Aprender A No Relacionar

taza

Hace 11 años que vivo en Londres, este año harán 2 que falleció mi mamá y que regalé mis cosas amadas (o sea, mis libros), guardé en una valijota mis fotos de toda la vida y dejé que las personas que ahora viven en mi casa la vacíen y le den nueva vida.

Si me habré desprendido de cosas… Comprarme cosas para atesorar no me importa ahora. Y si compro, no les pongo cariño. Me tiro todo encima con ropa que al cabo de dos  años regalo si me aburre o me tiro todo encima con viajes. O una linda salida.

No me importan las cosas.

Sin embargo ayer, a Ale sin querer se le cayó mi taza. Y se rompió.

«Uh, Ale!», me quejé pero bueh.

Pero bueh? Esa taza me la había regalado mi Tía Chola hace mucho tiempo, al poco que me vine a vivir acá. La taza era genial porque era grande, estaba llena de caramelos y lo que me parecía muy práctico, se podía meter al microondas.

Mi tía, me parece, no ocupa un lugar de AMOR o de suma importancia en mi corazón pero no fue por ella el incidente de la taza sino porque me recordó una conversación con mi papá, en la que yo le pedía que le dijera a la tía que muchas gracias de mi parte que la taza me parecía genial.

Mi papá se había puesto muy contento y me dijo que le diría y al otro día me contó que mi tía también se había puesto contenta cuando él le contó.

Bueno, eso. Una taza que se rompió me recordó una conversación de lo más normal pero me produjo una tristeza nostalgiosa que todavía no se me va.

Algo así como enfrentarme al recuerdo de una normalidad que ya no vivo, a voces que no escucho más, a rutinas que tenía (llamar a mis padres todos los días) y a pequeños placeres cotidianos a los que uno se acostumbra sin saber.

Y un objeto roto te puede cambiar el día.

Comentario (46)

  • Grace| 4 abril, 2016

    Huy, estaba escribiendo y no se que toqué se me fué al traste todo el comentario.
    Te decía que te entiendo porque tambíen me sucede aunque intento no hacerlo; podemos llegar a acumular demasiadas cosas solo por un recuerdo y no puede ser.
    Para tu consuelo te diría que esa taza tan linda puede transformarse en un hermoso macetero para unas suculentas, no te parece?

    Besos.

  • estelita redelico| 4 abril, 2016

    en verdad te entiendo. a mi me pasa con cosas que me regalo mi abuela y muchas veces cocino y uso esas cosas y me acuerdo de ella, de momentos y la extraño, Pero que bueno todo lo que contas sobre el desapegarse de las cosas. Hasta hace no mucho yo era de las que guardan todo, ahora me desago y celebro cada cosa que tiro todos los dias. somos esencia pura, nada tenemos que ver con las cosas. Los recuerdos estan en el corazon y esa taza seguro cumplio su ciclo, y se fue. Te saco un recuerdo antes de irse. Nada mas. No se si leiste el libro de Marie Kondo, si no lo leiste aun te lo recomiendo. UN beso y buena semana, si queres pasate por mi blog porque estoy segura te va a gustar el posteo de hoy, toca un tema muy lindo. Besote

    • Alicia's Own| 4 abril, 2016

      Siii Estelita, lo estoy leyendo de a poco porque me está cambiando bastante el bocho!!! 🙂 🙂 Muy lindas tus palabras, gracias por pasar!

  • Irene| 4 abril, 2016

    Qué lindo lo que escribiste Alicia. Justo ayer vino mi mamá de visita y trajo un montón de cosas que «yo ya no voy a usar y a vos te pueden servir», me genera una mezcla de sentimientos que todavia no puedo definir… Algunas cosas son úiles y me vienen bien (x ejemplo una bandeja, un frasco grande), otras no necesito y ni siquiera son lindas o «de recuerdo» (latita con forma de corazón). Encima yo tengo la costumbre de tirar/regalar todo lo que no me hace falta… En fin… Beso grande!!!

    • Alicia's Own| 4 abril, 2016

      Irene, si te desprendés tan fácil quiere decir que realmente disfrutás de tu presente y atarse sentimentalmente a algo te pone triste así que bien por vos! Beso y gracias!

