse..el otro dia mi vecinita le dice al papa…»bueno jugo un poco y cuando me decis vamos…vamos jijij una genia».
    Y tambien soy de observar el comportamiento de las parejas, de esos padres que pasa algo y se desliga…dejando tooooda la carga a la mujer. Y aquellos que son un team!, pero algo que me sobre admiro es ese poder de madre de hablar con vos y a la misma vez estar atenta a sus polluelos!
    Que genia Mechi, soy de leer su blog y me cae 10! puntos.
    Saluditos

    • Alicia's Own| 1 diciembre, 2016

      Hola Vanesa! Es lindo observar tanto a los chicos cuando, por ejemplo, juegan entre ellos o cuando están con sus padres. Uh, sí, padres o madres que se desligan hay muchos!! Pero por suerta también hay quienes son responsables y se hacen cargo!

  • gladys| 1 diciembre, 2016

    Que lastima que en Argentina haya tan pocas Mechis!! Aca, ciudad de Bs As. Y cordon bonaerense «la educacion» va de mal en peor, me consta que no ocurre lo mismo en el interior.

    • Alicia's Own| 1 diciembre, 2016

      Gladys! En serio? No sé, a mí me parece que no tiene que ver con países, es como lo educa cada quien. Acá en Londres te digo se ven muchos chicos que están bien educados y otros que son un berrinche andante y los padres unos indiferentes totales! En Argentina me gusta ver que los chicos hablan y cuentan sus cosas y comparten mucho con sus padres y hay mucho cariño familiar. No sé, me parece, claro que también hay muchos ejemplares como los que vos mencionás! 😀 😀

  • nuri148| 2 diciembre, 2016

    ¡Bien por Mechi! Seguramente es una persona consecuente que hace lo que dice y dice lo que hace; y los chicos eso lo captan, y saben que si les dice «ahora no» es por una buena razón que en su momento les habrá explicado o les explicará.
    Dicho esto, también es cierto que hay chicos con personalidades y caracteres distintos y a veces pueden ser difíciles por mucho que los padres se esmeren (o al revés, son un encanto a pesar de padres desastre); en ese sentido cioincido totalmente con vos: te banco los lloros o berrinches del chico *siempre y cuando vea que los padres se preocupan por calmarlo*
    La semana pasada, sin ir más lejos, vuelo BGT-BCN, atrás mío un nene de unos 6-7 años se la pasó pateando el asiento. Le dije a la madre q por favor le dijera de no hacerlo «porque cada vez que patea o apoya los pies en el respaldo yo lo siento en la espalda»; ¿te creés que la cajetuda le dijo algo? ¡Qué va! Tan indolente la doña q en el aeropuerto los llevaba con correa* a él y al hermano (unos 2 años mayor – y atados a su cintura, ni siquiera de la mano).
    *práctica que me produce un rechazo visceral

    • Alicia's Own| 3 diciembre, 2016

      Nuri, es tremendo ver que los llevan como perritos! Significa que no tienen autoridad para nada como notaste por cómo te molestó el niño durante el vuelo y la madre no hizo nada! Eso sí molesta!