  • Mamy a la obra| 4 abril, 2016

    Ay Ali, la verdad que soy la menos indicada para hablar de estos temas!! si soy la nostalgia caminando yo!!
    Solo decirte que mi frase de cabecera siempre es «todo lo que vivimos nos trajo hasta hoy» y gracias a ellos somos lo que hoy somos; a mi eso me ayuda a recordarlos con mucho amor y tratando de ponerle alegria, recordar aquellos momentos y hacerlo con una sonrisa….ayer justamente me acordaba de un amigo muy cercano que perdimos hace unos tres años y piquito, era un chico tan negativo, tan, tan negativo que hasta gracia te daba….una vez se cruzo con una demostracion callejera de payasos y malavaristas y el estaba ofuscado porque decia que habia «un piquete de payasos»!!! Yo prefiero recordarlos asi, con una sonrisa……intentalo, es lindo.
    Te mando un beso gigante, gigante y un abrazo apretado. espero que tengas una linda semana!!

    • Alicia's Own| 4 abril, 2016

      Gracias, me sacaste una sonrisa cómo recordás a tu amigo y me encantó tu frase, la voy a adoptar! Besos!

  • Gise Four| 4 abril, 2016

    Uffff el apego a los objetos, imposible no tenerlos! Aunque cargado de cierta nostalgía es ncesario permitirnos que afloren esos recuerdos, asumirlos, atesorarlos… abrazo!

    • Alicia's Own| 4 abril, 2016

      Sí, Gise, tal vez sea que hay que asumir los recuerdos y la nostalgia. Gracias por tus palabras.

  • FloraBA| 4 abril, 2016

    Te entiendo, porque hay cosas que te disparan recuerdos y pensa en que tu taza te trajo un recuerdo que de otra forma no hubieras recuperado.
    Creo que esta bien que algunas cosas te traigan un recuerdo, un mensaje, un algo…
    De otra forma las perderíamos.

    Beso,

    Te entiendo, extraño a mi papa todavía.

  • veropalazzo| 4 abril, 2016

    Creo que si no fuera esa taza, sería cualquier otra cosa. Y mientras sean lindos recuerdos, hay que quedarnos con eso aunque nos dejen un sentiemiento de tristeza y nostalgia por los que no están. Y si no la tiraste… ponele una plantita para que te siga trayendo ese feliz recuerdo, sin ponerte triste. Un abrazo!

  • Cecilia| 4 abril, 2016

    A mí me pasa que no es siempre igual. Hay días que un objeto, o una foto, o cualquier recuerdo despiertan sólo una sonrisa y hay otras que motivan un mar de lágrimas… Por eso te comprendo. Una puede estar bien plantada en sus decisiones y en valorar el presente sobre la nostalgia, pero hay días grises!!. Ah, yo también compré el libro de Marie Kondo, pero todavía no lo leí!!! Me estaré resistiendo al desapego? je je
    Abrazo enorme

    • Alicia's Own| 4 abril, 2016

      Gracias Cecilia! Sí, es cierto, están esos días grises con muchos nubarrones…. 🙂 Besitos!

  • Javier Lorenzo| 4 abril, 2016

    Hola Ali… No sabía lo de tu mami… lo siento muchísimo…
    Hace un tiempo, que al menos yo… te noto entre nostálgica, melancólica y extrañando… en algunos post que escribiste últimamente. Te lo quise decir antes porque ya me había parecido, pero no me animaba… También se te nota eso sí la garra de siempre, la optimista, la buena onda y la calidez. Solo sé que quiero escucharte, mejor dicho leerte,… otra vez Pum para arriba…

    Te mando un cariño inmenso con todas las buenas ondas….

    • Alicia's Own| 4 abril, 2016

      Muchas gracias, Javier por tus lindas palabras! Sí, me parece que ando extrañando volver pero tengo que esperar!!! 😀

  • Yolanda Fernández| 5 abril, 2016

    Sí, querida Alicia, uno se engancha con las cosas y las relaciona con las personas, pero eso no es sano.
    Al final, sólo somos lo somos: un alma que camina dentro de un cuerpo, sin objetos, sin ropa, sin bienes, sin autos, sin casa. Todo eso se queda acá y se pierde, por eso debemos trabajar para que nuestra alma, lo bonito que somos y actuamos, se quede con las personas que nos quieren y queremos. Lo que somos se quedará en los recuerdos que podamos sembrar, todo lo demás se va.
    Me parece excelente que, como dices, «te tires todo encima» porque al final eso es lo que te llevarás cuando ya no estés.
    Tú eres una linda persona, estás sembrando bonito, instruyendo y dejando recuerdos hermosos en tus lectores, eso es muy positivo.
    Un saludo y mucho cariño para ti. Sigue siendo feliz…

    • Alicia's Own| 5 abril, 2016

      Hola querida Yolanda! Siempre con las palabras cariñosas, justas y te agradezco tanto! Me gustó eso que decís que somos un alma que camina dentro de un cuerpo, qué hermoso! Y cierto! Gracias otra vez por pasar y comentar. Abrazos!

  • Marce| 5 abril, 2016

    Hola Alice! Es tan real Lo que decis. …hace un par de años arranque un proceso interno para despegarme de lo material, solo guarde fotos y algunos detalles q me recuerdan a la niñez y a momentos con seres queridos. ..mi abuela fue una gran referente en mi vida y se fue hace 3 años, la extraño y mucho….pero ella también me enseñó a no apegarse a las cosas…puedo escribir horas sobre ella…Jaja y decidí no quedarme con ninguna de sus cosas…solo su perfume y su rosario preferido. ..por otro lado, estoy en un proceso de estoy preparacion para mudarme a otro país, y creo que esa filosofia va a ayudar al proceso de desarraigo, vender todo, poner toda tu vida en un par de valijas y volar…tmb creo momentos q se guarden en mi mente y corazón, dado que los llevas en un lugar de donde nunca pueden salir. Espero poder Lográrlo! Te mando un beso grande y gracias X el disparador a la reflexión! ☺

    • Alicia's Own| 5 abril, 2016

      Marce, muchas gracias por tus palabras y está bueno que ya vayas haciendo «click» porque si te vas a mudar de país eso requiere mucha fortaleza para dejar el pasado atrás y eso se materializa, primero, en deshacerse de recuerdos materiales. Mucha suerte y te va a ir bárbaro! Besos!

  • Marchu| 5 abril, 2016

    Un beso grande Alice, de alguna forma esos recuerdos son parte de uno. Muy hermoso lo que contas!! No sabía lo de tu Mami, otro beso y un abrazo!! Me quedé pensando en tu taza, trató de hacer plantas en agua, tipo potus, que voy cortando de otras plantitas ( mías) y así hago nuevitas, las pongo en agua y a veces las paso a tierra. Es una idea para reutilizar tu taza!!cariñote

  • Pilikina| 5 abril, 2016

    Creo que en este caso no es la taza, si no los recuerdos que te han traido.
    Y en cuanto a los objetos que acumulamos, pues es mejor regalar lo que ya no utilizamos pues quiza a otros les viene bien. Hace tiempo intento practicar la ley del desapego y el día que me da por hacer limpieza me quedo super agusto.

    • Alicia's Own| 5 abril, 2016

      Sí, claro, la taza materialmente no tiene gran valor sino lo que me trajo de recuerdos. Gracias!

  • Andrea| 6 abril, 2016

    Hola Alicia!!! Solo los que estamos lejos sabemos de esa mezcla de emociones…y lo duro de transitarlas a diario…pero seguramente,si no tuvieramos la fortaleza para trabajarlas Dios no las hubiese puesto en nuestro camino.Te entiendo!! La nostalgia,la felicidad,la tristeza,son momentos ninguno es para siempre!!!Besos
    Andrea

  • Luisin| 7 abril, 2016

    Hola, me pasa lo mismo con cosas de mis abuelos. Me puse un límite (tengo tendencia a acumular) solo me quedo con fotos, manuscritos, cartas y algunas cosas pequeñas hechas a mano por mi abuela, (unos pañuelos bordados). Nada más, el resto de los objetos que en sí compraron, los regalé o tiré. Me sentí muy bien cuando hice esa selección, hasta les doy más valor a esas pocas cosas, pero valiosas. Esta bueno leer que a alguien le pasa algo parecido y compartirlo!

    • Alicia's Own| 7 abril, 2016

      Sí, Luisin, sabés, tenés razón. Leer que a otros les pasó lo mismo y que pudieron salir adelante con pocos recuerdos materiales, ayuda. A mí me ayuda leer los comentarios que me dejan, como leí el tuyo. Y a vos te pasa lo mismo. Claro que es bueno compartir! Gracias por hacerlo!

  • Vesper Lind| 7 abril, 2016

    Oooh!! te reentiendo porque a mi me pasaba eso , al poco tiempo que murio mi mama parecia que estaba todo bien y de golpe algo me sacaba de mi sitio y me traia recuerdos , nostalgias o simple tristeza, pero pasa …. el tiempo es algo magico que va como adormeciendo todo y es justo porque si no fuese asi uno no podria vivir con tanta tristeza, en fin!!
    Y con respecto al apego a las cosas me pasa igual ,ya no les tengo tanto como antes no me hago tanto problema y entiendo que se tienen que gastar o romper , es que cuando mueren los padres creo que hace que uno tome real conciencia de los «finito » que es todo y quizas algunos decidimos seguir de mejor manera , en la certeza de que la vida termina y no vale la pena detenerse en cosas o personas sin importancia ….
    Besos como siempre , me encantan tus post , me ponen a pensar y me hacen bien , jaja , al otro lado del mundo a alguien le pasan cosas parecidas a mi y las compartimos ,que locos no ????

    • Alicia's Own| 7 abril, 2016

      Sí, una cosa es que te deshagas de cosas que vos comprás pero otra muy distinta cuando pertenecieron a tus padres o a familiares que no están o tienen algo que ver con ellos. Gracias por tus lindas palabras y es cierto, no importa dónde vivamos, parece que en algún momento todos nos sentimos identificados! 😀 Besos!!

  • Daniela Ibañez Miller| 7 abril, 2016

    hola alice
    algo que vengo poniendo en practica hace un par de años es vender todo lo que este en condiciones y no se use. a través de mercado libre fui descartando varias cosas, de ultima quedan en fotos pero prefiero sacarme cosas de encima que solo ocupan lugar en la casa.
    todavía no llego a desprenderme de fotos,cartas, apuntes de la facultad(me recibí hace 10 años)pero la filosofía es, por ejemplo, vendí los pantalones para embarazadas y con ese dinero le compro el uniforme a mi hijo que esta empezando el jardín de infantes…je.
    saludos desde córdoba.

    • Alicia's Own| 7 abril, 2016

      Ah, muy buena tu idea y qué lindo lo que hiciste para comprarle la ropa a tu hijo, bien! Sabés que yo no bien daba un final quemaba los apuntes? Cuando algunas compañeras se enteraron, me iban a esperar a que diera el final para llevarse mis apuntes!! 😀 😀 😀 No podían entender que me deshiciera de todo!! 😀 Besos para vos que estás en Córdoba hermosa!!

  • Marisa| 8 abril, 2016

    Si, es dificil. Tengo muy POCOS objetos de los cuales estoy MUY apegada, porque todos en sí me llevan a personas que no están mas conmigo, pero con lo cotidiano soy muy desapegada, cumple función, cumple ciclo o momento o gusto, y listo afuera…Antiguamente me daba mucho resquemor tirar fotos impresas, no podía, por eso ahora adoro lo digital porque o guardo o elimino sin remordimiento! Hace unas semanas leí la nota a Marie Kondo en La Nacion y lo anote para leerlo en algun momento!
    En cuanto a tu recuerdo, si, creo que las situaciones vividas mas cotidianas son las que mas se extrañan! Extraño mucho la voz de mi Papa y odio que en aquella epoca nos nos haya acompañado la tecnologia y solo tenga filmaciones en Super 8 mudas.
    Cariños!

    • Alicia's Own| 8 abril, 2016

      Hola Marisa, sabés que tenés razón? Uno borra las fotos digitales como si nada, pero cómo cuesta tirar las de papel, aunque estén movidas!! Gracias por tus palabras tan lindas, besitos para vos también.

  • nuri148| 8 abril, 2016

    Yo vengo de una larga progenie de acumuladores; por suerte andar mudándonos por el mundo me ayudó mucho a poner en perspectiva y desprenderme de un montón de objetos-recuerdo; otras todavía no puedo. Encima como van pasando de generación en generación, llega un momento que decis «y si vale algo como antigüedad?» pero a la hora de la verdad jamás me molesté en averiguar si alguno de todos los cachivaches que tengo vale algo!

  • Anónimo| 10 abril, 2016

    Hola Alí!

    Las tasas son uno de los objetos personales que más me llegan, no se si me lo inculcó mi mamá o de repente se me hizo un TOC. Los demás objetos como que no me interesa.
    Siempre tengo la misma en casa y otra en el trabajo.
    La de Keep Calm que me regalaste la tuve hasta hace poco cuando manos anónimas me la rompieron. No sabes la mezcla de bronca y desazón por las cicunstancias de la pérdida.
    Como siempre tus post buenísimos.
    Un beso
    Loli

    • Alicia's Own| 10 abril, 2016

      Gracias Loli! No me digas que se rompió!!! 🙁 Te llevo otra cuando vaya, recordámelo! 😀 😀

  • Belén V.| 11 abril, 2016

    Alice, te recontra entiendo… soy de apegarme a las cosas, acordarme quién me las regaló o situaciones vividas, y cuando se rompen… chau! (me cuesta hasta tirarlas cuando eso pasa)
    Hay un objeto del que todavía me duele haberlo perdido… era un prendedor de mi abuela, cero valor económico porque era, como decía ella, «bijou» pero ordenando sus cosas lo habíamos encontrado junto con otro y mi mamá me los dio para que yo los tuviera. Un día los usé para ir a trabajar y después a cursar, pero entre salir del kinder y el subte algo pasó, y en el camino me di cuenta que no lo tenía. Volví sobre mis pasos mirando el piso, entré al cole y pregunté a todos los que veía y revisé en cada lugar donde había estado… pero sin suerte. Me acuerdo que ese día fui llorando en el subte, y el otro prendedor quedó guardado y nunca lo usé, no fuera que también le pasara algo.
    Y no te cuento con cosas del Nonno… guardé corbatas que yo le había regalado y otras cosas más, cuando me mude no sé qué voy a hacer con todo!

    Se me ocurre que tu taza puede convertirse en una linda macetita o, incluso, en una vela decorativa (y que se puede volver a hacer vela siempre)

    Besotes!
    B.

    • Alicia's Own| 11 abril, 2016

      Ah Belusita, ves, es tremendo cuando uno recuerda tanto a sus seres queridos a través de objetos porque cuando pasa lo que contás, se te rompe el corazón… No te preocupes con pensar cómo harás en un futuro, todo llega a su tiempo y uno evoluciona. Besos!

  • algobonito| 12 abril, 2016

    Ali por fin te puedo comentar desde mi trabajo!
    No sabés cuán identificada me siento con este post, sobre todo después de lo que pasó el finde. El viernes a la noche me enteré que mis papás venden el auto que tenemos hace casi 15 años y me agarró una angustia, sin pensarlo tanto me fui para casa y me despedí. Es difícil de explicar, pero no fue una despedida del auto sino de todos los momentos vividos con él. No es que su partida implique un borrón de memoria, pero no puedo evitar relacionarlo con gente que ya no está, mascotas que ya no están, momentos que pasaron y que no van a volver. Ahora estoy más tranquila, sé que es un cambio para bien, y también soy totalmente consciente de que estas cosas no me pueden seguir pasando, pero es tan complicado.
    Ayer mi jefa me dijo algo que me dejó pensando: «si no tenés otra preocupación que la venta de un auto, alegrate porque en tu vida estás muy bien». Quizás deba dejar de sentimentalizar algunas cosas, aferrarme a otras y seguir. Como crecí viendo cuánto les costaban las cosas a mis papás, siempre cuidé mucho mis objetos al punto de tomarles cariño. Debe ser eso lo que me complica dejarlos ir. Pero debo hacerlo.
    Un beso Ali!!

    • Alicia's Own| 12 abril, 2016

      Ayita, no me digas!!! Sabés que te iba leyendo e imaginaba todo lo que me contabas y claro, cómo no entenderte! Besitos y tu jefa tiene razón y está bueno que lo tomes con felicidad y agradecimiento! Besos!

  • error

    Te gustó mi blog? Podés compartirlo clickeando: